..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

miércoles, 15 de junio de 2016

Culto al Diablo


Los textos mágicos de mucho rituales dedicados a los poderes del mal son, a menudo, considerados por las religiones más modernas como ritos paganos.
Sin embargo en la Biblia se relata una serie de rituales que tenía que seguir por obligación, el pueblo de Dios. Se trataba, nada menos, que de hacer una ofrenda de un macho  cabrio a un demonio del desierto. Este demonio tenía un nombre: Azazel, y más adelante Moisés introdujo el rito de cargar sobre el macho cabrío todos los pecados del pueblo de Dios, llevándolo después al desierto.


Pero antes de todo esto, había que hacer ante el altar unos ritos con la sangre del chivo expiatorio, haciendo aspersiones que, con los dedos, el sacerdote tenía que hacer alrededor del propiciatorio por siete veces. Después el sacerdote tenía que apoyar sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío y confesar sobre él todos los pecados del pueblo de Israel. Una vez realizados todos estos ritos había que soltar al animal y dejarlo libre en el desierto.

"Esto lo tendréis como estatuto perpetuo para celebrar expiación de los hijos de Israel de todos sus pecados una vez al año" Levítico, 16.

Moisés tenía muy claro que había que rendir culto al Diablo y pedía a su pueblo que no dejara de hacerlo...


En la simbología esotérica y desde tiempos remotos, el macho cabrío, así como los cabros, cabrones y cabras están asociados al fuego sexual, la fecundación y la fertilidad. Por ese motivo en diversos pueblos al referirse a los jefes y reyes, se les asociaba el adjetivo de cabrones o machos cabríos. Incluso en la Biblia, que es el libro sagrado de las diferentes formas religiosas al macho cabrío, hay referencias interesantes al respecto.


Los cuernos resplandecientes de Moisés.

La relación entre el simbolismo bíblico del macho cabrío, los guías del pueblo hebreo y las fuerzas sexuales, se explica con más propiedad en el siguiente texto del Avatar de la Era de Acuario: “La historia dice que cuando Moisés bajó del monte Sinaí después de haber recibido los mandamientos de la ley de Dios; los israelitas le vieron dos rayos de luz en la cabeza a manera del macho cabrío de Mendes; este es el motivo por el cual Miguel Ángel lo plasmó con dos cuernos de luz y la tradición al cincelarlo los convierte en el mármol como cuernos común y corrientes y siempre saliendo de la cabeza. Resulta interesante que el macho cabrío es el símbolo de la fuerza sexual del hombre”. (Samael Aun Weor. Sí hay infierno, sí hay diablo, sí hay karma).



16 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues sí, Alfred, y aún hay cosas más curiosas que no conocemos.
      Besos.

      Eliminar
  2. muy interesante tu entrada de hoy.
    Me ha gustado y saco en conclusión que por eso se dirá "estás como una cabra"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dichos, todos, todos, tienen una explicación, ya lo creo que sí.
      Me alegra que te haya gustado, Tracy.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Tengo que confesar que a mí todas estas cosas me causan un gran respeto. Supongo que tememos a todo lo que desconocemos, a lo que no podemos dar una explicación. Pero de alguna manera, siento que sí hay algo de verdad en cuanto a la existencia de esas cosas. Que si bien no creo en un infierno con diablillos corriendo de un lado para otro, sí creo en la maldad, esa pura y dura, injustificable…de la misma manera que creo en la antítesis de ella. Ambas son parte del equilibrio de la vida, y no descarto que haya quien pueda o sepa, utilizarlas para algún fin, mediante algún tipo de ritual.

    Nunca me había preguntado por el sentido de los cuernos de Moisés… Por lo que te agradezco este interesante post, además de que como ya te digo, es un tema que me atrae, al tiempo que me causa un gran respeto.

    Un placer, Marián!

    Mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ser humano tardó mucho tiempo en conocer sus contradicciones. Como dice Saulo de Tarso: "quiero hacer el bien, pero siempre termino haciendo el mal". Y es que aunque se dice que Dios nos hizo a su semejanza, lo cierto es que todos nacemos con una caja de Pandora dentro de nosotros, y a veces se abre por circunstancias inesperadas. Las religiones siempre han tratado de encauzar ese lado malo, y por eso creo yo que se inventaron al Diablo. La Biblia es un libro de lo más interesante, es una recopilación de muchas cosas, ten en cuenta que aunque se diga lo que se diga está escrita por nosotros; los seres humanos. Lo de los cuernos de Moisés ahora lo suelen explicar los guías a algunos turistas.
      Siempre encantada, con que me leas y disfrutes.
      Muchos besos, Ginebra.

      Eliminar
  4. Los que nos gobiernan ahora son unos cabrones.
    Pero por otros motivos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según la RAE, Un cabrón, es un tipo perverso, que juega malas pasadas.
      O un consentidor de adulterio...

      ¿Te explicas ahora por qué se dice que "le han puesto los cuernos"? ¿ves como todo tiene sentido?

      Y a ti, Toro, quien te los ha puesto, los cuernos, digo, o...será que ha sido por ser un macho alfa...jajajaja.
      Ya me contarás.

      Un beso enorme.


      Eliminar
  5. Tu post induce a muchas reflexiones. Leí hace poco en un artículo, que una de las máximas de toda ideología política que buscase perpetuarse en el poder era buscarse un buen enemigo al que poder echarle la culpa de todos los males. Supongo que, como norma general, todo Dios necesita de su Diablo y viceversa. La eterna regla de la compensación, de los opuestos. Así no es de extrañar que todo culto monoteísta haya de mantener activo un paralelo culto al diablo. Me parece muy interesante lo que explicas sobre la obra de Miguel Ángel y los cuernos de Moisés. Son esos detalles que siempre pasan desapercibidos hasta que alguien te los cuenta. A partir de ahora, cuando vea una reproducción de esa escultura, me acordaré de ello. Hay numerosas referencias curiosas sobre la obra de Michelangelo que hacen muy interesante el estudio de su obra.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isidoro, a mi me gusta que los que llegáis hasta este humilde rincón, dejéis vuestras reflexiones; porque de vuestras reflexiones nacen las mías. Me gusta darle muchas vueltas a todo, como ya te habrás dado cuenta. A veces no queda nada claro, pero divagar también es un entretenimiento en estos lares de la blogosfera...
      La palabra es una de las mejores cosas que tenemos ¿no? bueno...no sé. Decía Sartre que hablando siempre podemos llegar a malos entendido...je, je, y en cualquier momento se puede enrollar uno, como yo ahora...;)
      Ya está.

      Besos.

      Eliminar
  6. juraría haber comentado. El Moisés irradia una fuerza de tal calibre que es el más humano de marmol conocido. Sobre el diablo, ¿ no nacimos a su imagen y semejanza?

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé...jajaja ¿no te habrás perdido en algún callejón?

      A mi también me extrañaba que no dijeras nada...

      Y sí, creo que es Miguel Ángel que parece que tiene un soplo divino...o al menos sobrenatural.

      Besos.

      Eliminar
  7. He leído y oído sobre las cabras, cabritos cabrones, que perece ser que esa palabra puede ser interpretada para reconocer a ese animal con cuernos y también para dibujar al diablo.
    Por otro lado se les suele llamar bulgarmente cabrones a quien son engañados por sus compañeras y también a quien maltrata a sus semejantes.
    Lo de cargar los pecados a un macho cabrío y los cuernos de Moisés no lo había oído.
    Muy interesante, un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del macho cabrío y los cuernos de Moisés no lo has oído nunca porque, aunque está en la Biblia de una manera muy explícita, las religiones que dicen que se basan en ella nunca lo mencionan...como tantas otras cosas que nos ocultan para manipular la doctrina que nos quieren inculcar.

      Muchas gracias por comentar, Ambar, un beso.

      Eliminar
  8. Es curioso como esa imagen medieval de los demonios fue tomada de los faunos, los sátiros. Seres que no pensaban en ser los villanos de las historias, sino en perseguir ninfas, que a veces deseaban ser alcanzadas.
    Me gusta los datos que tiras, que suelen ser ignorados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando algo me sorprende a mi, también me gusta contarlo, para dejaros con la boca abierta...pero en tu caso además siempre me aportas algo nuevo, gracias.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.