..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

viernes, 8 de mayo de 2015

Un coito y nada más...


Lo bueno de ti es que nunca eres el mismo cuando hacemos el amor...Sí, tú te ríes si lo llamo amor. Pero así lo llaman los franceses cuando quieren decir sexo. Ya sé, tampoco esto te parece original, pero nunca te he engañado diciéndote que soy una mujer que pueda sorprenderte. Pero te entiendo, porque si hay una cosa que sé con certeza, es que cuando ya estás cachondo puedo hacer de ti lo que quiera...

Mis pliegues y repliegues ocultos se llenan del deseo de tu sangre, de tu sangre de ganas...y mi deseo creciente me inflama hasta los bordes. Buscas mis muslos y te adentras en esa piel suave y cálida de la entrepierna, tu aliento calienta mi deseo que sale al encuentro de tu lengua...Dios...mi clítoris enardecido arde en tu lengua, en tus lamidos suavemente salvajes...bebes,  acaricias, lames...me matas... crecen los contornos y crece tu deseo y ahora mis ganas...Tu glande buscando el calor húmedo de mi boca. Calor que llena mi boca,  que busca mi lengua, que inunda mi garganta. Sed de ti, de tu polla que se enardece y eleva como un monolito mitológico, el caudal de tu vida rebosante de tersura...escroto divino que invita a lamerlo con mi lengua insaciable...leche de vida, presa todavía, atrapada por el placer que deseas infinito. Tranquilo, te digo, disfruta el momento...mira el paisaje de mis tetas de aureolas pictóricas, pezones casi adolescentes que se enervan insolentes ante tu mirada, que crecen en tamaño y dureza ante la magia de tus ojos ensimismados de mirada turbulenta...boca desencajada cuando paseas tus dedos por mi vientre y mi ombligo. Me pongo a horcajadas y juego con el paisaje de tu cuerpo, paso mis dedos por tus pezones, mordisqueo tu cuello, el lóbulo de la oreja, beso tu boca, me quedo ahí prendada de la sabiduría de tus labios, de tu lengua que explora mi garganta. Cambio de postura y acaricio tus recovecos, busco la piel fina de tu saco escrotal. lo beso, lo lamo, acaricio tus muslos...me paseo por el paisaje de tu cuerpo...acaricio tu perinéo, lo beso...mmmm...paso mi lengua por esos suburbios oscuros...cierras los ojos, experimentas un intenso placer y quieres que dure...que dure... Sí, sí, mi coño palpita sintiendo la humedad caliente que baja por todo mi centro...vivamos la intensidad del momento...No quiero morir todavía...
Tu polla está erecta,  caliente, húmeda,,,entre tu vientre y mis tetas la atrapo, busco un cobijo, una letanía de placer...mis pupilas prendidas  en tu mirada, mi boca llena de tu polla, que succiona,, que roza, que golpea suavemente...


...y mi coño pierde los estribos...te busca, quiere penetracíón, me acoplo, nos acoplamos ¡Fóllame! Fóllame fuerte, hablame, dime algo de lo que no está escrito, palabras inventadas que describan el verdadero sentido de la lujuria, locura ardiente, placer demoniaco...desbórdame, consúmete conmigo, mátame, porque yo si quiero...quiero, quiero..."¡te quiero!"...quiero morir matando hasta caer fulminados de placer...

Estamos vivos, aunque sumidos  en un tan agradable  relax  que nos hace cerrar los ojos. Yo entro en un sueño ligero, casi un ensueño, y tu respiración rítmica me anuncia que te has dormido plácidamente.

Una hora más tarde te levantas sigilosamente, te duchas y te vas. Pensaba ingenuamente, que te irías con el olor de mi cuerpo puesto. Pero no. Yo sin embargo me quedo un ratito más remoloneando entre sábanas. disfrutando aún de los aromas. 

Por ultimo abro los ojos y veo su corbata colgada del respaldo de la silla. Testigo mudo que me grita: "Volverá a buscarme, tiene una reunión importante"... ahora lo entiendo todo, lo de la ducha e irse tan sigilosamente...


