..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Déjame con la boca abierta!!

.

.
La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar en una cuerda floja. OSHO

sábado, 10 de febrero de 2018

¡Carnaval,carnaval!


Un político suele ser un tipo bastante feo disfrazado de plebeyo...

Su personalidad está vacía si no se obsesiona con ser alguién necesario, aunque en realidad eso casi nunca sea cierto. Casi nunca le da por pensar que su aportación al pueblo es totalmente inecesaria...

Pero si algo le es totalmente necesario es un disfraz; la historia le sirve de guardarropa lleno de vestidos diferentes. Advierte, apenado, que ninguno le va bien del todo; y cambia sin cesar de vestido...
Observemos que ya en los últimos tiempos se manipula esa rápida alternancia de modas...o de mascaradas históricas, de una parte, y de momentos de contrariedad, de otra, en que nos damos cuenta de que nada "nos va".

Es inútil desplegar el vestido romántico o el clásico, el cristiano o el florentino, el barroco o el nacional, nada nos "viste" ya. Pero el espíritu "histórico", se aprovecha de esta desesperación misma; no deja de enseñar nuevos vestidos arcaicos o exóticos, de enseñarlos, de desecharlos, de volver a arreglar sus patrones...

Y...

Estamos preparados , como jamás lo estuvo época alguna, para un carnaval de gran estilo, para la alegría y los excesos de un martes de carnaval...y para "la ironía aristofanesca" que se burla del universo. Tal vez si nada de lo que hoy existe tiene porvenir, quizás nuestra risa sea la única cosa que aún tiene un porvenir...


18 comentarios:

  1. El vestido que menos les gusta a los políticos es el de hemeroteca, es un vestido que los deja al desnudo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso es porque van a lo que a ellos les conviene en cada momento.
      Nunca piensan en nada que no sea lo que les viene bien a ellos. Y es que no son de fiar.

      Un abracito.

      Eliminar
  2. Nunca se puede, nunca se debería, confiar en un político. Ni siquiera por error.

    Son sanguijuelas, del primero al último.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se suele decir que si alguien se mete a ser político no es del todo buena persona, aunque ella misma se engañe...

      Saludos.

      Eliminar
  3. lo de plebeyo, me lo tomaré como algo circunstancial...ningún político es plebeyo, ni en disfraz

    el carnaval puede, eso sí, arrancarnos más de una sonrisa, y los más cohibidos, alguna que otra prenda

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no suelen ser mucho más que lo que representan con sus disfraces. Se disfrazan de plebeyos o de lo que haga falta en cada momento.

      Algo muy distinto eres tú, Noelplebeyo, al menos yo le doy un significado bien distinto.

      Besos.

      Eliminar
  4. Yo creo que los políticos no se disfrazan, lo que pasa es que son así, llevan tan pegado "aquel traje que se pusieron para entrar" en la piel que se ha fundido con ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el traje de político el que se convierte en su propia piel...pero a veces necesitan vestirse de "buena gente" aunque no engañen a nadie...mienten descaradamente... pero no engañan...

      Eliminar
  5. Estos políticos tienen todo un arsenal en disfraces... son los que más disfrutan del carnaval.

    Mil besitos mi querida Marián y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El carnaval de los políticos es continuo, no tienen una fecha fija para disfrazarse, todo en ellos es una farsa siempre.

      Muchos besos, Auro.

      Eliminar
  6. Creo que todo disfraz acaba enseñando la ropa interior. Por mucho que se ponen disfraces, los políticos acaban mostrando su cara, así que mejor reír, reírse de uno mismo y estar al tanto de la política, pero no creer que ellos para que arreglen nuestros problemas, provocados por ellos y los bancos, si no es el mismo poder.

    Un abrazo y feliz carnaval

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los políticos son los instrumentos del Poder. Ellos lo saben y si alguno era honesto al principio, pronto se dan cuenta que son una tapadera para el poder del dinero. Los verdaderos poderosos y los banqueros nunca dan la cara.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. El Carnaval de los políticos es para echarle de comer aparte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gente, verdad Tracy? menos mal que a nosotras ya no nos engañan.

      Besos.

      Eliminar
  8. No hay disfraz que oculte la vergüenza interior que muestra el personaje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sobre todo a los políticos...que siempre, siempre se les ve el plumero...
      Besos.

      Eliminar
  9. No decían que el carnaval de inventó para sentirse, por un día, rico el pobre y pobre el rico... O era decente el ladrón y el honesto político... Bueno vale, a lo mejor hay alguno
    Feliz carnaval amiga, y a echarse unas risas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso se decía más o menos, y hay una canción de Serrat que lo canta...pero cuando se trata de políticos, amigo mío...todo es distinto, ellos siempre ocultando lo que en realidad son...
      Besos.

      Eliminar

Ni aún el genio más grande iría muy allá si tuviera que sacarlo todo de su propio interior. Goethe.