..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 27 de diciembre de 2011

...y mis ojos no lloran


¿Para qué he de soñar en amores
si está oscura y lluviosa la tarde
y no vienen suspiros ni aromas
en las rondas tranquilas del aire?
JRJ

Un día entero tras querer lograr mis propósitos, un día perdido de mi vida...como tantos otros. Como todos los días...Trabajando sin conseguir ninguna productividad, un día lleno de vicisitudes, de contratiempos, de contradicciones; de órdenes y contraórdenes en el trabajo. Horas desesperantes, llenas de sinsentido, vacías, vivir sin vivir...es como un pasar de largo...

Y llego a mi casa, y lanzo el bolso contra el sofá y me desplomo con las piernas en forma de tijera y cierro los ojos y me masajeo la frente con los dedos índice y corazón...aquí hace calor, he dejado la calefacción casi a tope. Me levanto del sofá y me voy desnudando por el pasillo, dejando tiradas las prendas que me voy quitando: el abrigo, las botas, el vestido, las prendas interiores. Abro el grifo de la bañera y me preparo un baño de sales. Estoy agotada. Pienso en la situación, sé que pronto me quedaré sin trabajo. Veo recortes por todas partes, la publicidad de la empresa ha caído en picado. El rumor de que el sistema financiero  mundial está en quiebra es ya un lamento generalizado. Me sumerjo en la bañera, respiro hondo, el agua entibia mi piel como una caricia...

Salgo reconfortada del agua perfumada. Me envuelvo en el albornoz y me pongo las zapatillas. En la cocina me preparo una infusión de té rojo. No tengo apetito, hemos estado picoteando con la peña. Vuelvo al sofá, busco el mando, la pantalla de la tele arroja basura...¡qué asco¡...Todo está manipulado, hasta los documentos de la dos; esos que ve todo el mundo mientras al mismo tiempo se traga sin escrúpulos bazofias frikianas...Joder que vida. Los documentales  de la vida de los animales, esos que parecen tan ajustados a la verdad también están manipulados...esa leona, o ese tigre, no están donde tienen que estar cuando hay que estar. El otro día me lo comentaba un experto (siempre hay un experto para cada cosa) que el león que parece que mira a las cebras eso es de otra grabación anterior, que todo está amañado, que son montajes. ¿Pero los "montajes"--le pregunté--esos sí son de verdad, verdad?...¡Ya¡ bueno, esos sí...hay que esperar el momento...eso hay que ponerlo, no ya para documentarse sino también para que nos divirtamos...(Je,je ¡Estos expertos¡...)

Me relajo y me tumbo en el sofá, busco un momento Zen...ese momento relajante y tranquilo, lo busco desesperadamente...¡no hay manera¡ Ya lo sé; Zen y desesperación no son compatibles.

Invoco a los dioses ¿Qué dioses? ¡Dónde estarán ahora aquellos antiguos dioses griegos¡...quizás estén dando tumbos por esas galaxias...quizás ahora estén hasta los mismísimos, cargados hasta los topes de todas esas energías bautizadas por los científicos con esos neologismos, con esos modismos informáticos; palabras nuevas inventadas para estos tiempos modernos...vueltas y más vueltas, quizás para llegar a otro punto de partida, a otro Big Bang...Y por cierto ¿las puertas se abren girando la llave hacia la derecha o hacia la izquierda?...Pura demagogia de un político de tres al cuarto. Yo creo que las puertas se abren con todo tipo de tarjetas: magnética, bancarias y de lo que sea...

Una vez más intento relajarme, vuelvo a cerrar los ojos y sigo buscando...con anhelo...buscando ese punto de autocomplacencia...con fruición...ese momento Zen...que para mi es la antesala del placer...

lunes, 19 de diciembre de 2011

...un pulso...


No hace mucho una persona (varón) me propuso echarle un pulso...y yo lo entendí en el sentido coloquial de clavar los codos enfrentados en una mesa y hacer fuerza con las muñecas. Ante éste despropósito, siendo yo una mujer, no pude evitarlo y le solté un par de parrafadas, que pensándolo ahora, me resultan carentes del más mínimo estilo elegante.

Pero mira tú por donde, que enseguida reaccionó diciendo: "ah, no, no, un pulso con otro tipo de músculo, el de la lengua". Confieso que me dejó un poco desconcertada, pero enseguida intuí que lo que le gustaba a este tipo era ganar...

Acepté el reto, y...¿fui yo quien le gano?...fue un largo, intenso y demorado morreo atornillado...se quedó sin palabras, hasta que reaccionó y dijo: "ganar, ganar, lo que se dice ganar...tampoco es hacerse el antihéroe con eso de que el fracaso ennoblece tu empresa...pero ganar es como el éxito...otro mal entendido...aunque también sé callarme, sí".

Y al final fue él el que me dejó sin palabras...Y es que a veces vale la pena intentar otras posibilidades...

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Las mujeres y el hijo del carpintero


Verdades como puños de los Santos Evangelios

Marcos dice:
"Estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, y puesto a la mesa, llegó una mujer llevando un frasco de alabastro y lo derramó sobre su cabeza"

Después de esto hubo un encendido debate sobre el derroche que la mujer hacía. El ambiente se caldeó y Jesús zanjó el asunto con estas palabras: "Os digo de verdad: donde quiera que se predique el evangelio por todo el mundo, se hablará también de lo que hizo "esta" en recuerdo suyo"

Mateo dice:
"Jesús estando en Betania, en casa de Simón el leproso, se le acercó una mujer con un pomo de alabastro con un perfume muy caro y lo derramó sobre la cabeza de Jesús, que estaba sentado a la mesa."

Lucas dice:
"Uno de los fariseos le rogó que comiese con él; cuando entró en la casa del fariseo se recostó a la mesa. Y de pronto una mujer, que era pecadora pública, cuando supo que estaba a la mesa en casa del fariseo, llevando un pomo de alabastro lleno de perfume, poniéndose detrás, junto a sus pies, llorando empezó a bañarle los pies con la lágrimas y los enjugaba con los cabellos, y le besaba los pies y los ungía con el perfume."

Juan dice:
"Así que Jesús marchó a Betania, donde estaba Lázaro, el que Jesús había resucitado de entre los muertos. Así, pues, le ofrecieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaba a la mesa con él. Y María, tomando una libra de perfume de nardo auténtico, muy caro, ungió los pies de Jesús, y le enjugó los pies con sus cabellos; y la casa se llenó con la fragancia del perfume".

