..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Su aroma...


Sus palabras caían
sobre mi cuerpo
en penumbras...
como diamantes rompiendo 
la oscuridad...
Después del reino de la prosa..
vino un enmarañado silencio...
y terminó en una hebra de sonido...
tan fino como un rayo de luna,
casi imperceptible pero exquisito...
como una nota musical que adquiere cuerpo, 
volumen, carne sedienta 
y fuego...
y sentí un escalofrío
envuelto en un finísimo 
velo aterciopelado...
después un mareo
como si me hubiera 
subido a la cabeza
los vapores 
de ese vino extraño...
Me sentí apoyada en sus brazos...
ansiosa por zambullirme
en esa neblina azul de la luna...
sedienta de rocío...
de su perfume embriagador...
lluvia de besos hidratantes
 palpitando sobre mi piel...
arrastrando el deseo
tan lujurioso y ardiente
como  fuego de estrellas 
 cubriendo como una tormenta eléctrica
la inmensidad
 de nuestro mar....





viernes, 25 de noviembre de 2016

Deseo y realidad...


El primer paso para llegar al conocimiento humano podría ser el percibir la importancia entre la realidad y el deseo...

Un deseo injustificable se manifiesta como un impulso primitivo, como una fuerza innata y egoísta...

Por el contrario la realidad choca con ese principio insondable que hay que domar para vivir con nuestros congéneres de forma civilizada.

Por tanto, lo que se precisa  es un ajuste entre la realidad y el deseo...

La verdad es el camino, la verdad está viva... por consiguiente es cambiable...no tiene lugar el descanso...la vida sigue y fluye...

Y....

Si tú tuvieras alguna posibilidad de hincarme el diente... no necesitarías ningún artilugio...

lunes, 21 de noviembre de 2016

...una escritura automática...


Sobre el arte de escribir, los expertos, suelen recomendar  a los que nos gustaría escribir con algo de fundamento, que la cosa  no es tan difícil, que aprender a escribir es fácil, simplemente  poniendo un folio digital en blanco delante de nuestros ojos, o papel y lápiz, y empezar a teclear... o a emborronar lo primero que te venga a la cabeza sin pararte a pensar, vamos, casi que con la mente en blanco. Aconsejan que se escriba durante quince minutos cada día sin meditar nada, escribir casi tontamente y a ver que sale...

Pero lo único que yo creo que sale es que se ejercitan los dedos dándole al tecleado constantemente, o la mandíbula de tanto morder el lápiz. Pero la mente... no sé...cuando tienes la cabeza hueca... puede salir serrín o las mayores gilipolleces. Claro que lo mismo sirve para hacer una catarsis y sacar toda la basura que hay dentro...vamos como hacer limpieza  general en la casa, en la que hay que cambiar los muebles de sitio para limpiar por todos los rincones...

Y bueno, que esto no es escritura automática ni nada: pues sólo en las dos parrafadas anteriores he tenido que hacer un mínimo de dos correcciones por línea...de lo contrario hubiera sido algo ininteligible...

Por hoy ya vale. Mañana más.

*******

Lo más claro y más limpio que saqué ayer es que para limpiar bien hay que mover los muebles. Pues vale. A ver que sale hoy...

Voy a imaginar que subo en el ascensor con un vecino que no conozco de nada. Osea, que tampoco puede ser un vecino. Puede ser una visita inesperada de alguien. Bueno...tampoco me importa, pero el tipo está muy guapo, la cosa como es, es. Así que me miro en el espejo del ascensor...¡mierda! pero...¡cómo se me habrá ocurrido, con lo mal que salgo en ese espejo! El tipo, sin mirarme ¡menos mal! y mirando al techo me empieza a hablar del tiempo que hace. ¡Vaya! eso si que es una conversación automática..jajaja.

No, si al final, van a tener razón esos expertos, que dicen que escribir a lo loco no es baladí, pues en esta segunda jornada apenas tengo que corregir nada. Claro que vaya gilipollez se me ha ocurrido; subir con un tipo guapo y algo tímido en el ascensor. Si al menos hubiese sido un atracador, un secuestrador, un inspector de hacienda o algo por el estilo... Pero bueno, que los grandes escritores suelen decir que escribir es saber hacerlo bien contando las más simples cotidianidades...

