..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 7 de marzo de 2017

Un gato en el jardín...


EL GATO EN EL JARDÍN DE LAS DELICIAS


El jardín de las delicias es una de las obras más conocida de El Bosco. Se trata de un tríptico pintado al óleo. Cuando está cerrado representa el tercer día de la creación. Cuando está abierto, hay tres escenas: el panel izquierdo representa el paraíso; el del centro la lujuria; y el de la derecha, el infierno.

En los tres paneles, el Bosco inmortalizó también a los gatos, pues parece ser que les tenía mucha admiración y cariño. Y para algunos estudiosos del arte, son estos animales los que representan en esencia el significado de cada panel.


En el panel izquierdo se puede ver a un gato con un ratón en la boca; su aspecto es tranquilo e inocente, como Adán y Eva antes de conocer el "pecado".


En el panel central, aparece un gato más estilizado y seductor, que participa activamente en la degradación humana al llevar sobre su lomo hombres y mujeres desnudos hacia la perdición.


En el panel derecho, aparece un gato de aspecto diabólico, que tortura a un condenado haciendo ruido con un tambor y no dejándole descansar en paz.

*******
Los gatos, han sido desde la antigüedad, considerados como animales mágicos y misteriosos. El vínculo que existe entre un gato y una persona es algo único e inexplicable, no lo entiendes hasta que no has tenido uno, y para llegar a conectar con ellos debes respetarlos por encima de todo. No todo el mundo es capaz de llegar a tener una relación auténtica con un felino, su carácter solitario, individualista e independiente lo hacen el animal perfecto para convivir con los artistas.




Solamente esto es una pequeña muestra, ya que son incontables los escritores, pintores y escultores que han adorado y adoran a los gatos.


30 comentarios:

  1. Los gatos son muy suyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatos van a su bola, no hay quien los coaccione.

      Eliminar
  2. Hola Marián.. El cuadro de El Bosco, ni comento, es una maravilla, un mundo esta ahí reflejado..
    Los gatos viven mejor que yo, mi hija tiene uno, que se sienta en el regazo y duerme el las tres cuartas partes del día entero.. jope, con el gato..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como les des techo y los alimentes se sienten los amos del cotarro...y eso sin ningún compromiso por su parte con el anfitrión.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Yo no los quiero, son muy ariscos, nunca hacen amigos como los perros.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los gatos hay que comprenderlos, si notan que no les entiendes pasan de ti.

      Perros y gatos son "personalidades" muy distintas.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Me confieso adoradora del gato… Irremediablemente vinculada a él… Casi me atrevería a decir, que él, en mi caso, ella… lo sabe, y lo siente desde su maravilloso mundo gatuno… Podría mencionar miles de motivos, pero hay uno por encima de todos ellos, que ya es difícil, y es su percepción de mi estado de ánimo, su maravillosa manera para complementarse conmigo, dependiendo de cada estado anímico, incluso físico… Yo sé de su momento, de su espacio, y lo que necesita o no de él, de la misma manera que ella sabe del mío… Y si a eso le sumamos su fantástica zalamería… la serenidad que proporciona acariciarla, y su mirada profunda y penetrante… pues eso… que la adoro, y adoro este post, mi querida Marián…

    Gracias por traernos la belleza de este tríptico…

    Bsoss enormes con cariño ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En principio yo no soy muy amiga de tener mascotas. De pequeña sí que había gatos a mi alrededor y jugaba con ellos...y mi primo Rafa hasta les ponía pendientes a los gatos, jajaja, era tremendo, con las risas cuando llegaba la abuela, que ella sí entendía a los gatos. También había perros...y todos nos llevábamos bien. Pero cuando me independicé enseguida comprendí que no era compatible con tener animales, más que nada porque hay que cuidarlos y atenderlos bien.

      Lo que dices de tu gata, lo comprendo bien, los gatos tienen un sexto sentido y saben muy bien quien les adora y quien no.

      Gracias a ti, Ginebra, por tu comentario. Besos grandes.

      Eliminar
  5. Nunca he tenido gatos.
    Siempre me han parecido unos animales misteriosos.
    Como si fueran reencarnaciones de otras vidas...
    No sé... me inquietan.

