..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Morbo...


El andamio se ha soltado y el hombre ha caído al vacío.
Un estruendo, desconcierto...personas que se amontonan y se agitan.
Buscan con ojos ansiosos el cuerpo machacado, reventado contra el suelo, sangriento y destrozado...quieren ver al trabajador...

Llega la policía con su impostura de autoridad y empiezan a despejar la zona. No sin malos modos retiran a la chusma ("chusma" babeo despectivo que entre dientes se les escapa).
--Hagan el favor, circulen.
Dibujan una parcela y la aíslan con precintos. Teléfonos móviles en acción. Cantos de sirenas. Como en una especie de anfiteatro queda la "chusma" al margen.
--¿Usted lo ha visto?
--Apenas...Enseguida han venido a taparlo con unos trapos.
--Pues de la altura que ha caído ha debido quedar el pobre...

Un hombre joven, el más osado, ha saltado ágilmente por encima de la cinta de protección, se acerca para verlo. No ha podido evitarlo. De pronto, como una ola, un río de personas se mueven con la sinuosidad del mar...A pocos metros del bulto que había sido un hombre, la maraña y el tumulto, la indisciplina cívica y el temblor humano...¡Todos quieren ver sangre y huesos desparramados, masa encefálica manchando el abollado casco...cabeza aplastada contra el asfalto...¡

18 comentarios:

  1. Sí, querida Marián, el morbo humano llega a cotas inusitadas.
    Desprecio y morbo, dos de los sentimientos que deberían estar vetados a los seres humanos racionales.
    Entre sí se desprecian y por otros sienten una curiosidad malsana. Increíble.
    Un excelente crónica, Marián.
    ¿Te he dicho ya que la música de tu blog me lleva hasta el cielo? Sí, sí te lo he dicho. Es exquisita.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Antonio, esa es una de las taras que tenemos. Esa curiosidad malsana que a veces es inevitable. Pero también tenemos cosas buenas que están por encima de nosotros. Contaba una vez Javier Cercas que el héroe lo es a su pesar. Ponía el ejemplo de un muchacho que va por la calle y de pronto ve un edificio en llamas. Y sin pensárselo dos veces, entra a intentar salvar a personas. A personas que no conoce de nada. Y es que hay muchas cosas que hacemos que están por encima de nosotros.

    ¡Ah¡ la música, sí, sí, Antonio, me lo habías dicho. Gracias. También es una delicia darse un paseo por tu magnífico blog.

    Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Algo en lo más horrible nos llama, quizás en el fondo no haga tantas lunas que nos llamamos humanos.

    ResponderEliminar
  4. Cómo nos fascina ver la sangre!!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Tu estilo casi cinematográfico para este relato me ha recordado a Quim Monzó. Me gusta.

    En cuanto al contenido, es cierto que a los humanitos de a pie les gusta ver la muerte de cerca; quizás para sentirse lejos de ella..

    Un beso, Marián.

    ResponderEliminar
  6. Cuanto más cerca mejor, cuanto más sangre más sed nos entra, cuando más muerte ajena más vivos nos sentimos. Y no contentos con eso, fotografiamos el acontecimiento y lo colgamos en la red, para que nadie se quede sin su ración diaria de tragedia.
    Parece ciencia ficción, pero lamentablemente en algunos casos sucede así.
    ¿Eso es fruto de la condición humana o de la imbecilidad?

    ResponderEliminar
  7. Necesidad de ver la muerte y respirar pensando que no te tocó. No vemos al ser humano, vemos lo que ya no es. En cuanto al gusto por la sangre.......bueno no es de extrañar estamos donde estamos no por ser los más adaptados sino por ser los más agresivos........

    ResponderEliminar
  8. Pilar:
    La compasión no es una de nuestras cualidades. Quizás sintamos pena y a la vez alegría de no ser nosotros los que morimos. O tal vez pensar que sí; que le puede tocar a cualquiera. Es una sensación muy extraña.

    ResponderEliminar
  9. Dario:
    Con razón el cine está lleno de eso: de sangre y cosas por el estilo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Marisa:
    Este relato me salió así, apenas he añadido nada. Lo anoté en una servilleta de papel y lo guarde en el bolso. De Monzó he oído hablar, pero no sé nada de su estilo. Hoy me he enterado que en Catalunya es muy popular. Pero vamos, que no he leído nada de él.
    Me encanta que te haya gustado.

    Besos, Marisa.

    ResponderEliminar
  11. hel·lènic:
    Sí, sí...parece ciencia-ficción. Es como una atracción fatal...yo creo que la visión de la muerte nos enardece en cierta manera...¡es muy extraño, sí¡...
    Fíjate que ahora mientras escribo esto, he oído como unos gritos extraños, como de dolor, que venían de la calle...me he tenido que asomar al balcón...jaja...no ha sido nada...

    ResponderEliminar
  12. MumaMoon:
    Bueno sí, es todo un misterio, no sabemos las causas; quizás supervivencia, o qué sé yo...

    ResponderEliminar
  13. Anónimo11/08/2012

    El sistema en el que vivimos esta deshumanizado, un síntoma de acercamiento que rompa los esquemas de lo cotidiano puede tomarse con desconfianza,saltan las alarmas, debemos renegar de ciertos instintos en aras del tácito dogmatismo social imperante en conversaciones, series de televisión, moda, zonas de bares... En soledad las pupilas insensibles devoran las ondas del televisor con enfermiza fascinación , reality show, serial killers, lo que después enparanoya en demasía a la hora de compartirascensor con desconocido a la media noche, jejeje, ver un cerebro deshecho a primera hora de la mañana, esparcido sobre la acera ante los primeros rayos del alba por la portera del bloque proyecta su comidilla mañanera, le da vida a esa lengua indomable, ese mismo Joven antes pasó por la guillotina de su maledicencia antes de subir al tajo ensuciando de barro el rellano, envolviendo la atmósfera del denso humo de su canuto de marihuana tríposa, tal vez factor del accidente, todo se sabría esa mañana

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11/08/2012

    dos ascuas rojas
    Retorciendose en la oscuridad
    Bebo tu saliva y te regaló un vaso de sangre
    Que escancia la vena de mi muñeca
    Seremos uno bebiendonos en la distancia
    Rezo a Lucifer abismado al firmamento de nubes negras
    Por ser el candil que alumbre tu desnudez en la fiebre
    Papel que retire de tus ojos lágrimas de dolor
    Convirtiéndolas en néctar con el que embriagar estos labios impudicos
    Ahhhh, cruel pesadilla que conviertes a la santa en espectro de frenopatico
    Deseo tu piel como el juez el poder
    Como el asesino la muerte
    Te quiero ya que no existes, quimera mia
    No por soñador os burleis señora mía
    Pues madera vieja y espuma
    El mar bravio,
    Tu piel es el mapa inexplorado para ese cartabon,
    De, de, la yema de mis dedos....

    ResponderEliminar
  15. fruto de una sociedad enferma. Se crece con el morbo

    ResponderEliminar
  16. Plebeyo Sir:
    Muchas gracias por comentar.

    Bienvenido.

    ResponderEliminar
  17. Está en nuestra naturaleza; somos curiosos, y a veces esa curiosidad traspasa cierta línea adentrándose en el terreno de lo morboso... Lo patológico es cuando ya no se busca otra cosa sino morbo, el cien por cien del tiempo. Pero en su justa dosis, y en cierto terreno, es también tentador, como lo prohibido... ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Kinezoe:
    Así es, Kine, es algo inexplicable...es la excitación morbosa que produce una muerte violenta.

    Besos:

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.