..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

lunes, 4 de agosto de 2014

Comprando apariencias


Recientemente se ha destapado una trama de falsificaciones de títulos académicos. Comentaban los medios de comunicación y daban los datos y los precios de los lotes de productos que la trama vendía. Esta  operación  policial ha dejado 600 detenidos y casi mil imputados.

M.C. F. Un exprofesor de instituto, ideario y jefe de la trama, habría confeccionado un código secreto para anotar los encargos de sus clientes. Según la investigación, vendía la «ristra de chorizos» –los títulos universitarios– a 2.500 euros, las «galletas Fontaneda» –diplomas de COU, FP o Bachiller– desde 600 a 1.500; la «caja de leche Puleva» –Educación Secundaria– a 1.200; y el «queso García Baquero» –Graduado Escolar y Primaria– también a 1.200.

Por su “supermercado” habrían pasado un millar de personas, de las que se ha conseguido localizar a 809.

La reflexión que ahora queda es qué pasa por la cabeza de algunas personas para adornarse con  méritos falsos. En el mejor de los casos puede que algunos compraran los títulos para engordar  los curriculums, y así conseguir puestos más relevantes en el mercado de trabajo. Otros quizás, los compraban para decorar las paredes de  despachos de dudosas empresas. Y como se puede imaginar, nadie está dispuesto a confesar que  alguna vez  falseó los datos o compró algún título.

Por otro lado, tampoco es necesario comprar títulos. Siempre que sean para adornarse con plumas de pavo real. Uno mismo  se los puede agenciar con más o menos talento. En el mundo virtual, de Internet, en las redes sociales, blogs,  y de Blogger y etc. es posible que no todas las identidades sean reales. Es este un mundo muy propicio a la farsa. Pero a mi la duda que me queda es saber a quien engañan con eso, porque todo engaño tiene un objetivo, un fin. Querer ser otro distinto en las redes es engañarse uno mismo, más tarde o más temprano uno tendrá que enfrentarse con la realidad, A no ser que vivan en un sueño permanente de imposibles…

(Dedico este post a uno de aquí)


30 comentarios:

  1. Una muy buena pregunta...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual tendrá sus motivos, tampoco es cuestión de criticar a nadie. Con su pan se lo coman.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Podría ser un buen sustituto para el negocio callejero de dvd piratas, los títulos piratas, extendidos sobre la manta en plena calle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jo! tú siempre saliendo por la tangente.

      Eliminar
  3. En la farsa viven más de los que piensan

    Y así se mienten felices

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tus los conoces?
      Cuéntame.

      Eliminar
  4. Nombres conocidos los compraron pagando con favores, incluso alguien quiso comprar un titulo de nobleza, es triste los diplomas se consiguen estudiando y la nobleza la debemos tener en el corazón. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un chico de pueblo, de padres humildes y analfabetos (gente admirable desde luego) que pega un braguetazo, como el cantante Raphael, pongo por caso, o sin ir más lejos...periodista divorciada travestida a reina...claro que, esos los compran con encanto...
      ¿La nobleza del corazón? No pidas tanto, Ester.

      Abrazos.

      Eliminar
  5. Buenos días, Marián:
    Desconozco qué puede llevar a una persona a falsearse un título académico. Imagino que en el caso de los títulos “elementales” primará la supervivencia laboral. En el caso de los títulos “superiores” lo harán la avaricia y la vanidad.
    La que creo entender es la figura de esos “falsificadores” de titulaciones. Su ambición es puramente económica, aunque, quizá, se justifiquen como “benefactores sociales”.
    Que tengas un buen martes, Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nino Ortea, no sé si es la primera vez o ya habías venido, de cualquier modo bienvenido.
      Cada persona es un mundo aparte, cada cual tendrá sus motivos, o sus porqués, o quizás porque este sistema nos crea necesidades.
      Ah, y me ha gustado eso que dices, sí, todo el mundo se justifica, jaja "benefactores sociales" ¡qué bueno!

      Un beso.

      Eliminar
  6. Plumas de pavo real, ni más ni menos, o como se dice vulgarmente "querer cagar más alto que el culo". Perdón. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué expresión más chuli "querer cagar más alto que el culo" lo malo es que te puede caer toda la mierda encima, Perdón,

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. A mi me gustaría encontrar el sitio donde vendan título de buena persona, con certificado de mejor amante si es posible.
    ¿Sabe alguien dónde puedo dirigirme?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo sé donde puedes dirigirte. Dirígete a "todo el mundo", porque todos te dirán que ellos son buena gente, y te lo venderán sin ningún reparo.
      ¿Sabes tú de alguien que presuma de malo?

