..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

martes, 5 de febrero de 2013

Piedras mágicas


Dicen que en los momentos de incertidumbre hay que procurar no perder la fe en todo. Dicen que hay que confiar en algo. Confiar, sí, en algo, aunque no sea tangible. Buscar una salida. Tirar por la calle de en medio. Otear, vislumbrando vericuetos posibles. Dicen que en los peores momentos de la vida se aguza el ingenio. Momentos de crisis siempre los ha habido y los habrá; es como el estado natural de la humanidad. Y sin evadirnos totalmente de la pura realidad confiemos en la magia...¿por qué no? Tengamos fe...miremos al pasado...tiempos mucho peores se han vivido. Y se ha podido salir como por arte de magia.


Las piedras...
gemas preciosas, amuletos salvavidas.
Pongamos en nuestra vida una piedra preciosa.
Un amuleto.

Hay muchos acontecimientos que existen al margen de la pura lógica. En Egipto utilizaban el lapislázuli para comunicarse con los dioses. Los aztecas hacían espejos con obsidiana para usarlos en la adivinación. Las gemas que adornaban la corona de los reyes los protegían de desdichas. La Biblia nos narra que la pechera de Aarón fue elaborada con doce piedras preciosas. Eran cornalina, topacio, esmeralda, rubí, zafiro, diamante, ópalo, ágata, amatista, crisólito,ónice y jaspe, que representaban las doce tribus de Israel. Adriano llevaba un anillo de topacio que lo hacía todopoderoso. San Valentín una amatista, Mahoma una cornalina.

A las piedras se le atribuyen muchas cualidades: hacen que la energía circule libremente, atraen buenas ideas e impulsan el desarrollo de proyectos...Atraen la fortuna y el amor. Pero lo más importante es guardar el equilibrio..."Haz lo que quieras mientras a nadie dañes".

Si ellos pasaron a la Historia con esa fe ciega...¿por qué no imitarlos?

¡¡Suerte!!

20 comentarios:

  1. El concepto de la benevolencia confuciano es algo parecido a esto último que cuentas...

    Entre todas las piedras, yo me quedo con el cuarzo. Verás, tiene una cualidad única, más allá del tema ese de acumular energía. Es una cualidad real; cualidad piezoeléctrica, la llaman. Cuando el cuarzo es sometido a presión, produce una pequeña carga eléctrica. Parece raro, ¿verdad? Pues tiene una gran utilidad. Y sabes, en nuestro cuerpo los huesos tienen esa misma cualidad que el cuarzo. Resulta que para que el calcio se fije, los huesos necesitan presión para crear esa pequeña y vital carga eléctrica; esa presión que les genera nuestra bendita tierra, mediante la fuerza de la gravedad. En las estaciones orbitales, los astronautas siempre pierden calcio en sus huesos, a pesar de todo el ejercicio que hagan o todos los suplementos que tomen, pues estos no están sometidos a presión...

    Lo que diferencia a un auténtico Ser Humano de otro cualquiera es que, cuando las circunstancias le son adversas, se vuelve eléctrico como el cuarzo ante la presión.

    Habla el poeta de los poetas:

    I sing the body electric,
    The armies of those I love engirth me and I engirth them,
    They will not let me off till I go with them, respond to them,
    And discorrupt them, and charge them full with the charge of the soul.

    Was it doubted that those who corrupt their own bodies conceal themselves?
    And if those who defile the living are as bad as they who defile the dead?
    And if the body does not do fully as much as the soul?
    And if the body were not the soul, what is the soul?

    Crisis siempre fue igual a oportunidad, como sufrimiento lo fue a llamada de tu propia conciencia.

    ¡Suerte!

    Otro de los tuyos, para ti. *

    ResponderEliminar
  2. Un camión lleno de piedras regalaba yo a nuestros políticos a ver si de esta guisa son capaces de encontrar el buen camino...
    Beso!

    ResponderEliminar
  3. también el cacique Calfulcurá, de estas pampas, el ultrapoderoso que unió a toda la nación india contra el conquistador, llevaba una piedra azul en el cuello que decían provenía de la caída de un meteorito.

    ResponderEliminar
  4. También en mayo del 68 todos llevaban muchas piedras. Aquí ya queda poco.

    ResponderEliminar
  5. Piedra, papel o tijera, confiemos en el juego, no en el azar....Besos.

    ResponderEliminar
  6. A lo desconocido siempre se le atribuye propiedades mágicas o de deidades. El Sol fue el Dios Ra, la Luna fue Selene...
    Alfonso X "El SAbio" ya en el siglo XIII en su obra "El Lapidario", explicaba las propiedades mágicas de piedras preciosas y semipreciosas, y cómo podían influir en la vida humana. Incluía en esta lista al imán, piedra mágica porque podía "mover" objetos metálicos. Hoy sabemos que es obra del magnetismo.

