..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 23 de agosto de 2010

¿También tú, Bruto, hijo mio?



¿Y tú...qué miras?...

En algunos petit comité, una joven política, solía comentar en tono jocoso, que cuando a ella le presentaban algún ejemplar masculino, digamos macizo, y si vislumbraba en el horizonte la posibilidad de ligar con él, no sacaba a colación temas de conversación muy profundos; culturales, políticos y demás, no. Decía ella que si lo que le interesaba de un hombre era darse un buen revolcón, lo que menos hacía era habla mucho, y mucho menos aún entrar en materias profundas. Y entre risas, seguía diciendo, que si se le ocurría abrir la boca era para expresar su estado de ánimo y hacer alguna declaración ponderativa.

Un estudio realizado por cuatro Universidades británicas, has desvelado que un coeficiente de inteligencia elevado es una desventaja para las mujeres que desean encontrar pareja. En el caso de los hombres, concluyen estos informes, a mayor inteligencia mayores posibilidades para relacionarse con mujeres.

Y la cuestión es:

¿Qué buscan los hombres en las mujeres? ¿Buscan un coeficiente alto o un cuerpo atractivo?. Cierto es que para lograr objetivos hay que usar el cerebro y desarrollar estrategias. En el caso de las mujeres, revelan estos informes, no es necesario ser muy inteligentes. Sólo es necesario despertar los apetitos sexuales del otro sexo. Las mujeres, sin embargo, necesitan sexo inteligente si se espera llegar a fines más estables con ellas. Pero para una mujer inteligente, si lo que pretende es ligarse a un superman lo que más tendrá que utilizar es su cuerpo, eso sí, inteligentemente. Un cuerpo femenino, seductor, sensual, utilizado con destreza para sacarle partido, ya que saber seducir, tanto en hombres como en mujeres, es un arte. Utilizar un cuerpo con destreza y sabiduría requiere conocimiento de sí mismo, y saber encontrar el punto medio entre seducir y dejarse seducir.

Pero si hay un asunto complejo ese es, sin duda, el de las relaciones de pareja. Puede que lo razonable sea separar el sexo del amor, y del amor separar la convivencia, , y de ésta las necesidades vitales. Hay personas que se quedan admiradas cuando ven a dos viejecitos paseando con las manos enlazadas, y con una convivencia de 50 o 60 años, es maravilloso, dicen, ver a esos viejos tan enamorados. Pero en este análisis confunden dependencia con amor, costumbre con cariño, y  lo que salva, quizás, a este razonamiento es que no sabemos con exactitud a qué llamamos amor. Una anciana se lamentaba, velando al pie de la caja mortuoria en la que yacía su marido, de que nunca había visto a su hombre completamente desnudo, y se deshacía en lágrimas, quizás lamentándose de que ya era demasiado tarde....

Tanto han hablado los poetas y los filósofos y los científicos del amor, que se podría pensar que es un tema resuelto. Quizás para algunos sea un tema baladí. Quizás para otros sea un tema esencial. Cada uno lo resuelva a su antojo y que haga lo que le pida el cuerpo.

Pablo Neruda nos dejó algunos poemas al respecto. Parece ser que él, tan inconstante, ya había encontrado el quid... pues dijo que cuando salía a la calle..."Detrás de todas me voy"...Se sentaba en alguna piedra del camino, a veces, y otras veces, apoyado en su última adquisición de mascarón de proa, jugaba con el viento...tomaba sus anotaciones, y mientras, una criollita menor de edad yacía a sus pies.

Y en casa le aguardaba la que él adoraba. Aquella mujer que tanto le gustaba cuando estaba callada, porque estaba como ausente, pero que cuando él volvía al hogar le llenaba de atenciones...

12 comentarios:

  1. En fin, también Sabina tiene protagonistas que llegan a casa recitando a Neruda... Y otros que llegan a casa y hacen que sus únicas reciten a algún poeta de los de ayer, ahora y siempre.

