..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 13 de septiembre de 2013

Más dura será la caída...


Carta a Lou de un Nietzsche perdidamente enamorado...

Lou:

Que yo sufra mucho carece de importancia comparado con el problema de que no seas capaz, mi querida Lou, de reencontrarte a ti misma.
Nunca he conocido a una persona más pobre que tú.
Ignorante pero con mucho ingenio.
Capaz de aprovechar al máximo lo que conoce.
Sin gusto pero ingenua respecto de esta carencia.
Sincera y justa en minucias, por tozuda en general, en una escala mayor,
en la actitud total hacia la vida:
Insincera.
Sin la menor sensibilidad para dar o recibir.
Carente de espíritu e incapaz de amar.
En afectos, siempre enferma y al borde de la locura.
Sin agradecimiento, sin vergüenza hacia sus benefactores...
En particular:
Nada fiable.
De mal comportamiento.
Grosera en cuestiones de honor...
Un cerebro con incipientes indicios de alma.
El carácter de un gato: el depredador disfrazado de animal doméstico.
Nobleza como reminiscencia del trato con personas más nobles.
Fuerte voluntad pero no un gran objeto.
Sin diligencia ni pureza.
Sensualidad cruelmente desplazada.
Egoísmo infantil como resultado de atrofia y retraso sexual.
Sin amor por las personas pero enamorada de Dios.
Con necesidad de expansión.
Astuta, llena de autodominio ante la sexualidad masculina.

Tuyo
Friedrich Nietzsche





24 comentarios:

  1. !Hola,Marian!!

    Una carta que no nos debe de sorprender, viniendo de quien viene, ya que a nietzsche le tenían catalogado, algunos, como sádico, misógino y racista hasta rayar en la obsesión. Era ateo con lo cual es lógico que a la mujer que se la dedico, que según parece era cristiana, le echara en cara el hecho de serlo como si fuera algo innoble amar a dios. Recordemos que el decía” el cristianismo se opone a la aniquilación de millones de hombres, y el mandamiento de no matarás es cosa de cuando se creía en dios, y mi objetivo es la aniquilación del cristianismo".

    "La futura casta de dominadores, los dominadores de la Tierra...liberan a los tarados con la doctrina de "la muerte súbita". "¿De dónde sale el que para disfrutar nosotros no se debe hacer daño a otro?"
    (F.Nietzsche, primavera 1888: "Ecce homo. El origen de la tragedia 4")

    El odio progresivo de Nietzsche hacia todo el género humano se ensañó cruelmente con las mujeres. En el paso por balnearios y lugares de curación o de ocio cuando ya había sido desahuciado de la Universidad de Basilea por incapacidad total irrecuperable a los 34 años, Nietzsche trataba a las mujeres con distintos niveles de cercanía y distancia, nunca de intimidad. Las prefería ricas, nobles, guapas, rubias, por este orden; de ser viejas, al menos que fueran nobles y ricas.

    A las mujeres que más trató, más las aborreció especialmente a Lou, Cosima, Malwida, su hermana y su madre, ninguna de las cuales le retiró su afecto. Algo que él nunca les hubiera agradecido ni perdonado de haber tenido arrestos los últimos once años de vida cuasi vegetativa confiado a los cuidados de las tres mujeres que lo criaron, en su eterno retorno al seno de la mujer.(Fuente-alonsofia.com)

    Un personaje este hombre, no se si los delirios lo convirtieron en genio o la genialidad lo convirtió en un loco delirante, de estas cosas no entiendo ,la verdad.

    P.D.Disculpa el tocho,pero es que tu post me ha motivado muchisimo.Es muy bueno.Muchos besitos y buenfinde.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, otra vez, marian!

    Vas a decir que soy una pesada,pero es que he encontrado algo que me parece interesante en el tema de las relaciones personales entre Lou Salomé y Nietzsche, que es todavía motivo de controversia y, en buena medida, permanece sin aclarar.

    Es de la correspondencia de Nietzsche, una carta que escribió a Malwida Von Meysenbug, he seleccionado un fragmento que se refiere a lou, y que permite hacernos una idea de la evolución de la relación entre ambos desde la perspectiva del filósofo.

    Y dice así:
    “Este año, que representa una nueva crisis en muchos aspectos principales de mi vida -"época" es la palabra exacta, un estado intermedio entre dos crisis, una detrás y otra delante de mí - me ha sido grandemente embellecido por el resplandor y la gracia de esta alma joven, verdaderamente heroica. Deseo tener en ella una discípula y, si mi vida no se mantuviera a la larga, una heredera y alguien que siguiera pensando mi pensamiento. Es la más inteligente de las mujeres.”

    Lo que yo saco en conclusion es que el despecho es muy dañino aun siendo amistad, según decía el que es lo que había entre ellos.
    Gracias por tu paciencia. Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  3. ..... y pese a todo ello: te amo!!
    jaja

    Menuda joyita encontró el pobre Federico. En su caso el amor no era ciego.

    saludos Marián

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Esmeralda D.H En primer lugar te voy a decir que para nada pienso que seas una pesada, al contrario, me da a mi, por los comentarios que alguna vez he leído tuyos, que eres una persona encantadora, muy impulsiva y sobre todo apasionada. Con unos deseos enormes de buscar el lado más dulce de la gente. No se puede presumir de conocer a nadie pero creo que eres una chica encantadora.

