..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 17 de octubre de 2011

Ingeniosa respuesta


¡Ya quisiéramos todos tener la capacidad de respuesta que tuvo George Bernard Shaw¡

Cuentan que este sagaz escritor, poseedor del Premio Nobel de Literatura y autor de una de las mejores representaciones de la obra de teatro, Pigmalión, y ganador de un Oscar por la adaptación de la misma para el cine, recibió en una ocasión una carta en la que habían escrito una sola palabra:

"Imbécil"

El escritor dijo sobre la misma al leerla:

"A lo largo de mi vida he recibido muchas cartas sin firma, es la primera vez que recibo una firma sin carta". 


22 comentarios:

  1. Genial----Una palabra lo define todo...

    mi beso

    ResponderEliminar
  2. El genial Shaw tuvo también un terrible lado oscuro, sus simpatías por el incipiente nazismo son cuando menos "peligrosas", pero eso no quita que el mismo renegó de esas ideas años más tarde.
    Se me olvidaba ¿en el original de "My fair lady" que decía en lugar de "La lluvia en Sevilla es una pura maravilla"?
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si es que se refería a Londres....

      Besote.

      Eliminar
  3. Lástima que normalmente las grandes respuestas se nos ocurran...demasiado tarde.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. jejejeje que bueno!! Una respuesta tremenda!
    Responder con educación y sin entrar al trapo, es lo que más jode! aunque hay que saber hacerlo.....

    Un besazo Marián!! :)

    PD: una imagen muy apetitosa!! ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo también la firmo (la respuesta).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Una sonrisa a estas horas siempre es de agradecer....

    ResponderEliminar
  7. Jua! eso sí que es ingenio...y genialidad. Besos.

    ResponderEliminar
  8. El caligrafista:
    También tú lo has dicho con una sola palabra: ¡Genial¡...
    Te beso.


    Ángel Iván:
    Todos tenemos nuestro lado oscuro. Hay que reconocer que las teorías de limpiar la tierra de la estupidez es muy tentador...acuérdate de "La soga" una cosa es teorizar y otra...
    ¿Qué me dices sobre la lluvia de Sevilla? ¡¡Cuéntame¡¡...
    Besote.


    José Maria Alloza:
    Sí, sí, no ha estado mal ;-)


    El Gaucho Santillán:
    ¡Exacto¡


    El joven llamado Cuervo:
    Magistral salida, sí.


    Pilar:
    Sucede a veces, pero en estos casos, para demostrar genialidad, la rapidez cuenta.
    Un saludo.


    Gybby:
    Es que es eso, saber hacerlo, Gybby...
    Un beso.


    Rapanuy:
    Pues claro, un anónimo pierde gracia ¿a que si?
    Un beso.


    Rorschach:
    Una sonrisa...¡Que halago¡ Eso es mucho más que una risa tonta...


    Javier F, Noya:
    Es genial esa respuesta. Como un bumerán, sin utilizar más palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, hola querida Marián! mirá que coincidencia, hasta hace un rato estuve buscando cosas de Bernard Shaw porque el otro día conseguí Pigmalion y antes de adentrarme en él quería saber otras cosas. Esta anécdota es genial, jaja.

    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  10. Escribes bien, y lo sabes. También sabes que lo sabemos y nos provocas y haces que tengamos ganas de contestarte y te ganas un montón de felicitaciones, de besos, de estampas nada bíblicas diciendo lo bien y lo mejor que lo hace tu mente y lo tanto y más que conseguirá fabricar más allá del futuro... o algo así, Marián.

    Leerte es provocador. Como lo fueron en su día los grandes. Eres provocadora, letra mediante, y evocadora, apetito literario mediante. A veces llega uno hasta aquí y no conforme con la belleza escrita se pone a intentar algo. Y, obviedad 2.0, acaba estancado en una ciénaga con aspiraciones de mar muerto. Pero por otro lado, y voy terminando, que no me gustan esos ojos en blanco, cuando uno llega por segunda, por tercera vez hasta aquí, acaba escribiendo todo lo que ha ido acumulando en estas ausencias comentadas... Así que se atreve, por atreverme yo, a intentar dejarte un comentario tan blanco como la foto del texto anterior, tan abierto como... un capítulo de Mad Men.

