..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

jueves, 29 de enero de 2015

La voluntad de poder



“Nunca me he encontrado a un hombre que me diga: “no me siento preparado para hacer esto”. Nunca jamás me lo han dicho en 30 años que llevo dirigiendo equipos. En cambio más de una vez y de cinco y de diez, a algunas mujeres a las que he llamado para que se incorporasen como colaboradoras ni siquiera he llegado a convencerlas”.
Julia Otero.

Syriza ha anunciado el martes la lista de los ministros que formarán el Gabinete que presidirá Alexis Tsipras. Entre todos esos nombres destaca el del nuevo ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, un reconocido economista, profesor en universidades extranjeras y habitual en las entrevistas que los medios de comunicación internacionales han realizado para conocer el pensamiento económico de los vencedores de las elecciones.

El Gabinete cuenta con 12 miembros, entre los que no hay ninguna mujer. Sí hay varias viceministras, como Maria Kollia en Interior, Elena Kuntura en Turismo, Nadia Valavani en Finanzas, y Rania Antonopoulos en Empleo.

Tradicionalmente a la mujer no se le ha dado cobertura en el plano político. Durante muchos siglos se las ha considerado, en el mejor de los casos, como menos capacitadas en ese mundo que tradicionalmente lo han copado los hombres. Cuando Nietzsche habla de “La voluntad de poder” deja muy claro que es un mundo de hombres. Las mujeres han sido inducidas a pensar que no están capacitadas para el mando. Aunque a estas alturas de la película la cosa esta más que subsanada y es lógico pensar que desconocemos  las veces que el señor Alexis Tsipras a oído un “no” procedente de ellas a sus proposiciones.

En el Olimpo los dioses eran mayoría absoluta, con algunas sacerdotisas para todo el protocolo. Porque sin un protocolo  extraordinario no hay dios que valga. Alexis Tsipras ha invertido esa tradición; se ha saltado toda esa parafernalia, ha ido a por las mejores de ellas pero no ha sabido conquistarlas, al menos no ha conseguido ponerlas en la primera fila de la noticia...



22 comentarios:

  1. Pues una pena porque está demostrado que las mujeres pueden valer tanto como los hombres y hacer las mismas cosas que ellos, pensemos en los altos cargos ocupados por mujeres que también se han llevado el dinero de los ciudadanos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que las personas, sean hombres o mujeres, poseen cualidades y defectos. Creo que nunca hay que cuestionarse el número de mujeres que hay en un grupo. Comprendo que las feministas y los feministas (que también los hay) siempre se están fijando en eso; en si hay mujeres tantas como hombres. Yo es que solo veo personas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No te preocupes: esas viceministras serán las que hagan el trabajo duro. Ellos tienen bastante con asistir a reuniones y actos de estado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por eso me choca que las mujeres quieran estar siempre visibles. Yo es que creo que las más visibles son las más innecesarias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Y Nietzche tomó el término "voluntad" de Shopenhauer, quien consideraba a la mujer la trampa perfecta de la naturaleza. ¿No era esta la idea social de lo que era una mujer? ¿No fue esta la evolución que derivó en la revolución feminista del siglo XXI? Queda mucho por hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se dice que Shopenhauer, Nietzsche y otros, eran unos machistas de mucho cuidado. En realidad eran hijos de la época. Estoy segura de que hoy no serían tan drásticos.

      Eliminar
  4. Cierto. Syriza ha decepcionado a mucha gente al no incluir mujeres en su gobierno, eso a mí me ha sorprendido mucho, hubiera preferido que no fuese así, pero Angela Merkel... ¿acaso es un ejemplo de mujer avanzada y liberal con su política Neo-Com pura y dura? De momento creo que hay que estar atentos ahora a lo que hacen los griegos que han plantado cara a la política impuesta desde Bruselas. Luego, ya se verá.
    Saludos. Borgo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es agradable ver grupos de gestión en el que haya hombres y mujeres. La señora Ana Botín no tiene por qué ser más eficaz de lo que fueron sus antepasado. Ella ha tenido la oportunidad de prepararse y por eso está en un grupo de hombres (¿seguro que es porque lo vale?)
      En cuanto a lo de Ángela Merkel, como tú dices, es una mala representación para nosotras ¿verdad?.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Si no convence a las helenas imagínate a las germanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...bueno...que se nos vea, pero que sea para algo bueno.

      Eliminar
  6. Desconozco las razones que han llevado a eso.
    Estoy seguro de que no es machismo y es más probable lo que señala Julia Otero.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que no es machismo. No vamos al son de las etiquetas, Alexis Tsipra me parece un hombre de nuestro tiempo.

