..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 22 de enero de 2018

La novela...


En nuestro rinconcito para pensar últimamente nos estamos poniendo estupendos. Parece como si fuera una epidemia contagiarse con esos tertulianos de los medios de comunicación que saben de todo...porque no saben de nada.

Desde hace ya algún tiempo nos ha dado por debatir sobre la naturaleza de la novela. Debates sin ningún fundamento, por "expertos" orquestados, cerrando los ojos a la realidad. Que si la novela está muerta o está viva, que si la novela debe ser ficción o no ficción, que si debe ajustarse a una mínima realidad...Y todas esas diatribas estériles carentes de toda coherencia y, si acaso tienen alguna lógica, es que nos sirven para ejercitarnos en utilizar el lenguaje para ver quien tiene mejores argumentos.

Que a todos nos tienta esa locura de escribir es algo ya demostrado en ese petit comité. Y no hablo ya de los escritores...porque alguno ya ha publicado su libro. Pero se ha quedado ahí, atascado con su proyecto de un nuevo libro debajo del brazo. Y es digno de ver cómo a veces airea sus pajas mentales y cuenta su guerra según le conviene.

Dijo una vez un gran literato (creo que fue Sartre, pero ahora no me apetece buscar citas y traerlas aquí), que la novela es un género flexible en el que todo cabe menos el aburrimiento. La novela carece de reglas, la novela es por excelencia el último bastión de la libertad creativa del individuo. La novela es el territorio de la fantasía, el trasunto imposible de la realidad, el Big Bang del libre pensamiento y el instrumento con el que el mundo se reinventa una y otra vez. Pura catarsis, puro caos, pura pasión.

Y...

esto va para los "expertos": (mi particular aporte) que cada cual emprenda la novela que le salga...que fragmente o no fragmente, que ficcione o no ficcione, que escarbe en el intertexto o que le de la forma de blog, pero por favor, que no nos den más el coñazo dogmatizando sobre si la novela es o no es; si es buena o es mala, o si es un descojono o un coñazo...porque la novela no tiene sexo. Solo tiene calidad o no la tiene.



lunes, 15 de enero de 2018

Perfecto "amor"


"Yo duermo, pero mi corazón vela. Es la voz de mi amado que me llama"
Cantar de los Cantares

...cuando sientes esos punzantes deseos de querer amar, de desear...de querer que Él esté presente...de verlo llegar...de ser devorada por el deseo sexual, por el impulso de ser feliz...

Y esa espera me hace estar como ausente a todo lo demás. Esa sensación  que me hace estar pendiente del móvil...esa angustia de la espera, esa llamada que convertirá mi delirio en una ilusión palpable. Y cuando llega lo veo como algo irreal...pero enseguida se desvanece ese temor... lo toco y me besa...y entonces siento ese desbordamiento de mi ser que es un alucine...es un delirio...


El enamoramiento es un drama, si devolvemos a esta palabra el sentido arcaico que le dio Nietzsche: "El drama antiguo tenía grandes escenas declamatorias, lo que excluía  la acción". Y es que el enamoramiento no es  amor convencional; es el "acontecimiento" amoroso. Es mi propia historia sagrada. Es mi sentimiento pleno de amor-pasión. Y fuera de eso, estoy ciega y sorda...nadie me mira, nadie me escucha. Fuera de mi mundo nada tiene sentido. Y en esa angustia me siento en terreno de nadie para poder interrogar al destino...y en esa fuerza exterior; viento, azar, divinidad, me planteo siempre la misma pregunta: ¿Soy amada? Y la respuesta es alternativa: todo o nada. Porque "todo" es deseo y delirio, algo que no es fácil de interpretar, algo insólito, tal es la estructura de la pareja "realizada": saltar las barreras de lo prohibido...mucho de juego; "señalar el deseo y después dejarlo a su aire". Y "nada" es, estar fuera de si...el no saber qué está pasando y por qué estás tan llena de incertidumbres...

El enamoramiento tiene vocación de eternidad (Ortega y Gasset). Cuando los enamorados dicen: "te amo para siempre", no están mintiendo, están diciendo lo que sienten, es esa sensación de eternidad...porque no se concibe que eso pueda terminar...es como estar bailando en la cuerda floja del abismo...y no se puede controlar...

