..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Ginebra Blonde


Inteligencia y belleza personificadas en una mujer:

Ginebra Blonde

Con la sensibilidad a flor de piel y con un alma tan bella como ella. Que con singular maestría y bien hacer ha puesto su punto de mira en las personas en concreto y no en el sujeto abstracto; en la personalización individual, resaltando los valores y las peculiaridades de cada uno. Y sinceramente, creo que Blogger tendría que levantar un monumento para resaltar su trabajo inconmensurable que con tanto mimo y altruismo  ha ensalzado lo bueno de cada blog, y que en definitiva es una oda a las personas que lo habitan con sus letras, con la ilusión de fabricar un mundo mejor donde experimentar a través de contactos singulares el gozo de una cultura común, cualquiera que sea, ya que cualquier proyecto no es sólo una esencia, sino que además es una construcción en marcha...Y de todo  esto, Ginebra, ha hecho posible ordenar sentimientos y emociones con una melodía inteligente, sugestiva y encantadora. Como es ella.

Y en lo que a mi me toca, mi agradecimiento más sincero, que no encuentro palabras que puedan expresarlo...¡Un MILLÓNDEGRACIAS,  no es suficiente!

Besos enormes, amiga mia...
Con todo mi corazón agradecido...

martes, 20 de septiembre de 2016

El Velo


Tu belleza oculta por el velo, mortaja anticipada,
el mundo sin tu luz y tu sonrisa, mutilado.
Vagas por los rincones, fugaz e inerme,
sin la luz del Sol que el cuerpo anima
y sin esa otra luz  del libro ¡ay! que el ánimo sostiene,
que tanto puede el inicuo fanatismo inerte
de los que en aras del anacrónico celo impenitente,
esgrimiendo la luz en hacha la convierten.
 

Velarán tu sonrisa y tu belleza,
pero tu luz, aunque oculta, estará viva
y días vendrán, ya no lejanos,
en que la luz del Sol tu rostro encenderá
y los que tan inicuamente te velaron
serán, al fin, por tu luz iluminados.



domingo, 11 de septiembre de 2016

Rizar el rizo


Como el agua pura.

Una de las mayores realidades del ser humano es su capacidad para fabular. Esto que en un principio parece una paradoja es una verdad consustancial. Ni es ineludible o inapelable hacer una reflexión demasiado profunda para comprender la complejidad de esta verdad.. Y si la verdad del ser humano es inescrutable...no caería yo  en entrar en profundidades. Con nadar sobre la superficie me basta. Porque cuando hablamos de verdades podríamos hablar de sueños... o de verdades soñadas, imaginadas, a veces contaminadas con dolorosos desengaños...si  todo lo que existe es real, reales son las causas y reales las consecuencias...

Porque si en la realidad está la verdad... podría seguir así, adentrándome en un laberinto con complicada  salida...porque donde uno intenta buscar la verdad se topa con lo que no buscaba, como en esa ilustración que suele hacerse sobre el bien y el mal; que siempre van entrelazados.


En nuestra sofisticación de la mente hemos creado dioses  para esta disyuntiva: "De todo árbol del vergel podrás comer libremente, pero del árbol de la ciencia del bien y del mal no has de comer, pues el día en que comas morirás sin remedio"...(....) "¡Ahí tenéis al que ha llegado a ser como uno de nosotros por el conocimiento del bien y del mal! ¡No vaya ahora a tender su mano y tome del árbol de la vida, y comiendo de él viva para siempre! ...Le expulsó, pues, Yahveh Elohim del vergel del Edén a trabajar el suelo de donde había sido tomado".

Hemos llegado a ser dioses en ese desafío, y hemos creado hasta un Diablo como un antídoto para  ese Dios que nos castiga inmisericorde  aunque proclama su misericordia sacando de la manga ese  AS  del perdón. El Dios misericordioso prefiere hacer trampas antes de dar  al hombre otra oportunidad.

Pero justificar nuestra idiosincrasia...eso no sirve de nada, porque somos hijos de aquellos que crearon a los dioses...¿somos creíbles por malos? ¡somos increíbles por buenos! Y cualquier cosa que hagamos nos convertirá en ángeles mensajeros...

Quizás nuestra justificación sea que no olvidamos aquel paraíso,  ni olvidamos a ese Dios que se cree con el derecho de administrar el castigo sin contemplar el perdón, que por otra parte para nada lo necesitamos...



martes, 6 de septiembre de 2016

Trótula de Salerno


Salerno fue la primera escuela médica que admitió en su recinto a las mujeres. Y no solo para temas ginecológicos, sino para la medicina general. Allí destacó Trótula (1090-1160), que llegó a ser profesora.
Es la autora del más célebre tratado de obstetricia y ginecología de la Edad Media, conocido como "Trótula Mayor". Habla sobre la menstruación, la concepción, el embarazo, el parto, el cuidado del recién nacido, además de diversas enfermedades ginecológicas y de otro tipo, así como de sus remedios.

Sus escritos refleja ideas muy avanzadas para su tiempo: promovía que se suministrara opiáceos a las mujeres durante el parto para mitigar el dolor, práctica castigada entonces. Describe también diversa técnicas quirúrgicas, consideradas no ortoxosas en aquel momento. Evaluaba ampliamente a los pacientes, no se centraba únicamente en los síntomas llamativos.

Escribió un segundo tratado sobre el cuidado de la piel, la higiene y la cosmética: "Trótula menor". Recomendaba a las mujeres de su época cuidar la higiene diaria, el ejercicio físico regular, los masajes con aceites y una dieta equilibrada y saludable.

Y...

Lo más chocante...(está escrito)

"La creación de las universidades desde el siglo XII, donde solo se permitían estudiantes masculinos, excluyó a las mujeres de la educación superior y los maestros universitarios procuraron minimizar los trabajos o incluso ignorar la existencia de estas médicas pioneras anteriores, que llegaron a ejercer un trabajo luego reservado en exclusiva a los hombres hasta finales del siglo XIX. Algunos estudiosos llegaron a dudar de que fuese una mujer, y otros hasta mantuvieron la opinión de que era un personaje ficticio, por lo que desde el siglo XV sus obras se solían atribuir a un varón, masculinizando su nombre a Trótulo (Trotulus)."

Tremendo...Da que pensar, eh...