Preguntas que vienen al caso:

¿La mujer que llegó a casa de Simón el leproso en Betania y derramó un frasco de perfume sobre la cabeza de Jesús, es la misma que estando Jesús en la casa de un fariseo llegó y le bañó los pies con un frasco de perfume y los enjugó con sus cabellos?

¿O es María, la hermana de Lázaro, la mujer pública y pecadora, quien derramó el perfume sobre los pies de Jesús y los enjugó con sus cabellos?

¿Son todas estas la misma mujer, o son varias las mujeres que hicieron esto con Jesús?

Y para terminar la pregunta del millón: ¿De cual de ellas se hablará por todo el mundo en recuerdo de lo que hizo?

La conclusión que yo extraigo de todo ello es que en esas casas olía muy mal, y las mujeres, disimuladamente, trataban de amortiguar el hedor...

¡Ah¡...y ya de paso podríamos preguntarnos:

¿Qué nos está pasando, a nosotros, sí; a la Puta Humanidad, para que la Biblia sea el best seller más vendido de todos los tiempos?...Pues al fin y al cabo es una recopilación de rollos y rollitos, de documentos descontextualizados y vueltos a contextualizar y que muchos de ellos se repiten hasta la saciedad...Quizás sea sólo eso; una reliquia para coleccionistas.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Sobre valorar o sobrevalorar...


Es una cuestión personal...(esto es muy subjetivo.) El momento en que veo más grande a un hombre es cuando está de rodillas ante mi...

domingo, 27 de noviembre de 2011

Inmortales...perecederos...


Todo es flor de un día, todo pasa y todo queda...
Todo fluye y todo se transforma.
El contenedor de basura se tragó
mis revistas y periódicos trasnochados
y un manojo de rosas rojas secas.

Toda la mercancía de supermercado se convertirá en alimento de cloacas...y hasta mi mente calenturienta e invisible desaparecerá con el soplo de la muerte.

Todo pasa y nada queda...hasta ese afán de vestirlo todo de inmortalidad. Quizás ese sentimiento sea la esencia, la ilusión de no saber, que puede que...a pesar de todo, algo intuyamos...como aquel viejo sabio chino, Zhuangzi que dijo: "Una vez soñé que era una mariposa, y ahora ya no sé si soy Zhuangzi que soñó que era una mariposa, o si soy una mariposa que sueña que soy Zhuangzi"

"Somos de la misma materia con que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños" (Shakespeare) "¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño, que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son" (Calderón)

Y cuando ya me alejaba de los contenedores, se acercó a ellos un anciano dando pequeños saltitos, revolvió entre los periódicos y cartones, y con el júbilo reflejado en sus ojos, fue metiendo algunos de ellos en una bolsa de plástico...quizás había encontrado lo que buscaba: ¡un tesoro antes de morir¡

                                  *******

Una vez yo, Zhuangzi,
soñé que era una mariposa que revoloteaba sin rumbo
libando aquí y allá, satisfecho con mi suerte
e ignorante de mi estado humano.
Al despertarme, bruscamente descubrí sorprendido
que era yo mismo.
Ahora ya no sé si fui un hombre que soñaba ser una mariposa
o si soy una mariposa que sueña ser un hombre.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Odisea...


"Nunca, nada, nadie. Tres palabras terribles; sobre todo la última. (Nadie es la personificación de la nada.) El hombre, sin embargo, se encara con ellas, y acaba perdiéndoles el miedo...¡Don Nadie¡ ¡Don José Maria (no) Nadie¡ ¡El excelentísimo señor don Nadie¡ Conviene que os habituéis--habla Mairena a sus discípulos--a pensar en él y a imaginarlo. Como ejercicio poético no se me ocurre nada mejor.
Hasta mañana".

Antonio Machado


sábado, 12 de noviembre de 2011

El último mono


El último mono será el primero...
¿Cierto?
El último mono se da cuenta de que lo es.
¿Y no es menos cierto que el último quiere ser el primero?
¿O no dice la Escritura: "Los últimos serán los primeros"?...
Ser el último con la esperanza de llegar a ser el primero ¿no sería, en todo caso, un acto egoísta disfrazado de humildad?
Pero claro, eso sería ya entrar en otros contextos...

lunes, 7 de noviembre de 2011

Introspección


"Yo soy exactamente lo que ves--dice la máscara--y todo lo que temes detrás"
Elias Canetti "Masa y poder"

*****

Estoy sentada mirando, el panorama, la decoración, los contornos...
¿Soy parte de todo éste diseño?
Estoy situada en medio de la ciudad, un bello sitio emblemático. A través de un de los ventanales veo pasar a un montón de gente...y no conozco a nadie...
Volveré mañana, saldré, caminaré por las calles de la ciudad y veré un montón de caras desconocidas.
¿Las caras de mañana serán las mismas de hoy?...
La gente, ese concepto, ese montón heterogéneo de seres humanos...Y yo ¿formo parte de esa masa?...

Apuro el último sorbo del primer café de la mañana, indago en el fondo de la taza tratando de adivinar enigmas...escudriñando recuerdos...La memoria me trae una frase de George Berkeley que representa su pensamiento idealista: "esse est percibi". ¡Sus famosas frases¡ Algunas de las que despertaban cierto asombro en la facultad: inexistencia del mundo exterior material etc. Aseguran que causaban tal hilaridad entre sus contemporáneos que se burlaban de él con un "argumento baculino", consistente en coger su báculo de obispo, golpearle la cabeza y preguntarle entonces sobre la "inexistencia del mundo material".

Aunque sí es cierto que se puede estar entre la gente sin ser percibido, estar como de paso, como un  fantasma...sumergido en un río de personas atacadas por un estado de zombificación...ese "ser nada", esa cinésica no verbal expresada en el movimiento de los cuerpos.

¿Soy yo parte de esa reunión de extraños expuestos a la intemperie y al mismo tiempo camuflados, mimetizados, invisibles?...
¿Puedo ser yo sin saber si estoy?...¿Existir es, como asevera Heidegger, "estar sosteniéndose dentro de la nada?" O como lo plantea Sartre: "La nada no puede nihilizarse sino sobre fondo de ser; si puede darse una nada,ello no es ni antes ni después del ser...sino en el seno mismo del ser"? ¿O como lo plantea Hegel en "Ciencia de la lógica": "El ser puro y la pura nada son lo mismo"?

Todo ha sido ya muy meditado.
Estudiado.
Todo. Y siempre para terminar de esa forma tan poco original; con el célebre monólogo. Con el más célebre soliloquio de la Literatura puesto en boca  del Príncipe de Dinamarca. Con el "ser o no ser"...porque es es la cuestión...
  
