..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 3 de junio de 2014

Modestia aparte


Seguramente que muchos de los que me leen a menudo, estarán pensando que cuando les hablo de mis amigos estoy interpretando un papel. Y, sinceramente, no pretendo hacer arte cuando les cuento las cosas. No es fácil escribir… o interpretar sobre lo que sea. Por eso hablar de actuación es complicado, ya que la expresión “hablar sobre” tiende a hacernos generalizar, y la generalización esconde la excepcionalidad de las cosas.

También a veces se me presenta un problema con el vocabulario. Y aflora a mis labios una sonrisa cuando escribo las palabras “contar” y “actuar”. Y es que si nos paramos a pensarlo bien esas son palabras que están muy devaluadas. Por ejemplo, a menudo decimos que la gente está actuando cuando queremos decir que mienten sobre sí misma. La palabra “actuar” se usa a menudo como sinónimo de “mentir”. Platón aseguraba que no había diferencia entre actuar y mentir, y a veces condenaba con rotundidad el teatro.

“La paradoja del comediante” de Diderot cuestiona cómo podemos hablar de la verdad en la interpretación, cuando su naturaleza misma es la mentira. Y sin embargo, aquí puedo contar las cosas más verdaderas dándoles ese barniz de misterio… porque misterio es la parte más intrínseca del lenguaje. En la tradición de la lógica-matemática y la filosofía de lenguaje se inserta el “Tractatus logico-philosophicus” de Ludwig Wittgenstein, cuya tesis fundamental es la estrecha vinculación entre el lenguaje y el mundo. Donde el autor señala «los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo». 

Así que aunque queramos decir la verdad, no podemos decirla cabalmente, porque nuestras palabras son herramientas torpes para expresar algo; esa verdad que quizás exista pero que no podemos definir con palabras. De hecho, cuanto más sentimos, más inútiles serán las palabras que encontremos para expresarnos. Lo más fácil será evitar los rodeos, los circunloquios dicho ya en la geometría del lenguaje. No soy una experta, pero aseguraría que “me dejo” entender. Mi intuición me dice que escribir con naturalidad y de forma entendible, eso, también es literatura.



32 comentarios:

  1. "Mi intuición me dice que escribir con naturalidad y de forma entendible, eso, también es literatura." SI. Rotundamente. Detesto a la gente que piensa que por escribir de manera barroca, por adjetivarlo todo de manera asfixiante, es más "escritor". Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad...si hablamos de literatura...todos son registros literarios. En cuanto a estilo ya está inventado casi todo; Julio Cortázar, James Joyce, Lewis Carroll, Saramago (ahora mismo estoy leyendo a Juan José Millás) todos buscan la originalidad. Y tampoco es tan importante que te entiendan. La prosa, la poesía, te sugiere cosas...te hace sentir...

      Un saludo.

      Eliminar
  2. No vas desencaminada, contar cuentos, interpretar vidas ajenas. mentir aun cuando hablando de nosotros contamos que estamos bien. Un abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque lo queremos decir de una forma bonita, para que la "realidad" no nos hiera. Un abrazuco.

      Eliminar
  3. No es necesario adjetivar o usar tecnicismos para ser buenos escritores. Si llegas al lector, ya lo estás haciendo bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es que leas algo y te guste, eso sí.

      Besos.

      Eliminar
  4. No es fácil escribir, y menos aun, hacerlo con naturalidad, que fluyan las letras y afloren los pensamientos. Tú lo consigues, Marián, y por ello te doy mi más sincera enhorabuena.

    A mí, que no me gusta escribir en absoluto, me pasa a veces que leo a alguien que opina igual que yo en determinada cuestión, y quedo maravillado con la forma de expresarlo; envidio la forma en que escribís algunos de vosotros, mis queridos blogueros. Y es que siempre me costó una barbaridad poner en palabras mis pensamientos. Será que soy de ciencias... :P

    Por cierto, no te preocupes, no es necesario dar explicaciones sobre si se actúa, se miente o se maquilla ligeramente la realidad. Como decían en una de mis películas de cabecera de toda la vida: "Nadie conoce a nadie; no tan a fondo". Y eso pasa en Internet y en el "mundo real".

