..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 18 de septiembre de 2015

Psicólogos y estadísticas...


A veces pasa...
Sucede...
Que los niños van muy por encima de lo que los psicólogos  creen que piensan los niños.

Ellos, a su manera, se enteran de todo. Me decía uno de esos "expertos", que nueve de cada diez niños ven más preocupados y con peor humor a sus padres que antes. ¿Antes de qué? Los niños sólo oyen ahora las palabras: crisis, paro, hipoteca, indignados...las oyen decir a sus padres pero esto no significa que los niños lo asocien al mal humor de los padres. Normalmente los mayores delante de los niños suelen hablar a medias y con cuchicheos... lo hacen, dicen, para que los niños sean felices y no se pongan tristes. Pero quien observe a un niño, enseguida se dará cuenta  de que su preocupación, si no le afecta directamente,  les dura unos segundos. Y a otra cosa mariposa. Por eso los niños en periodos de dificultades siguen siendo felices.

Los psicólogos dicen que a los niños conviene contarles la situación que atraviesa la familia, pero con palabras sencillas (adecuadas a su edad) siempre transmitiendo esperanza y tranquilidad y nunca dar muestras de angustia que incluso a ellos le puede generar culpabilidad.

Eso está muy bien. Pero no creo que los niños necesiten muchas explicaciones. Ven sin que nadie se lo diga, que hay recortes en casa y son tan listos que intuyen que esto se debe a causa del dinero: su padre o su madre se han quedado sin trabajo, y saben, sin que nadie se lo explique, que eso supone menos dinero para los gasto de la casa.

Pero sí, a veces la situación llega a tal límite que es imposible no discutir sobre dinero delante de los niños. Esto si que les puede afectar: las broncas esas... Pero si los padres son capaces de pensar con la cabeza se darán cuenta que hay muchas cosas que hacen felices a los niños sin gastar tanto dinero. Por ejemplo, jugar con ellos, salir a dar un paseo, llevarlos a ver algún deporte, acudir a espacios públicos, como bibliotecas o ludotecas.

Y...ese "dinerito" que se gastan en psicólogos...pueden gastarlo en organizar una vez al mes una fiesta, dejando  que los niños coman, por un día, lo que les apetezca.



20 comentarios:

  1. Hola Marián... Los niños, esos locos bajitos. Algo tan simple y natural, pero a la vez tan complicado, o es que a mi me lo parece, seguramente sera porque no soy madre...
    Tengo una buena amiga que es psicología infantil.. me explica muchas cosas de niños, y ella los adora..
    Su Web esta en mis enlaces en los Blogs, pero te dejo el enlace por si te apetece trastear... Abrazos
    http://www.shantiterapias.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sí, Llorenç, tu amiga la psicóloga infantil te tendrá que estar agradecida de que la promociones en tu blog. Tú es que eres muy generoso...Yo es que no confío mucho en esas seudociencias...somos demasiado complejos como para conocernos a nosotros mismos...imagínate a los demás.
      En los últimos tiempos han crecido como setas todos estos psicólogos, sociólogos y demás...y puede que hasta tenga éxito en sus pronósticos porque...¡imagínate la cantidad de gente insegura que hay! Y puede que algunos psicólogos de niños ni tengan hijos...pero bueno, hay gente pa tó.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Algunos padres también equivocan las respuestas de los hijos, especialmente, si estos son algo menores.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que los niños no vienen con el catálogo de instrucciones de uso...

      Saludos

      Eliminar
  3. Muy cierto lo que dices. Dedicar más tiempo a nuestros hijos, desde su altura y no vivir, imponiéndoles nuestras batallas cotidianas. Acabo de subir una reseña sobre la novela Nada y como leo que te describes como malvada, quizás te agrade pasar por mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya lo he visto, tienes cosas muy interesante en tu blog; lo visitaré con más calma.

      En cuanto a lo de presumir de buena o mala... prefiero ser mala...me parece más honesto.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Salvo situaciones complicadas estoy de acuerdo con tu último párrafo, y a los niños no se les debe mentir, son pequeños pero no tontos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además ellos van viendo las cosas como vienen, y lo que intuyen de todas todas es cuando se les quiere de verdad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Tu blog está poseído, quinto intento de comentar.... de repente empieza a hacer cosas raras y desaparece... voy a probar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre mía! no me asustes, TORO, que he oído por ahí que hay como una plaga que está infectando todos los dispositivos...
      A ver si tenemos suerte y nos libramos de semejantes ataques...

      Eliminar
  6. Parece que ahora si.
    Te decía que esa viñeta de Forges es una de mis preferidas.
    En cuanto a los niños todos los padres deberían esforzarse en que sus hijos vean amor en casa.
    A partir de ahí todo irá bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya estás aquí.
      Sí esa viñeta...es genial, porque además creo que refleja una verdad como una catedral.

      Besos.

      Eliminar
  7. Hola, Marian, vengo del blog de llorenc, que ha publicado una entrada tuya, y quería conocer tu blog, me quedo por aquí viendo más entradas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María, por tomarte la molestia de venir hasta aquí. Yo ya he visto que tú tienes unos blogs muy bellos.

      Un beso.

      Eliminar
  8. Seguramente en este caso, como en cualquier otra situación vital, a los niños sea preciso darles información de forma sencilla y tratar de seguir adelante, porque la realidad ni puede ni debe negarse, y estoy contigo, dejemos de "identificar dolencias" y destinemos los recursos a rescatar instantes de calidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Pilar, veo que has captado perfectamente la intención de esta entrada: dejemos de diagnosticar enfermedades y vayamos a lo esencial: que es tratar de hacer felices a los niños.
      Un beso.

      Eliminar
  9. No tengo hijos, ni mucha relación con ellos, aún así creó que en este tiempo, donde los pequeños aprenden más rápido lo qué es la vida adulta, es bueno incentivar el luego, la lúdica y hablar con ellos sobre lo que significa la responsabilidad y los riesgos en la vida. No sé cómo será eso, pero los mitos infantiles se destruyen rápido en estos tiempos, así que combinar una labor lúdica, incentivar la imaginación, y las posibilidades del mundo adulto, puede ayudar en su felicidad .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, educar para que sean felices sin ocultarles las dificultades que conlleva la vida; enseñarles a ser personas y no adoctrinarlos para que se hagan seguidores de las causas que defiendan los padres. Educarles, sí, pero dejarlos libres de pensamientos tendenciosos...

      Saludos.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.