    Y dicho lo dicho, voy a comentar ahora sobre tus dos comentarios:
    En primer lugar, me encanta que hayas estado buscando información sobre qué clase de persona era Nietzsche. Y si me lo permites te voy a decir algo; aquí entre tú y yo, no sabemos a ciencia cierta si era "buena gente" o no. Lo que está claro es que tenía un encanto extraordinario escribiendo. Y sé que muchas personas, sobre todo hombres, lo tenían por sádico y misógino. Ya sé...Hay mucha pretendida información sobre el personaje ¡ríos de tinta! Y para todos los gustos. Y yo, que no soy quien para aconsejar a nadie te diré que mi lema es leer al personaje directamente, a través de sus libros, no de lo que otros interpreten de sus libros. Y luego yo solita saco mis propias conclusiones sin la ayuda de nadie para equivocarme, je,je, no necesito que alguien me diga, este tipo era así o asá.

    Y bueno, yo tengo casi todos los libros que escribió, y lo he leído en cada libro de principio a fin. Y también es cierto de que en ese tipo de literatura, ensayo sobre todo, se manifieste la forma de pensar del que escribe. Y yo...sinceramente te lo digo: ¡me parece un chico encantador!

    Muchos besitos, querida Esmeralda.

    ResponderEliminar
  5. Zavala:
    La chica no era tonta, desde luego. Sabía manejar a los hombres. Era muy atractiva y estaba sobradamente preparada. Le encantaba pulular por esos ambientes intelectualoides que tanto frecuentaban algunos hombres...Sí, era una gatita muy capaz de ronronear mientras arañaba el corazón del más pintado...era la única manera de poder triunfar en aquel ambiente de hombres atiborrados de misoginia.

    Un beso, Zavala.

    ResponderEliminar
  6. ¿Se sabe lo que ella le respondió?
    Me encantaría saberlo...
    me has despertado la curiosidad.
    feliz domingo, Marián.

    ResponderEliminar
  7. Una maestra, Lou, para sacar todo lo peor de un hombre que debía sentirse demasiado "importante" para juzgar de esa forma a una dama. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Enya:
    Bueno...Él no desistió y volvió a la carga por segunda vez...pidiendola en matrimonio...ya ves. Ella jugaba con dos hombres a la vez, y mi querido Federico perdió la partida. Un hombre que se fue endiosando hasta llegar a la locura...fue rechazado por esta mujer. Que depredadoras somos ¿no crees? jajajaja.

    Buen domingo, Enya.

    ResponderEliminar
  9. Dario:
    Así es, rechazar a un hombre con tan alta autoestima...eso no es de recibo...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Delicioso Nietzsche, como toda su prosa. Paradógico y esquizofrénico, si se quiere, pero todos sus escritos son para relamerse. Acertados o no, son para masticarlos y deglutirlos con la mayor pereza posible para que el placer sea mayor.

    Gracias por toda la información que añades en tus comentarios sobre esta carta, Marián. Muy interesante.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Me llamó la atención de que alguien tan misogino escribiera una carta, manifestando enamorarse de una mujer.
    Entra en el estereotipo de descalificar su capacidad de sentir, simplemente por rechazarlo.
    Siendo que, según lo que consulté en wikipedia, demostraría esa capacidad con Rilke.

    ResponderEliminar
  12. !!Hola,Marian!!

    Muchas gracias por tus amables palabras, me llena de orgullo que pienses así de mí.

    Con respecto a Nietzsche, tienes razón que no es bueno dejarse llevar ciegamente por todas las opiniones y criterios, estas abundan como estrellas. Pienso que este genio tenia detractores y admiradores, como casi todos, aunque creo que en toda persona siempre hay una serie de pautas fijas que son por las que podemos vislumbrar algo de su personalidad, pero es solo un pequeño reflejo de lo que realmente somos, si no llegan a convivir con nosotros.

    No he leído nada de el para poder criticar su obra, así que de momento lo tengo como un gran artista, un genio, cuyas obras y estudios son halagadas y alabadas en todo el mundo, aunque algunas se escapan de este criterio, pero son las menos. Cosa que no ocurre con su forma de proceder o de vivir, según cuentan en varias biografías y todas llegan a la misma conclusión, unas mas edulcoradas que otras, que tenia un carácter y personalidad confusas con actitudes extrañas y no nada buenas.

    Mis gustos de lectura son muy poco instructivos, de hecho, no me enseñan mucho, solo me entretiene y me relajan la mente de todo este barullo que es la vida. Pero,hubo un tiempo que solía leer otro tipo de libros y autores. A muchos de ellos era una maravilla y un deleite leerles sus creaciones, pero en nada reflejaban lo que de verdad eran como personas, la parte negativa es más difícil de captar a través de sus obras, a no ser que ellos quieran dejarla ver.

