..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 12 de enero de 2018

Vanidad de la modestia...


Nos fascina la tarea de ir tras las palabras para componer nuestro relato… y a veces olvidamos que el silencio es mucho más valioso. Porque… ni el mejor de los verbos a veces puede retratar una idea…

De lo que yo quería hablar hoy es de “ésto”; de por qué estamos ustedes y yo aquí ahora… yo divagando como es tan habitual en mi y ustedes vosotros (já já) leyéndome. Y creo que ya ha llegado el momento de hablar de este tema, Es el quid de la cuestión. El momento álgido, candente, consustancial, momento existencial poniéndonos ya  en plan filosófico como no podía ser de otra manera. El estado de la cuestión es…

¿Para qué abrimos un blog?

Ya sé…
Hay muchas razones, pero yo me quiero referir a esto de jugar  a ser escritores, poetas, filósofos...

¿Por qué lo hacemos?

¿Porque creemos que es importante decir lo que pensamos ya que estamos seguros de que “nadie” es capaz de pensar con tanta profundidad como nosotros?
¿Tal vez porque pensamos que estamos bendecidos con el don de la palabra?
¿Por una necesidad compulsiva de escribir, o....
tal vez por pura vanidad?

No hace mucho ya lo dijo El Escritor: “De lo que no se habla es como si no existiera”
Por eso lo publicado lo percibimos como verdadero. Esse est percipi (ser es ser percibido "retratado")

En el cine, en el teatro, en la guerra..., en cualquier escenario se hace lo que se hace para después contarlo. En la vida real hay quienes creen que lo más honesto es dejar nuestra huella en el espacio sideral...para que las estrellas se hagan cargo de que hemos existido. Y hasta hay quien dice que todo es por honor ¡honor! ¡qué falacia!…siempre ese concepto me ha parecido que está lleno de significados tramposos: "lo digo con la mano en mi corazón ¡palabra de honor!"...

Pues sinceramente, creo que todo es por una pulsión poderosa que nos llega desde nuestro subconsciente: Vanidad. Veamos si no los libros de memorias de todo ser viviente...incluso asesinos, encarcelados, confesos, juzgados, sentenciados… en los que no pocos de ellos se regodean contando lo que hicieron. Para que quede constacia del bien y del mal y que los dioses los juzguen...Y es que una vida, si no es contada es como si nunca hubiera existido… 

Y...

sobre la vanidad ya lo dijo muy bien Ernesto Sabato: “Nadie está desprovisto de este notable “Motor de Progreso Humano”, Porque cualquier persona, aunque se disfrace con un traje de modestia se le puede adivinar esa sutil “vanidad de la modestia”. Y además ¿Quien medirá en ese ser vanidoso toda la profundidad de su modestia?


28 comentarios:

  1. Pues yo cree el blog porque hay cosas que no le puedo contar a la gente tal y como querría.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso es porque todos necesitamos contar nuestras cosas, aunque sea al aire...
      Saludos.

      Eliminar
  2. Un blog es tener una ventana abierta al la calle, al mundo. Donde puedes hablar y a lo mejor te contestan. Peo nadie te considera loco por hacerlo, lo que sí harían en caso de ponerme hacerlo al natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo yo creo que se hace para uno mismo; para decirte: Estoy aquí y puedo decir lo que quiera.

      Eliminar
  3. Cuando se habla de estos temas yo siempre suelo recordar la frase de Paul Auster: “No es que escribir me produzca un gran placer, pero es mucho peor si no lo hago.”. Todos buscamos cierta trascendencia en el acto creativo, vanidad, plasmar nuestra esencia, regodearnos o desahogarnos. O simplemente salir de la rutina. Pero que la vida es más opaca si no lo hacemos, también es cierto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que todos los que escribimos lo hacemos como una necesidad, ya que de no ser así ¿qué sentido tendría? A veces se escribe casi por impulso, sin pensar incluso si alguien pueda leerlo...también tú y yo sabemos el tema de los comentarios...que hay veces que sí y otras que no. Pero aún así, un comentario es un testimonio de que por lo menos alguien nos está leyendo. Y si lo hemos puesto abierto para recibir comentarios...ver el "no hay comentarios" resulta un poco desolador. En fin, que sin estar locos no sabemos lo que queremos.

      Un beso grande, Rorschach

      Eliminar
  4. Creo que la mayoría de la gente abre un blog para tener un lugar de expresión.