El sello distintivo del "enamoramiento del amor" no es la mentira sino la inocencia, encadenada en el moralismo falso...no es ya lo sexual lo que es indecente; es lo sentimental, censurado en nombre de lo que no es, en el fondo más que otra moral.

El enamorado delira "desplaza el sentimiento de los valores", es un delirio altamente inusitado... El daimon de Sócrates le soplaba: no. Mi daimon es por el contrario mi tontería; como el asno nietzscheano, digo que sí a todo en el campo del amor. Y es que en ese estado mi discurso es continuamente irreflexivo; no sé ordenarlo, graduarlo, disponer de enfoques, las comillas; hablo siempre en primer grado; quiero mantenerme en un delirio prudente, ajustado, discreto, domesticado, trivializado por la literatura. Pero mi desborde es infinito y eso lo abarca todo.

El texto amoroso está hecho de pequeños narcisismos...carente de todo decoro, lleno de mezquindades psicológicas; carece de grandeza, o su grandeza es la de poder alcanzar ninguna grandeza. Es pues el momento imposible en que lo obsceno pueda verdaderamente coincidir con la abismación, el amén, el límite grado de lo obsceno. Y que cuando lo vives in situ todo es perfecto.

Y...

si entiendes por ello las ventajas del estado de enamoramiento, tienes toda la razón: yo también creo en ellas. Hay que vivir la pasión cuando se presenta, pero lo más sensato es no esperar nada de ella. Te dicen que no es bueno idealizar la situación, y que tampoco hay que idealizar la pasión: vivirla, sí, cuando se presenta, pero no pedirle que dure, no pedirle que ella sola baste, no pedirle que colme o guíe una existencia.

Lo bueno que tiene el enamoramiento es que es una locura (la mejor de las locuras), transitoria, que no suele dejar secuelas... que después del camino transitado de un tiempo, todo pasa a otro estadio como por ensalmo, sin que tú lo desees. De pronto te quedas llena de asombro...igual que si despertaras de un sueño, y vuelves de ese mundo a través del espejo...como Alicia que necesita saber para crecer...

Y entonces, te quedas ensimismada...

despiertas...parpadeas...

 ¡Y a otra cosa, mariposa!


viernes, 12 de enero de 2018

Vanidad de la modestia...


Nos fascina la tarea de ir tras las palabras para componer nuestro relato… y a veces olvidamos que el silencio es mucho más valioso. Porque… ni el mejor de los verbos a veces puede retratar una idea…

De lo que yo quería hablar hoy es de “ésto”; de por qué estamos ustedes y yo aquí ahora… yo divagando como es tan habitual en mi y ustedes vosotros (já já) leyéndome. Y creo que ya ha llegado el momento de hablar de este tema, Es el quid de la cuestión. El momento álgido, candente, consustancial, momento existencial poniéndonos ya  en plan filosófico como no podía ser de otra manera. El estado de la cuestión es…

¿Para qué abrimos un blog?

Ya sé…
Hay muchas razones, pero yo me quiero referir a esto de jugar  a ser escritores, poetas, filósofos...

¿Por qué lo hacemos?

¿Porque creemos que es importante decir lo que pensamos ya que estamos seguros de que “nadie” es capaz de pensar con tanta profundidad como nosotros?
¿Tal vez porque pensamos que estamos bendecidos con el don de la palabra?
¿Por una necesidad compulsiva de escribir, o....
tal vez por pura vanidad?

No hace mucho ya lo dijo El Escritor: “De lo que no se habla es como si no existiera”
Por eso lo publicado lo percibimos como verdadero. Esse est percipi (ser es ser percibido "retratado")

En el cine, en el teatro, en la guerra..., en cualquier escenario se hace lo que se hace para después contarlo. En la vida real hay quienes creen que lo más honesto es dejar nuestra huella en el espacio sideral...para que las estrellas se hagan cargo de que hemos existido. Y hasta hay quien dice que todo es por honor ¡honor! ¡qué falacia!…siempre ese concepto me ha parecido que está lleno de significados tramposos: "lo digo con la mano en mi corazón ¡palabra de honor!"...

