..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

sábado, 5 de febrero de 2011

El cuerpo


¿Quién soy yo entre los mortales?,
preguntaba Diomedes.

La mirada del artista, que intuyó las formas, que intuyó el orden y el movimiento de las estrellas...que se fija también en el hombre y empieza a decirnos cómo es. El resultado de esa mirada se llamó "theoría"--"lo que se ve"--. Los griegos lo plasmaron en mármol, donde cada músculo, cada plano se destaca y va tendiéndose a dibujar al hombre ideal, lejos de los sueños desgarradores de otras criaturas. Se establece así los principios del conocimiento, de la comunicación intelectual y de la sabiduría.

El imperativo de saber quien eres está en la esencia de la filosofía, el fundamente de todo conocimiento, la verdad más importante imaginable...mi cuerpo ¿soy yo la fuente de mis pensamientos?...y, ¿es él quien piensa exactamente?, ¿es mi cuerpo el que me gobierna?...y, sobre todo, ¿influye en mi lo que piensan los demás?...

Estas son mis cavilaciones, las que van rondando sobre estas supuestas verdades. Pero no logro verlas con claridad. La intuición intelectual más cierta representa el conocimiento fundamental que tenemos a nuestra disposición. Kant ya había deducido la necesaria unidad de conciencia y experiencia...y yo pienso (muy puesta en mi misma) que, en el análisis final, no hay distinción entre el yo y el mundo. Pero lo más divertido de todo es que la realidad externa se contempla en un prototipo; en un presunto modelo...y así, luego...¿no es realmente lo que se evapora? ¿y no estoy yo, inconscientemente, implicada en esa dualidad falsaria?.

18 comentarios:

  1. Preciosa imagen ,tu escrito tan sereno
    ,,, las preguntas , que solo, cada uno nos podemos contestar,,
    , si dejara de preguntarme habría llegado ya??.

    El cuerpo bello como el alma
    Se contempla a si mismo y se
    Maravilla del carruaje que eligió
    Para su camino.

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Cada persona reelabora en su mente el proceso de conocimiento que la humanidad ha conformado, planteándose las mismas dudas, ¿soy acaso el reflejo en el espejo, o esta es tan solo la material expresión de aquello que lo trasciende? ¿quien soy?

    Y madurando la vida, buscamos respuestas, quizás no nos sea dado hallarlas.

    Quizás lo importante es la pregunta.

    ResponderEliminar
  3. yo soy mas tolstoiano en definiciones sobre el arte y el artista.



    besos

    ResponderEliminar
  4. He terminado hace bien poco el último libro de S. Hawkings y tiene una respuesta perfecta -a mi parecer- a esa cuestión, somos una probabilidad entre la de millones que plantea el universo.
    Un besote Marián y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. La única manera de vencer la tentación es caer en ella (El tío Oscar) Hoy va de citas: el TAO dice. "En la búsqueda de conocimiento, cada día se añade algo. En la práctica del TAO, cada día se abandona algo."
    Qué, ¿cómo se te ha quedado el cuerpo?

    ResponderEliminar
  6. Me parece maravilloso que el cuerpo humano haya llegado a hacerse estas preguntas, a cuestionarse a sí mismo y a buscarle un sentido a todo esto. Lo frustante es que nos llamará Ella (la de tu anterior entrada) y no habremos respondido ni una sola de estas cuestiones. Pero así es la vida ;-)

    Bonito texto. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pienso que el "Yo" es necesariamente un "Nosotros".

    La arquitectura del "yo" se cimenta bajo pilares externos que lo sustentan, apoyan o, desmoronan en el caso de que alguno de ellos desaparezca. En ocasiones pretendemos ser átomos aislados en el universo preguntándonos de forma singular "¿Quién soy?", (falacia quizás de nuestro egocentrismo), cuando en realidad debiéramos preguntarnos el plural"¿quiénes somos?"; pero claro, ya entraríamos en otro tema que se sale de los límites de tu entrada, Marián.

    Sumemos, no restemos, el singular tiene poco sentido práctico sin un plural; quizás ahí esté la respuesta.

    Estupenda tu entrada, marián. En realidad, siempre estupenda.

    Besos plurales.