    Gracias por hacerte letra, unas veces, y por recordarnos a los que se hicieron letra por y para los siglos de los siglos y sus amenes.

    Un abrazo, firmado.

    (Te prometería, no sabes cuánto me gustaría poder hacerlo, que en próximos comentarios será más escueto, aprenderé a sintetizar para encontrar un lugar a tu derecha en el paraíso de las letras mayúsculas, pero…)

    Mario

    ResponderEliminar
  11. Quizás por esa sagacidad le dieron el Nóbel.
    Genial!
    Beso.

    ResponderEliminar
  12. alex, el imbecil10/20/2011

    ¡!!NO PIDAS PERDON, NI TRANSITES DE PUNTILLAS EL CAMINO!!!
    ¿Qué NO TE VEAN?
    VIAJA CON UN ALTAVOZ MICROCHIP ADHERIDO A TU LENGUA.
    BAILA EN LA TRASTIENDA COJA CON LA LADRONA Y MAQUILLATE COMO UNA PUTA DE SERVICIO AL ESPEJO MAGICO DE LA REALIDAD.
    LOS PERROS HUELEN EL MIEDO EN LA ANTESALA DEL ODIO.
    SI, PIENSAN ESAS ALMAS ENVIDIOSAS QUE GUARDAN CON CELO EL ALTAR DE TU VANIDAD.
    SERA BREVE LA ESTANCIA EN TU TEATRILLO PARNASIANO,
    ¡!! ME SALI OTRA VEZ CON LA MIA!!! , EN EL ESTANTE DE LAS GALLETAS… ROBE CON DISIMULO LA CAJA DE NOMBRE MONSTRUO… Y CONTEMPLE TU CARA OCULTA… HORRIPILANTE, DESNUDA Y MOHOSA… MONSTRUO

    ResponderEliminar
  13. El Escritor:
    Pues sí, aunque hay varias versiones para el cine, la del Pigmalión de George Cukor "My Fair Lady" según la obra de Bernard Shaw es la más atractiva, bajo mi punto de vista. La veo de vez en cuando y siempre veo cosas nuevas ¡me encanta¡
    También me encanta que vengas aquí y me comentes algo...
    Un beso.


    Mario:
    Madre mía¡ Ya sé, Mario, que lo que me dices no me lo dices para adularme, porque sabes, también, que tengo un ego importante, jajaja...
    Pero lo que nunca podría pensar es que vinieras aquí para quedarte sin palabras. Por Dios bendito. A ti no creo que sea fácil dejarte sin palabras...y no hace falta decirte que yo lo sé y que tú lo sabes...y por cierto, ya que estamos hablando de todo, y porque sé que siempre estás a la última ¿para cuando la temporada quinta de Mad Men?...tenme informada, jajaja...y no dejes de decírmelo como tú sabes hacerlo; largo y tendido.
    Un beso


    Tonetxo:
    No creo que fuera por eso.


    ALEX:
    He dejado la ventana abierta y ha entrado mucho ruido de la calle. No me he enterado de nada. Repite, por favor.

    ResponderEliminar
  14. Bien por George, eso demuestra que siempre hay una inteligente y atinada salida para todo, incluso para cualquier disparate.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  15. http://youtu.be/qp9dc9im3-M

    que sea lennon el que alumbre tu camino desde la calle... la cuestion es buscar soluciones, hay que ser practico... lennon es ahora mi psicologo, cuando caigo enfermo y hasta los cojones de los que me rodean me sumerjo en su obra, en sus composiciones.... paz venga joder, paz...que quiero abandonar este mundo sin derramar sangre... y te lodice un toro muy escarmentado... jodios banderilleros, matadores de palabras....!!!!! me postro de rodillas y grito al cielo, NO ESTOY COMPLETAMENTE LOKO!!!!... diselo to john....

    ResponderEliminar
  16. Soy muy fan de las citas de Bernad Shaw, desde luego era un hombre Genial...

    ResponderEliminar
  17. Desde luego que sí; que era un hombre muy genial, y lo demostraba casi sin querer...porque el talento sale a flote esté donde esté...

    ResponderEliminar
  18. Un alarde de genialidad sólo al alcance de unos pocos...

    Besos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.