..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

domingo, 21 de febrero de 2016

Al final todo va a acabar bien. Y si no acaba bien es que aún no es el final


No hay final. No hay principio. Es sólo la infinita pasión de la vida. Federico Fellini.


"Tenemos que hacer que los libros vuelvan a molar. Si vas a casa de alguien y no tiene libros, no te lo folles". John Waters.

Dicen que a Marilyn Monroe le gustaban los libros. Los malpensados dicen que eso sólo era una pose para su montón de fotos leyendo. También puede ser que muchos escritores vieran en ella a una Musa. Ya que una Musa inspira pero no piensa... o no siempre...depende de si es una Musa o una musa.

Seguro que a ella le gustaban más los escritores que los libros. No olvidemos que estuvo casada con Arthur Miller. Y también fue muy amiga de Truman Capote e Isak Dinesen. Con esta dicen que tuvo una gran amistad... Atraía a los intelectuales porque tenía la costumbre de no abrir la boca para decir alguna frase que los demás esperaban tan ingeniosa como las de sus guiones. Una mujer callada termina por parecer misteriosa.


(Seguro que no se lo terminó...aunque vaya por el final.)

También se dice que pocos llegaron a conocer a Norma Jeane Mortenson, ni siquiera a Norma Jeane Baker. Estuvo casada en tres ocasiones y se le atribuyen relaciones amorosas con Bobby y John F. Kennedy.

Su relación con los hombre que dirigieron sus películas, a veces no era muy buena. Por su falta de disciplina; llegaba tarde y sin  apenas memorizar los guiones...con síntomas de haber ingerido alcohol en exceso y drogada...

Al final perdió la memoria. Un triste final en el que se preguntaba a menudo que quién era ella...la chica de barrio en un mundo ficticio que nunca la convenció. Y entonces  se daba cuenta de que nunca había sido feliz...

Recobró la razón para morir...frente a unos libros...



40 comentarios:

  1. Great post.
    Thanks for sharing.

    ResponderEliminar
  2. Tengo que hurgar más bajo la falda del blog..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No necesitas hurgar... en cualquier momento te das cuenta de que no hay falda.

      Eliminar
  3. La vida de esa actriz, cuya bendición fue morir antes de que los destrozos de la edad pudieran dejar su rastro por su cuerpo, nos deja la duda de si era sólo pose su amor por la lectura.

    Tal vez buscara en ellos, los libros, la infancia culta que no pudo tener. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa vida tan de ficción...termina por desquiciar a muchos del cine...separar los mundos paralelos parece que no es fácil...porque siempre se introduce el mundo de las drogas.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Sus biografías nos dejan siempre la imagen de la tristeza, de una vida que no fue feliz. Si nadie lo es siempre supongo que nadie no lo es nunca. Sin libros no vería el mundo dijo el enano subido encima de ellos para asomarse a la ventana. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde las páginas de los libros se ve el mundo, decía Cervantes...Él que lo veía desde una celda...los libros se alimentan con la imaginación de los disidentes...
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Parece que su destino era la soledad y la incomprensión. Se merecía muchísimo más de esta vida.
    La belleza y la clase cogidas de la mano, además de ser una actriz como la copa de un pino. De tonta no tenía un pelo.
    Su personalidad, resalta entre las más rebeldes y valientes de su tiempo, que ahora, con la edición de sus poemas inéditos, termina por dibujar el perfil de una trágica estrella con múltiples y diferentes gustos creativos.
    La mezcla de inteligencia y de dependencia emocional de Marilyn hicieron de ella una mujer insegura.
    Es toda una leyenda.Me fascina.
    Buen post Marian.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una hermosa mujer famosa en todo el mundo que muere joven y no de una forma natural...dicen que la lloró mucha gente...y que murió sola...
      Lo de los escritos inéditos, yo no me fío mucho de eso. Siempre hay gente y familiares que sacan rédito.
      Gracias por comentar.
      Besos.

      Eliminar
  6. Una mujer acosada por su belleza, cuando consiguió la tranquilidad de dejar una vida miserable, la miseria atacó en forma de deseos inconfesables de los poderosos, nadie veía en ella una persona sensible, solo una diosa inalcanzable, que tenía que conseguir a toda costa.Leyó lo suficiente para comprender su final.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De estas personas que sólo conocemos a través del celuloide y de los que los promocionan, sabemos casi nada. Dicen que nunca hizo una exposición hablada de lo que sentía, que no fuera guionado por los que la promocionaban.
      Besos.