24 comentarios:

  1. clara , explícita y libre

    así da gusto

    muy directa

    ResponderEliminar
  2. Hola Marián, te felicito, hacía mucho que no me excitaba tanto con un texto, un cito y nada más... y nada menos, excelente... ahora me siento súper juguetón, no se me ocurre nada mejor para un espléndido viernes por la tarde como el de hoy que darle rienda suelta al deseo.
    Volverá, seguro, pero no a por la corbata. Yo volvería ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al Tagrí, pues no sabes cuanto me alegra que te quedes algo impresionado con mis letras, una escribe para gustar y si encima me dices que te excitas...pues figúrate.

      Besos.

      Eliminar
  3. Bonito relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafael..
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Espectacular y fascinante entrada.

    Mil besitos, Marián y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te haya gustado, Aurora.
      Besitos.

      Eliminar
  5. Esta vez tu magia al teclado me dejó convertido en un feliz voyerista de tu intimidad literaria. Soy un pobre mortal que gracias a tus líneas de fuego, paladea en tus letras el placer de los dioses.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Carlos, te agradezco muchísimo el comentario tan bonito que me dejas...la verdad es que no esperaba que os gustara tanto. Tú, además, que pareces un hombre muy leído. Mil gracias.

      Eliminar
  6. Tus letras llenaron de imágenes mi cabeza. Y sube la temperatura...

    Me gusta tu estilo, no es la primera vez que te lo digo.

    Besos.

    PD: Lo tienes "atado" con la corbata; está a tus pies. Volverá. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es verdad, Kine, que me lo has dicho más de una vez, y me encanta que disfrutes leyéndome.
      El detalle de la corbata... Sí, jajaja...

      Besos.

      Eliminar
  7. Erotismo mágico, envolvente y fantasía orgásmica!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchísimas gracias, Gustavo, no sé que más decirte, me dejas sin palabras.
      Besos.

      Eliminar
  8. Magnífico es poco. No es la mejor definición pero es que odavía estoy salivando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... Eduardo, que ya me parece demasiado que vosotros los escritores me dejéis comentarios tan estimulantes. Gracias.

      Eliminar
    2. Yo solo soy un aficionado.Es textos como los tuyos se ven donde hay verdadera madera. Gracias a ti

      Eliminar
    3. Gracias, Eduardo, eres muy amable.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Marián el erotismo y la sensualidad se desborda de tus letras, que intensidad, que pasión... un texto que invita a imaginar, a sentir... enhorabuena por el y por el blog.
    Me quedo por aquí...
    Besinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias H... por venir a leerme y dejar comentario. Encantada que te haya gustado.

      Besos.

      Eliminar
  10. Se me ocurrió una arbitraria cita de un extraño cuento de Philip Dick:
    "Entonces Chien la atrajo hacia él, haciendo lo que ella pedía y él quería hacer. La muchacha fue limpia, se movió con eficacia, con rápidez y cumplió su parte. No se molestaron hablar hasta que por finTanya dijo 2Oh" y se relajó
    -Me gustaría que pudieramos seguir para siempre-dijo Chien
    - Lo hicimo-dijo Tanya- Es algo fuera del tiempo. No tiene límites, como un océano. Así eramos en la época cámbrica, antes de que emigramos a la tierra. Es como las antiguas aguas primordiales. El único momento en que retrocedemos es cuando lo hacemos: Por eso es tan importante para nosotros. Y en aquellos días no estabamos separados, eran como una gran gelatina, como esas burbujas que flotan hasta la playa"

    Aparte de la cita, coincido con Perla Gris. Muy intensas tus palabras, muy vitaless. Y bien elegidas las imagenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante la cita de Philip K. Dick. Tú siempre dejas aquí cosas valiosas para mi. Ya sabes que me intereso por toda esa literatura de ciencia-ficción. Gracias.

      En cuanto a la entrada te diré que no es precisamente en este registro en el que me encuentre a gusto; no creo que me sale bien., pero bueno, por experimentar...en realidad creo que he estado bastante menos explícita de lo que hubiese deseado. Gracias también por hacer mención de las imágenes.

      Eliminar
  11. ¿¡Qué es la felicidad, sino esos momentos de pérdidas del ser en el otro? ¿Qué otra pequeña muerte nos permite resucitar? Tu erotismo dignifica nuestra existencia, pues la trascendencia es sólo una cuestión de perspectivas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Javier! Te había perdido la pista. Has estado callado...como ausente ;)
      Y no sabes la alegría que me has dado con tu comentario. Muchísimas gracias. Espero seguir leyéndote.
      Besos.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.