..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
¡¡Déjame con la boca abierta!!

.

.
La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar en una cuerda floja. OSHO

domingo, 15 de octubre de 2017

Suenan todas las cosas...


El sonido de las cosas.

Cuan descriptiva y graciosa es la lengua española.

Del agua se dice que bulle, hierve y burbujea.

El arrollo murmura, susurra, rumorea. La cascada zumba.

Las olas cabrillean, se rompen, rugen, gimen y se encrespan.

El mar ruge, zumba, se encabrita, se desencadena y se desborda.

La lluvia azota y corta.

La tempestad se lamenta, gime, muge, silva, ruge, estalla.

El rayo serpentea, alumbra.

El trueno atrona  retumba.

El viento sopla, gime, susurra, silva, llora, se lamenta, ulula y brama.

El bronce ruidea, resuena, vibra.

El oro y la plata tintinean.

Las campanas suenan, zumban, repican, tañen y tocan.

El cañón ruge, retumba y truena.

La pólvora chisporrotea, detona, estalla,  y se inflama.

La botella hace "glu glu".

El vapor sopla, silva y escupe.

La locomotora silva.

El tambor redobla y bate.

La sierra rechina.

Las hojas zumban y murmuran.

El incendio crepita y chisporrotea.

El látigo chasquea y cruje...

Y...

Callando es como se aprende a oír, oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar...Así me lo susurraba un Angel, tan cerquita de mi oído que me quemaba su aliento...


36 comentarios:

  1. De todo se aprende, del silencio, de las palabras, de saber oír y percibir esa poesía que está en todas partes. Preciosa canción además.

    Besos dulces y dulce semana Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y...como dice Nietzsche: ¡Ay, cuántas cosas existen entre el cielo y la tierra que sólo los poetas se han permitido soñar!

      Besos, Poeta.

      Eliminar
  2. evidentemente el castellano es un idioma muy rico y complejo...de ahí que el mundo prefiera la simpleza del inglés

    en boca cerrada no entran moscas, y a quien buena boca se arrima, mejores palabras quedan dichas

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quien se "ajunta" con escritores... dime con quién en andas y te diré quien eres...Y por cierto ¿No te invitaron a la cena del Planeta?

      Besos.

      Eliminar
    2. estuve...fregando los platos

      Eliminar
    3. Pues mira que bien...un buen sitio para enterarse de todos los tejemanejes de esos eventos...

      Eliminar
  3. Un post realmente bueno. Todo habla y el silencio busca la palabra para encontrar el sentido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre se suele decir, hay silencios tan elocuentes...

      Muchas gracias, Albada, un abrazo.

      Eliminar
  4. Oh Oh.
    La locura es llegar a escucharse en silencio,,,,,,, Sabe signorina?
    Los ángeles tienen lengua??
    besos de abuela o de Ángel con Martini
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, Oh, Sicilia,
      ¿Tú tienes trato con ángeles?
      Si es así sabrás que hay ángeles que son arcángeles, y esos, además de lengua tienen más cosas.

      Saludito.

      Eliminar
  5. Lo unico malo del silencio
    es que en él
    a penas caben las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las palabras entran para romperlo.

      Eliminar
  6. Resuenan las buenas palabras para dar vida al silencio.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como en la música, los silencios también forman la partitura.
      Besos.

      Eliminar
  7. En silencio siempre puede aprenderse algo más.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno aprender a escuchar el silencio...

      Saludos.

      Eliminar
  8. A mi siempre me dijeron: Calla, escucha y aprende. Luego hablas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y no te dijeron nunca: "tú a callar que no sabes de qué estamos hablando"? normalmente lo suelen decir los hombres que no aman a las mujeres...

      Eliminar
  9. La lengua española es muy rica en metáforas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que la misma cosa se pude decir de muchas maneras.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Hola Marián.. Los silencios siempre dicen mas allá de las palabras, son el complemento emocional..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, es ese resquicio para meditar sobre lo que hablas o escuchas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. La inteligencia se puede heredar, pero el conocimiento no. Y para poder aprender, el saber hablar es importante, pero el saber cuándo callar lo es más, porque aprende el que escucha, aprende el que lee, aprende el que observa, aprende el que practica y también aprende el que sabe preguntar (no el que habla por hablar, ese solo hace perder tiempo).
    Saludos Marián. Leerte es una delicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Juan Carlos por tu comentario, que como siempre tan cargado de razón. Lo que es una delicia es tener seguidores como tú con los que voy aprendiendo.

      Un beso enorme, Juan Carlos.

      Eliminar
  12. Me ha encantado jugar con tus palabras, hacerlas girar, subir y bajar, acariciando el aire.
    Qué hermoso simplemente escuchar.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha encantado, Pilar, que lo hayas sentido así, de esa manera tan intensa. La verdad es que a veces escuchando sobran todas las palabras.