Pues sinceramente, creo que todo es por una pulsión poderosa que nos llega desde nuestro subconsciente: Vanidad. Veamos si no los libros de memorias de todo ser viviente...incluso asesinos, encarcelados, confesos, juzgados, sentenciados… en los que no pocos de ellos se regodean contando lo que hicieron. Para que quede constacia del bien y del mal y que los dioses los juzguen...Y es que una vida, si no es contada es como si nunca hubiera existido… 

Y...

sobre la vanidad ya lo dijo muy bien Ernesto Sabato: “Nadie está desprovisto de este notable “Motor de Progreso Humano”, Porque cualquier persona, aunque se disfrace con un traje de modestia se le puede adivinar esa sutil “vanidad de la modestia”. Y además ¿Quien medirá en ese ser vanidoso toda la profundidad de su modestia?


lunes, 8 de enero de 2018

No soy culpable, soy presunta, no lo olviden….

¡No se puede!
Tenerlo todo no se puede. Creerse la mejor y ser la mejor. Algo ahí no cuadra. Que  una se crea  que es estupenda es el síntoma más claro de la estupidez. Puedes engañar un rato a algunos. Pero ya sabes; engañar a muchos mucho tiempo es imposible. Incluso puedes llegar a pensar que porque seas capaz de hacer preguntas reflexivas, te vean, e incluso hasta crean que eres inteligente. Inteligente, sí, y a veces hasta tienes la osadia de insinuar que eres guapa… Es fácil transmitir sensaciones si las sabes contar con cierto encanto y algo de ingenio para el engaño. Hay quien dice que tener talento para mentir es supervivencia…Y es que todo esto con unas chispas de ingenio da credibilidad...

La realidad, en todos los ámbitos, es dificilísimo de transmitir. Incluso en las distancias cortas florecen los malos entendido, algo así decía Sartre… que no  nos entendemos, quizás por ser tan semejantes en contradicciones. Todo está ya tan pensado, tan explicado, tan contado que no hay forma de saber realmente lo que pensamos, no nos conocemos a nosotros mismos, y en absoluto podemos llegar a conocer a los demás… y si no nos comprendemos, quien nos va a entender.

Para algunas personas escribir es una salida, es como tomarse un tranquilizante, como fumarse un pitillo...o como mojar los labios en un vino espirituoso...tragarlo para que caliente la garganta...Pero yo sólo tengo este vicio: leer todo lo que me pongan por delante de los ojos… y claro, a base de leer y leer, tarde o temprano desemboca en esto: abrir un blog y contar paridas…


martes, 2 de enero de 2018

Vivir la vida...


Respiramos y palpitamos...

A eso le debemos nuestra existencia...

Pero eso por sí solo, no es vivir...

Eso es estar aquí creciendo hasta que tu naturaleza te diga que ya; que hasta aquí hemos llegado y que ahora hay que ir menguando. Y al final casi siempre termina esta aventura con más pena que gloria...

Mientras somos jóvenes tenemos esa cualidad de absorberlo todo, de querer saber cada día un poquito más. Mirar, y mejor aún, contemplar, estudiar, leer, para saborear la vida a través de los ojos del mundo; para ver y comparar cómo lo vieron otros.

Vivir es...Sentir y Soñar. ¡Vivir sensaciones!

Y también procurar saborear todo aquello que sentimos...porque cuando estamos rebosantes de vida en la juventud, tenemos la tendencia de venerar o despreciar, porque aún no estamos ejercitados en el arte del matiz...es "sí o no", no matizamos ni los porqués ni los quizás. En esa temprana edad es preferible aprender, ir...descubriendo que tenemos un potencial mágico...esa magia que es la Imaginación. Porque la imaginación es lo que de verdad nos hace humanos. Esto es bastante obvio, y ya lo han dicho otros mucho mejor que yo.

Y a base de imaginarnos la vida, hemos llegado a la ciencia, y por ese camino a la inteligencia...porque soñar que somos algo especial eso nos contagia con esa sabiduría de los dioses...Ya lo dijo el Poeta...aquello que tan bellamente nos cautivó cuando hablaba de Platón...el sueño de todo ser pensante...