¡¡Y la cuestión es para mi tan personalísima¡¡...tan rica en estancias interiores...tan inventarse la vida en busca de sensaciones...vivir es sentir que estás vivo...Y como dijo Hesse; "...cuando se conoce lo otro (tu inexplorado mundo interior) ya no se puede elegir el camino de la mayoría"...Y hoy más que nunca pienso que esa mayoría dirá que soy un ser egoísta ¡¡Y qué¡¡ si lo mejor que puedo hacer es olvidarme de revoluciones...porque de ellas lo que siempre queda al fin y al cabo son campos llenos de cadáveres...y zombis...

lunes, 31 de octubre de 2011

Destino, La parca


Llega, viene,
va, surge;
se crea, se desvela.
Nace, resurge, vuela.

Los abismos
Las cavernas
Los avernos
Las veredas

Tras un hálito va
cuando la noche termina.
Se aporta al aire.
Se arroja al sueño.

¿Porqué mi alma te acompaña
si, aún, eres inasible?
Dónde estás ahora,
Tú invisible?

                                   *****

El quid

Es bueno morirse uno si es de muerte natural...
La muerte es saludable. La muerte es buena. La muerte pone las cosas en su sitio. El caos y el cosmos; vida y muerte. El caos es el exceso de vida. El cosmos el regulador: la muerte es el orden y la vida es desorden...
La vida muere ¡viva la Muerte¡...

domingo, 23 de octubre de 2011

Me modelabas en sueños...


"Cuanto más te gusto a ti, más me gusto yo"

****

Anoche tuve un sueño,
soñé que tú me soñabas,
como Pigmalión me modelabas, 
con tus dedos diseñabas mi deseo...
¡me enamorabas¡...

Desafiando a Dios disparabas flechas al cielo, 
que regresaban teñidas de sangre de mi corazón enamorado...
flechas que te indicaban el camino de las torres babilónicas
para subir a los cielos con la espada titánica.
Yo miraba enardecida tu orgullo luzbeliano...
y me arrastrabas a ese mundo colosal
repleto de jardines con aromas y colores
¡tan bellos y magníficos¡
que pueden ser dibujados por la necesidad
de ese paraíso que sólo puede concebir
la imaginación de los enamorados...

lunes, 17 de octubre de 2011

Ingeniosa respuesta


¡Ya quisiéramos todos tener la capacidad de respuesta que tuvo George Bernard Shaw¡

Cuentan que este sagaz escritor, poseedor del Premio Nobel de Literatura y autor de una de las mejores representaciones de la obra de teatro, Pigmalión, y ganador de un Oscar por la adaptación de la misma para el cine, recibió en una ocasión una carta en la que habían escrito una sola palabra:

"Imbécil"

El escritor dijo sobre la misma al leerla:

"A lo largo de mi vida he recibido muchas cartas sin firma, es la primera vez que recibo una firma sin carta". 


lunes, 10 de octubre de 2011

A todos ellos...


"En los asuntos triviales, el estilo y no la sinceridad es lo esencial. En los importantes, también el estilo es lo esencial" Oscar Wilde


No sin cierta preocupación anoche me lo preguntaba, una vez más, antes de irme a la cama.

¿Qué clase de gente es ésta a la que leo a diario?

Y me paré a reflexionar muy seriamente sobre esta realidad que me rodea. Porque, a ver, está bien ampliar bibliografía, pero aquí no estamos hablando de eso; estamos hablando de gente que hace verdaderos malabarismos para obviar la realidad cotidiana...y se esconden tras un componente mágico que es como una continua sorpresa. Cuanto más me familiarizo con el mundo más me sorprenden sus hábitos, sus gestos, sus modos. La vida puede ser una aventura, no por desconocida, si no porque vamos aprendiendo a sortear obstáculos y hemos tomado nota. Y puede que para muchos se convierta en un milagro inesperado. Han descubierto ese potencial que a través de la escritura se convierte en algo mágico. Uno posee deseo en la realidad a la vez que recibe resistencia. Sin fricción, no hay conocimiento.

Y si todo me sorprende continuamente entonces mi problema es de orden sexual, porque me he mantenido virgen y a salvo de esa realidad. O quizás no; porque eso de la virginidad siempre es muy relativo...Y el modo de entrar en esa realidad, que implica una continua sorpresa y me sume en la perplejidad, sería sumergirme en ese río y dejarme llevar por la corriente...porque en resumidas cuentas, yo puedo anticiparme a todo eso y a creerme muy lista, pero cuando menos lo espere vendrá el realismo mágico y me pillará en bragas...

La construcción de un carácter se va forjando rastreando el conocimiento que tenemos de los demás, y solemos aplicar una lupa para tener una visión del mundo- La gente que ha llegado a conocernos, si es que realmente ha llegado ha hacerlo, jamás se atreverá a asegurarlo. Esto, sin embargo, no debería de preocuparnos demasiado. Y menos sorprendernos. Es más, tendríamos que aspirar a que la vida no deje de sorprendernos...¡es tan maravilloso no perder esa capacidad de asombro¡...
Aquí una imagen que vale más que muchas palabras...Un regalo para todos...los que pululan por aquí y que sé que son, muchos de ellos, unos fetichistas en potencia...

domingo, 2 de octubre de 2011

Desnudarse...


Palabras derramadas como luz de luna plateada. Como racimos dorados que deshacen el hielo en mi balcón. Como sol resplandeciente difuminan de sombras las mejillas, palabras ardientes, líquido rojo saboreo con lenta parsimonia, casi un rito...y mientras, afuera, se pronostican venideras lluvias, tan monótonas y en calma, tan ajenas a mi reloj interior...se acelera el tictac hasta la taquicardia, un tránsito que me transporta a un mundo de fantasías, donde soñar es morir un poco...y muero porque me matas...y aún lo más extraordinario es...que vivo porque no quiero...no deseo...volver a mi huerto cotidiano...

martes, 27 de septiembre de 2011

Una pincelada...(una más)


Sí, algo más...
Estoy en el laberinto...
En esa fascinación por el estado mismo de la situación...