      Eliminar
  7. je.je.je sabes que me ha hecho mucha gracia, la frase de John Waters.
    Bien, yo no creo que sea nadie para juzgar y opinar de Marilin, en el fondo creo que no era una mujer tan vacía y tan banal, como aveces la pintan.. creo que las personas las conocemos al pasar de los años, pero para ella no pudieron pasar los años..
    Un abrazo Marián..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es graciosa la frase de ese director...vete tú a saber si no tenía también una editorial, ja, ja.

      Es cierto, no sabemos cómo era ella en realidad ni lo que pensaba.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Si termina, puede hacerlo como el rosario de la aurora.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa foto va de contrastes ¿no?

      Saludos.

      Eliminar
  9. Al final como todo el mundo, tenía sus temores y complejos.
    Yo prefiero pensar que leía ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pongamos que leía...menos los guiones que tenía que interpretar, que siempre había que estar encima de ella.

      Eliminar
  10. Yo he leído dos versiones sobre la frívola Marilyn y la introspectiva y reflexiva Norman. No seré yo quien la ponga en juicio. De belleza superlativa, y algunas actuaciones destacables, pasó, vivió, y murió para ser una leyenda, hecho que no pueden decirlo todos y todas. Y lo de leer y follar es una mezcla fantástica. Quien más lee, mejor antes durante y despueses ofrece

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que no todos podemos decirlo.Para suicidarse se necesita mucho valor. Pero hay que reconocer que es un pasaporte a la fama en algunas personas.
      Claro que sí, después de un buen polvo una buena conversación...de esas que despiertan admiración...leer inspira ¿no?

      Besos.

      Eliminar
  11. Siempre me despertó una terrible ternura… Quizá porque sus ojos dejaban entrever la infelicidad…

    Me encanta la frase de Fellini, porque así es, tan sólo y sencillamente, la vida…sin principio ni finales, esa veleta que nos zarandea a su capricho…

    Un placer siempre visitarte!!

    Mil Bsoss y feliz semana :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una mujer, como se suele decir, de las que ama la cámara. Quizás tú sepa algo de eso, Ginebra. No sé, se me ha ocurrido pensarlo.

      La muerte siempre la vemos allá...a lo lejos...bueno, menos ahora, que si vas al médico siempre te diagnostican algo malo. Por eso yo nunca voy al médico...bueno, casi nunca, jajaja.

      Placer el mio al verte por aquí.
      Besos.

      Eliminar
  12. Norma Jeane, nació con un encanto natural, una chica con un aspecto algo ingenuo pero a la vez voluptuoso, que podía transformarse en una bomba sexy con tan solo una pícara mirada. Ella, fue el claro ejemplo de cómo a una persona se le puede transformar hasta convertirla en un producto, una imagen, una marca comercial, donde incluso pierde su nombre real para adquirir un membrete que resulte más atractivo al mercado. Elevaron su nombre de batalla (Marilyn) hasta las estrellas (en realidad solo fue hasta las marquesinas). Y ella se lo creyó.
    Por ella, los hombres las prefieren rubias (y tontas, agregarán algunos) pero el problema es que los años pasan y cuando tu único don es la belleza, el tiempo marchita esa gracia y nuevas chicas (perdón, estrellas) van saliendo como carne fresca en el mercado y las otrora piernas más hermosas, se convierten en dos piernas nada más.
    Poco a poco fue perdiendo privilegios, los éxitos dejan de serlo, el ocaso empieza a sentirse, Norma Jeane ya no existe y Marilyn se marchita. Demasiada carga para quien muy tarde se enteró, que en la industria del entretenimiento, todo es fantasía (léase mentira) y así decidió destruir su personaje, ese que tanta gloria le dio y que le robó su vida personal. Pero tras su fatal decisión, no pudo poner un punto final a esa historia de explotación, solo fueron puntos suspensivos para que salgan nuevas “estrellas” porque la función debe continuar.

    Pd. Me encanta leerte y hallar en tus renglones, esa forma tan encantadora que tienes, para hacer que tu lector se adentre al tema de tu elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la exposición que me haces de la persona del post, totalmente de acuerdo en todo. Tiene que ser horrible envejecer cuando cuando lo eres todo por tu físico. Anularon a la criatura para crear un producto...un objeto...un capricho para los sueños.
      Si a todos nos da miedo envejecer, me imagino a esta gente que vive de su físico. Tiene que ser horrible. Es curioso como en ese mundo terminan estas divas dándose a la bebida...Rita Hayworth, Ava Gardner.

