..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 17 de marzo de 2014

El descreído…


Desde que descubrió que el ser humano sólo puede ser acompañado de un modo relativo, todas las palabras que presuponen nexos sustanciales o estados continuos de la materia le suenan a chino. Alguien dice: " ésta es mi pareja" y él pregunta: "¿ hasta cuándo?", alguien anuncia " te presento a mi mejor amigo" y él no puede evitar la sensación de estar estrechando la mano de un fantasma. Él cree que es ese pueril orgullo que segregan los humanos al parcelar la realidad, lo que les capacita para desoír el tic-tac del reloj y obviar la dimensión del tiempo. Luego, en su pequeña agenda metafísica, va tomando apuntes esotéricos. Iker, amigo íntimo de Sara. Febrero del 2010 , escribe; Eva, novia actual de Cayetano, anota, enero del 2012. Gracias a este exhaustivo trabajo de campo, y a medida que los amigos se pelean y las parejas se separan , él va componiendo un árbol lógico con la historia evolutiva de cada uno de los pares estudiados. Finalmente, mediante un programa informático, hace coincidir los diversos modos de ramificación con una amplia variedad de frutas. Es entonces cuando él descubre que, a diferencia de lo que ocurre a la mayoría en sus relaciones, él tiende hacia el melón...se abre y a veces está bueno, pero hay que consumirlo rápido...

41 comentarios:

  1. También estamos los que tendemos a cigüeña, poco seso, pico largo y todo eso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una fauna amplia, claro que sí.
      Besos.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Conmigo tu amigo habría hecho pocas anotaciones en la agenda durante el último cuarto de siglo. Tengo la fortuna de contar con un pequeño pero inquebrantable grupo de leales a mi alrededor, incluso desde mucho antes. Así que no se me ocurre una fruta de vida tan longeva Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zavala, qué suerte, eso de que aún conociéndote sigan a tu lado ;) eso demuestra que no se cansan de ti, o que eres tan polifacético que no se aburren contigo. Yo, los amigos que tengo los veo poco, tengo una amiga que a lo mejor nos decimos algo de año en año, está lejos, pero sabe que estoy aquí para lo que sea, y también yo sé que tengo una amiga. Son esas amistades con las que hemos crecido, amigos nuevos es más difícil.

      Y en cuanto a la convivencia en pareja, que es de lo que trata el post, eso ya es otro cantar.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Con quien te comenta, el árbol genealógico daría pocas ramificaciones. Llevo mas de 60 años con la misma compañera y no me canso de comer la misma fruta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ti, Juan, lo que hay que hacer es felicitarte, por haber pasado esas etapas de transición sin romperos ni mancharos...y seguir ahí juntos, enhorabuena.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Sin dudas es asi. La metafisica del tiempo es tiempo que nos hace metafisicos. Tendemos a desaparecer.

    Pero ¿sabes que? No imaginamos eso nunca, porque nuestra intencion es perdurar...siempre

    mi beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa teoría como sabes es de Ortega y Gasset: que los enamorados tienen vocación de eternidad. Pero lo que nunca se sabe es en qué momento ese castillo de arena caerá...porque es que siempre soplan vientos...

      Un beso

      Eliminar
  6. Complicado pensamiento, las cosas son eternas mientras duran, luego el tiempo se detiene hasta que el olvido lo deshace.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien lo has dicho, Pilar, es que es tal cual.

      Saludito.

      Eliminar
  7. Nos empeñamos en ponerle a todo etiquetas y fechas de caducidad, por naturaleza.
    Abrazos y perfecta tu entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aurora, me alegra que te haya gustado.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. Todo es eterno mientras dura, todo tiene un nombre hasta que lo olvidamos, todo es posible mientra lo hacemos. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, tu comentario se parece mucho a lo que comenta Pilar, y te digo lo mismo.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. Jajaja, así es, me gustaría aprender a saber hacer esos árboles, más que nada por saber a qué fruta tiende cada cual, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues haz un buen estudio, Tracy, igual te va bien...jeje.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Casi tanto como tus comentarios...

      Eliminar
  11. Los árboles de estos tiempos tienen ramas innumerables, todavía no sé si eso es bueno o malo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que adaptarse a los tiempos, Dario, eso nos hace fuertes. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Parcelar la realidad, como define el personaje, es necesario para percibirla. Reflexionar, pensar, requiere recortar la realidad. Tal vez el idioma, algo tal vez necesario para el pensamiento, sea algo conjetural, algo imperfecto.
    Imperfecto como el pensamiento que trato de plasmar en estas palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todo lo que vivimos sabemos contarlo, la insuficiencia del lenguaje, o tal vez nuestra incapacidad...alguna vez he oído decir a una persona que sabe de letras y domina el lenguaje, que aún no se ha inventado un verbo que a una idea retrate. Como reflexión ahí te lo dejo.