Se lo estaba contando y va y me dice:
--Lo que te está pasando es a lo que Ortega y Gasset definió como un estado de ánimo en el que lo que se ama es el estar enamorado.
--¿Qué me dices?
--Te lo cuento. Es esa sensación de sentirse pleno...uno se enamora de si mismo por persona interpuesta. Lo que te fascina es ese estado de enamoramiento...
...Y me siguió diciendo, sin apenas fijarse en mi cara de asombro:
--El enamoramiento tiene vocación de eternidad; cuando uno se enamora se enamora para siempre. Cuando los enamorados dicen "te quiero" lo dicen convencidos de que es para siempre.
Parpadeo y él sigue:
--Y tengo que decirte, si me lo permites, que esa sensación que tú sientes ahora es lo más parecido a un disloque; una dislocación del alma. Tienes una especie de atontamiento y "apenas le echas cuentas al amor"

¿¡Echarle cuentas al amor¡?...

Me gusta este tío cuando intercala en sus disquisiciones; tan académicas en apariencia,éstas frases del vulgo.

--La palabra "amor"--trato yo ahora de defenderme--está muy gastada, está vacía de contenido. Se llama amor a cualquier sentimiento, por mínimo que sea, de afecto.
--Claro, y a ti lo que te "enamora" es la sensación de estar enamorada. Pero eso se pasa pronto.
--¡No¡ cuando yo me enamoro siento que es para siempre.
--¿Y no crees que ya son demasiadas veces?
--Ya...¿Pero sabes qué te digo? Que cuando estoy inmersa en éste estado; en el que se me sensibilizan los sentidos, en el que la piel me palpita con su presencia...en el que cuando me miro en sus ojos tiemblo...ese latir enamorado...eso...¡eso es eternidad¡...y la eternidad engancha. Un sentimiento que se rebela como eterno tiene por fuerza que enamora...

lunes, 19 de septiembre de 2011

Acto de amor...


"Si mueres me acostaré pegada a ti y ahí me quedaré hasta el final, sin comer ni beber; te pudrirás entre mis brazos y te amaré carroña: pues no se ama nada si no se ama todo"
                                       
                                  *************************************

Dejaron discursos...
muchos más que evidencias...
Quedaron los actos
registrados para la posteridad...
de su amor tan singular...

Sabido es que Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir tuvieron una relación muy tormentosa. Atípica. Nunca convivieron  bajo el mismo techo, ensayaron insultos inimaginables, vivieron su amor en paralelo a mil y una infedelidades, en aras a su propio criterio de la libertad, confirmada  con éste pensamiento de Simone: "Podemos hacerlo, vivirlo con amores contingentes". Estaban tan unidos, tan "pareja filosófica", que puede que éste razonamiento fuera de Jean Paul tanto como de Simone. Las partes por el todo...

Y lo dejaron escrito...

Simone acompañó a Jean Paul hasta el último memento...

¡Hasta más allá del último momento¡...

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Dramaturgia...


Amo las sensaciones...
Ciertas disposiciones de ánimo...

Busco a las personas que me las suscitan...Mi cerebro se abstrae con facilidad y termina prescindiendo de lo concreto para hurgar en las profundidades complejas. Por eso me cuesta comprender a los individuos que se atan a un lugar, a un amor, a una historia, porque toda experiencia es sustituible. Y aunque en tiempo real las personas nos parezcan singulares, con el tiempo, no añoramos a esas personas: añoramos la emoción de aquel tiempo...

Y de todo lo vivido...

sólo nos queda una breve intuición a la que llamamos memoria. La inteligencia, que es la primera línea de defensa frente a lo azaroso y particular, puede y debe motivarse a sí misma integrando lo vivido a la imaginación...siempre empeñada en recrearse.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Presunción de inocencia...


Cada vez que hablo con él me queda como un algo...no sé...él es como un cuadro; algo así como la vanidad personificada. Creo que es ese tipo de persona que estaría dispuesta a hacer cualquier cosa, por tremenda que sea, para destacar. Siempre terminamos hablando de todas esas teorías filosóficas, que están muy bien para discutir un rato, pero que sólo sirven para eso. La teoría esa tan trasnochada ya del Superhombre. Porque la triste realidad es que todas esas ideas de individualismo, del Héroe que salvará a la Humanidad está muy bien para los guiones cinematográficos, de cómics sobre todo. Y nada más. Y si hablamos de nihilismo...creo que, en rigor, él no está preparado para hablar de nihilismo...se llena de tales contradicciones que no puedo por menos que reírme por lo bajini...

La otra noche lo encontré un poco raro, pensativo. Algo más callado que lo normal en él. Le pregunté que qué le pasaba. Nada. Me dijo. Una tontería. Acababa de ver una película de Hitchcock. Película muy antigua según pude comprobar más tarde googleando. Se trata de "La soga". La sinopsis y la ficha técnica me sedujeron tanto que al día siguiente le llamé:
--Oye, tú tienes un proyector para las pelis, ¿verdad?
--Sí claro. Ya lo sabes. ¿Porqué me lo preguntas?
--¿Tienes algún compromiso para esta tarde, podríamos verla juntos?
--¿Te refieres a  "La soga"?
--Por supuesto.
--Eso está hecho. Tus deseos para mi...ya lo sabes...son órdenes...
--Ja, ja.

Y la vimos, y me encantó. Ahora ya la tengo grabada en "Mi Canal" para verla en pantalla grande, como una joya.

La película, que tiene la estructura de una obra teatral; pues toda ella se desarrolla en el salón de un mplio apartamento en el centro de Nueva York, donde se acaba de cometer un asesinato (Me gusta Hitchcock, pues siempre y desde los primeros planos nos muestra el cadáver de la víctima, e incluso el cuerpo del delito). La soga ¡qué bueno¡ un simple trozo de cuerda que puede estar a la vista de todo el mundo sin levantar sospechas. Pero bueno, esas son divagaciones mías. El argumento es el siguiente:

Al salón de un domicilio particular van llegando unos invitados que han sido convocados por dos ex alumnos del profesor Cadell para celebrar una especie de fiesta. El motivo de esta celebración queda algo confuso para las personas citadas, pues dicho acontecimiento en principio no queda muy claro. A medida que van llegando los invitados va creciendo la tensión y el nerviosismo de los dos jóvenes que acaban de perpetrar un asesinato. Se trata de un compañero de estudios.

La genialidad de Hitchcock hace que el cadáver sea encerrado en un arcón y que el mismo sirva de improvisada mesa para la cena.

