..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

domingo, 27 de octubre de 2013

El silencio de Wittgenstein



Wittgenstein y la hipersensibilidad. Es el título de un post que quise escribir hace tiempo. Pero nunca lo publiqué. Supongo que Wittgenstein hubiera estado orgulloso porque él era también un poco así: le jodía la publicidad en general y que la gente hablara de su obra sin conocerle.
Pero esto es una suposición porque, como yo tampoco le conocí, yo también hablo de segundas, me limito a insistir en la leyenda urbana. Porque eso y no otra cosa es justamente Wittgenstein: una leyenda urbana, una mosca que no consigue salir de la botella, un millonario que se alista voluntario en la guerra , un hombre que se va a vivir a Noruega a una cabaña. Y muchas peleas dialécticas, un carácter presuntamente difícil y un alto concepto de la amistad. Y el trabajo intelectual… siempre el trabajo intelectual como único propósito real de la vida: escribir, trabajar , resolver problemas. Pero… ¿ qué problemas podía tener la vida para un millonario como él? Los mismos problemas que para cualquiera: problemas filosóficos. Escribe Wittgenstein.
 " Sentimos que , aún cuando todas las respuestas científicas hubieran sido contestadas, el problema de la vida permanecería intacto". Más tarde escribe: " Aunque soy incapaz de mostrar afecto, tengo una gran necesidad de él“. 
Y nadie ha condensado mejor que él en dos frases toda la historia de la filosofía….Y porque… 
“De lo que no podemos hablar, mejor es callarse”  Ésta es la última frase de su libro “Tractatus Logico-philosophicus”



18 comentarios:

  1. La filosofía del ser humano. El reconocimiento de la fragilidad. El vaivén, la montaña rusa. De la razón a los juegos del lenguaje hay nada.
    La incoherencia es demasiado humana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ludwig... ese hombre blanco y negro. Escribió el Tractatus y luego su contrario. El lenguaje sin ambiguedades de la ciencia y la ciencia de la vida llena de ambiguedades.

    Me gusta la entrada, me gusta que te adentres ...

    mi beso.

    ResponderEliminar
  3. Si sólo cantasen los pájaros que mejor lo hacen los bosques serían muy silenciosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Desconocía a este autor.

    ..."De lo que no podemos hablar, mejor es callarse"...

    Me aplico su máxima y me callo, no sin antes mandarte un saludo y mi beso, que ya hacía un tiempo que no pasaba por tu casa ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo también me aplico que de lo que no sé, no hablo...o al menos lo intento...o la intento pifiar menos, si cabe...

    Me gusta el video de Final Fantasy, me gusta lo que dice:
    ...es el momento de luchar..
    ...en un nuevo mundo valiente...

    Me quedo con ello.
    Ahora voy a curiosear un poco más por tu encantador blog.

    Saludos y gracias
    Kim[AR]

    ResponderEliminar
  6. Dario:
    ¿Y qué es la filosofía entonces? El sube y baja; el carrusel de la vida, un tren en movimiento que ve la vida pasar...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Elcaligrafista:
    Jajaja...Tú ya sabes, Caligrafista, que cuando algo me gusta me gusta adentrarme...Ese hombre se metió en metalenguajes absurdos y cuando se dio cuenta tuvo el valor de volver sobre sus pasos y reconocer sus confusiones del principio. Pero reconozcámoslo que no es el único, Kant, Hegel y Nietzsche pueden servir como ejemplos también.

    Alguien me dijo una vez que "la incoherencia nos hace libres". Me parece una reflexión acertada.

    Beso tu beso.

    ResponderEliminar
  8. Pitt Tristán:
    ¿De verdad? entonces ¿no hacen más ruido los que peor cantan? ;-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Kinezoe:
    El profesor de literatura lo menciona en "Los crímenes de Oxford" Decía que ese hombre buscaba la verdad en las matemáticas. En realidad hablaba de muchas cosas en pro y en contra, y de ahí nace la frasecita: "porque de lo que no se puede hablar mejor es callarse" Y tú también calladito..por lo menos vienes a saludarme y me dejas un beso. Otro para ti.

    ResponderEliminar
  10. NOVAK:
    Sí, dicen que el silencio es oro, y a veces tan necesario...además, el silencio despierta interés. Por lo menos puedes parecer inteligente mientras no abras la boca, jajaja.

    Me encantaría que te gustara lo que ves por aquí. Bienvenida y un beso.

    ResponderEliminar
  11. Está claro que el dinero no da la felicidad pero compra dinero para hacer lo que te de la gana como por ejemplo pensar. Y pensar bien si eres un genio. A mí ya se me ha estimulado el apetito intelectual por este señor. La filosofía es lo más cerca que estaré alguna vez de los libros de autoayuda. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. S.:
    Vaya! pues sí, jajaja. Yo siempre lo digo, que ponerte a filosofar es un lujo: se necesita tiempo y medios. Son juegos de palabras, y ya todos lo sabemos que si vas tras una respuesta a una pregunta, por el camino te vas a encontrar con más preguntas que ni pensabas...Y no ayudan, no, más de uno se ha vuelto majara después de ser un genio, pero es humano, demasiado humano...Juegan a ser dioses y luego pasa lo que pasa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Yo debería estar siempre callado, pues no sé casi nada, apenas conozco un poco.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  14. Humberto Dib:
    Qué bueno, Humberto, ese pensamiento socrático. Tú sabes de TU mundo menos que de cualquier otro.

    ¿Callado? Yo no te veo así, tienes "un millón de amigos" y atiendes a todos en tu blog. Te veo tan entretenido...que a veces paso y ni siquiera te dejo un beso, pero ir a verte si que voy.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. "He adoptado la ilusión como única medida de tiempo; no pasan los días, pasan los sueños."

    (Ginés Aniorte)

    ResponderEliminar
  16. Otto:
    Me gusta la cita que me dejas de Aniorte. No le conocía. Buscaré sus poemas. Me ha hecho recordar, remotamente, a Borges. Gracias.

    ResponderEliminar
  17. Marián, Wittgenstein podía pensar porque su único problema era este, dilucidar qué aspectos de la vida podrían poseer la importancia que necesitaba su mente. Querer ser como todos siempre he supuesto que no era un acercamiento a la vida de los mortales comunes: tener todo resuelto excepto el sentido de la vida es una gran ventaja para dedicarse al pensamiento. Posiblemente, los problemas derivados de la subsistencia vulgar conlleva una traba, con frecuencia insalvable, a quienes siendo humanos normales también se preguntan por el sentido de la vida.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  18. Este hombre deconstruyó la filosofía y se quedó tan ancho, como ya hicieran Nietzsche o Sócrates... De algún modo dio la vuelta y, a pesar de regresar al punto inicial, estaba en otro sitio... Lamento reconocer que es de mis autores pendientes, pero tengo que leerlo. Me gustan estos temas, si me lo permites, me gustaría quedarme: tengo muchas aportaciones obtusas que hacer...
    ¡Un abrazi! ^_^

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.