    Está bien el estudio ese de las universidades de Cuenca, Albacete, Ávila y Guadalajara en un río y etc...etc. Pero vamos, a los ingleses les gusta hacer estadísticas como si fuera una costumbre nacional. Vamos, hacer estadísticas en las bretañas ha desbancado al fútbol como deporte rey.

    Otra vez bien por los científicos amorosos, o del amor.

    Bien por ti, también...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Tocas varios puntos interesantes, si bien el concepto "amor", nunca terminamos de descrifrarlo, llegamos a la conclusión de que el ser humano es un animal complejo, que se deja llevar por el instinto y por el sexo. El amor romántico está en extinción, hoy se lleva la pasión, los que logran pasar años juntos es porque logran complemementarse por mutuas necesidades, algunas afectivas, económicas, sociales, y terminan por ser una pareja de amigos que se toleran para evitar la soledad...Lo de la inteligencia en la mujer, es irrelevante para un hombre si se le ofrece un par de tetas y nalgas bien formadas, en ese caso opta por lo segundo, predominando los instintos básicos de reproducción...En cuanto a mi respetado Neruda, Matilde "la muy amada" como le decía él, era una mujer muy bella, alegre, que supo darle lo que él necesitaba, una pasión sin límites, dejando de lado a Delia del Carril la intelectual brillante mujer, pero que adolecía de la juventud y belleza de Matilde...Como ves, el instinto predomina sobre la agudeza, salvo honrosas excepciones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Querida Alma quizás sea tan paradójico como cuando a un pibón del catorce le pregunten y siempre diga que un hombre que la haga reir, aunque te confieso que aún no he visto al feo de los Calatrava o a Chiquito con una mujer tipo Inés Sastre o la guapa de turno.
    Yo reconozco que como encuentre a una mujer independiente, con carácter (es decir con su buena dosis de mala leche que no sibilina) y con un buen coco me sentiré perdidito y si para colmo tienen los ojos bonitos (cosa compeltamente subjetiva), ainsss.
    Para mi la inteligencia de una mujer no es para nada irrelevante, venga de serie o no con unos buenos pechos, quizás sea porque ya peino canas, ahhm no, que ni canas peino ya, jeje.
    Un gran besote, que complejas son las relaciones humanas.

    ResponderEliminar
  4. Mario...No es una sugerencia ni nada, pero...¿no crees que ese corsé de Sabina y compañía ya te está apretando demasiado?. Aflójalo, hombre, o déjalo, aunque sea temporalmente, colgado de una percha...a modo de prueba. Sal al mundo real. Busca el bis a bis. Tú puedes. Todo el mundo puede cuando se lo propone...


    Taty Cascada...Me gusta mucho verte por aquí. Siempre me aportas cosas muy interesantes. No conocía con tanta profundidad esos detalles de las mujeres de Neruda. Muchas gracias, Taty, es un placer leerte, aquí y en tu interesante blog. Gracias.
    un beso.


    Ángel Iván... Ya lo creo que las relaciones humanas son muy complejas...Y al hilo de esto...¿Quien es esa Querida Alma?

    Y por supuesto que hay hombres muy normales físicamente (no para pasarela te digo, normales de a pie de calle)...y se las llevan de calle. Mira a Sarkozy, siempre con mujeres espectaculares y Woody Allen. Dos muestras, por no citarte más, de tipos que hacen reír y causan envidia.
    Y no te preocupes, Angel, alopecia es sinónimo de inteligencia y...de potencia (ya me entiendes)

    Un beso...te.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Fe de erratesion (fe de erratas), querida Marián, MARIÁN, mil perdones, que despiste el mío.
    Nada de Almas, precisamente es que se cumple un año casi de una patada en MI culo, jeje, quizás sea por eso.
    Si, si, besotes.

    ResponderEliminar
  7. FREUD MURIÓ, A LOS OCHENTA Y VARIOS AÑOS, PREGUNTÁNDOSE: ¿QUÉ QUIEREN LAS MUJERES? PIENSO ESCRIBIR "MI VERSIÓN DE LOS HECHOS"...
    ADORABLE MARIÁN, MUJER QUE MIRA HACIA EL NORTE Y TIENE LA MENTE ABIERTA...LOS PENSAMIENTOS LOCOS SON LOS ÚNICOS GENUINAMENTE NUESTROS...MI BESO PARA TI ES DULCE Y PRUDENTE.