El fondo del argumento es sobre el libre albedrío, y de si alguien puede ejecutar a un ser humano por el hecho de considerarlo inferior. Vamos, algo así como el razonamiento del joven Raskólnikov de "Crimen y castigo" que deduce que la gente que no sirve para nada, o en el peor de los casos sólo sirve para joder la existencia a los demás, tiene que ser eliminada. Así que se toman la justicia por su mano. Pero...¿cómo ha podido ocurrir esta aberración? Todo queda muy bien explicado por el profesor de filosofía, criminólogo y que ha sido el tutor de los protagonistas en el instituto, y que tiene el don de filosofar sobre esas cuestiones, aunque no con la suficiente claridad como para llegar a la comprensión de sus alumnos, que les ha inducido, sin pretenderlo, con sus curiosas teorías, a llegar a ésta aterradora conclusión.

Los golpes de efecto y los diálogo son geniales. Los espectadores somos rehenes visuales hasta el final de la película, ya que hemos entrado en ese salón y en ningún momento salimos de él hasta el final, en que se abre una ventana, se oye el bullicio de la calle y nos sentimos liberados. A mi modesto entender, este film me ha parecido una obra prodigiosa de Hitchcock.

Tengo una charlita pendiente con mi amigo...Él me hablará sobre todo de la parte más técnica, de las largas  secuencias, porque al parecer Hitchcock hace una experiencia radical: rodar una obra de teatro como si se tratara de un solo plano, y algo me ha comentado ya, él, tan cinéfilo, que en "La soga" pueden apreciarse los movimientos de la cámara porque no están como lo estarían en una película "normal", disimulando planos de corte de personajes que ven lo que la cámara acaba de mostrar. Y me temo que en el próximo encuentro me desafíe a descubrir en qué secuencia sale la silueta de Hitchcock...Será divertido, y sobre todo tendré que darle las gracias una más por darme a conocer este film.

Lo que sí me gustaría es que algunos blogueros, esos tan aficionados al cine, crearan algunos posts sobre este suculento tema, que con toda seguridad sabrán arrojar más luz con sus valiosos puntos de vista.

**********************************************

martes, 30 de agosto de 2011

Exaltación...


Como en el fondo de un abismo cósmico, así mis ojos se internan dentro de la pupila...y empiezan a brotar formas que invaden toda la pantalla mental. Entro en el espacio infinito, donde las imágenes giran en espiral, una espiral blanca, una espiral azul, una espiral roja. Luego casi toda la gama del arco iris...hasta formar unos círculos concéntricos sin fin, como la formación de una banda de Moebius, una tercera dimensión con la que me siento fundida, integrada...sin la percepción de querer salir jamás...

Todo ello envuelto en compases de música, en una perpetua rotación...con un movimiento envolvente, con proyecciones espectrales, imágenes en una rotación que refuerza el movimiento, y...¡Quiero morir¡...Morir en ese espacio más allá de la muerte...morir, morir y morir...buscando un eterno renacer..."eterno retorno"...y sigo flotando en espacios cósmicos...

Una pausa, un silencio, después del cual, se vuelve a repetir indefinidamente el misterioso comienzo...suspendido, producto continuo de expectativas misteriosas de un clímax que se produce, no sólo de forma mística, si no de forma asfixiante y visceral...


miércoles, 17 de agosto de 2011

El Jardín de las Putas Vírgenes...


Todas las escrituras encierran conocimientos, verdades, sentencias, dichos...

En las llamadas Escrituras Sagradas hay sentencias que lejos de afear los pecados les adjudican unas cualidades tentadoras...a la fruta prohibida la revisten de una belleza tan sugestiva...imposible de resistir.

Cuando los dioses ponen a prueba a sus súbditos les tientan siempre con la belleza, y más cuando dicha belleza es inalcanzable, porque desde esa perspectiva el deseo se acrecienta de forma tan subyugante y sublime, que resulta desgarradoramente obscena la provocación de los dioses...

jueves, 4 de agosto de 2011

...exhibicionismo...


Estamos ya en el mes de Agosto. Temporada alta de vacaciones. Tengo unos días de asueto...¡Estoy libre¡ Es el primer año de estos últimos, que recuerde, que no tengo compromisos ineludibles. Será la consecuencia de que a día de hoy estoy desparejada...

Mis amigas se dispersan. Unas se van lejos; a la Florida. Otras se quedan cerquita; entre familiares. Van y vienen frecuentando playas salvajes de la cornisa Cantábrica. A la vuelta me contarán la intemerata, pues algunas tienen problemas gordos con las suegras...

Casi todo el mundo está despotricando. Que si somos como borregos, que si actuamos como autómatas...que si hacemos lo que toca...ahora playita, en invierno turrón, y así...Pero somos muy libres, claro que sí. Lo sabemos y no lo decimos ( "Los 27 puntos psicodélicos del cerebro" del Hombre de Alabama)

Y yo aquí me quedo, desconectaré..."a veces lo pienso", de todo. Aunque eso sí; no pienso perderme los atardeceres a la orilla del mar...me bañaré a la luz de la Luna. Espero que en la hoguera de vuestra ardiente imaginación me veáis frente a la extensión del océano...y en su luz cegadora contempléis mi cuerpo sobre la húmeda arena...que os incite y os cite en ese lugar donde "Nada te digo todo te lo cuento"...

Es extraño, hace unos días lo pensaba, apenas un tramo (se me eriza la piel) y ya estoy en la cúspide de la montaña. Tan bella y tan efímera es la juventud...¿es sólo un instante, un tictac en reloj del Tiempo?...y después ¿qué toca? ¿descender por el otro lado?...

Ahora estoy en modo Stand by. Debo reconocer que ya he tenido las suficientes parejas para darme cuenta que ese estado no es el más idóneo para ser feliz. Pero sobre todo el último intento creo que me dejó bastante tocada. Hundida diría...Francamente, queridos...

¡he perdido la fe¡

Sí, no creo que vivir en pareja sea el estado idóneo del ser humano para llegar a la felicidad.

Los que frecuentan este blog ya lo saben, que siempre termino mal, o desastrosamente mal con mis parejas. A veces recuerdo escenas de acontecimientos pasados. Secuencias que en su momento me parecieron fuertes y dramáticas, y que ahora, al evocarlas, han perdido parte de su emoción, como una película vista por segunda vez pierde parte del suspense. Sin embargo, sigo pensando que las cosas que me ocurren a mi no le ocurren a cualquiera. No es una presunción. Lo puedo asegurar, y si no, vean ¡vean y lean¡ Les invito al espectáculo. Juzguen ustedes mismos.

