..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

miércoles, 15 de febrero de 2012

El cerebro


Cada uno tiene uno. Todos presumimos de tenerlo y nadie quiere ser un descerebrado. Los eruditos del saber humano dicen que aunque todos somos poseedores de uno, nadie lo conoce sino en una ínfima parte. Pero lo más curioso es que podemos opinar sobre el cerebro con una gran lucidez ¿Qué pasa entonces? ¿No es curioso que el cerebro pueda meditar sobre sí mismo y en algunos casos darse cuenta de su doblez?...cuando soñamos lo hacemos a sabiendas y a veces con alevosía. Nos levantamos en mitad de la noche y vagamos por los tejados, furtivamente navegamos entre las estrellas y merodeamos por el cielo acercándonos peligrosamente al Sol...saludando a la Luna con guiños de complicidad, calentando nuestras sinapsis de circuitos cerebrales...nuestro cerebro hace locuras a sabiendas. Esto es así...y no es cierto que esté tan limitado como se dice...

Después de éste particular paseo vuelvo a mi cama en mitad de la noche, guardando una carta en la manga de las sábanas...y es que no me he movido de mi lecho, cierro los ojos y desde mi pequeñez veo que necesito altura...me encaramo y dejo mi cuerpo en el vacío, me siento libre: puedo flotar y volar ¡estar fuera de la gravedad¡ Abro los ojos y me veo en el camino de Damasco, envuelta en ascuas...mordiendo el polvo...Luego recojo mi cuerpo y lo pongo en la posición de dormir, en la posición de morir, tal vez soñar...

13 comentarios:

  1. Cerebro y corazón, deben hacer un buen trabajo conjunto para llenarnos de sonrisas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Separación de cuerpo y mente.

    Liberar el alma de la atadura del cuerpo... y simplemente dejarse llevar adonde nuestros pensamientos quieran ir...

    Para unos un sueño...
    Para otros un viaje astral...

    Buen post.

    Muakis.

    ResponderEliminar
  3. la reflexión de uno mismo sobre uno mismo: el origen de la cultura (la autoconciencia y la lucha por el reconocimiento decia Hegel es lo que nos diferencia de los animales).

    Pensarse a si mismo, dormirse para verse, soñar para vivirse.

    mi beso....

    ResponderEliminar
  4. Pues has terminado con el dilema de Hamlet, en el viaje astral e intemporal de la conciencia, que no es otra cosa que esa energía que llamamos alma y que el cerebro sólo visualiza. Un viaje que hubiera vuelto cargado de excitación, como para no poderse dormir, sino hacer otras cosas, me parece. Besos.

    ResponderEliminar
  5. La razòn y los sentidos no siempre se llevan de acuerdo.

    Descartes decìa que los sentidos lo engañaban mientras dormìa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Yo me enfado muchísimo cuando sueño con algo (creo que sin alevosía) con lo que disfruto, y, al cambiar de posición, no soy capaz de seguir con el mismo sueño. Presentarme en Roma o presentarme ante una piel, el sueño se rompe.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. El Joven Cuervo:
    Siempre es el cerebro...aunque a veces lo llamamos corazón...siempre es la mente...apasionada mente...jaja
    Un abrazo.


    Teo:
    Los sueños y esos viajes astrales...soñar que se puede volar...sin que los pies estén atados a la tierra...Así es Teo.
    Un beso.


    Elcaligrafista:
    Querido, Hegel tenía respuesta para todo y para todos los gustos...
    Desde Platón pensarse a sí mismo y..."razonar" de esa forma tan espiritual...es lo que hace que el tema del amor...esas afluencias de tantos y tantos ríos de tinta...
    Un beso...


    Javier F. Noya:
    Así es, sí...ese dilema soñar-morir...y es muy excitante soñar, que no dormir...
    Besos.


    El Gaucho Santillán:
    Los sentidos no necesitan de la razón, los poetas no razonan, cuando componen poemas se dejan llevar por los sentidos.
    Un abrazo.


    Sbm:
    Tú es que eres muy pragmático...no es un sueño, es un duerme-vela...y las riendas las llevas tú...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Curioso músculo ese que nos permite salir de nuestro propio cuerpo pero sin perder nuestra conciencia, he oído que rebozados los de cordero están buenísimos por cierto. Lo que no entiendo es porque dicen que pensamos con el cerebro que tenemos debajo del ombligo, ¿acaso tenemos dos?, es que yo creo que sólo tenemos uno y muy limitadito.
    ¿Podremos prescindir de nuestro cuerpo alguna vez o la conciencia y él van siempre unidos?
    Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Ángel Iván:
    Es que tu cerebro eres tú, porque tu cerebro te piensa...y cuando no te piensa es porque será algo fisiológico...el riego sanguíneo se desplaza a ese "otro" cerebro...así reza la leyenda que no podéis estar a dos cosas a la vez jajaja...
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Soy un descerebrado que brindo con letras para que nada ni nadie cure mi locura. Además, es una tipología, la de mi falta de raciocinio, intransitoria, o algo así, así que estamos apañaos...

    También me despierto en medio de la noche, o se despierta la mitad de mi yo, el perfil felino que patrulla los tejados y le maúlla locuras a la luna.

    A veces mi insomnio me conduce a cuerpos escritos, cuerpos ajenamente escritos, y los disfruto como si estuviera cuerdamente despierto. Tus letras, lo sabes, forman parte de mi vía láctea y literaria.

    Te he leído a conciencia, te he disfrutado profundamente y te comento nunca sistemáticamente. Como ves, la mente está presente en casi todo lo que me haces (por provocar) escribir...

    Un abrazo, irremediablemente loco...

    ResponderEliminar
  11. "Si el cerebro humano fuese tan simple que pudiésemos enterderlo, entonces seríamos tan simples que no podriamos entenderlo."

    No se donde lo he leido, pero estoy muy de acuerdo.

    SALUDOS.

    ResponderEliminar
  12. Mario:
    Y tan apañaos estamos que cuando escribimos ni siquiera pensamos en lo que estamos creando...y puede que sea que solamente lo que hacemos es descubrir caminos, porque sólo falta que a base de trompicones demos con algo que valga la pena.

    A veces en el mundo onírico se encuentran verdaderos tesoros, la magia está en vestirlos de carne...ahí está (creo) el intríngulis de los verdaderos escritores...pero bueno, yo no sé nada y "nada te digo todo te lo cuento" Y lo que te cuento es lo que sueño...
    ...la magia de tus comentarios está en todo eso que me dices...y da igual que me lo digas sobre lo que escribo o sobre lo que sea...

    Besos, con un matiz de cordura...

    ResponderEliminar
  13. Groucho:
    Bueno...una frase redonda "rizando el rizo" y muy del estilo de Groucho Marx.

    Muchísimas gracias por lo de las fotos...algunas son super, superbonitas jajaja...¡muy interesantes todas¡ Cuando utilice alguna aquí, te lo haré saber.

    Saludos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.