Y bueno...que no se me ocurre nada más. Así que hasta aquí pueden leer, que ya no va a ver más jornadas para aprender a escribir de manera automática...que yo a esto no lo veo un buen rollo...


domingo, 13 de noviembre de 2016

Un extraño mundo...


El silencio es el principal protagonista de esta callejuela estrecha y oscura. Rasgado a intervalos por un viento que arrastra las viejas hojas de los árboles. Y ahora mis pasos rápidos e inseguros repiquetean en mis oídos al caminar por el pavimento lleno de humedades malolientes. Miro a mi alrededor al descubrir la puerta que buscaba. Es una puerta pesada y antigua de madera resquebrajada por la humedad y el tiempo. Y cuando voy a empujarla enseguida me doy cuenta de que no puedo abrirla. De pronto se descorre una mirilla y unos ojos de pájaro, o unos ojos que están al otro lado de una máscara de pájaro, me preguntan:

--¿Contraseña?

Después de dudar un momento me decido por la constelación de las aves de rapiña. Y la puerta se abre.

Unas manos que salen de la oscuridad descorren una pesada cortina roja de raído terciopelo, y unos extraños ruidos suena detrás de las oscuras paredes. Todo está en penumbras y cuando mis ojos se acostumbran a la oscuridad veo unos escalones. Miro a mi alrededor y por fin me decido a subirlos. Al llegar arriba veo una puerta a medio abrir  que da a un salón. Mi corazón se acelera, y aunque estoy asustada abro la puerta un poco más y entro. Entonces puedo observar una especie de mesa rectangular con un espacio vacío en el centro, adornado con macetas marchitas de rosas rojas. Unos hombres que se autodenominan barones y unas mujeres con aspecto cansado articulan frases que me llegan con sonidos confusos. De la pared del centro, la que está frente a  mi, cuelgan una siglas algo difusas. Creo que son: PDEFT. Trato de adivinar su significado y lo interpreto como: PartidoDecadenteEnFaseTerminal. Por las cuatro esquinas de la estancia veo unos cirios encendidos...entonces es cuando se apodera de mi una verdadera inquietud...

Y para tranquilizarme miro a todas esas personas, por si puedo ver alguna cara conocida...es un acto reflejo para espantar el miedo que me invade. Aunque también pienso que pueda tratarse de una broma de mis amigos y que quizás me encuentre con algún conocido. Pero todos están ocultos en una especie de disfraces. Veo algunos hombres con el rostro tapado con un manto. Y las mujeres están tapadas completamente con velos...

Uno de los hombres se aparta ligeramente el manto de la cara y me clava sus ojos llenos de curiosidad...creo reconocer al portavoz del grupo. Se había comentado que este hombre había tenido unas presencias nocturnas; apariciones que le hablaron del gran cultivador de la voz humana: el Diablo de pelo blanco, y  que le habló con signos cabalísticos amenazándole con dejarle sin voz para siempre dentro del partido...y expulsarle del paraíso a la fría noche...

De pronto veo como una de las mujeres se acerca a mi, me tiende la mano y me invita a seguirla. Yo obedezco y la sigo hasta que llegamos frente a un altar en cuyos lados hay unos hombres sentados como esperando seguir un ritual. Sobre el altar hay un cuerpo de hombre tumbado como si estuviera muerto... o sumido en un sueño profundo. Mi corazón late con fuerza...¡todo huele a muerte! Me asusto tanto que me aparto de la mujer y salgo corriendo...voy saltando los escalones de dos en dos como enloquecida. Abro la puerta y salgo al oscuro callejón.

Y me quedo ahí frente a la puerta por unos instantes como hipnotizada, quieta y helada, incapaz de dar la orden a mis piernas para que caminen...

Al fin reacciono y,  al levantar las vista veo la fachada del edificio con la siglas del PSOE.

Corro a mi casa con los pelos de punta...temblando de pies a cabeza...

