..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Déjame con la boca abierta!!

.

.
La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar en una cuerda floja. OSHO

sábado, 7 de julio de 2018

El origen de la tragedia


Opera prima de Friedrich Nietzsche.

"El origen de la tragedia" es una obra intrépida y chispeante, llena de arrojo intelectual y entusiasmo juvenil, que desconcertó y fue malinterpretada por sus contemporáneos. El propio Nietzsche la calificó quince años más tarde como "un libro imposible" por la ambigüedad de su estilo. En ella el joven Nietzsche, brillante universitario, catedrático ya de Filología griega a los 24 años, enfocaba un problema en apariencia de corte académico y filológico como el de los orígenes de la tragedia griega.

Pero lo hacía con tal audacia en sus planteamientos que su tesis traspasaba los límites  de la filología clásica para ofrecer una visión metafísica y existencial del arte como producto de la tensión, la alternancia y la fusión de dos principios opuestos: lo apolíneo y lo dionisíaco; luz y oscuridad, razón e instinto, serenidad y embriaguez, orden y Caos.

El resultado fue una obra fascinante, notablemente híbrida y con una temeraria capacidad imaginativa, construida con datos filológicos y arqueológicos pero vivificada de un extremo a otro por un empeño filosófico.

"En todo caso- escribió Nietzsche como nota aclaratoria- aquí habla una voz extraña, el apostol de un "dios desconocido", pertrechado provisionalmente con el birrete de doctor; habla aquí el espíritu repleto de exigencias nuevas y aún innominadas, una memoria hinchada de interrogantes, observaciones, de oscuridades; aquí habla algo como un alma mística, un alma "ménade" que, atormentada y caprichosa, y casi irresoluta sobre si debe escaparse o entregarse, balbucea en cierto modo un extraño lenguaje".

Federico Nietzsche en estado puro, un deleite leerlo siempre.



14 comentarios:

  1. Cuánto mal puede hacernos a veces estudiar por la fuerza. Cuando empecé la carrera de diseño gráfico, tuve que cursar Filosofía. El profesor era un fanático de Nietzsche y Foucault, y trataba de metérnoslo hasta por los oídos, al punto que terminé "odiando" a ambos. Crecí con ese odio y esa negación hacia ellos. Creo que llegó el momento de la reconciliación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mi humilde opinión es que no es un buen profesor el que trata de meter sus creencias a ultranza, pues enseñar no creo que se trate de "adotrinar". Y es que no se trata de convencer sino de enseñar sus conocimientos. Ese profesor no creo que lo hiciera bien.

      Mi norma es no dejarme influenciar por lo que me digan de un filósofo, científico, artista, maestro, etc, etc. Yo voy a las fuentes; leo lo que escribieron o hicieron y saco mis propias conclusiones. Lo que opinan los que dicen que los han visto oído o leído no me sirven...

      Y bueno es mi opinión y también puede estar equivocada.

      Eliminar
  2. Dejarse llevar por la mente libre, ese era el reto, y en este caso, de ello acabó escribiendo un libro muy denso. Sin duda es interesante, aunque te confieso que, alabando tu gesto, y tus gesta, y agradeciendo que compartas tu reseña personal, no creo que me anime.

    Buen post. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad él mismo reconoció que ese libro no estaba bien escrito...una cascada de conocimientos, como es casi normal en una persona muy joven todavía.
      Y de todos modos mea culpa, porque es que a mi me gustan los libros difíciles...ja ja, leo a Kant, o a Sartre, o a Nietzsche y después de leer varia páginas sin entender nada, al final en la página siguiente lo entiendo todo...y es que me incitan a pensar...

      Gracias, Albada, un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Marián.. El origen de la tragedia dicen que fue escrito por Nietzsche bajo el influjo de las ideas de Wagner. Pero también de las ideas de Schopenhauer, cuya obra le había dejado fascinado.
    Como bien dices un deleite leerlo..
    Abrazos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se suele escribir teniendo ciertas ideas en la cabeza. Ten en cuenta que Nietzsche leía mucho y de todo... así que de lo que digan no hay que tenerlo muy en cuenta, pues el que escribe no siempre dejar ver de donde ha llegado a ciertas conclusiones...

      Nietzsche es muy particular escribiendo y aún cuando habla de otros no suele mencionarlos...seguro que pensaba que sus lectores habían leído ya a otros...
      Abracito.

      Eliminar
  4. Un torrente derbordado, díficil de seguir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me fascina Federico...
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. En esta obra, Nietzsche apela a todo su conocimiento de la antigua Grecia, desarrollando una tesis que alcanzaba desde el origen de la tragedia griega (partiendo desde Apolo-Dioniso) hasta lo que él consideraba su final o su muerte (donde Sócrates no queda bien parado). Obviamente sus conclusiones le trajeron la airada protesta de sus colegas contemporáneos, los cuales acabaron con su carrera de filólogo (aunque años después -tal como tú lo mencionas- él mismo reconoció algunos excesos en su obra).
    Nietzsche en nuestros días es el autor más apreciado en filosofía, sin embargo tuvo que enfrentar durante toda su vida la incomprensión y la intolerancia de aquellos que se suponían mentes brillantes y que sin embargo no tuvieron la lucidez (o la valentía) de romper viejos esquemas, donde “Se está prohibido pensar diferente, porque ya todo está escrito”
    Leer a Nietzsche no es creer en lo que dice solo porque él lo dice, leerlo es una invitación a pensar (aunque al final concluyas de que no tiene la razón o todo lo contrario)
    Pd.
    Marian, saludo esa multifacética capacidad que tienes de exponer, plantear, evocar, opinar, deducir y desarrollar temas siempre diversos e interesantes, que nos invitan (a nosotros tus lectores) al saludable ejercicio de pensar.
    Gracias por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta! porque cuando escribe de los griegos, es como si estuviera enamorado de su pensamiento y de su forma de vivir... Seguro que ya había leído de todo lo que ya estaba escrito, y no quiso seguir al pie de la letra; sacaba sus propias conclusiones, pero sobre todo lo que a mi me enamora es su forma de escribir, que es una prosa llena de lirismo a veces, con un encanto que a mi me embelesa...es "como cantar para encantar"...

      Y no entiendo como en ciertos ámbitos tuvo tan mala prensa...quizás porque los temas políticos los soslayaba...como todo poeta al uso que deja a la vida la evolución de las cosas...

      Y siempre he pensado que tú has sabido leerle y comprenderle, como no podía ser de otra manera, por tu clarividencia de saber y comprender de todo...

      Y mil gracias, como siempre, por todas esas bellas palabras que dedicas a mi persona...

      Un beso enorme.

      Eliminar
  6. Stoya parece haber comprendido la obra de Nietzsche...

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Stoya, es un ser humano muy valiente que ha hecho siempre lo que ha querido, no le ha faltado talento por lo que he leído de ella, y siendo mujer no es nada fácil ponerse el mundo por montera. Se necesita inteligencia, así que si lee a Nietzsche lo veo muy compatible...

      Saludos.

      Eliminar
  7. ¡Caray! Aquí poco puedo aportar porque no he leído nada de su obra. Es más, diré desde el total desconocimiento que no sé si me veo capacita incluso para leerla....

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si empiezas a leerlo lo vas a entender todo...nunca hay que dejarse llevar por lo que se diga de un escritor, de un artista, científico o lo que sea. Lo que hay que hacer, creo, es buscar las fuentes y descubrir por ti misma de qué se trata.

      Un beso.

      Eliminar

Ni aún el genio más grande iría muy allá si tuviera que sacarlo todo de su propio interior. Goethe.