      Eliminar
  13. Usamos las palabras de tal modo, que esa agenda de anotar ramificaciones sería de obligada posesión, con lápiz de quita y pon, y un deseo de calígrafo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Alba, porque el pensamiento, o la reflexión, siempre va más allá que el lenguaje, y como le digo a Demiurgo, el lenguaje nunca los alcanza.
      Un saludo.

      Eliminar
  14. El Dimiurgo tiene algo de razón. SI queremos conocer la realidad es necesario dividirla. Toda completa es difícil de concebirla. Y encontrar una fruta que no se desocmponga rápido es difícil, mucho.
    El cuento, pero sobre todo el personaje principal, está genial. Esa idea del diario tipo "inmersión antropológica" resalta su singular manera de pensar. De alguna manera busca un absoluto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Como dice El Demiugo hay que parcelar la realidad, tomando las palabras del personaje, para comprenderla.
    Es muy difícil tragarla entera, tratar de comprenderla toda.
    El cuento, y la relación con las frutas está genial. El persona, de cierta manera, busca el absoluto, pero encontrar una fruta que no se descompnga rápido es difícil.
    Abrazos y este es mi intento de segundo comentario. Por ignorante de las TIC no publiqué el primero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata. Cuando tratamos de desmenuzar los pensamientos podemos caer en un laberinto sin fondo. La perfección sólo existe en teoría, al menos en el ámbito que tratamos.

      Pues ha llegado todo, ves tú.

      Eliminar
  16. Hace tiempo que no leía algo tan bueno. Yo creo que por mucho que parcelemos la realidad seguiremos sin enterarnos de que va este caótico mundo se sentimientos y organismos pluricelulares. Pero está visto que hay que apuntarlo todo, por muy melón que se sea. ;-)

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, tienes un sentido del humor inteligente, que es como tiene que ser en un escrito que se precie...yo también escribo, pero sobre todo tomo notas ¡muchas! a veces yo misma me sorprendo de lo bien que escribo, así que muchas gracias porque tú lo notes. Pero ¿sabes qué? que también ando casi de puntillas entre las letras...porque me digo ¿de dónde he sacado yo esto? me parecen ideas tan buenas que sospecho que plagio sin querer... pero no, no quiero atormentarme con eso, porque al fin y al cabo, como dice Juan José Millás, todo está por ahí, por el éter...tratando de cazar a los cuerpos...Jolines, qué manera de divagar contigo ¿no?

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. FULLLL, EXCELENTÍSIMO TEXTO, MUY CREATIVO Y AUTENTICO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  19. Muchísimas gracias, encantada de que te haya gustado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Pero hay que creer en secreto a veces. Dejarse llevar por teorías circenses y sentir el placer de decir a viva voz: << Es para toda la vida >>
    I want to believe, como aquel poster del amigo Mulder.

    Recibo una buena dosis de placer de nuevo a pasar por aquí y leer. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por venir, por leer, por comentar y dejar palabras tan amables, gracias.

      Eliminar
  21. Creo que te desapareció o no llego a aparecer mi comentario. Jop, sería mentira que se suele decir no? :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, aquí está, un poquito más arriba tu comentario...aquí nada queda en el olvido :D

      Eliminar
  22. Una amiga mia diria: "Dijiste que me amarias para siempre": Teoria de la relatividad, dos cuerpos comprenden el tiempo de maneras distintas.

    Un beso, Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, maneras de entender las pautas del tiempo y la vida, hay quienes son adictas a eso del "para siempre" en cambio yo...espero con gran expectativa otro comienzo...

      Un beso, Syd.

      p.d. Puede que sea mi culpa pero antes me era mucho más fácil que ahora dejarte comentarios en tu blog.

      Eliminar
  23. Todo es temporal.
    Todo fallece.
    El amor el primero.
    Lo que ocurre es que habitualmente se enmascara su muerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también es porque llamamos amor a cualquier afecto... eres un amor, me caes bien, te quiero ver cerca, no te vayas...pero si hasta esos viejos que llevan la tira de años diciendo que siguen enamorados... todo vale, todo es amor...pero en verdad nadie sabe lo que es.

      Besos.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.