No puedo expresar con palabras lo ocurrido y todo lo que he visto. Había quedado con mi mejor amigo para visitar a los del partido. Y me he encontrado con un panorama de lo más surrealista.

Me siento en una de las sillas del salón y llamo a mi amigo. La secretaria me comunica que el señor ha salido de viaje hacia Bruselas. Parece ser que le han nombrado eurodiputado....me quedo completamente paralizada, como un espantapájaros sin alma.

Y...

después de un rato, vuelvo a tener conciencia de mí misma ¿qué es lo que me ha ocurrido? ¿Ha sido una ilusión fantasmagórica? ¿una predicción futurista? ¡Oh, Dios mío! ¿me estoy volviendo loca?
Creo que el vino de ese malvado... de ese que creía que era mi amigo...ese obsequio pre-navideño...quizás haya sido el causante de todo esto...



sábado, 5 de noviembre de 2016

En penumbras...


Él esta recostado junto a mi, noto la suavidad de sus labios que resbalan sobre mi cuello...que cosquillea mi garganta...su boca que se aproxima al lóbulo de la oreja...y me dejo llevar entre el escalofrío y el ensueño...tengo los ojos cerrados pero no quiero dormir, no quiero arriesgarme a perder un solo instante de este placer, ni quiero alejarme de la delicia de sus manos...atrapando las mías...que me guían a un delicioso viaje por los callejones oscuros de su cuerpo....

--¿Estás dormida?

--Sí-asiento sin abrir los ojos- y percibo la proximidad de su aliento; su cálida proximidad que me trastorna... la proximidad de su boca por mis labios cerrados...abro los ojos y veo su rostro tan cerca, tan cerca, que mi boca le acoge  como si fuese un manjar que me comería apretándolo sobre mi paladar, llenándome de una sensualidad tan deliciosa como inesperada...el olor de su aroma difumina todos mis pensamientos...y en mi interior se abre un río cálido que fluye mansamente hacia esos brazos que ya me rodean como una cárcel...

Él es esa fuerza de mi espacio que me va poseyendo en todas direcciones. Me cuesta ahogar el movimiento que intenta salir de mi cuerpo que impulsa mis manos, mis brazos, mis caderas...y noto la suavidad del tacto de sus dedos, de sus manos, de sus fuertes brazos... siento que estoy sobre el lecho como un animal herido a su merced...entonces él  acaricia mis costados y me baila en un movimiento fácil y placentero, como si lleváramos un ritmo cadencioso con los pies...y abre mis pasos con sus manos y me pego a él como un pequeño reptil con los ojos cerrados sintiendo como los grados suben por los peldaños de mi termómetro interior...

Todo mi cuerpo se llena de deseo, de avaricia de placer...de sensaciones ocultas en lo más profundo de mi interior como un tesoro enterrado...que pugna por manifestarse...que explota como una luz interior que lo ilumina todo y lo ciega al mismo tiempo...siento el preludio palpitante del orgasmo que llega... tan fuerte...tan fuerte... como nunca lo había sentido...ajena a mí, pierdo por unos instantes el sentido...y oigo como una letanía su voz ronca pronunciando mi nombre...de pronto noto sus fuertes sacudidas de placer...y se desploma ya vencido... mientas le beso en los labios, en la frente, en el cuello...y cesa por fin el deseo, que ya está consumado...

La luz de las farolas muestra su naturaleza distinta a través de los cristales esmerilados...llega lenta la noche plena y, lo que tenía que suceder, hoy, ya ha sucedido...

--Hasta mañana, amor...tienes que irte... 


Cuando él se va me levanto y corro hacia la ventana. Las estrellas son como mis pensamientos, abandonados a mi suerte...su titilante luz me sobrecoge. Y la luna que ahora parece oscilar, aunque obedezca a la ley planetaria, parece ahora ir a la deriva tras su sombra en la noche de este otoño inolvidable...



domingo, 30 de octubre de 2016

Metafísica del poeta


Vive el poeta atrapado en su mundo maravilloso, creado por su extraordinaria sensibilidad. El poeta mira al mundo...pero lo ve desde su mirada oblicua al resto de la gente. Él capta los recovecos del alma humana y esos surcos divinos que no están a la vista de cualquiera. Es el poeta un extraño y elevado  ser, con matices sublimes...que con su alma puede ver y también puede besar con su mirada...

