..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 18 de abril de 2011

Al aire fresco...


El aire fresco de la mañana me ha golpeado. Estoy dormida. Duermo. ¡Despiértame¡. El aire fresco me alivia pero pasa indiferente. Apenas me ha movido un pelo. ¡Rómpeme la cara¡. Tú eres una mujer de principios. Anoche me lo recordó, el muy cabrón. Los principios sólo sirven para tiranizar, para justificar. Estoy cansada. La gente suele cansarse de los demás, así que no debe extrañarte que yo me haya cansado de ti, es lo natural. Cada uno fiel a su naturaleza, no hay que asustarse ni hacer aspavientos...Los osos hibernan durante el invierno, los buitres se alimentan de cadáveres, y la gente se acaba cansando de los demás: es lo natural. Lo que antes me parecía gracioso de ti ya no me parece tanto y tengo que decirte que nuestras discusiones intelectuales han ido perdiendo brillo con el tiempo. No sé si te lo he dicho ya, pero el uso continuado acaba desgastando a las personas irremediablemente, y nadie, ni siquiera los mejores, pueden sustraerse a esta erosión invisible que acaba saboteando las cualidades de cualquiera. Puede decirse que, en rigor, no conocemos a las personas fuera de la fascinación que nos producen y, cuando esta falta, ya no nos interesa conocerlas. Lo que toca entonces es renovar el armario, cambiar de pareja, traicionar. De hecho, no hay nada más natural que la traición. Vivir es traicionar: dejar los apoyos que una vez te sirvieron para elevarte, dejar atrás la escalera que te ha conducido hasta la buhardilla pero que ya no puede llevarte al tejado. Vivir es, sobre todo, moverse, y para moverse uno a veces debe marcharse. Me voy yo ahora, pero podrías haber sido tú, qué importa, el tiempo que compartimos en la misma senda fue tan precioso como circunstancial. Miro hacia atrás y ya apenas recuerdo quien eras. Conservo siempre intacta, eso sí, mi capacidad de amar.

30 comentarios:

  1. Bueno... sí, lo has dicho tú muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Mazazo de realidad libre de romanticismo. Dicen que el amor es eterno mientras dura, ¿no?... No le pidamos más ;-)

    Besos.

    PD: Yo me confieso algo más romántico, pero hay que ser práctico. Me gusta la filosofía de vida que encierra tu texto.

    ResponderEliminar
  3. "...un trueque extraño y sutilísimo que difiere de sí mismo tanto como un desnudo soñado...del desnudo real..." (JRJ)
    Cuando amo a una mujer, deseo que se aleje para soñar con ella...contigo...conmigo.

    ResponderEliminar
  4. ...bueno, siempre es mejor ser quien decide ascender otro escalón, a sabiendas del peso que recaerá en otro en tu ascenso. Quizá sea mejor la traición a precio del otro, que el desgaste continuado de las posibles escaleras de ambos.
    Muchos seres son carnaza para otros, ese alimento del que nutrirse el tiempo suficiente para ganar armas, conocimientos, afectos... al alimento para que el ego propio se nutra y flote bien grueso.Unos priman la propia supervivencia, y otros quizás con un exceso de principios anteponen la vida de los demás a la suya. En fin, el necesario e inestable equilibrio, que cada día se ve mas descuadrado... pocos son los que gustan de ser carnaza, y sol sin lluvia...pues eso, ta jodió el tema.

    Me gusto mucho el texto.

    ResponderEliminar
  5. ¡Menudo despertar! Eso sí que es despertarse del todo, despertarse de un modo radical.
    La traición, tan dentro de nosotros como esa intacta capacidad de amar.
    PD: qué buena foto. Siempre, en los desnudos, prefiero la insinuación, y más en ese contrapicado, también radical.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Tal vez no sea cansancio, tal vez solamente sea una cuestión de crédito. Vivir es moverse, si, pero convivir es intercambio, trueque. Uno nunca deja de moverse, pero solamente se deja atrás a quien ya no tiene nada que ofrecer, o mejor dicho, a quien ya no tiene nada que interese a quien se esta alejando.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Que de acuerdo estoy. Vaya que sí.