    Y la forma de bitácora a facilidad de forma fácil para ver esa forma escrita en el tiempo como hojas de un almanaque que marcan sentimientos y vivencias.

    Aunque tb los habrá que sea su profesión y ganen dinero y sea su forma de ganarse la vida.

    Es tan personal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, Amapola, puede que sea también por otras causas que muchos no conocemos...o quizás es que tú tienes mucho más conocimiento que los demás de cómo funcionan los blogs.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Tienes razón, bastante

    El blog, sin ser necesario, te sirve para admirar escritos realizados por otras personas.

    También proporciona un espacio de desconexion, de reflexión liberadora... Incluso a veces de inspiración

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que si te sientes escritor... tienes la necesidad de ir buscando temas, a veces las musas aparecen donde menos se las espera. Ahora no sé, pero en un tiempo pude constatar que en el peor de los chats de la redes, se puede encontrar algo que reluzca entre el barro...jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  6. Siempre hay un detonante que nos impulsa a escribir. En mi caso, y aunque no quiero ahondar en el tema o los motivos, fue de niña. Entonces lo hacía solo para mí; se convirtió en una necesidad básica, casi tanto o más que comer. El proceso fue largo, y tras muchos años de hacerlo solo para mí, me vi ante la posibilidad de compartirlo, de lanzarlo al mundo exterior; ese lugar paralelo al que yo vivía… Y aun con gran temor, a la vez que curiosidad por saber qué pensaría el mundo sobre mis divagaciones, lo hice. Mi sorpresa fue darme cuenta de que no estaba sola, que habían muchas mentes inquietas pululando por estos lares, muchas emociones expresadas desde las letras, y que éramos muchos los que, de alguna manera, nos vinculábamos en esa especie de laberinto en donde buscar una salida, a ese sentir que nos inundaba...

    Aún hoy, lo siento de esa manera. Escribo por necesidad. Mucho más de lo que publico. De la misma manera que me complace y necesito leer.

    A lo largo de mi recorrido bloguero, que son ya unos doce o trece años, he ido “seleccionando” por decirlo de alguna manera, aquellos lugares que me proveen de esa energía que necesito. De distintos géneros y formatos, pero todos, vinculados con mi yo inquieto y devorador de sentires. (Así como el tuyo, que lo sepas jajaja)

    Y si en algo tengo que sentir esa vanidad que mencionas, es respecto a mí misma, es decir, a ser y escribir sencillamente, lo que quiero y deseo en cada momento; de eso sí me siento orgullosa, y ya no tanto o nada, de lo que escribo, viéndolo desde la parte técnica. Que por otro lado, tampoco me preocupa, pues como siempre digo, voy por libre; al que le guste bien, y al que no, con no leerme, asunto arreglado.

    Y después de soltarte este monumental discurso, te dejo mi abrazo, y te deseo un muy feliz finde que ya tenemos ahí. Pero… no sin antes felicitarte por tan buena música.

    Muacksss 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ginebra:
      Enseguida se ve que lo de escribir para ti es tu leitmotiv, te explayas incluso en los comentarios con gran generosidad...y es que todos hacemos lo que queremos hacer. En principio siempre es porque nos gusta a nosotros mismos; si no sintiéramos el placer de comunicarnos no lo haríamos. Pocas veces confío yo en el altruismo: escribimos porque lo necesitamos, como respirar; sin darnos cuenta.

      Y también yo me identifico contigo, pues desde muy pequeña descubrí que me gustaba escribir. La primera de mi familia en darse cuenta fue mi abuela, que antes de hacer mi primera comunión ya me había regalado, por mi cumpleaños, un precioso cuaderno con tapas doradas que fue "mi secreto diario"...Así empezó todo...

      Después... entre las monjitas, los confesores, la vida, y las tormentas...me fueron mostrando la vida en su estado puro. Y si lo escribimos es porque, como dice Rorschack, nuestra vida sería más opaca sin escribirla.

      Y lo bueno de comunicarnos entre nosotros, los que escribimos, es que aprendemos unos de otros, pues en los varios estilo, se va perfilando nuestro estilo propio. Lo mejor, creo yo, es que cada uno siga los dictados de su corazón y no tratemos de emular a otros.

      besos grandes, querida amiga. Y que pases buena semana.






