..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 20 de abril de 2012

Mazazos...


Magistrados.

No hace mucho un amigo me hablaba de magistrados, y más en concreto, de magistrados politizados.

--¿Entonces es cierto que estos señores juzgan con arreglo a su tendencia política?--le pregunté.

Mi amigo me miró con una de esas miradas que siempre me dedica cuando se da cuenta de lo ingenua que soy a veces. Y con una sonrisa de esas de él que es como decirme: ¡qué poco sabes de la vida¡" se acercó a los cristales del ancho ventanal y se quedó como mirando afuera, pero sin mirar...meditabundo. Ante su impertinente silencio yo proseguí:

--Bueno, siempre he pensado que un juez tiene que estar por encima de esas cosas...

Cabeceó un poco y se volvió para decirme:

--El tema de la justicia y la falta de ética de los que la ejercen siempre me ha preocupado. Si te tomas la molestia de mirar en las hemerotecas encontrarás seguramente algunos artículos que publiqué en su día.

--Ah, lo tendré en cuenta.

--Te pondré un ejemplo--comenzó mientras se sentaba en un sillón de ejecutivo--Hace unos años en un lugar de España tuve un alumno brillante. Pero a sus 18 años ya era racista, defendía el fascismo, ciertas dictaduras y la superioridad del hombre sobre la mujer. Era radical, no conocía la moderación, ni la tolerancia. Curiosamente era voluble, inseguro, aunque tenía cierto encanto cuando trataba de disimularlo. Y era muy culto.

--Una joya, vamos.

--Sí. Su pieza musical era Tannhaüser de Wagner, su ideólogo Kipling y le inquietaba el Émile de Rousseau.

--Un tipo interesante, sí, si.

--Tuve una sincera amistad con él.

--No me cabe la menor duda.

--Pues bien, este joven licenciado en Derecho con Premio Extraordinario, a continuación hizo oposiciones a juez y ganó la plaza con el número uno.

--¡Vaya¡ ¿Y ha llegado a ser un buen juez?

Mi viejo amigo sonrió de nuevo. Pero esta vez noté en sus ojos un poso de tristeza.

--En España asistimos a frecuentes decisiones judiciales que causan indignación. Está claro que las oposiciones no garantizan el buen juicio ni el sentido ético--quise interrumpirle pero mi amigo prosiguió:

--En varios países donde he vivido se elige a los jueces entre los abogados en ejercicio que después de 20 años han probado su sabiduría, su buen juicio y su sentido ético...

De pronto se interrumpió, como si un recuerdo lejano hubiera invadido su mente. Se levantó y se situó de nuevo frente a la ventana.

Tras su silencio quise, con un gesto, que siguiera contándome. Pero quitándose las gafas hundió sus dedos en su entrecejo, cerró los ojos, sacudió un poco la cabeza y dio por zanjado en asunto.

Los dos volvimos a lo nuestro, pero noté que un halo de nostalgia había invadido el ánimo de mi amigo.

31 comentarios:

  1. Y así es la vida, la ley suele ser justa; pero la justicia la aplican los hombres y las mujeres. Nadie puede substraerse en todo momento, o casi nunca, de lo que cada cual es.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mirar, a veces, es pensar. Miro (que no leo) periódicos y veo que unos son fanáticos de unos determinados señores magistrados y otros (otro, que solamente queda uno) de los otros. Miro la parálisis del Consejo General del poder judicial y del Tribunal Constitucional y veo que unos vocales son etiquetados de "conservadores" y otros de "progresistas".
    Leo tu entrada y pienso: ¡al alimón, al alimón, que se ha roto la honestidad del juzgador!
    Dicho esto, quedo agotado por lo que resta de día.
    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Queda algo sin politizar en este país?. Siento pánico al pensar que una persona pueda decidir sobre la vida de otra, reputarlo basándose en ideales, creencias o sus propios principios. Debería ejercer su trabajo de manera ecuánime, y quiero creer que así es. Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Uf! Tema delicadísimo. Si la separación de poderes funcionara...Ah, qué maravilla. Pero si no recuerdo mal los altos magistrados son elegidos por los políticos.
    Pobre amigo tuyo, él que creyó. Y debería(mos) seguir creyendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es dificil que la justicia sea ciega a traves de lo ojos de un hombre. Estupendo relato :)

    ResponderEliminar
  6. Me preocupa que ese poder sea el más señorial y elitista. Me preocupa.

