..

..

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

musica

lunes, 27 de julio de 2015

El gran tropiezo...


El atractivo del conocimiento sería harto débil si no hubiera que vencer tanto pudor para alcanzarlo.
Nietzsche

Me voy unos días. Me voy a la playa, a la casa de mi abuela. Me asomaré a mi querido acantilado...tan atrayente que sólo de pensarlo ahora se me eriza el vello.
Cogeré la vieja bicicleta e intentaré darme unas vueltas por el pueblo, lejos del mundanal ruido. Seguro que me vendrá bien, como una terapia de desintoxicación.

Al amanecer en la playa...o al atardecer... lejos ya de los habituales "moscones"  (pues pienso engordar como mínimo tres o cuatro kilos), daré un repaso a esos libros pequeños y  grandes en contenido. Es curioso que sólo cuando ya eres una persona adulta es cuando le sacas todo su jugo a "El Principito" o "Alicia en el país de las maravillas".

Y...

¿La soledad tiene algo que ver con el simple hecho de querer estar sola?

Bueno...Ya. No interroguemos ahora lo que ahora no podemos contestar.


domingo, 19 de julio de 2015

Lírica clasica criminal


Un juicio londinense por acoso sexual, "mobbing" e intento de asesinato nos devuelve al Catulo más procaz.
Cayo Valerio Catulo, poeta latino del siglo l antes de Cristo, se ha puesto de moda en la sofisticada City londinense gracias al juicio de Jordan Wimmer contra su antiguo jefe, Mark Lowe. Y es que, al parecer, una de las pruebas clave de la demanda consiste en un sms donde el financiero citaba el verso primero del Poema 16  de la Carmina de Catulo, "pedicabo ego vos et irrumabo", que bien podría traducirse  como: "te sodomizaré y te follaré por la boca". Esta era la lindeza más culta con la que este  caballero bombardeaba todas las mañanas a la demandante.



martes, 14 de julio de 2015

El mundo este


No sé quien dijo, refiriéndose a los nuevos tiempos, que la Tierra supone una aldea global con forma de ratón. Los expertos de la neurociencia han determinado que la inteligencia está en la capacidad de establecer conexiones. El budismo defiende que a través de la meditación uno es capaz de descubrir cómo el Universo está interconectado.

Sin embargo, cuando te quedas a solas en tu habitación con tu portátil sabes que tienes en tus manos un instrumento capaz de despertar en ti un interés detectivesco, y quieres descubrir, como cualquier científico, qué hay detrás de algo. Y hasta se puede descubrir  que en cualquier proceso científico puede haber poesía. En cualquier canción de Sabina hay poesía. Y también puedes encontrar partículas elementales..."la física mezclada con la lírica es un placer", generando metáforas entre las matemáticas y las relaciones personales.

Y luego está la seudoliteratura...Porque contar tus vivencias de forma tan rudimentaria son las 
nuevas formas de interrelacionarse sin verse ni tocarse. A veces sin poderse mirar. Pero no importa, somos almas libres que navegan por las redes y que se han saltado todas las reglas, y que no tienen miedo a tener pensamientos extravagantes. Porque toda nueva ciencia, en principio,  se abre camino por las incoherencias, incluso estupideces. Pero que sin embargo te pueden enriquecer, aunque de forma experimental. Este mundo virtual, por el que todos navegamos, incorpora a nuestra vida real, jugando de forma muy evidente, realidades y ficciones. y aunque pretendamos pensar que hablamos de lo que vemos, en realidad siempre estamos hablando de nosotros mismos. Pues aunque finjamos saber más de lo que sabemos, también fingimos ser siempre más ingenuos de lo que somos. Por eso creo que  hay arte en el ciberespacio; esa mezcla de lo artificial y lo empírico.



jueves, 9 de julio de 2015

¿Glosas o zarandajas?


Decía el flamante  miembro de la Real Academia Española, Javier Marías, que de las glosas no hay que fiarse. Decía, sin paliativos: " a menudo son erradas, tergiversadoras, interesadas; y el glosador destaca sólo lo que afianza sus propias tesis u opiniones".

Y es que en todas las épocas, siempre el "nuevo" filósofo arremete contra los anteriores, tachando, en la mayoría de los casos, las doctrinas como decadentes. Tratando así de distanciarse  de lo que ahora está tan de moda denominar "vieja casta".