      Besos.

      Eliminar
  13. Esta vez voy a cambiar el sentido, y empezar diciendo que esta canción es muy significativa para mí… Es y será una “época” inolvidable; he viajado en el tiempo… Es preciosa; gracias…

    Y ahora sí… Me adentro en tus palabras, esas que una vez más me llevan en volandas a la reflexión, a esa mi mente inquieta por naturaleza y, además, devoradora de letras…

    De niña sufrí un “mutismo” voluntario. La vida me lanzó una estocada… y sencillamente, reaccioné negándole la palabra… a ella, y a una sociedad que no entendía ni quería entender.
    Me convertí en ese ser “raro” que solo escuchaba, observaba y leía… Esto, y en compañía de mi abuelo que, me sentaba en sus rodillas para leerme citas y poesía, fue labrando un camino en el que forjar (me). Quizá por ello aprecio tanto el silencio, porque él a veces grita con ese sonido atronador, esconde tanto o más que miles de palabras… y es un puente necesario y maravilloso para llegar al entendimiento y el conocimiento.

    Hoy ya no te diré más… llevo días que, por alguna razón, estoy emigrando al pasado… Me gusta, me siento como en casa, pero a veces, duele…

    Siempre un placer sentir a través de tus letras y, por supuesto, del ser que hay tras ellas, en ese silencio cual esencia, tu esencia, que no deja de latir con cada palabra escrita y sentida…

    Bsoss enormes, preciosa, y muy feliz tarde 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ginebra, la música siempre nos transporta...nos lleva con sus notas melodiosas al fondo de nuestra alma, donde se guardan nuestros recuerdos...la música tan intangible e inasible... llena nuestras emociones y recuerdos hasta las lágrimas, a veces. También yo recuerdo siempre a mi abuela, un ser maravilloso que me enseñó ¡tantas cosas! quizás no tanto del mundo, pero sí de la vida interior de los sentires...Yo recuerdo cómo a veces sin hacer ni una sola pregunta a los mayores, me iba enterando de todo...y no recuerdo nada que me perturbara en extremo, ni que diera un giro a mi vida hasta llegar a un punto de inflexion...pero sí que gracias a mi abuela, que me enseñó a caminar e ir quitando las piedras del camino, silenciosa y sigilosamente, he aprendido a valorar el silencio...pues casi siempre los mayores errones se cometen hablando demasiado...

      Como ves, también tú me haces reflexionar, querida amiga, y me emociona ese altruismo tuyo en no regatear palabras para escribir sobre el silencio, que aunque pueda parecer una paradoja no lo es...

      Besos enormes, querida Ginebra.

      Eliminar
  14. Aprendemos más del silencio y de la escucha que de la propia palabra... A veces, estas vienen ausentes de significado y adornadas con tanto lazo que no somos capaces de ver el contenido y tan sólo el continente.

    Me gustó leerte, preciosa.

    Mil besitos para tu tarde, Marian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que una sola palabra puede decirlo todo...y es que el silencio nos llena tanto...que lo adornamos con bellas palabras, es como tapar su desnudez...y queremos embellecerlo, aunque no siempre sepamos hacerlo, porque no siempre se tiene ese don que tú tienes, mi querida amiga; decir tanto y tan bello para describir el silencio...

      Muchos besos, querida Auro.

      Eliminar
  15. Wow, qué razón tienes.
    Te ha quedado precioso. Yo sigo siendo más de sensaciones y silencios, el ruido me turba.
    BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan solo la música puede llenar ese silencio que a veces necesitamos tan profundamente.
      Besos.

      Eliminar
  16. Hay quienes escriben de una manera, que enriquecen su idioma. Es caso del castellano, como también es el caso del inglés, con grandes escritores. Seguramente alguien podría mencionar escritores en italiano, en francés, etc.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras muchas veces están por encima de los idiomas, y hay escritores que se inventan palabras nuevas para expresar lo que sienten; esos son los buenos escritores, los que enriquecen todas las lenguas.

      Besos.

      Eliminar
  17. Y los caballos piafan y las palomas gorjean... siempre me han gustado esas dos palabras. En catalán hay una palabra muy curiosa: "Esglai" que define ese escalofrío espontaneo, como si pasara un ángel.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Esglai"...si es un escalofrío de susto o miedo, pues no sé...
      Pero por el Sur se dice que ha pasado un ángel cuando hay un silencio incómodo de pronto en una conversación. Es curioso el lenguaje cada cual tiene su interpretación.

      Eliminar

Ni aún el genio más grande iría muy allá si tuviera que sacarlo todo de su propio interior. Goethe.