    ResponderEliminar
  8. El paso del tiempo desgasta las relaciones y muchas veces, como me pasó a mí, nos equivocamos al elegir a la persona menos indicada... Por eso lo mejor es poner punto y final para comenzar a escribir una nueva historia ;) Me ha gustado mucho tu post.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. En realidad nos es tan fácil hacerlo como escribirlo, diría el poeta; pero al mismo tiempo se contradeciría a sí mismo escuchándose decir, que para cambiar: nada tan fácil como moverse en la dirección opuesta y, si es posible, sin mirar atrás. Un tema complejo que expones con naturalidad y contundencia.

    Un abrazo… Y felicidades por el aniversario, últimamente ando más despistado de lo normal, por lo que suelo llegar el ultimo a todos los sitios, ¡aunque ahora que lo pienso… igualmente siempre llego tarde!

    ResponderEliminar
  10. De hecho, la mayoría está cansada de nosotros incluso antes de conocernos. Conocieron a otros y nos ven como un reflejo.

    ResponderEliminar
  11. No siento como traiciones los apoyos que dejamos por el camino y a lo mejor es porque tengo un concepto demasiado marcial de la palabra traición o soy demasiado benevolente con las traiciones de amor.
    Y siendo una mujer de principios, que mejor principio que tener intacta tu capacidad de amar.
    Un fuerte besote.

    ResponderEliminar
  12. (segundo intento)

    Marcharse, cerrar la puerta y retomar el camino no es traición es asumir la caducidad de un amor que no sobrevivió a la cadencia de los días, es saber que siempre no es siempre, siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Querida Marián:
    El paso del tiempo erosiona al amor y a las relaciones, inevitablemente, inexorablemente, inexplicablemente o con explicación suficiente, pero somos humanos, perdidamente humanos, y por ello nada nos puede ser ajeno.
    Nuestros sentimientos cambian, se modifican y a veces desaparecen. Así es y así debemos aceptarlo. Mientras haya honestidad para comunicar a la persona interesada este cambio o desaparición de mariposas en el estómago, no considero que haya traición. En caso contrario, sí.
    Esta racionalidad no garantiza la ausencia de dolor y a veces despecho, pero igual que lo sufrimos, nosotros se lo haremos sufrir a alguien.
    Lo dicho, humanos hasta la médula, todos sin excepción.

    Me encanta leerte por muchas razones, pero especialmente por una: siempre me llevas al viaje de Alicia detrás del espejo.
    Es un verdadero placer (siempre) leer tus textos: inteligencia y sentimiento aunados para nuestro deleite. Gracias.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
  14. Amo ese modo niesztcheano de experimentar el amor: amar, conocer y poder son la misma trilogia del andar, caminar y vivir...

    mi beso

    ResponderEliminar
  15. El hombre de Alabama:
    Gracias...


    Kinezoe:
    Podemos ser muy románticos, pero las cosas son como son. En el amor todo nace, crece y ¿muere?...creo que tú lo dijiste...
    Un beso.


    Manuel María Torres Rojas:
    Uy...Manuel, ¿cómo era?...Había una canción, creo que de tu tiempo...dicen que la distancia es el olvido...
    Soñar contigo ¿conmigo?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. La susodicha:
    Es que lo mires como lo mires siempre estamos traicionando a alguien...y claro, como tú bien dices: "ta jodió el tema". Yo es que lo tengo asumido; amo mientras me aman, soy así de sencilla, je,je. Por eso me parece una tontería que los demás no sepan asumirlo. Y te aseguro, Josune, que no soy nada interesada, lo único que quiero, como esa chica del post, es sentirme bien con su pareja. En ese sentido el cerebro no está para pensar y elucubrar, es sólo supervivencia.

    Y muchas gracias, Josune, por tu cometario, muy esclarecedor como siempre.
    Besos.


    Igor:
    ¿Tan radical lo has visto?
    Es pura sinceridad, sin rodeos, sin circunloquios...