Cuando somos demasiado jóvenes nos enamoramos de todas las novedades...porque nosotros somos el futuro; lo nuevo, lo que mola. Son cosas de intelectuales, decimos, (Recuerdo haber leído cosas del joven Nietzsche arremetiendo contra todo lo viejo), piensan ellos que han venido a este mundo a poner las cosas en su sitio. ¡Vanidad de vanidades!

Cuando hablamos de alguien al que consideramos un intelectual se supone que es una persona que se dedica a estudiar y reflexionar sobre realidades de nuestro mundo. Algunos son profesores en universidades y  a no pocos de ellos les tienta la política... piensan que el mundo los necesita.

Pero el reloj del Tiempo les demostrará que su intelectualidad puede ser una simple banalidad. Porque todo se repite una y otra vez y lo que ya pasó aparece de nuevo...después de las doce en el reloj otra vez vuelve la una...impertinentes los números del tiempo....

¡Oh, los intelectuales!

 Hace pocos días oí una definición que me pareció bastante inteligente. La hizo Juan Carlos Monedero. Le preguntaba el "moderno" Risto Mejide que en qué se diferencia un pedante de un intelectual. La respuesta no se hizo esperar: "La diferencia es la misma que hay entre un eructo y un suspiro" ¡Fantástico! 

Pero claro...uno suelta una frase hecha y la echa como si tal cosa. Todo está por ahí, en el éter atrapando cuerpos y bocas como diría Juan José Millás. Y  si se trata de letras...todos bebemos de aguas subterráneas. Me contaba un amigo una anécdota sobre Platón (alguien se la habría contado antes a él) que bajo la almohada de su lecho de muerte no se encontró ni "biblia", ni escrito egipcio, pitagórico o platónico, sino un ejemplar de Aristófanes. Y me preguntaba mi amigo ¿Cómo hubiera podido soportar  la vida Platón- aquella vida griega a la cual decía no-sin Aristófanes?




lunes, 6 de julio de 2015

La Bestia…


“Le dieron el poder de dar vida a la estatua de la bestia hasta el punto de hacerla hablar y que hiciera matar a todos los que no la adorasen. Hizo que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, recibieran una marca en la mano derecha o en la frente, de forma que ninguno pudiera comprar o vender si no había sido marcado con el nombre de la bestia o con la cifra de su nombre. Aquí la sabiduría. El que tenga inteligencia, que calcule la cifra de la bestia, una cifra de hombre. Su cifra es 666”
Revelación 13: 15-18

 En Bélgica, precisamente en la ciudad de Bruselas, existe una supercomputadora llamada “La bestia”, abarca 3 pisos de un edificio y está enlazada con 270 bancos europeos y algunos de EEUU y Rusia. Es autoprogramable,  puede memorizar archivos de cada habitante de la tierra identificados por un número que comienza siempre por “666″.


 

Filosofando
La filosofía es un enorme apetito de transparencia y una resuelta voluntad de mediodía. Su propósito radical es traer a la superficie, declarar, descubrir lo oculto o velado- en Grecia la filosofía comenzó por llamarse "alétheia", que significa  desocultación, revelación o desvelación; en suma, manifestación. Y manifestar no es sino hablar, "logos". Si el misticismo es callar, filosofar es decir, descubrir en la gran desnudez y transparencia de la palabra el ser de las cosas, decir el ser: "ontología". Frente al misticismo, la filosofía quisiera ser el secreto a voces.
José Ortega y Gasset


miércoles, 1 de julio de 2015

Corre que vuela...


¿El dinero vuela?
¿De qué materia está hecho el dinero?
¿A qué sabe el dinero?
O mejor aún:
¿Qué hay que saber del dinero?
¿Tiene el dinero la capacidad de "disolverse"?
¿El dinero que yo pierdo lo gana otro?

Fui al banco a que me informaran, y me dijeron que se había perdido mucho dinero "por la crisis". Y yo ingenuamente  pregunté:  ¿Se pierde realmente el dinero, nadie ha recibido ese dinero, simplemente se ha  volatilizado, evaporado, disuelto, desaparecido? El tipo que me atendía miró al techo y pareciome que emitía un silbidito como si la cosa no fuera con él. Y no supo decirme  nada más sobre la "naturaleza" del dinero. Y ahora no sé si el dinero es una cosa tangible o sólo es una especulación...