¡Tachán¡ ¡Tachán¡

Redoble de tambor. Se abre el telón. Oscuridad. Un cañón de luz intensifica su luminosidad, y cae sobre esa mujer a punto de empezar su monólogo:

De los hombres que he conocido él era uno de los más cultos. Era un prodigio de erudición. Había leído a Schopenhauer, a Hegel, a Heidegger, a Nietzsche, a Kant, a Derrida, a Chatwin, a Virginia Woolf, etc, etc. Creo que no había autor en las principales antologías de la Literatura y el Pensamiento que se le escapara. Tenía citas y memoria para todo. Por eso al principio me sorprendió tanto que, paralelamente, algo tan trivial como la moda le interesara tanto. Su armario, al igual que su biblioteca, era una amalgama de estilos y tendencias. Desde antifaces venecianos a smokigs de Armani, pasando por los vaqueros Levis y trajes de chaqueta para todas las ocasiones. Estaba ampliamente surtido y cada día se vestía de manera diferente. Era fascinante observarlo. Había días que dedicaba exclusivamente a un autor, y entonces procuraba ajustar su vestuario de acuerdo con el escritor elegido, si tocaba Bukowski abría el armario y de una caja del fondo sacaba una vieja y deshilachada americana. Pero si era Paul Auster, intentaba encontrar algo más urbano y neoyorquino. Y así con todos los demás.

Al principio yo no le daba mucha importancia, le dejaba hacer porque me divertía...Hasta que llegó el día en que empezó a meterse con mi vestuario. Y no es que me lo insinuara, es que me lo dijo con todo el descaro: ¡También tú deberías entrar en el juego¡...
--Tú estás loco.
--Creí que te gustaba que nos arreglásemos.

No pasó mucho tiempo hasta el día en que llegaron las equivocaciones, se equivocó con Víctor Hugo, con Rimbaud, con Muñoz Molina y con Marsé. Empecé a sospechar que en su vida la moda era lo verdaderamente trascendente y que la cultura estaba bien siempre que fuera a juego.

El asunto ya empezaba a cansarme, su falta de sentido estético, su exhibicionismo...sus veinte veces posando para el espejo del vestíbulo antes de salir a la calle. Y yo observándole balanceando la cabeza llena de asombro. Una vez más otra relación que se iba a hacer puñetas...

El oro dejó de brillar definitivamente el día que descubrí que creía que Sabato era un escritor ruso y que Dostoievski había escrito "El túnel".

Pero cuando ya la cosa empezó a chirriar de una manera escandalosa, fue un día que se plantó delante de mi, en la penumbra del pasillo como un espectro ¡Un susto espectacular¡ todo vestido de negro hasta los pies y con el pelo recogido en la nuca en una especie de moño.

--¿Qué es lo que te has puesto?
--Voy vestido de Bernarda Alba.
--Te has tenido que equivocar.
--Es un homenaje a García Lorca.
--Me estás avergonzando delante de mis amigas.
--¡Ah¡ ¿Sólo te interesa lo que piensen tus amiguitas?
--No me fastidies, lo que te digo es que te abstengas de citar a Borges con esas pintas.
--No tienes sentido del humor.
--Y tú has perdido el norte. Estás completamente majara.

Esta fue la última conversación...aunque no las últimas palabras; pues lo que siguió fue ¡¡muy fuerte¡¡...No lo voy a contar. No quiero herir susceptibilidades, para que luego no se diga.
(.........)
¡Jopelines¡....

.
 Aquí una reverencia al público...y...
Hasta la próxima...

sábado, 30 de julio de 2011

El día que me dijiste que me querías...


A ratos lo pienso...
Me casaría contigo...
Es como un latigazo que sobrecalienta
mis sentidos...

Me casaría contigo...lo pienso,
y cada vez que lo pienso me parece
un anacronismo.
Me casaría contigo.

Mataría por ti, me susurraste al oído...
De mi subconsciente al amor...
iría por el camino más corto.
Casándome contigo...

Con un tiro certero y fulminante
dejarías de amarme:
mataría al amor,
casándome contigo...

domingo, 24 de julio de 2011

¿...luz que agoniza?...


Fueron días felices, era tan encantador. Un hombre despierto y optimista, alegre, simpático, de esos que siempre tienen una sonrisa dispuesta en los labios. Era tan dulce que a su lado parecía que siempre fuera noche de verano con luna llena. Poseía esa delicadeza clásica que se nos supone a las mujeres, pero él, siendo un hombre, resultaba de lo más atractivo. Y tenía la ventaja añadida de un erotismo impulsivo, duro, salvaje, casi violento. Resultaba irresistible oírle pronunciar palabras apasionadas, distorsionadas, que se mezclaban con gemidos de placer. Era, además, un estupendo conversador.

Tantas eran sus virtudes que me llevó un año percibir la dirección exacta del peligro. Empezó a creerse, no sé por qué razón, que él estaba en la absoluta posesión de la verdad. De pronto empezó a comportarse de una manera extraña. Había algo que se repetía, una manía absurda que empezó a erosionar mi pasión por él. Me parecía increíble que un hombre tan inteligente incurriera en ese error o que me menospreciara tanto. Decidí pasar a la ofensiva y explicarle lo que me inquietaba un día que estábamos tumbados en la terraza.

--¿Porqué no me hablas? ¿qué significa eso que haces con tus dedos? ¿es el símbolo de la victoria?
--Podría serlo, pero no lo es. Significa "dos". A partir de ahora, siempre que me digas las cosas más de una vez, te lo indicaré con este símbolo.
--¿¡Como¡?
--Que no necesito que me digas, expliques o cuentes las cosas más de una vez. Aunque no lo creas, yo lo percibo todo, y cuando necesito repeticiones las solicito.
--Pero yo no soy redundante. No sé qué te pasa ahora ¿a qué viene esa tontería?
--¡Ah¡ ¿Que es lo que ocurre entonces? ¿quizás es que soy idiota?
--No digo que seas idiota.
--Pues es una suerte, porque si yo no soy idiota y tú no eres redundante, entonces nunca más me verás hacer esta señal. Me quitas un peso de encima.

Algo empezaba a ir mal; muy mal. Estábamos viendo la tele y si le avisaba de que en otro canal ponían una buena película en media hora, mis palabras quedaban en el aire, abortadas. Quince minutos más tarde volvía a repetírselo como si no hubiera dicho nada o como si él nunca se hubiera enterado, y entonces él elevaba su mano en silencio y formaba la uve con los dedos. Yo le manifestaba mi asombro, pero no servía de mucho. Al día siguiente, tras llegar del trabajo, le anunciaba que Chema, un compañero suyo, había llamado desde la oficina. Él ni se inmutaba. Durante el almuerzo, volvía a recordárselo y él dejaba de comer, soltaba el tenedor para obsequiarme con el símbolo prometido.

