..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

domingo, 8 de julio de 2012

Temblor...


"...La raíz del temblor llena tu boca,
tiembla, se vierte en ti
y canta germinal en tu garganta..."

El temblor, de José Ángel Valente

*******

Me acostumbraste a tu deseo,
tu deseo se convirtió en mi placer...
Sentir tu vida en mi saliva,
tu temblor inundando mi garganta
mirándome en tus ojos quiero...


11 comentarios:

  1. Marián:
    Demasiados microbios, no?
    Creo que no debiéramos comprometernos en esclavitudes, aunque sean por amor…Es fácil que tras el deseo llegue la aversión y el remordimiento, recuerda que somos animales de infieles instintos.
    Besos amigables.

    ResponderEliminar
  2. El más bello de los temblores...

    ResponderEliminar
  3. Esto es entrega y lo demás, literatura. Prefiero lo primero a lo segundo, la verdad. Estoy tomando antihistamínicos porque me picaron bichos este finde. Las drogas legales son chunguísimas, joder.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sentir tu vida en mi saliva, fuerte y precioso. Bello poema. has hecho muy buen uso de la inspiración. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7/11/2012

    Es bonito encontrar en lo orgánico el amor, inundar la boca con esencia de sexo y embriagarse con los aromas mas escondidos, el sumun del enamoramiento llevado al delirio seria entrar al cuarto de baño y suspirar de amor hasta en el momento de captar el olor a mierda de tu chica-o flotando en el enrarecido ambiente tras la defecación.
    Yo creo que el amor tiene fecha de caducidad, el enamoramiento y la pasión dan paso a una ternura mas madura carente de locuras propias de las primeras etapas de la relación.
    Un hilo que se enlaza a hebras que buscan la cadena del amor… hipoteca, estancamiento afectivo, enfermedad, paro, muerte, vicio, adulterio… y pasan los días y se jubilan estanterías de madera, se oxidan las herramientas en la caja del trastero, encanecen los cabellos y se arruga la piel… se amontona el polvo y cacharros inservibles.
    La muerte nos divisa desde lo alto de un cerro en la noche cerrada, con los ojos fruncidos postra su mirada en la luz de nuestra pequeña morada en la ciudad.
    La muerte se nos representa normalmente como una calavera arropada en un manto negro con una guadaña… y eso no es así, la muerte es invisible y vuela entre ráfagas de viento, se cuela en primavera por el resquicio de la persiana y te merodea mientras duermes confiada, te observa allá donde estés y aguarda… ¿no la hueles en las corrientes de aire?

    ResponderEliminar
  6. Kimbertrancanut:
    Tienes toda la razón, ser esclavo de las pasiones no nos lleva a buen fin...somos animales, pero animales pensantes...y creo que deberíamos ser más altruistas con nuestros actos...más que nada por higiene mental.

    Besos amigables y agradecidos.

    ResponderEliminar
  7. Dario:
    El temblor es síntoma de vida...el que nace de dentro, sí. El otro es como un aire momentáneo sin más.

    ResponderEliminar
  8. Advenedizo:
    Lo segundo es una adicción...no exenta de egoísmo...si lo dices por la calidad literaria es natural que te guste menos; es mio.

    Bichos que pican a otros bichos. Espero que habrá ganado el más fuerte...y si no ya sabes que lo que no te mata...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Javier F. Noya:
    Muchas gracias, Javier, tú siempre tan generoso conmigo...pero ya sabes que mi mayor inspiración sois vosotros los comentaristas y ¿admiradores? ;-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo:
    "La verdad que quiero exponer aquí no es particularmente escandalosa, o bien no lo es en la medida en que toda verdad es escándalo"

    ResponderEliminar
  11. El temblor es cuando el cuerpo siente que algo va a pasar, un beso, un tacto, una caida, el temblor nace cuando todo acontecimiento es inevitable...

    mi beso, el de siempre...

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.