    Besos agradecidos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatos tienen ese halo de misterio...por eso creo yo que atraen tanto a los artistas. En tu caso, Toro, quizás se deba a que tienes por ahí a alguna musa gatuna...y tú inconscientemente no quieres verlos enfrentados...jajaja. Y por eso te inquietan ellos, que en algunas religiones son como dioses.

      Besos enormes a ti, Toro, que eres un fenómeno de la naturaleza.

      Eliminar
  6. Sobre el cuadro, talmente de acuerdo. Además el simbolismo lo deja plasmado con otros animales y algunos totalmente mágicos que hacen que este cuadro sea impactante, y un auténtico precursor de los ismos

    Y los gatos, son el animal más exigente de compañía. Capaz de conocer e incluso definir tu personalidad. Mi Palmero fue y lo tengo presente todos los días

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese cuadro da para muchas reflexiones, es verdad, se ve que el artista quería decirnos muchas cosas con sus alegorías, y no sabemos, y nunca lo sabremos su verdadera interpretación ya que lo que está en la cabeza del artista cuando hace su obra sólo queda en el misterio de lo oculto.

      Los gatos no son inmortales, pero, como en tu caso se quedan en el recuerdo para siempre.

      Besos.

      Eliminar
  7. Nunca he tenido un gato, ni siquiera de escayola, me parecen tan independientes que no se si son buenas mascota. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, son tan independientes que es mejor dejarlos a su aire, y en todo caso, que ellos te tengan a ti esporádicamente, porque eso de "tener" un gato es muy relativo.
      Abrazuco.

      Eliminar
  8. Hola Marián
    Me ha gustado conocer esa interpretación sobre el cuadro de El Bosco y sus gatos, no tenía ni idea. Aunque, como muy bien dicen en otros comentarios, sobre esta obra se podría estar escribiendo días y días. A fin de cuentas, esa es su magia, porque todos podemos encontrar en ella nuestro propio trocito. Con ocasión del V Centenario, leí un amplio reportaje sobre este tríptico la mar de interesante.
    Y bueno, yo también convivo con un gato (bueno, una gata) y la verdad, tenemos una relación bastante divertida porque ninguno de los dos, sabe por donde va a salir el otro. Empezó ella, pero yo ya le he cogido el truco, ja, jaaaa, y me divierto mucho sorprendiéndola. Otros dicen que no le hago más que travesuras, pero yo creo que ella también se divierte... ¿o no?
    Un beso muy grande amiga Marián

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los artistas se suele decir que sólo ellos pueden saber con toda seguridad qué es lo que nos quieren transmitir. A veces, ni ellos mismos lo tienen claro...se dejan llevar por las musas y ya todos sabemos lo caprichosas que son.

      Y ya veo que tú si eres uno de esos que entienden a los gatos...como buen artista que eres, jajaja...y que te diviertes mucho con tu gata, no es habitual, pero se dan casos como el tuyo. Se dice que hay personas hurañas que no quieren saber nada con la gente y se lleva bien con los gatos. Pero claro, los artistas...sois otra cosa.

      Beso grande, Isidoro.

      Eliminar
  9. Cómo disfruté con El Bosco este año, ahora gatos... es que ni los veo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, a ver si se van a esconder los gatos al verte, jajaja
      Besos.

      Eliminar
  10. Los gatos son mis animales preferidos para tener de mascota, tuve uno muy querido por mí, independientes pero no por eso mal agradecidos, muy cariñosos, muy fieles, y grandes compañeros en todo momento. Adoro a los gatos siendo yo un felino por naturaleza.

    Besos dulces Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dulce, tengo amigos escritores con gato, y raro es el que no tiene uno. Lo malo es que tienen también fecha de caducidad...y se mueren, y sufren, por que el gato doméstico dicen que no envejece paulatinamnete sino que es de pronto que languidecen y muere...y si le has cogido mucho cariño...pues se sufre. Y era de esperar que un poeta de tu talla le gustaran los gatos.

      Besos gatunos, dulces...

      Eliminar
  11. Muy cierta la estrecha relación entre gatos y artistas. Hemingway tenía una curiosa afición: en su casa recogía gatos con polidactília o sea, con un dedo de más en sus patas. Aún se conserva esta casa convertida en museo y donde reside una colonia de gatos cuidados y esterilizados. La visité en Cayo Hueso, Florida.Te recomiendo la visita.
    Besos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante lo que cuentas, de esa afición de Hemingway por los gatos con polidactília. Algo un tanto inquietante si se trata de los humanos; de tener más dedos que los cinco dedos (de frente, jaja) y ya veo que tú has viajado mucho, Miquel ¡qué suerte! yo me meteré en Internet para documentarme más, jaja.

