..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

domingo, 26 de abril de 2015

Entre la insatisfacción y el deseo...


El deseo es caprichoso. Todo lo quiere. Y ya. Demorarlo es una manera de disfrutarlo más en la angustia de su consecución. Denegarlo es abortar la voluntad camino de la frustración. Sin embargo...cumplirlo, satisfacerlo, consumar el deseo...no hace  sino horadar el ansia para otro deseo más. Un agujero negro de vacío absorbente para otro deseo que llevarse en cuerpo y mente.

Deseaba escribir esta tautología, este topicazo, ahora mismo, ya. Y sí, ya está, ya lo he hecho. Pero...quiero más. Si me hubiera seguido demorando y merodeando a través de la idea y la sensación, tal vez me hubiera cansado o hubiera llegado a la conclusión de que no valdría la pena ni "guardar cambios" ni "publicar entrada". Sí, me lo hubiera denegado, de pleno, entonces no lo habría hecho y ahora no estaría escribiéndolo, ni tú leyéndolo. Al final, consumado y consumido, aquí está lo que antes estaba...¿Y ahora tú también quieres más? ¿Qué desea tu deseo?

Frente a la insatisfacción permanente del deseo voraz, conservar lo que se tiene, para bien o para mal. Si se tiene porque fue deseable, seguirá siéndolo de una u otra manera, aunque sólo sea por el mero hecho de conservarlo. Si se conserva algo que no se deseaba, entonces, en el fondo, es un deseo de conservación, pero deseo al fin y al cabo, de que ese no-deseo encuentre sustitución... 

Desear tanto como la voluntad de poder de un martillazo nietzscheano. PUM!!!

A la postre conservar tu insatisfacción confiere carácter muy a tu propio pesar.

"Para unos el mundo es un cachorro que suplica que jueguen con él, para otros es un pitbull que saltará a la yugular en cuanto un descuido se lo permita"...

¡Es tan fácil que todo se nos vaya de las manos!
Mi deseo es desearte sin pensar en los daños colaterales.



12 comentarios:

  1. A esa pamela, no hay quien se resista. ...y más bajo el sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese filtro de luz le da un no se qué...

      Eliminar
  2. Sí porque todo tiene daños colaterales.
    Muy oportuna la imagen que has puesto de la deseada MónicaBertolucci

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa guapa mujer seguro que habrá preocupado a algunos.

      Eliminar
  3. El deseo se escapa muchas veces de las manos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiadas veces, sí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El problema que si se demora, si se niega, puede traer frustración. Algunos plantean la negación de los deseos, para evitar esa frustración.
    Pero deseo tener deseos casi tanto como deseo que se cumplan, que se cumplan al menos algunos de esos deseos.
    Si se cumplen algunos, con los otros puedo resignarme a la sublimación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces sí se cumplen...
      Pero desear...
      tener deseos...
      mejor es esperar algo a no desear nada.

      Eliminar
  5. Siempre he dicho que el deseo lo es todo. Y cada vez se desea más, sobre todo lo que no se tiene...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuerte inclinación de la voluntad hacia el conocimiento, consecución y disfrute de algo:
      arder en deseos de algo. Desearlo con vehemencia: Eso es deseo...arder en deseo de tener algo...

      .

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.