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ocurre, Kine, es que nunca nos gusta lo que escribimos nosotros. Tampoco creo yo que sea bueno hacer comparaciones.

      Tú siempre me has leído con buena disposición, ya lo sé, te gusto y eso es muy grato para mi.

      Besos.
      P.d. Esa peli tiene muy buenos diálogo, que te hacen pensar.

      Eliminar
  5. Se te entiende casi tan bien como a mí me gusta adivinarte.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos entendemos, sí, y no hace falta tantas palabras.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Hola Marián, estoy de acuerdo con la frase "los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo". Para mi no existe la diferencia entre realidad y ficción, entre ser auténtico y actuar cuando de expresar lo que uno desea se trata. Todo es reflejo de tu mente y eso es lo que yo vengo a buscar. No puedo estar más de acuerdo con "cuanto más sientes más inútiles nos resultaran las palabras...", por eso cada cual debe buscar sus propias soluciones, unos siendo sencillos y naturales y otros siendo igual de naturales pero más barrocos. Efectivamente todo es literatura.
    Yo personalmente estoy encantado de conocer tus amigos y saber lo que se cuentan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que la ficción, o imaginación, como decía Julio Verne, es un hecho, escribir es ver la vida en otras secuencias. El arte en general, cuando vemos un cuadro...y no es necesario entenderlo para vibrar. Y en el cine vemos cosas fantásticas, y todo son productos humanos y es que somos como dioses :)

      Un beso.

      Eliminar
  7. Y eso sin contar con el oyente o lector que trate de conectar o interpretar el mundo o los pensamientos del otro, que son los mismo.

    Bueno, Wittgenstein solamente plasmó una serie de argumentos sobre qué y no qué pensamiento puede o no, debe expresarse o no, con las palabras. El pensmiento representa al mundo que puede expresarse con la palabra, y los tres, mundo, pensamiento y proposición son las imágenes de los hechos que cada uno conforma. Calro, no tienen que coincidir los de uno con los de los demás...

    Sea como fuere, me encantó leerte porque me provoca un remeneo neuronal de recuerdos atrofiados :))

    Un besito y tu café, Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, que todo son puntos de vista. Todo según el enfoque que quieras darle. El mismo suceso a uno se le cae el mundo encima y a otro casi que le resbala. En cuanto a la escritura, yo creo que si se escribe es por placer; lo que a uno mismo le satisfaga. Eso de la calidad y demás, ya te digo: puntos de vista.

      Un besito y gracias por el café.

      Eliminar
  8. Escribir es lo más usual. Porque es hablar, de sí mismo o de aquello inventa, (o sobrevive a ratos bajo la piel del que sale en los papeles).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer. Si alguien escribe por obligación...no creo que le salga algo impresionante.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hermoso tema el que traes...
    No hay verdades, o, mejor dicho, hay tantas verdades como personas que dicen tenerla.
    En relación con escribir o con lo que significa literatura, muy pocas veces me hago esa pregunta, los textos me gustan o no.
    Sé que mis palabras nunca van a alcanzar lo que quiero decir.
    Un beso grande.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa, que a veces quiero escribir sobre algo y me voy por las ramas del árbol...o me meto en un jardín, jajaja. Es la espontaneidad, a veces te gusta y otras no tanto.

      En cuanto a lo que escriben los demás, me pasa como a ti, si algo me gusta no me pongo a analizarlo.

      Un beso, Humberto.

      Eliminar
  10. Una ficción puede representar la verdad, aunque sea a traves de lo absurdo. Los mitos representan algunas verdades ocultas, aunque sean solo mitos.

    Estoy seguro de que algunos pensamientos son arduos de realizar, porque no existen las palabras para los conceptos necesarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mitos representaban verdades, alegorías a falta de ciencia. Aunque la ciencia a veces...Todo es una maravilla. Toda gran obra sale del pensamiento. Del asombro, como decía Platón.