 Y sin embargo...los poetas se han hecho escépticos...

Ahora se dice que son malos tiempos para la lírica, que no hay sensibilidad para disfrutar de las cosas bellas, que los nuevos tiempos contribuyen a acartonar nuestras almas.

Pero... si echamos un vistazo a la historia vemos que en todas las épocas los poetas se han sentido incomprendidos ya que se les ha criticado duramente, de ahí esa poesía triste, dura, críptica. Se volvieron escépticos y sigilosamente escribieron contra todas las instituciones.

Siempre se repiten los estereotipos, porque, a ver, ¿no están ahí los escritos sobre tantos temas como los actuales? ¿Todas esas sátiras, arengas, súplicas o alabanzas y... declaraciones de amor? Y está escrito que cada día tiene su afán, y cada discurso tiene su situación, sus personajes, su escenografía, su aparato ceremonial o sus argumentos..

Y...

Pese a todo, para escribir y narrar lo que acontece en nuestro día a día sólo se necesita ponerse a ello, con alma y corazón de poeta, enhebrar dos o tres frases y tirar del hilo y así se va tejiendo el tapiz, el tuyo, o el que ves o te imaginas porque aunque tú no lo creas nada es novedad: ya había sucedido antes. Sólo es cuestión de volver a interpelar a todo aquello que te emociona… desde interpretar una nube hasta darle voz a un árbol, a un zorro, a las pirámides de Egipto, porque no hay nada en el mundo que escape al poder de las palabras, que son como finas redes que atrapan desde lo más pequeño hasta lo más grande que te puedas imaginar...


No digáis que agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira.
Podrá no haber poetas, pero siempre
habrá poesía.
Gustavo Adolfo Bécquer



jueves, 20 de octubre de 2016

No se pone al teléfono...


Casi una semana ha estado la Academia Sueca tratando de comunicarle al músico, cantante y poeta Bob Dylan la concesión de su Premio Nobel de Literatura. Pero él no se ha puesto al teléfono.

Ni se ha inmutado...

Y de otro lado, algunos literatos de todo el mundo, aseguran que es una afrenta para ellos...pero el cantante se ha quedado frío ante estas polémicas. Y es que este asunto no es nada nuevo, pues no son pocos los que han rechazado el flamante premio a lo largo de la historia.

El escritor y filósofo Jean-Paul Sartre, lo rechazó por motivos ideológicos. También lo rechazó el novelista soviético Boris Pasternack, autor de "El doctor Zhivago".
Le Duc Tho, también rechazó el Nobel de la Paz. En Estados Unidos el gobierno de Kennedy celebró el galardón, pero la polémica llegó cuando el líder asiático rechazó la distinción: dijo que un su país aún no había paz y que a pesar del acuerdo, los bombardeos seguían.

Y con los Óscars tres cuartos de lo mismo. En el mundo de la cinematografía también actrices y actores, rechazaron los premios Óscar. George Bernard Shaw, ganador por el guión de "Pigmalión" el 1938. Afirmó: "Es como si le diesen  un premio al rey de Inglaterra por ser rey. Me parece insultante este honor". Así mismo, George C. Scott, no acudió a la cita cuando lo ganó con la película "Patton". Señaló que : "Las ceremonias son un desfile de carne de dos horas de duración. Y todo por motivos económicos".  Para terminar, Marlon Brando, rechazó el premio en 1972 por "El Padrino". Envió a la gala a una mujer india, que leyó una carta del actor, en la que afirmaba que no aceptaba el premio como protesta por el trato que recibían los indios norteamericanos en las películas.

Así que la reacción de Bob Dylan de rechazar un premio (no es la primera vez, ya que nunca acude a recibir premio alguno) no ha sido nada nuevo bajo el sol...