      Eliminar
  8. Una buena posición, aparentar en esta sociedad o yo qué sé! El caso es que no queda nada por inventar, ingenuo puro y duro.
    Un beso, Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues todo depende de a quien queramos impresionar. Todo tiene un precio, como se puede ver.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Una amiga mía, socióloga, puso en su currículum que tenía un título en la Universidad de Arkham, Providence ¡Y coló!!! Por lo visto, el que revisó su currículum no había leído a Lovecraft.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tu amiga, que se autodenomine socióloga ya es un logro. Hay un montón de universidades ficticias que parece que se las han inventado para ponerlas en los corrículums. También yo conozco de uno que tuvo el cometido de leerlos y me confesó que solía jugar a la gallinita ciega con ellos. Lovecraft es un ejemplo de cómo llegar sin conocer el camino.

      Por tus comentarios, Borgo, se ve que eres un hombre "de cine", bueno, y por tu blog sobre todo, y por tu sentido del humor, claro.

      Saluditos.

      Eliminar
  10. ERDA, ESA VAINA COMO QUÉ ES EN TODO EL MUNDO!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todos es ya sabido de que en todas partes cuecen habas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Entretenido Blog, Marian. Impresionado. Imágenes, música, textos ... MB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Enrique, me encanta que te guste mi blog, y gracias por venir y comentar.

      Eliminar
  12. No le veo el sentido de tener titulos de estudios que no se han hecho. Porque es facil que se descubra que no se tienen esos conocimientos. Salvo que se usen para darse importancia en circulos en que no importen esos conocimientos.

    Puede darse, en Internet, en la blogosfera, que haya falsificaciones de identidad, los que se hacen pasar por otros.

    La forma en que me hago llamar me representa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo yo creo que los que lo hacen es ni más ni memos que por aparentar, quizás piensen que así están a la altura de cualquiera, y no se dan cuenta que lo que necesitan en realidad es un poco de seguridad en si mismos.
      Sí, sí, claro, en la blogosfera, como te hagas llamar ya dice algo, a mi me gusta contar...y no te digo, todo te lo cuento.

      Eliminar
  13. Hola Marián, antes que nada decirte que es todo un descubrimiento la "jotera" esta que nos propones, no la conocía y me ha encantado.
    Lo siguiente es que me tiene intrigada la dedicatoria del "post", pero ya se sabe que la curiosidad mató al gato.
    En cuanto al tema de falsificar las titulaciones, que decir, hasta donde yo conozco se falsifican carnets de todo tipo, permisos náuticos, etc. Estos por lo menos tienen utilidad pero los títulos académicos... ¿?. A mi me gustaría dominar el tema de la falsificación de papel moneda... pero no tengo talento ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Al Tagrí, me encantas tú porque siempre haces mención de la música que pongo, gracias. Siempre procuro buscar algo con consonancia, je, je. En cuanto al tema de las falsificaciones, te veo ambicioso..a no ser que seas un figura como DiCaprio en aquella peli: "Atrápame si puedes", porque de no ser así...no creo que los del Gobierno se fijaran en tí, más bien te meterían entre rejas de por vida...jajajaja, así que mejor es que no tengas talento para eso.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Mi querida amiga, se vende hasta el alma al diablo... ¡Lo que se inventa! Y esto no es nada más que en perjuicio de quienes han superado los estudios porque han conseguido formarse. Quienes los compran, en cualquiera de los medios existentes en la actualidad, no saben hacer la o con un canuto y eso conlleva falta de profesionalidad y trabajos cada día más precarios e indignos.En este caso creo que los más perjudicados son quienes han estudiado y saben lo que deben realizar en un trabajo de su categoría.
    ¡Ah!, Marián, tienes un mail.

    Un cariñozo abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo, hay gente pa tó, como se dice por el sur. Aunque es posible que hasta en eso haya categorías y algunos compren títulos de "profesores de inglés" para luego dar conferencias por el mundo. Caso destacado el de un expresidente de España, que a sus cincuenta años aprendió inglés en tan sólo unos meses. Seguro que lo aprendió hablando con su querido amigo Bush. Ya ves, Antonio, gente "experta", que aunque no sepan hacer la O con un canuto, si saben contar y multiplicar los ceros de sus cuentas bancarias. Seguro que estos no compran los títulos en cualquier "supermercado".

      Ah, y gracias por la peli que me has dedicado, la veré. Pero no dejes de buscar la peli que te pedí; "El político" de Robert Rossen, de 1949, que esa sí que sí.
      Gracias por todo, Antonio. Besos.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.