..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

domingo, 17 de mayo de 2015

La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía. Beethoven


La vida debería ser como la música: una consecución de movimientos armónicos. Sin embargo, la mayor parte de las veces la vida se comporta como una fotografía, es decir, como un instante aislado, como un segmento que no hay forma de orquestar. Contemplamos un instante y, al hacerlo, intentamos oir la música de lo que fuimos, pero la mente es simplemente incapaz de trenzar los hilos. No existe  inercia en una imagen porque en ella está casi todo dado. Un sonido, en cambio, no nos invita a detenernos (no nos invita a estudiarlo). Su propia percepción implica que el cerebro está activado, que se han atado los hilos, que la tarea ya ha concluido. Lo sublime de la música es que se nos ofrece como un resultado. Su mera percepción es una celebración. Precisamente  porque no podemos entenderla, gracias a su opacidad, su poder para quebrarnos es infinito. La música no exige voluntad, sino que impone movimiento. Este movimiento no es un dictado o una directriz, es una grieta que se abre. La música nos prehabita, llega siempre sin avisar. Todos los que aman la música, saben que hay algo alienígena en ella. Por otra parte, la tesis de que alguien pueda "no amar la música" nos resulta,como poco, impensable. Todos nos sentimos afectados por ella. Es más: todos deseamos ser música porque la vida, cuando es plena, no se nos ofrece como una tesis , sino como un resultado.


20 comentarios:

  1. Así debería ser la vida, pero...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...pero sí, la ponemos nosotros a veces.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La música hasta amansa a las fieras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde siempre, en el paraíso era un bálsamo.

      Eliminar
  3. Y curiosamente la música es algo notablemente matemático, no sería posible sin ciertas relaciones matemáticas. Y se conocen una forma concreta de producir emociones, las escalas mayores tienden a producir buen animo. Las escalas menores tienden a inducir la melancolía.
    La música parece un ser un indicio que los mitos tenían algo de realidad. Tal vez fue un regalo de despedida de esos seres, que se fueron a otra parte, si es que existieron.

    Y si la música es sublime, elegiste un buen ejemplo para demostrarlo. Ese tema instrumental de una de las grandes películas de ciencia ficción, toques de novela negra, con el detective implacable y la mujer fatal, que no es humana pero lo parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la música te trasporta, te lleva, te cambia...y entonces no estás para analizar cómo se hizo, notas su armonía, su cadencia, su poesía...y sabes que es algo perfecto...
      Muchas películas perdería parte de su valor sin esas bandas sonoras.

      Eliminar
  4. No te preocupes... Nunca la sabré... Quizás sólo fuera un instante... Pero buscaré la música para ese momento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un momento sublime lleno de música...de letras...

      Eliminar
  5. El otro día volviendo en coche con un amigo de Madrid hablábamos sobre cine y coincidimos en que Blade Runner era una de las mejores películas que existen.

    Claro que sólo es una opinión... bueno, dos.
    :)

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi es maravillosa, cada vez que la veo encuentro algo nuevo, y alegorías de muchas cosas.

      Salud.

      Eliminar
  6. o tres...


    No hay un solo día en mi vida en que no haya escuchado música. Cuando aun no podía ponerla me la ponían. Y sigo.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la melomanía es una de las mejores cosas...

      Eliminar
  7. Hace tiempo que sospecho que la música no es solo la más excelsa de las manifestaciones humanas de la belleza, sino que trasciende todo arte, hasta confundirse con la vida.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso creía también el gran Beethoven.
      Abrazo.

      Eliminar
  8. Gracias por acercarte a mi orilla y atracar en ella.

    En mi opinión, la música está asociada a la memoria y a la emoción, lo cual viene a ser lo mismo. Con ella vibro, gozo y lloro, es el arco de mi violín. La música me provoca movimiento corporal y evasión mental.
    Saludos y gracias por seguirme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también opino lo mismo, que la música tiene ese poder; nos traslada en el tiempo, nos hace revivir momentos que la música hace inolvidables...cuantas veces al oír una música hemos vuelto a otro momento memorable.
      Gracias a ti por venir y comentar.

      Eliminar
  9. Me ha encantado esta entrada, Marián. Alguien dijo que la vida no está para comprenderla. Me gusta cuando Galeano dice que canta el pájaro sin saber que canta o juega el niño sin saber que juega. La armonía que no se busca conscientemente. Lo "normal" es actuar para justificarnos o para protegernos... como si hubiera algo que justificar o proteger. Como si hubiera algo nuestro. "La música no exige voluntad, sino que impone movimiento", "es una grieta que se abre". No toda la música consigue la armonía y no todos escuchamos igual esa armonía. Yo creo que he conectado con la armonía de tus palabras :)

    Dejo una muestra de uno de esos temas que calan y agrietan. Estaría muy bien que os animárais a compartir alguno que os emocione ;) https://www.youtube.com/watch?v=XCrjdPlKYWQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi sí que me ha encantado tu comentario, y más por esa mención que haces de Galeano.

      Y muchas gracias también por el regalo que me dejas y por tus palabras tan amables.

      Eliminar
  10. Así como los sonidos en la naturaleza son la música del universo. La música como arte, es el alma de la humanidad. Ella es, una de las formas más hermosas que tiene el hombre de transformar sus sentimientos en melodía. Y se vuelve comunión de multitudes cuando cala en el espíritu de las masas.

    (Marián, tus escritos son música para mis oídos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que la música influye muchísimo en nuestro estado de ánimo. Esos sonidos de armonía y ritmo...que a veces te invitan a bailar y otras te dejan como levitando y con el vello de punta.

      Juan Carlos, me encanta que te guste lo que escribo...además, porque....si te hace dejarme comentarios tan maravillosamente armónicos...

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.