      Eliminar
  7. Creo que necesité algo para expresar mis puntos de vista. Y no me alcanzaba enviar emails a los programas de radio, algunos de televisión.
    Luego de unas pruebas fallidas y de un blog borrado ( con comentarios de la locutora Vanina Parejas) por el misterioso funcionamiento de blogger, era inevitable que nuevamente abriera un blog. Blog que ya cumplió 5 años.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es que por una cosa o por otra así empezamos todos, con esas ganas irrefrenables de escribir lo que sentimos.

      Besos.

      Eliminar
  8. No en mi caso.
    Yo lo abrí para no pegarme un tiro (literal).
    Luego he continuado por inercia terapéutica autorrecetada...
    Antes del blog jamás había escrito poemas, y cuando lo cierre supongo que dejaré de escribirlos.
    Cero vanidad, no he presentado un poema mío a ningún concurso, editorial, revista, certamen ni nada parecido.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esa si que es una razón muy poderosa: te salvó la vida.

      Porque la escritura a veces tiene esa función de catarsis; de echar afuera todo...y si tienes alma de poeta...pues ya está.

      Lo de querer publicar para ver tu nombre en un libro...no sé, pero más pronto que tarde, muchos se dan cuenta de que lo mejor es abrir una editorial, o una distribuidora de libros jaja...

      besos.

      Eliminar
  9. No sé si hay vanidad o deseo de posteridad. Tal vez necesidad de escucharse, para sentirse.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que yo siempre lo digo: cuando lo ves escrito, lo ves más claro.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Has acertado en el tiro, nos has dado a todos con una sola bala, nos creemos interesantes y compartimos nuestros pensamientos en aras de enseñar lo que sabemos, somos interesantes y nuestras ideas luminosas. No es vanidad es generosidad, y sonrío a carcajadas. No estoy muy segura de porque abrí este blog, lo mío son las presentaciones. Un abrazo inquietadora de pensamientos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Ester, es que tú tienes gracia hasta para los comentarios...

      A mi me da por darle vueltas a todo. Cada loco con su tema.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Por vanidad... no lo había pensado... pero sobre todo... para escucharme, y mi sorpresa es que escucho y me escuchan... un placer escucharte, mi querida Marian.

    Mil besitos para tu finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, creo que es principalmente para eso; para escucharnos y para que nos escuchen..., y sólo así, aprendemos...escudriñando nuestros más recónditos rincones...

      Besos grandes.

      Eliminar
  12. La razón por la que tengo un blog es porque escribo. Si no escribiera no necesitaría uno. Así de simple.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que cada uno tiene sus razones, José A.

      Saludos.

      Eliminar
  13. Yo abrí mi primer blog hace 15 años. Y como ya habéis dicho por aquí para escuchar y que me escucharan. En mi entorno no había nadie que quisiera oir mis sandeces y como en internet te encuentras de todo hubo quien me escuchara y y yo pude escuchar y aprender de la locura de los demás. Ahora mis motivos han podido cambiar un poco pero sigo haciendo lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tú seguramente que serás de las más veteranas de aquí. A lo largo de los años un blog se va reciclando, y es que cada vez tenemos más claro lo que queremos hacer con él-

      Eliminar
  14. Promesa cumplida. Dijiste en los comentarios de tu anterior entrada que ibas a escribir sobre el ¿por qué escribimos un blog? Y… ¡voila!

    Estoy de acuerdo contigo. Podemos aducir mil y una razones personales para escribir un blog. La vanidad siempre estará presente, seamos conscientes o no lo seamos. Ya lo dije en la anterior entrada: no es solo contarlo, es mostrarlo. Y esta nueva era digital, donde la imagen es lo que prima, incluso en las letras, nos ha facilitado muuuucho las cosas. Incluso a los tímidos. El blog tiene algo sustancial que va más allá del material que publicas, y es la interacción entre todos los que participan. Y porque ahí, como nunca antes ha pasado, podemos ser nosotros mismos o… cualquiera que nos dé la gana.

    Y yo encantado, por supuesto. Un beso grande Marián

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es que me empezó a rondar por la cabeza, eso de porqué escribimos en un blog. Y como ya lo he dicho antes, puede ser por una simple complacencia, o porque te gusta escribir y aquí te puedes llegar a sentir casi como alguien que escribe, no es que nos creamos como profesionales en esto, no, pero es divertido que tengas una idea, la materialices en letras y puedas publicarlo. Creo que un blog da esa facilidad, y para los que nos gusta escribir...pues figúrate.

      Un beso, Isidoro.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.