      Besos.

      Eliminar
  7. Creo que es una cuestión de atraso social, ya que ese camino ha empezado así en todas las sociedades y las mujeres han conseguido avanzar solo allí donde las contradicciones económicas, sociales y morales han golpeado con más fuerza. Los países nórdicos van por delante en cosas como esta, y los mediterráneos estamos más atrás. La realidad urbana industrial favorece los trabajos liberales, más allá del trabajo agrario y el sector servicios, que esclavizan y asignan tareas por sexos. Allá donde sea más accesible para las mujeres ser médicos, jueces, banqueras, abogadas, maestras, escritoras, científicas... la mujer habrá avanzado. Grecia se quedó atrás en la evolución económica, como España. Aquí en los 60 seguíamos con el arado romano en el campo. Aún hoy seguimos con los crucifijos en las escuelas públicas. En Grecia siguen sin separar Iglesia y Estado, ni siquiera nominalmente. Y parece ser que el 70% de los militantes de Syriza son masculinos.

    Me gusta eso que dices de que solo ves personas, y no hombres o mujeres. Pienso exactamente igual. Es más, yo no veo que las mujeres no accedan a los puestos de poder porque solo acceden los hombres... sino porque solo acceden los hombres con ganas de tener poder. Yo para eso no valgo ni quiero ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con todo eso que dices. porque las religiones siempre han sido un freno para el progreso. Pero mira a Alexis Tsipras que ha jurado como primer ministro sin la presencia del jefe de la Iglesia ortodoxa. Todo un logro.

      Eliminar
  8. Por cierto, mi filósofo favorito es Spinoza... y su concepción de mujer es realmente bochornosa xD También de acuerdo contigo en que hoy pensaría distinto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Spinoza es de los míos; sometió a la Biblia a rigurosa crítica racional.

      Y de acuerdo, ahora tendría otro punto de vista sobre nosotras.

      Eliminar
  9. Cierto, por ahí lo comentan, Shopenhauer, en ese tono descalificador y disciplicente contra la mujer, hablaba de estas como un ser de ideas cortas y cabellos largos...qué tristeza...pero para su rabiar, ahí se dieron y en el campo de la filosofía Simone de Beauvoir, Martha Haeckner...

    ResponderEliminar
  10. Seguro que cuando hablaba así de displicente hablaba de su mamá ¿conoces su historia familiar? bueno, bueno.
    No veía a las mujeres con otra perspectiva.


    ResponderEliminar
  11. Desde las historias mitológicas nacidas en el seno de la promotora de uno de los sistemas políticos considerado como el menos irracional, la democracia, la mujer ha desempeñado papeles misticos y no de una realidad cotidiana. Esta es la sensación que he tenido siempre que he viajado a Grecia ahora, en la actualidad. Excepto a la gran Melina Mercoiro, siempre agresiva y defensora implacable de la cultura, no he conocido políticas en los siempre mediocres gobiernos griegos. En cualquier caso, Marián, ineptos machistas alcanzan su máximo principio de Peter con mujeres que, siempre desde la sombra, han aconsejado lo contrario de lo realizado. En España, de igual forma, algunas mujeres debían también haber caminado a su casa antes de quedarse ciegas con los coches o rezando en el Rocío. Claro, que el número de hombres que debían de haber hecho lo mismo es mucho mayor...

    Un gran y cariñoso abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sócrates, esa gran entelequia que representaba a la sabiduría del pueblo, no dejó nada escrito, hay una leyenda de que su mujer le ponía firme todas las mañanas y le leía todo lo que ella pensaba de la vida. Él era el portavoz. Y Platón la odiaba, creo. Bueno esta es una versión mía, pero estoy casi segura de que ellos (esos pensadores) le robaban cada días las ideas a ellas...

      Un abrazo grande, Antonio.

      Eliminar
  12. Por acá, hay mujeres que tiene decisiva participación en la politica. No sólo por una mujer presidente, sino por las opositoras.

    En cuanto a los mitos griegos, había diosas con poder como Demeter, con quien tuvieron que negociar Zeus y Poseidón. Y el verdadero poder lo tenían las parcas.

    ResponderEliminar
  13. ¡Ay, las Parcas! esas dueñas del destino de los hombres que eran las portadoras de los hilos de la vida...y que en cualquier momento te podían dejar ahí colgado del abismo...

    Con razón Serrát las dedica unos versos:

    Ay… Si un día para mi mal
    viene a buscarme la parca.
    Empujad al mar mi barca
    con un levante otoñal
    y dejad que el temporal
    desguace sus alas blancas.
    Y a mí enterradme sin duelo
    entre la playa y el cielo…


    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.