..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

domingo, 1 de marzo de 2015

Una postura arriesgada…



La democratización de Europa  tiende a producir personas preparadas para otro tipo de esclavitud, en el sentido más sutil. Pero en casos más aislados  y excepcionales, el tipo de persona fuerte y consecuente consigo misma, llegará necesariamente a ser más fuerte y más próspera que lo fue hasta el presente, gracias a su educación libre de prejuicios, gracias a la prodigiosa diversidad de sus actividades, de sus talentos y… disimulos. Lo que quiero decir es que la democratización de Europa es también una de las causas que concurren involuntariamente a formar tiranos, entendida esta palabra en todas sus acepciones.

En España tenemos el ejemplo del que nos representa en las Cortes, sumido en las condiciones nuevas que permiten, en general, rebajar al hombre a un nivel mediocre, al del animal de rebaño, útil, laborioso y apto para esa nueva tarea. Buen trabajador y mal charlatán, por no llamarle abiertamente embustero, de voluntad débil y muy adaptable para las necesidades del amo.

Pero como digo al principio,  esas condiciones también crean, en casos aislados y excepcionales el tipo de hombre fuerte gracias a su educación libre  de prejuicios, personas inteligentes con salidas de emergencia para salir a buen recaudo. Por ejemplo, utilizar la teoría de juegos. Un estudio de estrategias de la toma de decisiones, como puede ser “el juego de la gallina”, un juego que se aplica como metáfora a una situación en la que dos bandos se enzarzan en una escalada de intereses encontrado y en la que sólo el orgullo evita que se echen atrás.. Bertrand Russell comparó la carrera armamentística y la escalada  nuclear al juego de la gallina.

La versión moderna del juego de la gallina ha sido objeto de investigación en la teoría de juegos, en la que está asociado a los juegos que no son de suma cero. El principio subyacente es un importante método de negociación. Se puede decir que es una estrategia en la que cada una de las partes retrasa hacer concesiones hasta que el final del período de negociación es inminente. La presión psicológica puede obligar a un negociador a ceder para evitar un resultado negativo. Puede tratarse de una táctica muy peligrosa, ya que si ninguna de las partes cede se producirá una colisión.

******

“Mi confesión será más bien como una ventana desde donde examinar minuciosamente mi punto de vista sobre un capitalismo europeo repugnante, afligido por la crisis y profundamente irracional, cuya implosión, a pesar de sus muchos defectos, debería evitarse a toda costa. Es una confesión con la que convencer a la izquierda radical de que tenemos una misión contradictoria: evitar la caída libre del capitalismo europeo para ganar el tiempo necesario para formular su alternativa”

Yanis Varufakis





28 comentarios:

  1. Hay quien se atreve a prometer lo que no está en su mano cumplir.

    Hay quién se lo cree.

    Normalmente el "prometedor" no carga con las consecuencias.

    El credulo, si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para ser tú un tipo que se salta todas las reglas...estás muy seguro de que este es un obstáculo férreo y que NADIE pueda derribar.
      Recuerda que todos los imperios caen...iEl deterioro de los imperios es inevitable. Uno tras otro cae ante la descomposición social interna.

      Eliminar
    2. La postura de la chica es arriesgada pero representa lo que querría realizar con pasión, a pesar de lo que supone. Es similar a la de Yanis Varufakis y otros pensadores y políticos que ya han podido constatar que este sistema caduco y endogámico de unos pocos contra muchos, no es sino la punta de un iceberg llamado "dictadura democrática". ¡Qué barbaridad! Dirán algunos. Pues mire usted, no, no es ningún disparate. Estos gerifaltes de la demagogia barata, tramposa, particularizada y malvada, no son sino quienes levantan una barrera para impedir, con el miedo, claro, que los dóciles empleados de sus "posesiones" no vean la luz donde ellos han implantado la oscuridad. ¡Que pase el tren que me lo trago! Este es el objetivo que debemos buscar ante estas tropelías, escándalos y mediocridades de unos seres ineptos que han hundido a países limpios. Por supuesto, los alemanes no ganaron las dos primeras guerras mundiales, afortunadamente, pero con esta tercera, la económica, están machacando sin ley ni orden a toda Europa. Estupendo artículo.