      A mi si que me encanta tener un seguidor de tu talla con el que tanto aprendo.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  13. Es difícil saber a ciencia cierta si todo lo que se dice de doña Monroe es verdad o mentira. Pero las fantasías sobre los grandes artistas siempre dan que hablar. Por algo al día de hoy se siguen haciendo entradas en blogs sobre ella.
    Saludos, Marián, y gracias por ser seguidora de mi blog. Espero que pases por casa (dónde, por cierto, hay muchos libros, ja) y me cuentes cómo llegaste a él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que sí, que es muy difícil saber en realidad quienes son o cómo son esos personajes del cine.Un mundo de ficción que hasta cuando hacen las pelis se inventan accidentes y cosas por el estilo.
      Pues no sabría decirte, Raúl, seguro vería tu blog en esas búsquedas por Internet, que vas buscando una imagen y sale algo interesante.

      Saludos.

      Eliminar
  14. ¿Quién era Norma?
    Nunca lo sabremos pero dejó imágenes que hacen sonreír y soñar a miles de personas y eso es más de lo que harán muchos que seguro que terminan los libros.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ya Pilar, que lo importante no es lo que los demás sientan por ti; lo importante es lo que sientas tú por los demás.
      Un beso.

      Eliminar
  15. La cita de Waters es simplemente sublime. Yo jamás habría logrado expresar algo de tanto nivel, pero subconscientemente lo llevo cumpliendo desde hace un gran montón de años. Ahí no te decepciono, ¿eh? :P

    Y yo me pregunto, ¿cuál es tu libro preferido?



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y tú me lo preguntas? ¿No tienes la respuesta? Me gustan los clásicos filósofos...Nietzsche, Sartre, Kant (qué nivel, eh?) Me gusta mucho un libro de Marguerite Yourcenar, Memorias de Adriano. Paa que veas, que respondo a las preguntas.

      Un beso.

      Eliminar
  16. Para entrar en ese mundo de ficción tuvo que ser ficción también, exagerar su nombre, su origen, entrar en contradicciones para ser, además, un misterio.
    Su vida de estrella, quizá, es su mejor papel.
    saludos Marián,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mujer bella con un espíritu débil, arcilla en las manos de Hollywood, un mundo que quiere que sus estrellas sean divinas...y las inyectan todo tipo de estimulantes. O eso me parece.

      Saludos.

      Eliminar
  17. Intensidad tremenda cuando te leo
    Gracias por compartir lo bello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, recomenzar, por tus palabras tan amables.

      Eliminar
  18. Estoy, hasta ahora, encantado por tus letras y pela forma con que nos pone en cntacto con esa diosa.. simple, linda y sufrida...
    Gracias Marian, por compartir tán lindo post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerme y dejar comentario. Bienvenido.

      Eliminar
  19. Marián, ¿has leído el texto de Truman Capote "Una adorable criatura"? Está en Google. Es un artículo muy bueno en el que describe un paseo con una fragil e inestable Marilyn a la salida de un funeral. Te lo recomiendo.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien el artículo sobre ese relato, Una adorable criatura. La conclusión que yo saco es que Capote no la conocía en absoluto. Tengo la impresión de que ella no sea abría ante nadie. Quizás porque no sabía hacerlo. Y lo que dice Truman...las rubias explosivas de la época solían ser morenas...chica fáciles para directores y productores...imágenes para el celuloide que terminaban hasta arriba de pastillas y toda clase de estimulantes.

      Muchas gracias, Miquel, te agradezco siempre tu gentileza de ilustrarme sobre los temas.

      Besos.

      Eliminar
  20. Una mujer hermosa, hasta para los modelos actuales de mujer, que son bastante diferentes. Que le gustaban los libros, bueno, no podría asegurarlo, ni siquiera si leyó una página del Ulises, pero siento una particular comunión con cualquiera que muestre esos objetos hoy tan maltratados.
    Y te dejo un beso, ¿por qué no?
    HD

    ResponderEliminar
  21. Bueno, quizás no leía...tampoco lo sabemos. Seguro que se quedaba dormida...no sé, si era tan dependiente de los estupefacientes...
    Y ahora creo que los libros son tratados como objetos, algunos de lujo...y adornan muebles.;)
    ¿Me dejas uno? Un beso, digo... así, como si no tuvieras otra cosa mejor que hacer...Pues vale.
    Yo te dejo un beso, porque sí.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.