    Ah¡ veo que utilizas términos cinematográficos. Me gustó la foto a mi también, pero las tomas en picado...creo que me gustan más....bueno, no sé...
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. bandit:
    Puede que sea lo que dices: cansancio. El amor es un trueque; das y recibes, así se retroalimenta. Y te diría algo más, bandit,tiene que haber sorpresas, incluso sobresaltos...en el amor la tranquilidad es como un tren parado; no nos lleva a ninguna parte...
    Un beso


    Dante:
    ¡Estás de acuerdo¡... ¿en todo?


    Ra:
    Me alegro de que te haya gustado. Gracias.
    Bienvenida a este blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Rapanuy:
    No te preocupes, aunque no estabas te he tenido presente. Sé que has estado pensando en mi más de lo que estás dispuesto a confesar...je,je...
    Lo más importante de todo es que tú estés bien.
    Un abrazo y un beso.



    Pascu:
    Gracias por tus palabras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Ángel Iván:
    Jajaja...Ángel, te parece una contradicción ser una mujer con principios y con la capacidad de amar intacta...pues sigue investigando, porque eso es así...y más...
    Un besote.


    Pilar:
    Claro que sí, no hay amores para siempre. Hay que asumirlo. porque todos lo sabemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Marisa:
    Me encanta que menciones a Alicia a través del espejo, el segundo viaje de Alicia después del de las Maravillas...Que sin ninguna duda son libros que necesitan una lectura adulta. Como también la de "El Principito" (Antoine de Saint-Exupéry y Lewis Carroll) son para leerlos con mucha calma y meditación, esos juegos lingüísticos deliciosos. A mi siempre me ha fascinado de éstos libros el juego del sentido y el sinsentido: el caos-cosmo.

    Y muchísimas gracias, Marisa, por todas tus palabras tan cariñosas e inmerecidas.
    Besos...muchos


    El magnetista:
    ¡Qué bien lo has dicho¡...
    Como siempre. Me encanta leerte.
    En tu beso mi beso.

    ResponderEliminar
  21. Pues sí, porque paso ahora mismo por algo parecido. Cambiando algún termino.
    Bye.

    ResponderEliminar
  22. Dante:
    Pues no sé qué decirte, porque esa experiencia cada uno la vive a su manera...a mi me gustaría que te encontraras bien, pero claro, eso no depende de mi.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo4/24/2011

    Se cambia porque se ha cambiado, y sólo cuando el desgaste nos muestra nuestra propia imagen reflejada somos capaces de saber con qué quedarnos sin miedo a una nueva decepción.

    Son las cosas elegidas y no las que nos vienen dadas las que nunca nos defraudan y siempre son deseadas, pese al devenir que, constantemente, nos hace otros.

    (allana esa furia, son las circunstancias, no los objetos, manufacturados por ellas, contra quienes debes dirigirla)

    ResponderEliminar
  24. Suena tan trágico, pero en efecto sucede, el cambio, esa constante búsqueda de cosas/situaciones/pensamientos/personas que nos dejen satisfechos. Queremos frecuentemente algo distinto porque frecuentemente estamos cambiando, siendo otros nuevos!

    Muy atractiva tu forma de expresarte con las letras! Saludos cordiales!

    ResponderEliminar
  25. Anónimo:
    Esa reflexión tan larga e interesante merece que "levantes el velo"...
    Y no es furia, es ganas de vivir a tope.


    El Señor Dáltanos:
    Muchas gracias de nuevo por tus palabras, acarician mi ego, ya sabes.
    Saludito.

    ResponderEliminar
  26. Tú lo has dicho y te devuelvo esta dedicatoria, agradecido aunque involuntriamente tardío. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Gracias, Javier, vengas a la hora que vengas siempre serás bien recibido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Así somos, y así es la vida. Lo queramos aceptar o no. Saludos!

    ResponderEliminar
  29. Totalmente de acuerdo...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Eres tan certera en tu texto que no puedo más que felicitarte por el pleno, de ideas y de reflejos.
    Estoy totalmente de acuerdo con tu pensamiento.
    Y es un disfrute leerlo expresado de tus manos.
    Beso apacible.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.