..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

sábado, 10 de junio de 2017

...sutileza


La diferencia entre los hombres no se manifiesta solamente en la diversidad de sus juicios de valor, en el hecho de que deseen bienes diferentes y de que estén en desacuerdo sobre su grado de valor sobre la jerarquía a establecer entre los bienes reconocidos por ellos. Esta diferencia se revela más aún en lo que llaman la propiedad,  la “posesión” de una cosa o de algo. Si se trata de una mujer, por ejemplo, un hombre modesto considerará como un signo de propiedad suficiente y satisfactorio el hecho de poder disponer de su cuerpo y de gozar de él. Otro, más desconfiado y exigente, verá lo que semejante posesión  tiene de incierto, de puramente aparente, y exigirá pruebas más sutiles; querrá saber, ante todo, si la mujer no sólo se entrega a él, sino también si renuncia a lo que tiene o a lo que desea tener: solamente entonces creerá poseerla...



26 comentarios:

  1. Respuestas

    1. thank you very much, Rick.
      Mi querido lector...

      Eliminar
  2. Cerca de la posesión está el poseso, cerca del placer la renuncia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque en los contrastes es donde mejor se aprecian los resultados...después de los rayos y truenos viene la calma....

      Eliminar
  3. Creo que en si mismo la posesion esta ligada cuando tenemos la creencia que el otro es un objeto. De ahi parte la necesidad enfermiza del control y demas.Tambien creo que no es cuestion de " genero" . Buen texto Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pasión extrema por el otro, sea hombre o mujer, siempre es incontrolable...se desea esa sensación a ultranza, por eso se dice que el amor es egoísta.

      Muchas gracias por tu comentario, Demian.

      Un beso grande.

      Eliminar
  4. En ese contexto, no acepto la palabra " posesión ".....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque todos nuestros sentimientos los vamos vertiendo en palabras, por eso digo en el post que cada hombre lo percibe a su manera, y la mujer no se da completamente nunca, al menos eso pienso, yo, pero claro, eso es tan sólo mi sentir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Estaré alerta, no quiero ser posesión de nadie, procuro no serlo ni de mí puedo tener diferentes comportamientos, mis gustos y decisiones varían alegremente y en libertad. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de todo, Ester, qué razón tienes, a veces se siente una tan libre...que mejor vivir libremente en todos los sentidos... Abrazos.

      Eliminar
  6. Poseer es un concepto demasiado cercano a lo animal. El dominio y control amplía ese concepto, siendo humano y empobreciendo.

    Con lo bello y auténtico que es la entrega, sin esperar nada a cambio

    Me gustó. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que eso de la posesión es un sentimiento egoísta. También el amor lo es, a veces se ama tan locamente que hasta la íntima libertad parece un lastre...

      Besos.

      Eliminar
  7. Poseer es un deseo y como todo deseo se cumple cuando se dan las condiciones para ello. Una posesión es algo que se siente de uno, sin concesiones. Si se trata de una mujer, la posesión será posible si ella se deja poseer, por lo que ya es diferente a la posesión de un objeto. Hay una segunda voluntad de por medio.

    Besos dulces Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfectamente explicado, Dulce, tu comentario arroja toda la luz a este asunto complejo, que con tan sólo palabras se puede enturbiar. Los sentimiento compartidos...ese amor que todo lo ennoblece..., esa es la única realidad del sentimiento de entrega.
      A veces con solo unas pocas palabras se puede explicar cualquier sentimiento inmenso por su complejidad. Me ha gustado.

      Besos, Poeta.

      Eliminar
  8. Uy el hombre que piense que soy posesión suya...esa escala de valores no entra en mi cabeza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno de nosotros es un mundo entero, Emma, tendríamos que experimentar todo tipo de sentimientos, y algo importante, saberlos expresar con palabras...
      Besos.

      Eliminar
  9. Pues no sé yo si tengo que elegir entre ambos me quedo sola y encantada.
    No se posee más que lo que se ofrece libremente, el resto se toma, se arranca o ¿no?
    Me quedo pensando un rato.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tú lo has dicho perfectamente: " No se posee más que lo que se ofrece libremente, el resto se toma, se arranca...". Y claro que sí, que el asunto da para pensarlo...

      Un beso, Pilar.

      Eliminar
  10. Cada cual se entrega de una forma diferente, pero si hay amor hay entrega personal, en cuanto hay renuncia, en parte, del propio yo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando hay amor hay entrega, eso es así, y como bien dices cada uno lo hará a su manera.
      Besos.

      Eliminar
  11. Bien sabemos que la mente ha evolucionado, y menos mal; entre otras cosas uno no era dueño ni autor de sus pensamientos… Hoy en día, y aun cuando aún seguimos dando coletazos, casi nadie se deja ni permite ser poseído en cuanto a ese contexto se refiere… Y es que, la posesión va ligada a la obsesión, y esto, ya sabemos que no trae nada bueno…

    También es cierto, que ésta, puede jugar un importante papel en una pareja, siempre y cuando sea voluntaria, y ambos, cómplices de llevarla a cabo, porque así lo han decidido los dos desde su libertad para hacerlo…

    Nadie somos propiedad de nadie, es más, a veces no lo somos ni de nosotros mismos; las circunstancias de la vida se imponen muchas veces ante tu voluntad, así que una vez más, el tesoro más preciado de la humanidad, es la libertad, el ser reconocidos como seres y, no como objetos… y a partir de ahí, cada cual sabrá cómo y de qué manera hacer uso de su vida… y de su sexualidad…

    Siempre interesantes los temas que nos traes, mi querida amiga… Gracias por lanzarme a los laberintos de la mente y, más allá…

    Bsoss miles con cariño… y muy feliz semana 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ginebra querida, me encantan tus comentarios porque explicas tus puntos de vista con tanta intensidad y extensidad...eres en todo así de generosa. Por supuesto que cada historia de amor es un acuerdo tan íntimo de dos... que cada uno es único. En mi texto ya queda explicado la diversidad que cada hombre puede tener sobre el asunto. Pues según su forma de ser lo verán a su manera. Y es que el tema de la "posesión" no se puede tratar a la ligera y sólo de un plumazo...

      Y me encanta que te haya hecho pensar, pues ya sabes que mis letras siempre tienen ese puntito polémico...

      Besos con inmenso cariño. Feliz semana.

      Eliminar
  12. No me gusta eso de la propiedad.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos libres, Emilio, eso nunca hay que perderlo de vista.

      Saludos.

      Eliminar
  13. Puede gustarme lo de poseer una mujer como equivalente de intimar con ella. Con el detalle que puede ser ella la seductora, la experimentada.
    Lo de considerarla una propiedad, hacerla renunciar a todo me parece absurdo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es una absurdidad eso de querer ser el dueño de una persona. Aunque tomámdolo como un juego de...todo puede ser posible.

      Besos.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.