    ResponderEliminar
  8. lauviah:
    Lo primero es darte las gracias por dejar tu comentario y opinar sobre mi escrito. Reflexión muy particular por otra parte...ya que mis reflexiones no están sujetas a nada en concreto. Pienso y digo, o mejor aún, te lo cuento...Sólo he querido destacar algunas singularidades fomentando siempre el vicio de preguntar, o preguntarme...
    Un saludo.


    Pilar:
    Pues estoy de acuerdo, son las preguntas, a sabiendas de que no hay respuestas...creo que esa es la zozobra del pensador, como alguien diría....
    Un abrazo.


    ALA_STRANGE:
    El arte y el artista, claro...se puede observar desde el ángulo que desees, y verlo desde tu óptica particular, por eso es arte...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ángel Iván:
    ¿Nada es verdad ni es mentira?...Una probabilidad entre millones...bueno...pues hagamos cábalas, algo adelantaremos en el cultivo del intelecto, jajaja...
    Un besote.


    Manuel María Torres Rojas:
    Va de citas, sí...y algunas las traes y las metes con calzador...Y eso del TAO...¿qué es? ¿dejarse llevar como si nada? jajaja...el cuerpo se me ha quedado...pues perplejo...y ya está.
    Un beso.


    Kinezoe:
    Como decía Aute, ¡Todo es cine¡...
    El cuerpo te habla y a veces te escucha...
    Así es la vida...
    Gracias Kine.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Marisa:
    El "Yo" y el "Nosotros", eso es. Ah, claro, (no es otro tema, no)...me haces reflexionar, porque no tiene ningún sentido ser solamente "Yo"...¿¡Y cómo podría yo disfrutar de la música de Mozart si no en un "nosotros" y de otros, como Miguel Ángel,o de Shakespeare, o Dostoievski¡?. Y de toda esa complejidad que nos muestra la vida del "Nosotros", el teatro, la poesía, la pintura, la música, la danza...¿Y qué valor tendría la belleza de arco iris si nadie lo pudiera ver?...ésto me lleva a pensar en todos los tesoros ocultos y en los prodigios que se producen sin que haya ojos para contemplarlos...

    Marisa, me has dejado pensando...
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Marian , contestando a tu grato comentario decirte
    Que no juzgo y ni mis opiniones son dirigidas
    a consejos ni practica .
    tengo la costumbre
    ( buena o mala ) de cuando leo no pienso en quien lo grabo con letras
    no es mi expectativa indagar en ello , , me someto a mi misma
    a dejar que fluya los sentimientos , ideas o meditaciones que me
    aportan un escrito , ,
    Me encanta preguntarme e indagar en mis respuestas
    Espero no te moleste nunca mis comentarios pues
    De alguna manera tan solo me meto en mi mundo
    Y me encanta la manera que alguno de ustedes
    Me hacéis meditar con vuestras letras lanzadas
    Al viento.


    Gracias y un saludo mañanero

    ResponderEliminar
  12. Excelente reflexión e ilustración.
    Esas contradicciones son una puerta abierta, a la que miro poco para no volvrme loco.
    La realidad, sí, la tomamos como modelo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. lauviah:
    De ningún modo puede molestarme ningún comentario que llegue hasta aquí ¡al contrario¡ es un placer recibirlos...y bien libres somos de decir lo que nos plazca.
    En cuanto al fluir de los sentimientos...y que me los dejes aquí sin ánimo de sentar cátedra, me parece estupendo...Y tengo que decirte, lauviah, sin que lo tomes como un halago, que me gusta ver tus comentarios, así que...muchas gracias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Igor:
    No está de más reflexionar, al menos sin comernos la cabeza...no pasa nada...hay también mucha literatura en todo ello...jaja, tampoco es para volvernos locos ¿no?...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Quien soy yo, pregunta yo. Nadie, dice el otro. Porque esa pregunta sobre el yo sólo se la hacen los nadies... (Filosofia Tseng)

    mi beso de algo

    ResponderEliminar
  16. ¡Exacto¡...A mi me gusta la fisonomía de Tseng...Lo que más...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Una reflexión impecable. Y una imagen preciosa. Te sigo.

    ResponderEliminar
  18. Beautiful image.
    So much style.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.