"¿Qué importan, en suma, todas las vilezas de un mundo antiguo, enfermo y perverso, aunque fuese volando en alas del viento hasta nuestros días?...Y en cuanto a Aristófanes, ese espíritu que transfigura y completa la antigüedad...no sé de nada que me haya hecho soñar tanto acerca de la  naturaleza enigmática de Platón, como ese pequeño hecho que tan felizmente se nos ha transmitido: Bajo la almohada del lecho de muerte de Platón, no se encontró ni "biblia", ni escrito egipcio, pitagórico o platónico, si no un ejemplar de Aristófanes. ¿Cómo hubiera podido soportar la vida Platón (aquella vida a la cual decía "no") sin Aristófanes?".

Y es que sobre este candente asunto ya todo está escrito:

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.
Pedro Calderón de la Barca

“Morir, dormir... ¿dormir? Tal vez soñar.” 
William Shakespeare.

Coged las rosas mientras podáis; veloz el tiempo vuela. La misma flor que hoy admiráis, mañana estará muerta. 
Robert Herrick – A las vírgenes, para que aprovechen el tiempo.

Y...

“Me interné en los bosques porque quería vivir intensamente; quería ‘sacarle el jugo’ a la vida. Desterrar todo lo que no fuese vida, para así, no descubrir en el instante de mi muerte 
que no había vivido”.

jueves, 28 de diciembre de 2017

Crucificados...


UTOPÍA

Ella está en el horizonte.

Yo me acerco dos pasos y ella se aleja dos pasos.

Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá.

Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para que sirve la utopía? Para eso sirve, para caminar.

Eduardo Galeano

******

...Y entonces empezaron los ataques de los sacerdotes, temerosos de perder su estatus: ¿Con qué derecho hablas tú que no eres nadie? Pero aquel hombre seguía insistiendo: He venido para aliviar a los que sufren, para curar y vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos privados de libertad. Pero vosotros, lejos de guiar al pueblo por la buena senda, habéis dejado errar vuestros sentidos en todo aquello que es superficial y de falsos razonamientos, que con vuestra tartufería inveterada de la moral, habéis desnaturalizado las palabras de vuestra propia boca, para vuestro propio uso, para seguir viviendo en vuestro mundo artificial. Y ni siquiera sois capaces de colocar algunos puntos de interrogación detrás de vuestras teorías favoritas. Sois sepulcros blanqueados. Quitaros ya de una vez vuestras máscaras de hipócritas refinados. Yo he venido a quitaros de en medio, guerreros asquerosos. Podéis usar vuestra astucia para que os confundan con otros...pero este Templo al que vosotros habéis profanado será destruido sin ninguna duda. Yo he venido a anunciaros la Buena Nueva: que pronto vendrá el que tiene que venir, y reprenderá a muchos pueblos; mediará entre las naciones y resolverá los conflictos internacionales. Y forjarán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en herramientas para podar. No peleará más nación contra nación, ni seguirán entrenándose para la guerra.

Y...

aquel hombre al que todos se preguntaban que quien era...lejos de escucharle huían despavoridos...sentían que era un mal presagio...pues quien así hablaba, todos tenían la certeza de que había venido a este mundo para ser crucificado...

Esta estatua también puede ser una representación de la Utopía.

Mi deseo más ferviente es que lo paséis lo mejor que podáis en estas Fiestas tan tradicionales, con mucha alegría y que terminéis este año con la ilusión de volver todos a felicitarnos el próximo...

domingo, 24 de diciembre de 2017

No es mi aura...


No es mi aura, no.
Son las luces del Corte Inglés.
Lo que ves en mi cara
no es una sonrisa,
es un escaparate.
Es una tienda.
Es una barra libre.
"Entra y coge lo que quieras".
Hoy estoy de rebajas,
hoy acaricio gratis.
Hoy me vendo
a este mar de gente
que espera el semáforo
que tan bien me conoce,
porque no me conoce nada.
Hoy regalo palabras.
Hoy estoy de promoción.
Hoy podría convencer a cualquiera
de que me comprara un rato,
de que me amara toda la vida.
Mañana cambio el escaparate.

Carmen Ruiz Fleta

Felicidades a todo el mundo, y en especial a Carmen, por este poema tan acorde con lo que hoy siento. Un millón de gracias, amiga.