..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 17 de mayo de 2013

El último romántico


Para decirlo pronto y claro su búsqueda podía denominarse con el calificativo de rupestre. Su método resultaba antiguo. Buscaba a las chicas por todos los vericuetos que ahora están al alcance de cualquiera...contactos de todo tipo de redes sociales; Messenger, Facebook, Skype...Así que aunque el método era moderno era rupestre. Un oxímoron a todas luces. Producto de su controvertido carácter. Buscaba chicas interesantes, guapas y atractivas, cultas y agradables, o solamente simpáticas...Era más que evidente que buscaba sexo, sí, ¡pero sexo con amor! Puede sonar ridículo, pero eso es lo que buscaba; sexo con desconocidas, pero con ese romanticismo de un amor fugaz, apasionado. Una chispa, algo inesperado; ilusión momentánea. Las buscaba con la total ignorancia que se necesita para comprender la realidad de que las chicas que lo valen lo tienen casi todo sin tener que recurrir a Internet. Pero él era así; soñaba con eso. Él se sentía capaz de darlo todo en ese momento del encuentro con una desconocida que de antemano le había deslumbrado con bellas palabras...No siempre llegaba a culminar lo planeado. A veces llegaba al encuentro. Pero en ese nuevo escenario, con distinta coreografía, las cosas se tornaban de otro color; casi nada era lo que había parecido a primera vista. Quizás era una locura. Él sólo buscaba sexo con amor, o con ese simulacro de enamoramiento. Una locura sin duda. Un romántico. Quizás el único que aún queda por estos mundos de las redes virtuales...



19 comentarios:

  1. anda que no es complicado ni nada

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, se debe conocer algún caso para constatar este enamoramiento sin voz, a veces, incluso sin cara, o posiblemente con todo a través de una imagen. En cualquier caso, tanto la imagen como cualquier otro medio es virtual, no se puede apreciar en su realidad total.
    Marián, puede ser. Puede ser y creo que has dado en el clavo con un buen martillo. Que exista una ficción que se expresará cuando se conoce a la persona con la que se fantasea, puede ser totalmente verosímil. La personalidad puede estar adaptándose a las nuevas tecnologías sin límites para la imaginación. No sé si esto será bueno o malo, es diferente a las formas de actuación anteriores a esta inmensa maraña de redes actuales. Cuando expongo este hecho social en clase, muchos alumnos expresan, como Pitt, su sorpresa. Pero de sorpresas nada, cambios, cambios en la personalidad que influyen decisivamente en todos los aspectos comunicativos de las relaciones humanas. Apasionante teoría.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marián, mil gracias por tu huella.
    Como gustos hay colores y gente rara para el amor.

    Besos de MA.

    ResponderEliminar
  4. Un Nicola di Bari virtual...

    ResponderEliminar
  5. Me parece que este no buscaba "amor", demasiado suave llamarle romántico; más parece un sujeto digno de estudio para los laboratorios farmacéuticos y parapsicológicos.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. "Sexo fugaz pero... con amor".

    Este tipo de anzuelos suelen utilizarse en la pesca indiscriminada de arrastre de especies marinas ,fluviales y terrestres.
    Bastante peligrosa, por cierto...

    Un beso, Marián.

    ResponderEliminar
  7. Yo diría que el sexo puede hacer que te "enamores" momentáneamente. Aunque el amor es otra cosa... algo que no me atrevo a definirte, y menos ahora que escucho esta música: darle al play del reproductor y dejar de pensar fue todo uno. Esplendoroso Paco de Lucía.

    Besitos, Marián.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Noelplebeyo:
    Ah¡ pues no sé...

    ResponderEliminar
  10. Pitt Tristán:
    De piedra, eh,
    petrificado...jo¡

    ResponderEliminar
  11. ANTONIO CAMPILLO:
    Pues yo creo que sí, que hay gente así, que necesita casi nada para "enamorarse". Estaba leyendo a Unamuno: "Niebla" y me estaba dando cuenta de lo fácil que es crear una imagen, una ilusión, sobre una persona...

    Así que tú también, Antonio, das clases de filosofía aplicada a tus alumnos. Claro, así que por eso ya no te extrañas de nada.

    Un beso, Antonio.

    ResponderEliminar
  12. MA:
    Muchas gracias por venir a leerme y comentar, MA, espero y deseo que te estés recuperando bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Darío:
    ¡Ah!! Que Nicola di Bari era así...pues ni edea.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Ángel Iván:
    Ya lo sabes, Ángel, lo llaman amor...jaja.
    Si no es por una cosa o por otra, todos tenemos un repaso...jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Marisa:
    Pues eso es lo que pasa, que enseguida se les ve el plumero...jaja,

    Un beso, Marisa.

    ResponderEliminar
  16. Kinezoe:
    Todo depende, ya sabes, según en qué día te pille...lo llaman amor cuando sólo es sexo...y quizás no es poco ;)

    Es que Paco de Lucía es una pasada.

    Besos, Kine.

    ResponderEliminar
  17. Misterio Tuyo:
    Ah¡ muchas gracias, por venir, leer y comentar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.