..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

sábado, 15 de junio de 2013

Un beso perfecto


¿Saben ustedes lo que es un beso perfecto? ¿Sí? ¿Están seguros? Seguramente, no. No, ustedes no lo saben. Con los poetas que ustedes leen no les alcanza para saberlo. Seguramente habrán leído a Bécquer en el colegio, ese romántico, y a Lorca, ese perro verde, porque cae siempre en selectividad. Puede que hasta hayan llegado a leer a Luisito Cernuda, esa diva. Los más listos de la clase habrán incluso llegado hasta las borracheras catalanas de posguerra, cayendo en las redes del melancólico González o del burguesito Biedma. Los más consecuentes, en cambio, se habrán quedado en Benedetti y en su costumbre de hablar de las mujeres como si no estuvieran. Pero los que quieran medrar de prisa en semejante tema: saber de verdad lo que es ese beso...esos sin duda habrá convenientemente adquirido las obras completas de alguno de los vivos: García Montero, Elena Medel, Luna Miguel, cosas así. O puede que lo rebatan diciendo que no es necesario que alguien se lo diga para saberlo.

Pocos sin embargo habrán reparado en qué lugar se halla la definición más precisa que ha dado la poesía española acerca de lo que es y significa un beso perfecto. Formulado tal como el poeta que lanzó la idea lo concibió, un beso perfecto es -les aviso- una mano tendida al vacío, unos dedos que te sujetan brevemente, apenas unos segundos, antes de caer definitivamente al abismo.

II

Estaba en esa época de mi vida en que no sabía sin comprarme un iPod o casarme. No sé si les habrá invadido alguna vez esa sensación de no tener ni la más remota idea de cual va a ser el próximo movimiento del destino: a mi me pasa constantemente.

Cesar me había dicho: "¿Por qué no te apuntas a Meetic?", porque mi amigo Cesar siempre me sugiere cosas:

A: cuya eficacia práctica ha sido demostrada.
y
B: y que sin embargo, pese a ello, no querría para sí mismo.

Por supuesto, no dije nada. También a mi me gusta que los demás crean que soy un hijo de la modernidad, así que me reservé mi opinión. Además, según tengo entendido, gracias a Meetic y a la larga lista de citas digitales, se folla mucho, e incluso, eventualmente, se forma alguna pareja con visos de eternidad y eso está bien, que duda cabe. Sin embargo, si hay algo que no soporto es leer perfiles y perfiles de mujeres que son:

A: grandes amigas de sus amigos
y
B: amantes de la naturaleza.

No teman, no es nada personal, pero ocurre que, para el común de los mortales resulta bastante difícil ser un gran amigo de sus enemigos y ser amante de la naturaleza (o al menos de la propia naturaleza) es también, en la mayor parte de los casos, una tautología. Por si fuera poco, había que pagar y, según las condiciones del servicio, nada me garantizaba que allí pudiera encontrar lo que yo estaba buscando, y eso ya creo que he dicho lo que es.

CONTINUARÁ...


10 comentarios:

  1. Uma manera más de abordar la soledad

    ResponderEliminar
  2. Un beso perfecto casi no existe y cuando lo recibes...no hay palabras para describirlo, a pesar de lo muy cerca que se pueda quedar García Montero.

    Lo de Meetic, como que no lo veo, pero siempre un Ipad antes que una boda, o no, que nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  3. Noelplebeyo:
    Los caminos y sus bifurcaciones, ya sabes.

    ResponderEliminar
  4. Pilar V:
    Quizás el beso perfecto sea el soñado...o mejor aún, el escrito en un poema. En el mundo Blogger hay besos a puñaos, pero claro, esos son besos como los de "Letris"; letras arre-juntadas.

    ResponderEliminar
  5. Supongo que el último siempre es el mejor, o es que en ese meetic venden de eso? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Darío:
    Supongo...
    También supongo yo que, como en todas partes, habrá publicidad engañosa.

    Un beso.


    ResponderEliminar
  7. Pues creo, Marián, que es posible que se unan muchas parejas de todo signo sin conocer en absoluto nada de sus vidas. Los pros y los contras ya los enumeras tú. Sin embargo, creo que un beso espléndido y particularmente abrumador, requiere una mirada directa, un deseo que ha estado contenido y explota en ese inatante al que aludes, un abrazo tan perfecto como una serpiente enrollándose en tu cuerpo, un bocado sin dolor que necesita aire con urgencia para poder respirar, un…

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  8. ANTONIO CAMPILLO:
    Pues sí, así lo creo yo también, porque hay besos y besos. Unos tan protocolarios que se dan al aire, otros según los conciben los pueblos...besos en la boca de mandatarios, a lo Judas, tan traicioneros. Y ese que tú has descrito tan bien, Antonio. Los besos de cine son fabulosos.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Me resulta cuanto menos curioso que nombres a Luna Miguel como si ella estuviese a la altura de los demás poetas que nombraste, pues a parte de conocerla he leído sus poemas y artículos periodísticos y no valen, de hecho Marián tú escribes mejor que ella. Seguiré al tanto de este blog para ver cómo acaba la historia del beso perfecto. Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Raikkonen:
    Yo no conozco a Luna Miguel. Alguien la mencionó poniéndola en la categoría de "vanguardistas". Era como un ejemplo de lo que la gente muy joven puede leer.
    ;-)

    Escribir es un acto, en mi caso de fe...escribo como un divertimento. Si a alguien le gusta, pues yo encantada.

    Muchas gracias por tus palabras y más gracias por leerme.

    Saludos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.