..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

lunes, 11 de abril de 2016

Respuestas...


Yo, que me paso la vida haciéndome preguntas; preguntas y contrapreguntas, repreguntas y preguntísimas, hoy he recibido una pequeña luz intermitente...  he recibido por fin una respuesta que me ha abierto los ojos:

Las preguntas carecen de importancia. Cualquier pregunta, la más importante, la más inquietante, la más inteligente, todas ellas caerán derrotadas ante una respuesta veraz...

Las respuestas...esas sí que podrían esclarecer la Verdad...si pudieran...


32 comentarios:

  1. No estoy muy seguro de tu reflexión, para mi las preguntas es lo importantes, respuestas puede haber varias, el concepto verdad es muy relativo, incluso la ley que trata de ser verdadera es subjetiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los abogados la verdad es un muñeco que se deja vestir de mil maneras. No hay travestí más indecente que esa verdad...que manipulan para que se pueda establecer la autenticidad de la prueba.

      Eliminar
  2. Hola Marián.. La vida esta llena de preguntas, preguntas, sin respuesta, preguntas con respuestas a medias o sesgadas, que satisfactorio es encontrar respuestas, pero aveces que difícil es, y cuantas aristas tienen esas respuestas..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el campo de las respuestas siempre hay un manojo de incongruencias y mentiras...
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Si hasta dicen que no hay preguntas inquisidoras que son las respuestas capciosas las que son culpables de malentendidos. Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, en las respuestas está el quid de la cuestión.
      Abracito.

      Eliminar
  4. La verdad está en la respuesta, cierto. Pero sólo en una de ellas, pues hay tantas respuestas en el aire como preguntas sin respuesta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas respuestas tienen vocación de mentirosas...
      Besos.

      Eliminar
  5. La vida es un misterio. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas, Amapola. Besos.

      Eliminar
  6. Pienso que lo has definido perfectamente… No es tanto el medio para llegar a donde queremos, que el propio resultado de éste… Es más, por muchas preguntas que se generen en busca de una verdad, todas desembocarán a su propia contradicción, pues no hay verdad absoluta que defina un hecho. Por lo que la pregunta carece de peso e importancia. El eje de toda duda, reside en esa respuesta que nosotros queramos o consideremos darle.

    Qué maravilla, Francisco Céspedes…

    Un placer, Marián… Visitarte es siempre un bonito viaje al conocimiento y a la reflexión…

    Mil Bsoss!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso digo siempre que las respuestas...si pudieran...dirían la verdad, pero es que todo es tan sutilmente improbable...

      Francisco Céspedes tiene una voz preciosa...yo me creo todo lo que dice ;)

      Besos.

      Eliminar
  7. No puedo estar más de acuerdo con lo que dices de las respuestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que las respuestas van siempre a favor del que las da. Y cuando no es así en ellas está la verdad...

      Eliminar
  8. En las respuestas encontrarás el camino. Cierto

    Te invito a una caña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el camino siempre hay piedras para tropezar si no andas con ojo.

      Gracias por la invitación, pero no son horas.

      Eliminar
    2. Con tu respuesta confirmas el encuentro con un camino.

      Un café? 😜

      Eliminar
    3. Sí, por favor, con azúcar. Si no tienes la pongo yo.

      Eliminar
    4. ya vamos acercando posiciones. El azúcar nunca falta. La sosería viene de serie, en mi caso.Me gusta indagar

      Eliminar
    5. ¿Y qué crees que vas a ganar con indagar?
      marear la perdiz puede ser un entretenimiento cuando no se tiene otra cosa mejor que hacer...jajaja.

      Eliminar
    6. cuando la perdiz se marea, normalmente poco vuela

      Quizá haya cosas que hacer, pero no sean mejor que leerte. El postre no te lo ofrezco

      Eliminar
  9. Existen dos tipos de preguntas. Las que nos hacemos para cambiar la realidad que percibimos y las que nos hacemos para justificarnos por todo aquello que no hacemos. Las primeras llaman a la acción de acuerdo con nuestra conciencia, las segundas llaman a la excusa.

    A partir de ahí, todo son preguntas. Y cada uno de nosotros somos la gran pregunta para cada uno de nosotros.

    Hay muchas preguntas que no tienen importancia, como bien dices. Lo importante es el acto de preguntar.

    Besos,
    Andoni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces en el acto de preguntar va implícita la respuesta...hacer las preguntas adecuadas...puede que eso implique el resultado de la respuesta.
      Besos.

      Eliminar
  10. coincido en que las preguntas se formulan para obtener respuestas, sin ellas, carece de sentido la pregunta. Y atormenta justamente eso, preguntar algo (sobretodo a una misma) y no encontrar la respuesta adecuada.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si haces una pregunta y no obtienes una respuesta...también eso es una respuesta.

      Besos.

      Eliminar
  11. Cómo era aquello???... y cuando teníamos las respuestas nos cambiaron las preguntas...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y luego están las preguntas trampa...

      Besos.

      Eliminar
  12. El peligro de hacer o hacerse algunas preguntas, es que pueda escuchar uno las respuestas que no desea.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es ¿quien quiere conocerse uno mismo? a mi miedo me da...

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hermosa imagen. Es para volverse un erudito.

    ¿Y que tal si se necesita poner a prueba a las potenciales respuestas? ¿Que tal si aparece una prueba que desmiente a una supuesta respuesta?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Para eso están las respuestas...para seleccionar la que conviene a tus intereses...puedes mentir y mentir y tomar el pelo a la gente. ¡Ah, que tú no eres un ministro! jajaja. Bueno, pues eso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Yo me pregunto únicamente,donde está quién me responda clavando la voz en sangre.La respuesta que me dé,en cierto modo,sabré que es la adecuada,por la sencilla razón de que nadie respondió aún,salvo con maquillaje de carnaval y máscaras venecianas.
    Besos...

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.