    ResponderEliminar
  7. El político manipula el razonar del pueblo,el pueblo engañado elige a el político,el político aprueba leyes acordes al interes del mercado y la banca e impone jueces que las impongan a favor de los mismos,el político cuando se tuerce la cosa elimina nuestros derechos poco a poco para garantizar que sus sicarios mercantiles naden en abundancia,el pueblo aborregado traga y traga hasta reventar y se INDIGNA,pero sorpresa ya no le quedan derechos y una sociedad policial ha sido instaurada...
    Sólo nos queda una cosa DISIDENCIA-INSURGENCIA-VIOLENCIA
    Triste y no menos cierto...
    Beso y abrazo fuerte Marián siempre remueves conciencias,y por cierto siempre sigo aquí aunque sea en silencio ;)

    ResponderEliminar
  8. andré de ártabro:
    Así es la vida y así están las cosas, las leyes están para interpretarlas...y según están escritas, a veces de forma tan ambigua, con textos tan interpretables que resultan incomprensibles la mayoría de las veces. Dificilísimo opinar de forma segura. Yo no lo estoy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Querido Manuel:
    Tú has puesto el dedo en la yaga, como buen profesional que eres. ¡Es una vergüenza ver toda esta politización en los Tribunales de Justicia¡ No me extraña que te agote el tema, porque no es para menos.

    Abracitos.

    ResponderEliminar
  10. Galia B.
    Es que es tan difícil tener un criterio acertado sobre este tema. Personas juzgando a otras personas ¿y quién está en posesión de la verdad?

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Igor:
    Delicadísimo el tema, sí, y ya ves lo que voy comentando, porque yo no lo tengo nada claro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Joven Cuervo, no es cuestión de élites, es cuestión de sentido común, y nadie, de la clase social que sea, es más que nadie. Pero te entiendo y eso que dices a mi también me preocupa.

    besos.

    ResponderEliminar
  13. MumaMoon:
    Así es, todos podemos estar condicionados de una u otra manera.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  14. Doloralfa:
    Antes de nada decirte que me encanta que des señales de vida por aquí...y por eso que me dices de que siempre estás aunque no seas visible...jaja..

    Ya...te INDIGNA la situación ¿y a quién no? Democracia...ni contigo ni sin ti ¿tiene mis males remedio?

    Un abrazo muy grande Miguel Ángel.

    ResponderEliminar
  15. Es una cosa más, eso de la separación de poderes es una entelequia.
    Tenemos la política metida hasta en el desayuno y lo que es peor, lejos de que se compartan ideas son imposiciones morales por el artículo 14, es el no quieres sopa pues toma dos platos.
    Personas sin preparación ninguna dirigen nuestras vidas, que alguien me diga que experiencia tiene la Sra. Mato o Aído para estar al frente de un ministerio, no y no.
    Es desesperante como los matices judiciales dan bandazos de un lado a otro, hace 10 meses había una ley de plazos y hoy como se te ocurra llevar una minifalda estás condenada -la réplica de la diputada canaria al ministro de Justicia, Gallardón II el destructor fue genial- y la verdad es que cansa, en los planes de estudio es lo mismo, parece ser que los que mandan sean de un color u otro su objetivo es eliminar todo rastro del que estuvo antes, ¿es qué se hace todo mal cuando mandan "otros"?
    Cuando uno renueva el carnet de conducir le hacen un examen, no podría hacerse lo mismo con los jueces??? o el tribunal supremo no podría suspender a un juez por arbitrario??? ahh no que todos son coleguis.
    Esa falta de ética de la justicia es tan patente que pasa más tiempo entre rejas uno que trajo medio kilo de coca entre sus maletas que uno que roba al fisco unos millones de euros y si no al tanto.
    Y hasta aquí mi mitin protestón, jeje, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, sí, en estos asuntos de política, siempre hay, por suerte, una mujer desconocida que da un poco de aire fresco...jaja. Hay mucho "galardón" pululando por el parlamento, esperando su turno, anulando toda su personalidad para llegar al poder...Y mira eso de Argentina ¿conocías a ese chico? ¡Yo no¡ ¡Ay Dios¡

    Ángel, y no llames a tu discurso, mitinero...a mi me ha parecido muy sustancioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Justo, a eso me refiero -y lo explico porque si alguien toma mis palabras por las damas, no van por ahí los tiros-, circula por internet la lista de los nuevos enchufados y por todo CV es el de ser hijos, primos o sobrinos de ....
    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Detrás de un magistrado, de un cura, de un policía, de un voluntario de una O.N.G., de un maestro, de un periodista, de un... hay un hombre (o una mujer) con unas ideas, una educación y unos valores.