Yo estaba desconcertada. Nunca he sabido qué presunción lleva a ciertas personas a caer en esas contradicciones: pues él repetía ese gesto continuamente y convertía, gracias a la reiteracíon obsesiva, una interesante información en una verdadera molestia. En mis relaciones hablar lo menos posible de cosas intrascendentes siempre ha sido un deseo natural. Por eso aclarar, perder el tiempo sobre conceptos ya explicados, me ha parecido siempre el colmo de lo absurdo. Así que me sentía fuera de lugar. No entendía nada. No sabía que nos estaba pasando.

Poco a poco, gracias a mis escasa repeticiones y sus reiteradas indicaciones, la tensión fue creciendo hasta el día en que todo, definitivamente, se aclaró.

--No me hagas más esa señal. No lo soporto.
--No me repitas más las cosas. Imagina que soy inteligente.
--A veces no lo pareces.
--Se trata de imaginarlo. En eso consiste.
--¿Y si no puedo?
--Si no tienes imaginación, no es mi problema.
--Bueno, dejando la imaginación a un lado, te voy a decir lo que pienso. Y no te molestes en hacer ninguna señal porque no te lo voy a repetir: Eres un completo gilipollas, un tarado, ¡eres un imbécil¡ ¡¡Eres una Puta Mierda¡¡

domingo, 17 de julio de 2011

AMOR mio...


Amor...
El amor...¡oh¡...

El amor no es controlable, no se somete a razón. El amor es narcisista, egocéntrico. Te enamora, te galantea. El amor te hace el amor, Te folla, te destroza, te parte por la mitad, te sobrepasa, te coarta la libertad. El amor te mata.

El amor es un loco, que con manía persecutoria, se convierte en tu sombra. Que te intimida, que te atonta, que te chantajea...

El amor es exorbitante, enorme, mastodóntico, descomunal. El amor es astronómico (Asteroide número 1.221)

Pero como cualquier dios pagano tiene su lado vulnerable...y tiene un poderoso contrincante: el azar.

El azar es un tahúr acostumbrado a los juegos de amor; baraja con maestría las cartas del destino y siempre consigue la carta que, inexorable, vence al amor. Es una carta que lleva una fecha de caducidad. Y el amor siempre, SIEMPRE, termina vencido por esa carta que, implacable, limita el tiempo al amor...

   

jueves, 7 de julio de 2011

Yo sé que sucedió algo. Pero ignoro el qué.


"El horror existía antes de llegar el hombre. El horror existirá después que el hombre se haya extinguido. El horror es la realidad que sustenta nuestra existencia"
(De la película Remando al viento, de Gonzalo Suárez)


La vida, dicen los expertos, que va generando desorden inorgánico ¿no genera orden? Entonces...¿podemos confiar en que nuestro cerebro convierta la glucosa en suprema forma de orden que es el pensamiento?...

Sí...
Empiezo a dejarme llevar por la inercia, ese estado de maravillosa inconsistencia. Diría que persigo un encuentro en plan zen.

Pero el caos, ese estado primigenio de materia desordenada, está en todo aquello que no podemos pensar. Es la nada que está ahí afuera, en un universo de elementos sin forma que no puede ser pensado ni concebido y que es una nada hiperactiva, un fondo, un magma, una sopa; una especie de masa viscosa, lo inorgánico, donde están todos los monstruos que te imagines y, especialmente, todos los que no puedes imaginar.

No sé si hace tanto calor, pero yo lo siento; un calor indescriptible, estoy soporífera. Divago...se me han fundido todos los plomos. Lo estaba pensando mientras escribía "desorden inorgánico", uno de tantos sinónimos del caos. Pero...¿puede surgir el cosmos inesperadamente? ¿algo que tenga sentido y se asemeje al orden?

Mis dedos danzan sobre el teclado, van dibujando coreografías de letras: un, dos, tres, un, dos, tres...Aún así ¿sería esto lo opuesto al caos? Van surgiendo palabras sin orden ni concierto, pero puedo intuir que finalmente saldrá algo con sentido. Y yendo un poquito más allá. Al poner orden en las letras y formar palabras...¿no estoy creando algo de la nada? Y ya poniéndome estupenda (estupendísima diría) ¿se podría decir que soy como Dios?...¿por qué no? ¿no ha creado Él los desastres, y ha inducido a las bestias, a los elementos y a los humanos a seguir haciéndolo: estragos, hecatombes, terremotos, incendios, cataclismos, inundaciones, naufragios, catástrofes?...

Qué bueno sería poder sentar a Dios en el banquillo de los acusados...¡¡Qué bueno¡¡...y adoptando un atractivo papel de inquisidora, con los brazos cruzados en la espalda y dando paseítos circulares, regodeándome con el pensamiento de poder acojonarlo...mirando fijamente a ese triángulo con un solo ojo que es su cara y hacerle un tercer grado en condiciones...¡¡Qué bueno sería¡¡

Todo son incoherencias absurdas, lo sé, y que no es el momento de divagar ni de hacerse pajas mentales. Pero alguna vez me tenía que pasar...que tengo ganas de escribir un tema completamente libre. Y no lo consigo. Y por el otro extremo ni siquiera atisbo ese amago de ponerme en estado zen.

Bueno...cerraré los ojos y me quedaré estática...algo así como ausente.

****************************

Y me quedé dormida...
Y tuve un sueño...
Y fue un sueño   maravilloso...
Y sin querer jugar a ser deicida ¡al contrario¡

Como Penélope quise tejer una guirnalda
con palabras caídas del cielo.
Preciosa guirnalda para su cuello:
el de Él...

martes, 28 de junio de 2011

Contrapunto


Se lo digo. Ante el espejo a mi reflejo se lo digo. Aunque sé que no servirá de gran cosa, le digo lo que necesito oír; que aprender a sentirse bien con lo que uno dice o uno hace es una de las cosas más difíciles de la vida. Apoco que seas inteligente, resulta muy fácil darle la vuelta a cualquier cosa hasta encontrar una solución más optima.

Frente al espejo de la propia conciencia, lo que uno dice o hace resulta casi siempre insuficiente, torpe, equivocado. Lo podrías haber hecho mejor; haber estado más amable, haber sido más irónica, quizás más sutil...o más atrevida...No importa. En cualquier caso, el resultado hubiera sido el mismo: tú otra vez dándote cabezazos contra el espejo por lo que de nuevo no supiste hacer bien, no conseguiste mejorar. Y así siempre, chica, hundida hasta el cogote, habiendo perdido sin saber cómo esa virtud sencilla que tienen todos los demás para apreciar sus pequeños talentos por mínimos que sean.

