..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

domingo, 1 de septiembre de 2013

Fui una letra de tango para tu indiferente melodía


Con…
Pasión
O….
¿Apasionadamente?

Si la personalidad humana no adquiere toda su fuerza, toda su potencia, entre las cuales lo lúdico y lo erótico son pulsiones fundamentales, ninguna revolución va a cumplir su camino.

Julio Cortázar


17 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, y lo pregono: solo el juego y el imaginario erótico que libera pueden llevar a una emnacipación real, donde en el amor integral por la pareja, reconozcamos el amor por los otros, porque son también seres humanos con pasiones, sueños y deseos. Un abrazo. Carlos
    NOTA BENE: Cortázar siempre grande,

    ResponderEliminar
  2. Quizás esa es la clave de todo lo que vivimos, no nos quedan pasiones, somos poco más que esclavos de lo que fuimos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Noelplebeyo:
    Mmmm, muy sugerente tu explicación...

    ResponderEliminar
  4. Enya:
    Muchas gracias, Enya, espero que sigas estupendamente en tus días de vacaciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Carlos Augusto Pereyra Martínez:
    Dicen que el amor de verdad es altruista, que lo da todo a cambio de nada...¿pero no es nada desear la felicidad del otro?

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pilar V:
    Vivir apasionadamente, Pilar, porque...ir de vacaciones siempre en agosto ¿no es una rutina?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Grandes palabras de Cortazar. La literatura tiene mucho de lúdico. También la ciencia, tanto que hay una Teoria del juego. Y lo erótico es fundamental, define a la condición humana (o similar a la humana).

    ResponderEliminar
  8. El Demiurgo de Hurlingham:
    Sí, es verdad, la literatura tiene muchísimo de lúdico. Y la ciencia tanto o más. Yo alucino con la Mecánica cuántica...porque es el cerebro humano el que planea, lo planifica...y luego lo cuenta.

    P.d. He estado mirando información por Internet sobre esa Teoría de juegos. Me ha parecido muy, muy interesante ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Uno no excluye el otro, apasionadamente con pasión.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Claro que sí, Ángel, con pasión apasionadamente...es una redundancia...je je, pero ya sabes que siempre me gusta poner algunos matices para dar que pensar ;), aunque en esta ocasión ¡era tan obvio!...

    Besoss.

    ResponderEliminar
  11. (algo avergonzado porque me equivoque las pistas me engañaron por completo)
    y
    Apasionadamente y alejado de las tristes redes oceanicas, descubro un tesoro,
    en los suburbios de este blog,
    Que videos!!!
    Que baile, que Ramon, bluff!!!
    Muchas gracias, por todo

    ResponderEliminar
  12. Menteinvisible:
    Pues te puedes imaginar la alegría que me das, Mente, de que al fin lo hayas descubierto... que desde el primer día estabas invitado a recorre por todos mis aposentos...

    Y como dijo el autor de "El principito" lo más esencial no suele estar a la vista...por eso pienso yo...que detrás de esas maravillosas de fotos de tu blog, se esconde lo mejor que hay en ti...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. bueno...maravillosas fotos...quita el "de" que distorsiona mi bonito estilo ;).

    ResponderEliminar
  14. Marián: No basta desear la felicidad del otro, es necesario ayudar a construirla...UN abrazo.

    ResponderEliminar
  15. En amor, por los hechos nos conocerán...las palabra se la lleva el viento...

    Un abrazo, Carlos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.