    Me gusto mucho tu post, es espléndido porque te da que pensar, en mi caso eso me entusiasma. En esa carta , Nietzsche , demostró que le dolía el amor, el desengaño y sobre todo la decepción .

    ¡! Muchas gracias por tu amabilidad, yo también pienso que eres alguien muy especial, tus letras lo transmiten. Muchísimos besitos, Marian.!!

    ResponderEliminar
  13. Duro texto. Muestra al Nieztche, que muestra Liliana Cavani en su filme, Más allá del bien y del mal. Aparentemente frío ante el amor, pero en el fondo demasiado sensible, para enamorarse de la pareja de aquellos pupilos, a los cuales les enseñaba que había que matar el amor, y sólo quedara la relación material, sensual, y paradojalmente en esa trois a menaje, sale afectado, porque la mujer se torna en una pasión...UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  14. Marisa:
    ¡Qué te voy a decir yo de Nietzsche...que me enamoré de él desde el primer momento! Y con la cantidad de cosas malas que había oído decir de él. Y ahora, a veces, cojo cualquier libro de él, por ejemplo Genealogía de la moral, El caminante y su sombra, Más allá del bien y del mal, Ecce homo, El ocaso de los ídolos...¡Y me parece un hombre tan honesto! Y no como algunos miembros de su familia (su hermana, que algunos años después de su muerte publicó un libro "Mi hermana y yo" y le da la autoría a su hermano...que a mi me parece que ese libro es un fraude...¡cochino dinero! Y pienso que está hecho, además, con toda la intención de levantar polémica...Y si no mira este pequeño fragmento:

    ¿No quieres que vengamos más aquí?
    Mi corazón empezó a fallar. La verdad es que no lo sé realmente.
    De súbito me miró con agudeza y clavó en mis ojos su peligrosa mirada.
    ¿Escribes algo aquí?, me preguntó.
    He escrito bastante sobre el mundo, le dije. Deja que el mundo escriba ahora sobre mi.
    Eso ya sucede, me aseguró. Brandes y Strindberg no son ahora los únicos que proclaman tu genio. Hay otros, muchos otros. Hasta me han pedido que escriba mis impresiones sobre ti.
    Me resulta difícil creerlo.
    ¡A ti!
    Sí, y me han ofrecido dinero también
    ¡Pero no lo harás!
    ¿Por qué no?
    No sabes nada de mi ni de mis ideas.
    ¿Quién puede saberlo mejor que tu propia hermana?
    Sí, ¡y quien puede conocerme menos?
    Prométeme, Elisabeth, que no lo harás.

    Dudó, y por un momento pareció que consentía.
    No puedo, dijo finalmente.
    ¿Y por qué no puedes?, pregunté
    Rió rápidamente.
    ¡Simplemente porque todavía no me he decidido. Fritz!
    Un momento después se había ido.

    Ahí te lo dejo. En fin…
    Un beso, Marisa.

    ResponderEliminar
  15. El Demiurgo de Hurlingham:
    La misoginia sobrevolaba en aquella época...Por eso los desconcertaba tanto, les hacía cambiar ese sentimiento. Y parece ser que Lou atraía a estos hombres que veían en ella a la musa...vampiresa y vampírica...jaja, les absorbía el cerebro, no tanto por su físico si no, y sobre todo, por su talento inspirador...

    ResponderEliminar
  16. Esmeralda, los verdaderos genios siempre levanta mucha polémica y muchos detractores.

    Lee a Nietzsche, te gustará.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Carlos Augusto Pereyra Martínez:
    La impotencia de no conseguir un sentimiento de amor en ella, le perturbaba tanto...que esa carta es como decir: las uvas están verdes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Una carta que huele a preponderancia dentro de la impotencia de sentirse rechazado. Reproches manifestados en contra de Lou, pero apuntando hacia su propio Ego.
    Muy bueno.
    Abrazos y besos.
    ¡¡¡Gracias por seguir mi blog!!!

    ResponderEliminar
  19. Gracias Marian por tus palabras tan cariñosas, me alegra conocer tu blog y seguirte también.
    Qué decir de Nietzsche, pues como todos los genios, un atormentado, pero yo lo admiro muchísimo, muy interesantes las opiniones de tus comentaritas.
    Te enlazo yo también y te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Es preciosa, es una canto a la verdad y al amor!!
    Es amarga la verdad, pero mas amargo es la creencia de poseerla, desde siempre Nietzsche me ha impresionado, su profundidad de pensamiento, su inteligencia, su critica a la filosofia judeocristiana, su amor a la vida. ..etc.
    Pero en esta carta se le ve tan ingenuo, tan pardillo, tanto que emociona(Eros todo lo trafulca)
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Menteinvisible:
    Pues es que tienes toda la razón...cuando uno se enamora...no hay intelecto que valga...

    Me ha hecho mucha gracia tu comentario, porque es que has dicho una verdad como una catedral...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Mia:
    Muchisimas gracias por tu comentario tan cariñoso.

    Y bienvenida.

    Un abracito.

    ResponderEliminar
  23. Pedro, es que es exactamente eso; dolido al verse rechazado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. qué retrato más estupendo!! pobre Lou

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.