      Eliminar
  11. Escribes sobre un tema apasionante y lo haces bien. Eso es literatura. Cuando empezaba a leer recordaba a Wittgenstein y resulta que pocas líneas después lo encuentro citado por ti. Las palabras contienen algo de "mágico" (me permito la licencia del adjetivo) en cuanto tienen de metafísico, de humano. Lo dices bien con el ejemplo de "verdad" y nos podemos meter en un surco profundo si confrontamos el concepto "verdad" con el de "realidad", cosas bien distintas en función de la subjetividad que a una u otra se les puede aplicar según decía (creo recordar) Víctor Hugo. Yo creo en algo que puede que tenga que ver con lo que dices: por una parte, hay un proceso-tiempo de transmisión desde el pensamiento/sentimiento (en esencia abstracto) hasta su materialización en palabra y en ese proceso creo que hay siempre una cierta distorsión. Por otra, el lenguaje no es matemática ni en su operativa, y yo creo que las palabras juntas (y separadas) funcionan como una especie de iconos, o referencias, y que esas referencias, como faros para un navegante, indican un punto aproximado al que se quiere llegar. Como dices, las palabras son herramientas limitadas (torpes, dices) y no son la única forma de lenguaje, obviamente, sin embargo son fascinantes en sí mismas y su ejercicio (activo o pasivo) puede llegar a ser deleite por su manifestación de inteligencia o belleza. Esta entrada tuya, por ejemplo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué interesante tu comentario!
      Es para leerlo con tiempo y sosiego. Porque hablar de la verdad, o verdades, da para mucho, Y como dices tú "nos podemos meter en un surco profundo..." Porque de cualquier reflexión se puede hacer "abstracciones". A todo se le puede dar mil vueltas. Y cómo no, al lenguaje. Después vendrá la interpretación de cada cual. Pero es bonito saber manejar las palabras. Incluso para hacer un comentario tan bueno como el tuyo.
      Y....muchísimas gracias por ese último párrafo. :)

      Eliminar
  12. DESAFORTUNADAMENTE MI AMIGA, TIENES TODA LA RAZÓN: SER REALISTA ES "MODESTIA APARTE"!!! ME ENCANTA TU VERTICALIDAD.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si es verticalidad o versatilidad...aún con tus letras tan grandes mi entendimiento es pequeño.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola te podrías pasar por mi blog http://mieternoamorporloslibros.blogspot.com/ soy nueva como todos lo fueron, Gracias

    -Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuenta con ello, Carolina, ahora mismo voy.

      Besitos.

      Eliminar
  14. Bueno a pesar de los esfuerzos por explicarse hay que añadir las aptitudes del sujeto por entender ....

    Un beso !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Si no hay receptor las palabras se las lleva el viento...

      Un beso.

      Eliminar
  15. Hay que ser honesto con las palabras.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo con nosotros mismos, hacer lo que te pida el cuerpo sin esperar críticas o adulaciones...
      aunque ambas , yo al menos, las recibo con honestidad.

      Besos.

      Eliminar
  16. Hola, Marián, buenas tardes:
    Sí, opino contigo que escribir con “naturalidad” no sólo es Literatura, es la manera de convertir la palabra escrita en Comunicación. Es lo que convierte a un frío “signo lingüístico” en una caricia o en un azote, es ese dar con la palabra que nos abre los ojos o nos araña el corazón.
    Al escribir, me cuesta transmitir naturalidad, aunque lo haga desde un plano subjetivo. De hecho, me es muy difícil escribir o traducir pasajes dialogados. Veo una imagen muy clara, pero la palabra que la define me es esquiva, lo que me lleva a inventarme palabras o a recurrir conscientemente a la diglosia (es curioso cómo ciertos conceptos están representados de una forma más “bella” o más “onomatopéyica”, en otros idiomas)
    Y sí, el Lenguaje, tanto el oral como el escrito, se me suele quedar corto cuando intento transmitir mis sentimientos.
    Nos leemos, Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantan esos escritores que inventan palabras nuevas...o desempolvan otras que cayeron en desuso. Escribir es, creo yo, saber transmitir sentimientos o acontecimientos, buscar palabras para definir lo que queramos expresar; a veces de una manera más sencilla se puede decir lo más complicado; todo es cuestión de saber jugar con las palabras ( con jugar).
      Diglosia...jajaja, se podría definir también como un arma de doble filo.

      Sí, leámosnos...

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.