    Sabes que soy soñadora, y no solo lo soy sino que me gusta serlo. Por ello, me apetece creer en ese "poder" de las piedras mágicas (sin perder de vista lo que he dicho en el párrafo anterior). Pero creo en ello porque ello implica ilusión, sueño y voluntad para creer y conseguir algo, a nivel personal o social (que bien hace falta).

    Me ha gustado la magia de tu entrada, Marián, y su optimismo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. j.:
    El cuarzo hace algún tiempo se puso muy de moda. Tengo una caja, de esas muy decorativas de galletas, llena llena de piedrecitas; conos, barritas, perlas, de cuarzo. Hubo un tiempo, cuando era más pequeña en todos los sentidos, que todos me regalaban eso: cuarzo, de todas las formas y tamaños.

    Y sí que es cierto eso que dices; somos impulsados por corrientes eléctricas...yo misma si me tocan, a veces, echo chispas...

    Y muchas gracias por el trocito ese del poeta "poeta de los poetas" una frase hecha que sirve para todos los poetas. Aunque ese, sí, más que popular es original donde los haya.

    Beso. (mis besos son un tesoro...aunque nunca cotizarán en bolsa)

    ResponderEliminar
  8. Noelplebeyo:
    Puedes quedarte con las que tú quieras.


    Tonetxo:
    Para ellos el buen camino es el que han tomado. De eso no te quepa la menor duda.

    ResponderEliminar
  9. Garriga:
    ¡Qué bueno¡ la caída de un meteorito...¿ves como a veces todo cuadra, Garriga?

    ResponderEliminar
  10. Zavala:
    Yo nací una década después y las piedras seguían de moda, tengo, como ya he dicho, muchas piedras que a lo largo de éstos años me han regalado.

    ResponderEliminar
  11. Javier F. Noya:
    La vida es un juego. Ya sabes que entre nosotros siempre lo decimos.

    Muchos besos, Javier.

    ResponderEliminar
  12. Marisa:
    Tú ya sabes que eso del magnetismo algunas personas ya lo poseemos...aunque no atraemos al "vil metal" pero sí a las buenas personas ¿no?

    Los soñadores somos así; creemos en esos poderes mágicos, y a veces es un camino más directo que cualquier otro para conseguir lo que deseamos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Siguiendo la lúcida y hermosa cita de Hesse no hemos de olvidar, menos aún en los peores momentos, que Todo ( el Todo) està Adentro. Confiar en ese Adentro que es el Todo. La Naturaleza, nuestro espejo sabio, con sus piedras y sus hierbas, con sus ciclos de vidas y muertes siempre eternas mucho tienen para darnos y enseñarnos. La energía que nos une es sólo una.
    Un fraterno abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Yo siempre suelo llevar encima una piedra verde, creo que es cuarzo verde, aunque no estoy segura, y algún que otro amuleto, pero realmente no se para que sirven, quizá son de efecto placebo, ni idea, la verdad..pero las llevo conmigo por si acaso, al menos me sirven de contra peso para que no me lleve el viento que sopla últimamente por mi tierra..
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Enya, yo también suelo llevar una en algún bolsillo. A veces un colgante con un cuarzo con una cadenita fina y larga. Es una barrita de color rosa palo de unos cuatro centímetros y un diámetro algo así como el dedo meñique de mi mano. Cuando me lo pongo, que la verdad que es pocas veces... si lo toco siento algo...como una extraña energía.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  16. Realidad y Ficción:
    Me encanta tu comentario. Así es, creo que en la naturaleza está todo...la vida y la muerte...Todo...sólo hace falta buscar la armonía...

    Bienvenida.
    Abracito.

    ResponderEliminar
  17. Cuando todos los paraísos se nos han desvanecido...¡una tanzanita en la frente!

    ResponderEliminar
  18. Qué gracioso eres Manuel...

    Pues claro, la tanzanita es preciosa... ¿me la regalas?

    Un beso antes del amanecer...

    ResponderEliminar
  19. Bueno, no son dañinas, embellecen y hacen buen juego con tocados y ornamentos, Marián. Casi todas las piedras semipreciosas se clasifican en función de sus poderes mágicos. Pocas de las piedras denominadas preciosas por sus características peculiares de dureza, posibilidad de tallado y poca fragilidad, además de su escasez, no tienen asignadas propiedades mágicas. De entre todas las que has enumerado, el lapislázuli puro es muy bello. Muy buena documentación.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.