..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

domingo, 12 de junio de 2011

¿...es caprichoso el azar...?


Le estuve observando durante unos instantes...

Nuestras miradas se cruzaron fugazmente. Fue como volver a vivir un momento olvidado. De pronto todo se hizo actual. Era como si el tiempo se hubiese detenido...¿Era ese instante, era yo, era él?...Sobraban las palabras. De una cosa estaba segura: no era sólo un espejismo anhelado tantas veces.

¡Era Él¡...

Traté de no mirar. Quería ser fuerte, y de pronto sentí miedo...y él insistía con su mirada. Intenté huir. Pero era más grande el deseo que el miedo...miedo a que quizás se tratara de una sublime ilusión. Dejé de mirarle y quise seguir mi camino. Cerré los ojos y al abrirlos de nuevo Él había desaparecido. Como tantas veces...

Pero esta vez era distinto; algo dentro de mi alma me decía:

¡Es Él¡...

***************************

Es caprichoso el azar
Letra
Joan Manuel Serrat

Fue sin querer...Es caprichoso el azar. No te busqué ni me viniste a buscar. Tú estabas donde no tenías que estar; y yo pasé, pasé sin querer pasar. Y me viste y te vi entre la gente que iba y venía con prisa en la tarde que anunciaba chaparrón. Tanto tiempo esperándote...

Tanto tiempo esperándote...

Fue sin querer...Es caprichoso en azar. No te busqué ni me viniste a buscar. Yo estaba donde no tenía que estar y pasaste tú, como sin querer pasar. Pero prendió el azar semáforos carmín, detuvo el autobús y el aguacero hasta que me miraste tú. Tanto tiempo esperándote...

Tanto tiempo esperándote...

Fue sin querer...Es caprichoso el azar. No te busqué, ni me viniste a buscar.

 

25 comentarios:

  1. Quizás entonces es ÉL!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues esa sensación no tiene precio. El alma difícilmente miente.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Las hormonas son un poco putas, siempre nos hablan de la inmediatez, de la conclusión de lo idealizado adecuándose a el cuerpo recién descubierto. Poco importa si el tiempo descubre ese juego de larga duración un espejismos cuando estas bajen la intensidad...poco importa, mientras podamos disfrutar durante esos momentos ilimitados la sensación de no andar solos, abrigados en la complementación de otras manos que nos hagan sentir un poco mas perfectos, un poco menos solos.
    Yo pienso que el amor, pese a todo, esta seis pasos mas allá de el aluvión del principio, aunque te digo que es pura ebriedad de la cual, molaría no desintoxicarse nunca...XD Pero creo que es el, cuando queda ese reconocimiento de dos miradas, que se saben complementarias mas allá de deseo o cuerpo, que se aman a nivel de pensamiento, de entendimiento y prismas vitales, sabiéndose imprescindibles para mantener ese delicado estado de plenitud.
    Un besote linda... y muy ternusca la entrada.

    ResponderEliminar
  4. Qué linda entrada... muy en sintonía con tu mensaje de recepción de comentarios... "lo prohibido se vuelve tentador"... (qué dificil es, no caer...)

    Un beso,

    Ana.

    ResponderEliminar
  5. Ya se sabe, Dios no juega a los dados.

    ResponderEliminar
  6. Yo añadiría que el azar es terriblemente caprichoso. Hasta parece gastar bromas.
    Y menuda emoción "es él"...Por fin.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. MARIAN: ¿Existe el azar…existimos nosotros, tú, yo, él?...Sin sueños no habrían realidades, éstos calman el sufrimiento del caminante, ilustran la vida y viven lo que en esta vida, no puedes, o no te dejan vivir...Despabilados o adormecidos…somos sueño…Así que ¡A soñar! Y da igual el color…Abrazos cariñosos y causales

    ResponderEliminar
  8. Mil veces tuve esa seguridad y mil veces fracasé. Que deprimente lo mio.

    ResponderEliminar
  9. Miedo y deseo....buen tema. Cuando de miedo y cuando de deseo nos hace quedarnos o huir. Miedo y deseo dos fantasmas que nos moldean en el grito de pavor o el grito del placer...el cuerpo arqueado en las orillas del mismo rio

    mi beso

    ResponderEliminar
  10. Pilar:
    Siempre es Él...pero él es efímero...podríamos decirlo así...


    María:
    El alma es tan mentirosa como nosotros mismos...nos mentimos todo el tiempo, lo bueno es que ni nos damos cuenta.
    Besos.


    La susodicha:
    Claro...en ese juego entra todo (las putas hormonas y más cosas), y la seducción, también...ese juego es intenso porque es de muy corta duración, y además, se asienta en nuestra memoria...y ahí sí que nos putea los sentidos; los recuerdos se modifican y nos manejan como quieren.
    Ya ves, Josune, hasta dónde me puedes llevar tú con tus comentarios, lo quieras o no...
    Un beso, chica, que no sabes cuantísimo me gusta verte por aquí.

    ResponderEliminar
  11. A:
    Ana, estamos muy sensibles, ya lo sé, y a veces doloridas...pero eso es vida; no es caer...es dejarse caer...
    Un beso.


    El hombre de Alabama:
    Ya sé que a ti te gustaría jugar con Dios in person, y no a los dados precisamente...