El que parecía tener más conocimiento de lo que es el dinero tuvo la gentileza de acompañarme hasta la puerta giratoria de salida...

--No le de usted más vueltas...en la actualidad el dinero puede crearse de acuerdo a dos procedimientos: el dinero legal, que es el creado por el Banco Central a través de la impresión de billetes y la  acuñación de monedas, y el dinero bancario, desarrollado  por los bancos privados mediante anotaciones en las cuentas de los usuarios.

--No, si eso yo ya lo entiendo; que el dinero está politizado por los mandamases. Pero, una ciudadana de un país, en este caso España, como yo lo soy, que no soy política y por lo tanto no me lucro de esos tejemanejes...¿por qué tienen que jugar con los números de mi cuenta corriente?

El tipo cabeceó, y con una media sonrisa me aseguró "sinceramente" que no podía darme más información.

Y...

Ahora estoy con más preguntas que al principio... ¿qué es el dinero electrónico? ¿existe el dinero virtual? Tendré que volver a dar un repaso a algunas de las reflexiones de Yanis Varoufakis. Les dejo una muestra  de lo que dice sobre este asunto...que leído entre líneas dice mucho más de lo que parece:

 "El principal problema y la razón por la cual he comparado a los banqueros con la magia negra de los cuentos es la siguiente paradoja: cuanto más equilibrio diacrónico, más motivación tiene la mano del banquero para robar valor del futuro que aumente sus propios porcentajes, puesto que los beneficios del banquero ( la diferencia entre los dos intereses que retiene) son proporcionales al tamaño del valor futuro que se traslada al presente. Pero de este modo, obteniendo cada vez más valores de futuro, el banquero acaba desestabilizando el "equilibrio diacrónico". Y eso acaba provocando el...crac".

Interesante...¿a que es muy interesante? Unos banqueros que se desplazan al futuro para traer dinero al presente...dinero que ellos se embolsan sin más contemplaciones por el simple hecho de "prestarlo".  El crédito ese...que según algunos economistas, es una especie de cambio que actúa en el tiempo en vez de actuar en el espacio. Puede ser definido como "el cambio de una riqueza presente por una riqueza futura". Un dinero creado de la "nada" que los banqueros se embolsarán  a costa de los gravámenes de los ingenuos beneficiarios. Así que en tiempos de crisis los verdaderos tipos de interes nunca pueden ser cero...La verdad es que esto de los bancos y los números siempre me ha producido dolor de cabeza. 

Y por cierto ¿qué es un banco malo?

Hasta otro día, me voy al rincón de pensar...que el tema da para mucho más.




domingo, 28 de junio de 2015

Más que una paja mental es un orgasmo en toda regla


Me encanta ese hombre, porque no se pone estupendo con elucubraciones absurdas que al final no me llevan a ninguna parte. Siempre he pensado que la inteligencia es mucho más fácil de  percibir cuando  uno no se esfuerza en mostrarla. El que la posee  ni se inmuta ni se esfuerza por exhibirla. Y cuando un hombre la tiene no tiene que hacer aspavientos para mostrarla. Es tan sencillo como eso.

Me encanta ese hombre porque me explica las cosas como si nada; sin mayusculizar absolutamente nada, dando por hecho que le voy a entender y porque con su actitud me muestra que no soy una estúpida.

Me encanta ese hombre porque sabe contar las cosas...empezando por lo más simple para que cuando lleguemos al meollo de la cuestión mis receptores cerebrales estén ya más que estimulados para interpretar lo que me está contando.

Me encanta ese  hombre porque tiene la habilidad de ir quitando las piedras del camino sin yo darme cuenta, para que no me desvíe a derecha ni izquierda y le siga...

Me encanta ese hombre porque despierta mi curiosidad creando en mi una necesidad de más ideas sobre el asunto que me esté contando ya que siempre me deja con esa sensación de voluptuosidad...y que después no quiero que termine de contarme...y me deja "con la voluptuosidad en la cara, la "facies" de la felicidad".

Me encanta ese hombre
porque es un genio,
porque  tiene el don superlativo  de saber contarme las cosas;
porque contagia  a mi cara una fisonomía de supremo placer...
lo veo en sus ojos...
¡Más que una paja mental es un orgasmo en toda regla!