..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Déjame con la boca abierta!!

.

.
La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar en una cuerda floja. OSHO

lunes, 21 de mayo de 2018

Cogito ergo sum

Pienso, luego existo.

Que es como se traduce en español, siendo más exacta la traducción literal del latín: «pienso, por lo tanto soy».

Y ésta es la frase sobre la que Descartes construye su carrera después de tanto y tanto cavilar... Aparentemente, el razonamiento de Descartes está bastante claro.

Puedo dudar de todo...

excepto del hecho de que estoy dudando.

Puedo pensar cualquier cosa falsa...

excepto del hecho de que estoy pensando.

Seamos, por el momento, condescendientes. Aceptemos que Descartes prueba su propia existencia, al menos a sí mismo. Supongamos que nosotros podemos hacer otro tanto. La distinción: mente y cuerpo. Pienso; soy una cosa pensante, no soy nada más que una cosa pensante y no necesito un cuerpo ni nada semejante. Éste es el punto en que Descartes salta de una inferencia trivial a otra que es abiertamente falsa. Incluso para los contemporáneos de Descartes algo olía a podrido en su argumento...¿Se había contaminado o tenía miedo a perder su existencia?

Thomas Hobbes planteó de este modo su objeción: Cuando Descartes añade al "Yo pienso" el "luego soy una mente, un intelecto" confunde al pensador con aquello que está haciendo, el pensar. Lo que Hobbes está señalando es el uso implícito y problemático que Descartes  hace del concepto de sustancia. Resulta perfectamente plausible inferir  su proposición "soy un caminante" a partir  de la proposición "yo camino". Ahora bien, la inferencia añadida de que "soy una sustancia caminante" resulta confusa, amén de desagradable.. Yo camino, pero no soy un camino ni una sustancia caminante ni nada por el estilo. Yo no soy lo mismo que mi caminar y ni siquiera tengo que caminar en absoluto. Ya que la idea de la mente como una "sustancia" independiente del cuerpo es tan vieja como Pitágoras y Platón y, en el caso de Descartes, está palmariamente copiada del concepto cristiano del alma, en su forma agustiniana vulgar y prearistotélica.

Hobbes al final llega a la conclusión de que algo extraño pasaba con Descartes, pues llega a plantearse la posibilidad de que todo fuera un sueño. Despierta colega, le replica a su amigo contemporáneo, ese argumento del sueño es tan viejo y caduco como Platón. Sin dejarse intimidar, Descartes imagina entonces que un genio maligno, un demonio, puede estar tirando de la cuerda de sus sentidos...algo raro ocurría en su mundo externo...

Y...

Otra vez Dios

Descartes convencido al menos de su propia existencia se dispone a mirar en su interior descartando, nunca mejor dicho, sus malos pensamientos...y he aquí que divisa la idea de Dios. Y se dispone a dar algunas pruebas más. Descartes ofrece una maraña de argumentos que lo llevan a contradicciones sin pararse mucho a "pensar". Quizás Descartes contaba con algunos vagos indicios de la existencia de Dios. De haber llegado algo más lejos, como sugiere Hobbes, podría haberse mostrado más cauteloso en toda su cháchara acerca de Dios...o, quizás quiso agarrarse a esa idea como a un clavo ardiendo...quizás le obligaron a hacer una apología del alma cristiana bajo pena de muerte. Quien sabe...

Y es que fue una época dura para los librepensadores...con esa espada de Damocles siempre encima de sus cabezas. Por eso otros lo tuvieron más claro... porque dudar era un peligro eminente. Para Spinoza, por ejemplo, Dios fue el eje de todo: la sustancia suprema, todo lo demás en el mundo que existe es Dios. ¡Chúpate esa, Descartes! No hay una verdad más clara que esa: Todo en (es) Dios.


20 comentarios:

  1. Esa frase, esa denuncia de Descartes hoy habría sido un twit, posiblemente con algún “me gusta”, y alguna respuesta del tipo de: “duda lo que quieras la conclusión te sorprenderá“ Y si nadie le respondiera acabaría pensando estar equivocado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, un poco de revuelo en dos días y luego a "otra cosa, mariposa"

      Un abracito.

      Eliminar
  2. Hoy estás filosófica ¿no?
    Vaya repaso que le has dado a los señores filósofos, siento no tener la cabeza para meterme en la conversación, otra vez será-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y cuándo no estoy filosófica, Tracy!!
      Ya me conoces, y tampoco hay obligación de seguirme el rollo...jaja.
      Besos.

      Eliminar
  3. Podemos sustituir Dios por orden cósmico?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la filosofía, Alfred. Así lo vio Einstein, que dijo que él sólo creía en el Dios de Spinoza.
      Besos.

      Eliminar
  4. Un pensamiento brillante, aunque condicionado por su época como brillantemente explicás.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Demi, por tus palabras.

      Besos.

      Eliminar
  5. Cada uno cuenta según le va, yo lo tengo claro, tan claro, que hasta dudo de ello.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres de los que dudan de todo. Eres de los que a mi me gustan.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Siempre es bueno filosofar. Es tan antiguo el tema y tan vigente, que excepto las verdades del cosmo que ahora sabemos, sigue en pie toda la reflexión

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay algo por descubrir. Y eso es lo bueno...que no nos falte esa curiosidad para seguir caminando...

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Dudo que estos señores no posean un perfil en Twitter

    Dios está tuerto, caso de no estar muerto

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé qué decirte...

      Besos.

      Eliminar
  8. La de ahora es también una mala época para los librepensadores.
    Y más si lo expresan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tremendo que a estas alturas tengan que castigar con penas incluso de cárcel por decir de palabra lo que uno piensa.
      Lo que tenía que ser delito en una democracia es que exista una ley de mordaza.

      Besos.

      Eliminar
    2. ¡Joer! que calenton, anque esta sea la horade pensar.

      Y yo que no las tengo todas conmigo...
      Por que ciclicamente le vuelvo a dar vueltas a aquello de que...
      -Mira que si no soy mas que el sueño de alguien.

      Eliminar
    3. Te dispersaste mucho con tus blogs...
      Y al final uno ya no sabe ni quien es...

      Saludos.

      Eliminar
  9. Es complicado esta vez... porque cada uno es libre de pensar a su aire y criterio, pero a en muchas ocasiones posicionarse no es tan sencillo...
    Creo que me quedo por hoy en posición neutral.
    BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todas las ocasiones tendríamos que tener libertad para pensar como queramos. Y también tener tiempo para reflexionar.
      Tener dudas no es malo, según mi punto de vista la duda nos lleva a mirarlo todo desde todos los ángulos.
      Creo que lo peor es creernos que estamos en posesión de la verdad... porque verdades absolutas no hay.
      Besos.

      Eliminar

Ni aún el genio más grande iría muy allá si tuviera que sacarlo todo de su propio interior. Goethe.