..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 24 de diciembre de 2013

A todos os deseo….


Deseo que lo paséis lo mejor que podáis.

Y os dejo aquí una Película estupenda por si no tenéis otra cosa mejor que hacer y… para que no estéis por ahí buscando tonterías…

La vida de este chico.

Es una película de 1993 basada en las memorias de Tobias Wolff. La cinta es dirigida por Michael Caton-Jones y protagonizada por Leonardo DiCaprio, Robert De Niro y Ellen Barkin.
Tobias Jonathan Ansell Wolff (Birmingham, Alabama, EE. UU., 19 de junio de 1945), escritor estadounidense de ficción y memorias, especialista en el relato breve, aunque autor también de novelas. Se halla adscrito a la corriente del llamado realismo sucio.

A disfrutarla, que creo que eso del “realismo sucio”  os mola.

Besos.





martes, 17 de diciembre de 2013

Verdaderas mentiras…



Hace como unos siete años, y lo recuerdo perfectamente porque estaba yo haciendo mis pinitos como free lance en una revista local. Y recuerdo  que la noticia fue un escándalo. Se trataba de falsas informaciones publicadas en uno de los periódicos más prestigiosos del mundo. Y la noticia de ese fraude  saltaba a todas las “primeras planas” de la prensa mundial: Un joven redactor de The New York Times, que con la sola verdad de su portentosa imaginación se inventaba reportajes y entrevistas con personajes imaginados dando toda clase de detalles de zonas del mundo y gentes que sólo existían en su imaginación.

Todos los pertenecientes al gremio de este joven se echaron las manos a la cabeza escandalizados. Tal vez pretendían con este gesto  decirnos que…¡ellos son tan honestos! ¡Se ajustan tan cabalmente a la verdad! ¡Están tan seguros de la realidad!

¡¡Realidad virtual!!
¡En todo!
Ya está bien…

Yo creo que la única realidad que les fastidiaba era la imaginación de éste chico que escribía pasajes literarios con gran maestría. Que narraba entrevistas con nombres propios sin que las coincidencias fuesen “puras coincidencias”. Ahora nada es coincidente, y eso es lo peor de todo… ¡Se publican tantas mentiras gordas gordísimas que nos las tragamos a diario! Mentiras que circulan por el corazón de los edificios presidenciales del mundo… esos números de las cuentas virtuales de la Banca Mundial…

Y…

¡¡Tantos rollos patateros para justificar guerras genocidas!!

El hombre que escribió los reportajes publicados en The New York Times había captado el mensaje: ¿Qué sería de nosotros que somos verdades a medias si no nos inventáramos historias paralelas para endulzarnos la vida de vez en cuando?
Yo voto por la honestidad de este chico.



martes, 10 de diciembre de 2013

Detrás de la puerta…


No sabes por qué, pero lo sabes… sabes que está a punto de suceder algo extraordinario. En tanto el sentimiento de lo sublime puede ser despertado por objetos sensibles naturales  que son conceptuados negativamente, falsos de forma, informes, desmesurados, desmadrados, caóticos… y es posible que la luna te golpee con uno de sus picos… Y cerrando los ojos te lleve por cordilleras exploradas a una tempestad  que desemboca a la visión de una extensión indefinida que sugiere inquietud y muerte lenta… Y ocurre… y divagas… y meditas sobre si lo que está ocurriendo está fuera o dentro de ti. En ráfagas de segundos una bruma lo empaña todo, sientes algo parecido al pánico, la razón se difumina, el suelo se aleja, entornas los ojos y la luz de la hoguera  te deslumbra, la clara oscuridad bajando por todo el centro, te abandonas en un deseo de placer… y lo deseas… y quieres… y provocas ese placer que lo deseas intensísimo… luz y ceguera en ambivalentes sentimientos, hasta que el miedo se tronca en inevitable deseo placentero… lo secreto se hace presente  y se revela tembloroso…
Cuando notas que el peligro se aleja te preguntas que ha sucedido…

 Y… 

mientras vas abrochándote la blusa y acomodando la falda sobre tus muslos… inesperadamente unos golpes en la puerta llenan  el ambiente de desconcierto.
--Es la hora del té, señorita.
Sin mediar palabras la puerta se abre.
--¡Válgame Dios, señorita! Por la radio están diciendo que el terremoto ha sido de una intensidad de 4,9.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Reflexiones en la sombra…


Casi siempre duele más la verdad que la mentira, por otra parte cada uno como ente individual crea su verdad, cúmulo de experiencias, genética… factores dispares, yo tengo épocas en las que miento más que hablo y otras en las que me exijo la verdad sin maquillajes…

Tal vez de eso se trate, de fabricar cochinas mentiras que engañen paladares. Si es cierta la opinión del actor de teatro entonces debemos confiar en nuestros políticos, casi nunca dicen la verdad, imagino a quien habrá votado en las ultimas elecciones con esas máximas filosóficas.

Hace algún tiempo que me asquean todas las secciones de los periódicos excepto la de sucesos y cosas tangibles que aun así esconden casi toda la verdad al carecer de la suficiente profundidad.

Acudo a la sección de cultura y entrevistan a don fulano, distinguido psiquiatra laureado en su región, opina sobre política, enfermedades mentales… me da asco leer a la peña que sale en el periódico como premio a su mierda de vida, deportes, economía, política, cine, me da asco casi todo lo que llega al gran publico… la única pagina que no miente es la dedicada a esquelas mortuorias…(y no siempre)

 Ahora se escuchan relámpagos, en poco tiempo lloverá… eso no lo decían hoy en el periódico,  ni el hombre del tiempo…¡otra mentira….!

No hay mentiras ni verdades, solo materia y antimateria, la materia miente… lo inanimado habla verdades con su silencio…

No exijas la verdad y te será concedida, para estar bien preparado en la lucha debes de aprender a disimular, te mienten y tú sabes que no es verdad, pero sigues el juego por pura curiosidad…