En ti no hay nada de ese talento que tanto admiras de los demás, y eso es lo peor que tienes: tu mayor talento. La virtud más sencilla que posees es la de pensar constantemente que hay cosas que pueden destruirte. A poco que te esfuerces, lo conseguirás, pero, escúchame, no hay nada que te ate a ese resultado porque, estrictamente hablando, no hay nada malo en ti. "Las grandes épocas de nuestra vida son aquellas en que tenemos, al fin, el valor de declarar que lo malo que hay en nosotros es lo mejor de nosotros mismos"...

lunes, 20 de junio de 2011

Cineastas


La filosofía ha muerto


Todos los grandes pensadores de la historia han buscado una sola certeza, algo que nadie pudiera negar, como 2 y 2 son 4.

Para encontrar la verdad, Wittgenstein usó la lógica matemática ¿qué mejor medio para obtener una certeza que un lenguaje inmutable libre de las pasiones de los hombres?

Avanzó lentamente añadiendo ecuación tras ecuación con un método implacable hasta llegar a una aterradora conclusión: No existe ninguna verdad fuera del mundo de las matemáticas.

No hay forma de encontrar ni una sola certeza absoluta, ningún argumento irrebatible que nos ayude a dar respuesta a las preguntas de la humanidad.

La filosofía por lo tanto ha muerto.

"Porque de lo que no se puede hablar, mucho mejor es callarse"

                                                 Los crímenes de Oxford


Álex de la Iglesia
Tres Premios Goya
Seis nominaciones

Desengaños:

Álex de la Iglesia fue elegido, como único candidato, en la asamblea por 204 votos favorables, 43 abstenciones de los 1100 académicos que forman la institución.

La ingenuidad de Álex, que con 43 años y con algunos éxitos como "Los crímenes de Oxford" "La comunidad" y "El Día de la Bestia", se enfrentó al reto de desarrollar una nueva Ley del Cine...para mejorar la imagen del cine español, además de llevar a la Academia a miembros que la abandonaron como Pedro Almodóvar y Jose Luis Garci. El nuevo Presidente de la Academia, de temperamento tranquilo y reflexivo, se vio de pronto ante los cuernos  del toro de Internet, sin previo aviso y sin ningún burladero a su alcance.


Pero ya vimos todos cómo quedó la cosa. El pobre Álex, desengañado, tuvo que dimitir. Los comentarios de todo tipo andan por ahí; por la red de Internet. Yo no añadiré ni una sola palabra más...Álex es un "conocido", le he visto muchas veces pasear con sus perros o con sus niños por el barrio...y, sinceramente, a mi me parece un tipo estupendo.

domingo, 12 de junio de 2011

¿...es caprichoso el azar...?


Le estuve observando durante unos instantes...

Nuestras miradas se cruzaron fugazmente. Fue como volver a vivir un momento olvidado. De pronto todo se hizo actual. Era como si el tiempo se hubiese detenido...¿Era ese instante, era yo, era él?...Sobraban las palabras. De una cosa estaba segura: no era sólo un espejismo anhelado tantas veces.

¡Era Él¡...

Traté de no mirar. Quería ser fuerte, y de pronto sentí miedo...y él insistía con su mirada. Intenté huir. Pero era más grande el deseo que el miedo...miedo a que quizás se tratara de una sublime ilusión. Dejé de mirarle y quise seguir mi camino. Cerré los ojos y al abrirlos de nuevo Él había desaparecido. Como tantas veces...

Pero esta vez era distinto; algo dentro de mi alma me decía:

¡Es Él¡...

***************************

Es caprichoso el azar
Letra
Joan Manuel Serrat

Fue sin querer...Es caprichoso el azar. No te busqué ni me viniste a buscar. Tú estabas donde no tenías que estar; y yo pasé, pasé sin querer pasar. Y me viste y te vi entre la gente que iba y venía con prisa en la tarde que anunciaba chaparrón. Tanto tiempo esperándote...

Tanto tiempo esperándote...

Fue sin querer...Es caprichoso en azar. No te busqué ni me viniste a buscar. Yo estaba donde no tenía que estar y pasaste tú, como sin querer pasar. Pero prendió el azar semáforos carmín, detuvo el autobús y el aguacero hasta que me miraste tú. Tanto tiempo esperándote...

Tanto tiempo esperándote...

Fue sin querer...Es caprichoso el azar. No te busqué, ni me viniste a buscar.

 

lunes, 6 de junio de 2011

Democracia...


Ella nos busca...porque es frágil...
Y necesita que luchemos por ella...
Ella es:

Democracia,
esa señorita tan delicada
que con un soplo de viento
ya la tienes en la cama.

Cambia el clima, (político, se entiende),
y se derrumba.

Y, sin embargo,
si te la encuentras,
atrápala, mímala, abrígala,
y en lo más profundo guárdala,
defiéndela de todos los necios
que intentan desvirtuarla,
y de "esos" otros
que se atreven a utilizarla
con fines aviesos.

Y preséntasela a tus amigos
para que, también ellos,
aprendan a amarla,
la mimen, la cuiden y la defiendan,
si preciso fuera,
a capa y espada.
No sea que vengan "esos",
los de siempre,
e intenten violarla,
la utilicen, la prostituyan
y luego nos digan:
¿No queríais democracia?
Pues ahí la tenéis,
"eso" es la democracia.

domingo, 29 de mayo de 2011

La cara es el espejo...del alma...


REBELDÍA

En los momentos en que te amo intensamente...

Necesito ver tu cara completamente distorsionada...


Y más tarde...


Amanecer a tu lado, amado mio.
Estrella de la mañana
Hijo de la Aurora
Lucero del Alba...
Lucifer...

Y que todo lo inundes con tus luces y tus sombras...
Hasta que con mis dedos en los tuyos
me regales tu festival de colores...
Haciendo explosionar nuestro placer
en la faz de Dios...

Y así, tal vez, arrancarle una sonrisa...
para reírnos sin miedo...
Y borrar de su "Bendito Rostro" ese gesto de odio y de rencor...


Y entonces,
tal vez,
mi alma se serene...


"Las mariposas misteriosas del alma, que agitando sus alas podrían, algún día (quien sabe), aclararnos el secreto de la vida mental"
Don Santiago Ramón y Cajal.