    Igor:
    Te pones irónico porque eres un incrédulo, pero piensa y verás como también a ti te ha pasado alguna vez.
    Un beso.


    Kimbertrancanut:
    Existe el azar porque tú me lo estás nombrando, y yo creo en ti...porque me dices que soñar es bueno para amortiguar el dolor que da el vivir simplemente...y porque me has enseñado a vivir con tus abrazos de mil colores...
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  12. Curiyú:
    ¿Por qué deprimente, Curi?...mientras sigas sintiendo esa sensación placentera vamos bien.
    Un beso.


    Elcaligrafista:
    Entre el grito de placer y el grito del pavor..."el cuerpo arqueado en las orillas del mismo río" hummm...poderosas imágenes me dejas...y no para simplificar si no para darme a entender la complejidad de todo...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Es una sensación inolvidable, pero la próxima vez escucho al pavor, y salgo corriendo… :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  14. José María Alloza...
    jajaja...el pavor no grita...aún me asustaría mucho más...dominada por el pavor...yo puede que enmudeciese... no así de placer...
    Gracias, José María.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. El azar es un animal que disfruta del vertigo. A veces nos lleva a limite del miedo, a veces al limite de deseo. El azar es ese animal que nos pone en riesgo..y es tan interesante ese animal que no podemos dejar de cabalgarlo


    mi beso

    ResponderEliminar
  16. Esa sensación fugaz de amor (por qué no?)... A veces la dejamos escapar por miedo, inseguridad, vergüenza...

    Y qué canción! De esas canciones que parece escrita para uno, atemporal, eterna más bien, inmensa...

    salud!

    ResponderEliminar
  17. Anónimo6/16/2011

    Andaba como atontado, siempre me metia en lios ¡no entendia nada¡ ella me sacó de ese negro pozo y ahora ya no está. Se fue, maldita bastarda¡¡¡ Había reunido todo el valor para suicidarme y ella apareció y me jodió la vida para siempre. Nunca más he vuelto a sentirme con las fuerzas necesarias para volver a intentarlo.

    ResponderEliminar
  18. Nunca tivemos a alegria de um abraço,
    jamais tivemos um aperto de mão.
    Trocamos nossas mensagens
    Diante de um computador que nos separa.
    Nossos olhos não se encontram
    O unico contato é essa tela .
    que tem a magia de nos unir
    aqui passamos imagens e sentimentos.
    E como é fantástica nossa amizade
    isufluimos dessa magia uma amizade
    linda e pura.
    Hoje somos irmãos pelos caminhos que Deus
    nos traçou.
    Peço a Deus para que eu possa
    te chamar eternamente de amiga
    e amigo.Um final de semana lindo
    para você.
    Beijos com amor e ternura,Evanir.
    Obs:
    As mãos ainda ñ teve grandes melhoras
    por isso um carinho igual para todos.

    ResponderEliminar
  19. interesante sitio, te sigo ;-)

    ResponderEliminar
  20. Cuantas veces me ha pasado eso y lo he dejado pasar!! aaaaaaargh! y alguna también que me he equivocado..... el azar se lo tiene que pasar bomba viendome sentado en su sillón!!

    Preciosa entrada Marián!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. Yo también oí ese coro celestial cantado por mi admirado Serrat pero cambiando el género pero debían haberse cruzado las líneas porque o era la canción para otro o era yo el que me la cantaba siendo metira para creémelo.
    Un besote Marián.

    ResponderEliminar
  22. Hay momentos que nos eligen, y otros que elegimos nosotros. El azar estaría en el punto medio de esa doble búsqueda.

    Un placer leerte, querida Marián.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. El magnetista;
    ¡Qué bella alegoría¡ el azar..."ese animal que no podemos dejar de cabalgarlo" Sí¡¡ disfrutando del vértigo...arriesgar e ir a por todas, sin paliativos, ver el abismo y dejarse llevar...caer en el laberinto buscando a Teseo para luchar juntos y vencer al Minotauro...
    Mi beso en el tuyo.


    Isra:
    Así es, Isra, esa canción tan atemporal, y que cada vez que la escuchas parece inventada en ese mismo momento.
    La vida, vivirla, siempre es un riesgo. Y sí, nos falta valor.
    Salud¡

    ResponderEliminar
  24. Anónimo:
    Hermoso. A cualquiera le puede pasar algo así. Parece la sinopsis de un thriller ¿no lo has pensado? Así que muchas gracias por venir y contármelo "a calzón quitado"
    Suerte.


    Spaski:
    Nos seguimos entonces...gracias por venir ;-)


    Gybby:
    Parece que el azar te tiene bien agarrado, je, je, hasta se podría decir que atado a ese sillón. Arriesgando aunque no siempre te salga bien
    Muchas gracias, Gybby, un beso.

    ResponderEliminar
  25. Ángel Iván:
    Seguro que alguna vez fue para ti ¿por qué no? ¡tienes que estar más atento, Ángel¡
    Un besote.


    Marisa:
    Claro que si; el azar a veces juega al escondite y a veces hay que buscarlo, pero bueno, incluso con una venda en los ojos te da señales... no siempre hay que verlo tan nítidamente ¿no?
    Un beso, Marisa.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.