    ResponderEliminar
  8. Muy bien trazado el tema que hoy expones, Marián, y también muy, muy complejo. Lo leí ayer en cuanto lo publicaste y no atreví a hincarle el diente por temor a que saliera el instinto licántropo que habita en mí.

    En mi humilde opinión, y siempre opinión subjetiva, claro está, la inteligencia es más valorada por mujeres que por hombres. Un hombre inteligente puede seducirnos completamente a pesar de que carezca de bellos atributos físicos. Es innegable. En el caso de ellos también es posible pero no probable. No pretendo generalizar, pero la inteligencia de la mujer les asusta, no enamora, además de no comprenderla o incluso puede resultar hasta molesta. No es que la desprecien, pero si no va acompañada de un físico que despierte su sexualidad, habrá poco que hacer. En el caso de la mujer, ese apetito sexual lo puede despertar en ocasiones la simple inteligencia.
    Por tanto, estoy en casi todo de acuerdo con lo que dices.

    No obstante, no creo que existan máximas universales ni fórmulas que sean la panacea, cada uno y una, somos el resultado de nuestras propias vivencias y experiencias, aunque genéticamente nuestro cerebro no se comporte de igual manera que en el de Ellos.

    La fotografía...no tiene desperdicio...jeje.

    Muy buen post, profundo, real...y provocador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Manuel...Los pensamientos locos son la sal de la vida...para ser sabios en las rectificaciones primero hay que andar entre disparates...así vamos creciendo.
    Gracias por todas tus palabras.
    Un abrazo.


    Marisa...Cuánta razón encierra tu comentario. Cuando un hombre sabe hacer una buena exposición de su talento e inteligencia, tipo Oscar Wilde o similares, con sutilezas, metáforas bien amuebladas y demás, se te olvida por completo el físico. No es que lo veas más guapo, es que se te olvida la armonía física. Unos ojos que saben mirar con inteligencia valen un potosí...Y claro que será eso que dices, Marisa, de que nuestro cerebro atiende a cosas más intangibles...Y también sabíamos, nosotras las mujeres, que no iban a estar muy de acuerdo los hombres con todo lo expuesto aquí, humildemente por otra parte, y sin ánimo de ofender a nadie...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Oh, el Amor! Cuanto daño ha hecho a la humanidad. ¿O era el Deseo? La noche los confunde. En la España profunda dicen que: “dos tetas tiran más que dos carretas”, y algo sabrá de esto el pueblo llano cuando lo dice, sino dirían: “tiran más dos sesos que dos carretas”, y no es el caso. :)

    De todas maneras sobre gustos…

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Rapanuy ¿mucha playita?...Se ha notado tu ausencia...Agosto ya se ha ido y nosotros nos quedamos, afortunadamente, la vida sigue y hay que incorporarse a nuestras obligaciones.

    En cuanto a tu comentario, he de decirte que por culpa de ese gusto vuestro tan universal, la mujer debería estar más alerta y saber que es un error sujetarse a esos estereotipos...esas niñas siliconadas, no sé...no sabemos si eso afectará al cerebro. Esperemos que sólo sea una moda estúpida...y que la noche no nos confunda, jajaja...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Complejo el tema del amor: mis fracasos amorosos se cuentan por errores propios al equivocar belleza con inteligencia. Me explico: si ya de por sí me es dificil entregarme a una persona, mucho más lo es si no es, por lo menos, tan inteligente como yo, que no creo que sea demasiado, pero por debajo de mi nivel, por mucho que dos tetas tiren mas que dos carretas, no paso. Y bueno, el amor es química, es un estado de ánimo, es filosofía, metafísica, poesía, y muchas más artes, pero siempre he defendido que para la estabilidad no se puede depender del amor de una sóla persona. Creo que por éso fracaso una y otra vez en mis relaciones.

    (Menuda Biblia te acabo de soltar, ahí queda éso)

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.