    No me pareces ingenua, creo que ciertas profesiones tienen que estar por encima de las personalidades, pero también creo que el ser humano es egoísta, interesado y en muchos casos, corrupto.

    Es un regalo "del cielo" encontrarse a un profesional de los de verdad, y más en los tiempos que corren, donde los valores brillan por su ausencia, pero estoy seguro de que aún queda gente auténtica. Yo me he tropezado con dos o tres en mi vida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Ángel Iván:
    Y así vamos, porque parece ser que se va creando una cadena de favores, lo que menos importa es el valer o no valer...y mira a la alcaldesa...la mujer de...

    Besote.

    ResponderEliminar
  20. Sbm:
    Pues fíjate que eso que me dices no es nada tranquilizador, ya que lo excepcional tendría que ser lo contrario; encontrar muy de vez en cuando alguien que no hace lo que debe. si eres juez sé buen juez, si eres policía sé como hay que ser...y así con todo. Encontrarse como un "regalo del cielo" a un buen profesional nos tendría que poner los pelos de punta.

    un beso.

    ResponderEliminar
  21. Estoy de acuerdo contigo, por eso me paso el día temblando como una hoja.

    Otro beso.

    ResponderEliminar
  22. Si un juez tiene el poder de retrasar una adopción a dos mujeres lesbianas, por el simple hecho de que su religión(la del juez) le resulta impropio... que no podrá hacer?

    Personalmente no creo en los jueces que imparten justicia, por que son personas, y por que tienen unos criterios propios condicionados por su educación.

    Muakis.

    ResponderEliminar
  23. Si les sirve de consuelo, aquí es muy, pero muy parecido. Besos. Lo has reflejado de maravillas con tu relato. Besos bis.

    ResponderEliminar
  24. En Chile, la mayoría de los jueces que ocupan sillones en la Corte Suprema son verdaderos dinosaurios, mentes anquilosadas, absolutamente dogmáticas, impermeables a la diversidad y a la transformación. Lo más alejado que puede encontrarse a la ecuanimidad.
    ¡Que belleza la cita de Hesse, me interpreta totalmente!
    Un gusto haber llegado hasta aquí, te dejo un saludo fraterno desde el confín austral!

    ResponderEliminar
  25. Teo:
    Los administradores de la justicia lo que hacen es manejar e interpretar las leyes...es como un juego...el más hábil gana... ¿cuesta dinero? Pues sí, a veces muchísimo dinero...

    Muakis

    ResponderEliminar
  26. Javier F. Noya:
    Pues no, no es consuelo, Javier. Por lo menos sería un consuelo de tontos, jajaja...Y sabes que desde siempre ha sido así.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Eva Magallanes:
    Bueno, eso que dices, parece que a nadie sorprende...en todas partes cuecen habas...

    Sí, la cita de Hesse da que pensar...

    Gracias por venir a leer y comentar.

    ResponderEliminar
  28. Hermoso relato, me llevó de la mano desde la primera hasta la última palabra, para finalmente dejarme pensando.

    Siempre pensé que la justicia era el alimento de los pueblos, será por eso que nuestra gente está hambrienta entonces, porque por ahí dicen que donde existe justicia no hay pobreza.

    También me he dado cuenta que todos los que escribimos al amor, vivimos enamorados especialmente de ella y en ella la utopía de un mundo mejor.

    Mi Dios que me has hecho escribir, eso es bueno, si me permitís te pondré entre mis favoritos para poder seguirte en cada entrada.

    Un cariño inmenso de orilla a orilla.

    Juan

    ResponderEliminar
  29. En España confundimos el hecho de aprobar una oposición con poseer valía para ejercer ciertas profesiones... y así nos está yendo.

    ResponderEliminar
  30. Juan de la Cruz Olariaga:
    Te agradezco a mi vez tus palabras de agradecimiento...Y es muy cierto que los que escribís al amor pensáis en la justicia...que es como, bien dices, una utopía...aunque el amor tiene muchos creyentes: los que creen que existe y los que creen que no...

    Y muchas gracias por ponerme en tu lista de favoritos. También yo te pongo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Advenedizo:
    Y si a eso que dices añadimos el batiburrillo que se forma en plena calle con esos tipos que no sabemos si están instruyendo sobre delitos o faltas...y dando todo lujo de detalles a esos "periodistas" haciendo preguntas, no ya de becarios sino de alguien que no tiene ni idea de lo que está preguntando....

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.