..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 23 de marzo de 2015

Sapere aude!


El saber de las cosas. El tener el valor de conocer para saber. (saber viene  del latín “sapere”, tanto en el sentido de tener “sabor” como en el de conocer) Aunque alcanzar la verdadera “sabiduría” te puede causar algún “sinsabor” por lo duro que resulta.. Y ese aude es el imperativo del verbo latino audere “tener audacia”, atreverse ¡pero hay que ser muy audaz para contradecir la opinión de los antiguos! ”Una conciencia bien adiestrada nos besa al mismo tiempo que nos muerde” Y lo digo y lo vuelvo a decir: “atreverse a saber”, a buscar al sabio, al astrónomo… porque mientras sientas  las estrellas “encima” de ti, no tienes aún la mirada del conocimiento. Las estrellas están tan lejanas que la luz  que nos llega de muchas de ellas pertenece a estrellas que hace tiempo que dejaron de existir; y al revés, hay estrellas que ya existen  desde hace tiempo y, sin embargo, aún no nos a llegado su luz…


20 comentarios:

  1. No hay que tener miedo a saber, debemos estar preparados. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrir los ojos para ver por dónde nos va a embestir el toro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es importante saber para poder aplicar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Importantísimo diría yo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Oh Capitán mi Capitán...que pocos queremos saber la verdad, que pocos asumir nuestra parte de todo lo que no funciona, que pocos no se dejan arrastrar por el miedo y el silencio, mantas que si cubren como mortajas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que a veces pensamos que no ver el problema lo elimina, y no. Hay que afrontar las cosas.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Si hablamos de preciosidades, tú y lo que escribes.

      Eliminar
  5. Me hace pensar en aquella novela de Marías que comenzaba con la frase "no he querido saber pero he sabido...", y cuánto se juega en la ventura del saber la audacia y el temor... UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marías siempre parte de una frase sencilla para luego ir más allá. Y es que a veces cuanto más sabes más quieres saber...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Y además parece que existe la materia oscura, invisible, intangible, como los fantasmas. Y que lo que podemos ver es apenas es cinco por cierto de universo.
    También hay mujeres sabias, incluso jovenes y bellas.
    https://www.youtube.com/watch?v=Gbxb92zEarQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos agujeros negros parece que abundan más de lo que parecía en un principio...puede que estén en todas partes...
      Gracias por el vídeo.

      Eliminar
  7. El saber no ocupa lugar.
    Una de las mejores películas que he visto.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dice el refrán.
      La peli muy buena.
      Besos, Auroratris.

      Eliminar
  8. Tu luz nos llega.
    Estas viva?

    ResponderEliminar
  9. Lo estoy, y cuando no lo esté me arrimaré a ti para que me alumbres...
    ¿Mi lucecita te llega? qué bien, Toro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Una peli mujo mejor que el libreto de libro en que se inspira, pero encierra esa necesidad de saber, que si nos quema, ya nos pondremos ungüentos.

    La curiosidad, hasta si mata al gato!. Un beso

    ResponderEliminar
  11. ¿Y qué haríamos sin curiosidad? Quedarnos tal vez quietos sin dar un paso más...la vida de verdad siempre está en aquello por descubrir...

    Un beso..

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.