      Y hablando de dedos, en estos días estoy viendo que se ha implantado como una moda aquello que mencionaste en uno de tus relatos, lo de que uno de los personajes pone las manos formando una jaula juntando las yemas de sus dedos, jaja, todos los políticos y todos los que salen en los medios televisivos ahora lo hacen, es una plaga, están poseídos de un mimetismo absurdo.

      Besos.

      Eliminar
  12. :)

    Halaaaaaaaaaaaaa...

    Mi poema y yo damos saltos de alegría!!!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo me alegro más de darte una alegría con tu propio poema...
      Y no te vayas, amigo, que aún hay más...
      Besos.

      Eliminar
  13. Los gatos tienen algo misterioso, por lo menos es lo que queremos ver en los gatos. Fascinan las mujeres felinas, tanto las que se disfrazan como las de naturaleza felina. Suelen estar en las historietas, personajes como la sensual Tigra, que tiene un rabo.

    Y en la ciencia ficción, que describe a mujeres con ojos de gato, pelo atigrado. Y piernas muy largas en relación con el resto de su cuerpo.
    El detalle que algunas mujeres de ojos felinos son crueles, aprovechando su capacidad de aumentar el nivel de feromonas, a voluntad.

    Una obra de arte El Jardín de las delicias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa idiosincrasia de los gatos es lo que lleva a muchos creadores de historias a abundar en esas fantasías asemejadas a los gatos, las mujeres con esas característica felinas; de seducir e ignorar al seducido al mismo tiempo, es lo que crea esa atracción felina y a veces fatal en los hombres.

      Y aunque no lo parezca, quizás en el Jardín de las delicias, mirándolo con ese punto fantástico se pueda encontrar algo de eso...además de esa función gatuna que lleva a los seres humanos a la perdición...

      Besos.

      Eliminar
  14. Un amigo ha encabezado su último poemario con esta cita de Antonio Muñoz Molina: "Todos los gatos siguen viviendo en el antiguo Egipto". No son en absolutos animales domésticos, aceptan vivir con nosotros por interés, su independencia es innegociable. Soy muy gatuno, aunque no tengo. Me fascina El jardín de las delicias, le dediqué más de media hora la primera vez que estuve frente a él, y sin embargo te confieso que no había caído en el detalle del gato. Gracias por hacérmelo notar. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que los gatos, aunque estemos acostumbrados a su presencia, la verdad, creo yo, que no todos tengamos esa capacidad de convivir con ellos. Y si te paras a observarlos...es que son tan distintos a los perros. Por eso creo que atraen tanto a los artistas; porque en el fondo son indomesticables.

      Y esa frase: "Todos los gatos siguen viviendo en el antiguo Egipto". me ha parecido de lo más atractiva.

      Un abrazo con un beso.

      Eliminar
  15. Se expuso su obra en Madríd y una amiga me regaló una funda de gafas con el triptico del Bosco, la bayeta limpiadora es como un mini tapiz... le tengo gran aprecio a este regalo, y sobre los gatos... qué te puedo decir!!
    Los adoro... tuve uno de niña, que sólo le faltaba la palabra, un par de entradas en mi blog van dedicadas a él, como tú dices... su muerte fue traumática para mí. Y ahora tengo a Will, muy gato él, pero con el misticismo que enamora.
    Perdona, mi niña... divagué.

    Mil besitos, Marián y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te hicieron un regalo bien bonito. No me extraña que lo aprecies tanto.
      Yo de pequeña jugaba mucho con los gatos, y a uno de ellos que era precioso, le hacia muchas picias porque era el que más me gustaba. Y a veces se ponía furioso y saltaba por las pareces, hasta tal punto que una vez me dejó una marca de arañazo en el brazo izquierdo, creo que ya será una marca para siempre de mi querido tigrecito...
      Ahora yo ya no tengo, pero se me van los ojos cuando veo a alguien tan enamorado de su gato.

      muchos besos y feliz fin de semana.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.