      Un gran y cariñoso abrazo, querida Marián.

      Eliminar
    3. El austericidio, es decir; "matar la austeridad", todavía no ha empezado. La táctica del Ministro de Finanzas de Grecia me parece muy valiente. Seguro que lo último que hay que hacer es rendirse diciendo que "las cosas son como son" y no hay quien pueda cambiarlas. Yo soy de las pocas personas que cree que "si se puede".
      Ahora el Señor Rajoy utiliza (esta "pausa" concedida a Grecia) como arma arrojadiza, quiere con ello tapar su inutilidad y su falta de sensibilidad...ellos que tan cristianos se autodefinen, les importa tres pepinos que haya niños que pasen hambre. Y yo lo que no entiendo es cómo los pobres puedan endeudarse tantísimo...es una aberración de este sistema financiero. En fin, tantas cosas que no se entiende..
      .
      Gracias, Antonio, por tu comentario tan lleno de sabiduría, como siempre.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    4. no creer a quién promete lo que no depende de el no es pensar que no se puede derribar cualquier muro.

      vivir sin las reglas impuestas no significa no pensar.
      se trata de ser responsable de las elecciones que se toman.

      el curriculum de la mayoría de los ministros del nuevo gobierno griego nos conduce al antiguo partido comunista griego que además del indudable mérito de enfrentarse a los coroneles nunca denuncio el sistema político de la antigua URSS.
      Y, evidentemente, no creer en la aventura helena no significa ni de cerca apoyar la política del PP en este país nuestro.

      Eliminar
  2. En España tenemos un lacayo.
    El más servil de los lacayos europeos.

    ResponderEliminar
  3. Así es TORO, un inútil que nos está haciendo mucho daño; él y los suyos que se han hartado de robar y que no les importa echar a la puta calle a gentes honradas, que las dejan sin techo y con deudas...mientras que Rouco Varela vive en un "pisito" que el mismo Dios lo quisiera...no tiene verguenza...por no decir que son unos SINVERGÜENZAS.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Interesante

    Una base teórica necesaria para cambiar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los inteligentes razonan, los inútiles se someten.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. No me gustan las generalizaciones...tampoco me gusta juzgar sin estar en la piel de otro y el lacayo.. supongo...que tambien tendra motivos y razones que podria dar...equivocadas o no... igual que no voy a tocar las creencias de la gente....
    Tal vez vivir en un piso mejor o peor no te hace ni mejor ni peor persona...tal vez y solo tal vez...pueda ser igual de malo quién desahucian que quién disfruta de piso en la castellana...
    poco más que añadir...soy de las que no tiene un puto duro...ni un trabajo...pero no me atreveré a juzgar a un lacayo específico...ni de cómo ni de porqué...
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contemporizar es optar por la postura más fácil. Y por supuesto que nadie tiene el derecho de decir a otros lo que tiene que hacer. Pero ya sabes la frase célebre de Luther King: "Nuestra generación no se arrepentirá de las obras y de las palabras de las malas personas sino del silencio de las buenas personas".

      Un beso.

      Eliminar
    2. Supongo que a veces la mejor opción es guardar silencio...sobre todo...si lo que se tiene que decir no tiene sentido...
      interesante reflexion marian...pero no la comparto...y ojo que soy de las del paro y ni un puto euro... pero creo que el estado de bienestar no implica la manutención del Estado a todo hijo de vecino... sino un fondo que va más allá...y un modo de dar instrumento a esos hijos para que puedan mantenerse solitos...y que por suerte hoy...parece hemos salvado ese mínimo...aunque no sea para todos y sea.con los instrumentos adecuados o no... pero con los que se han podido...
      y repito otra vez...no sere yo quien juzgue a quien vive en la castellana...por el hecho de vivir alli...es hipocresia pura... del no saber qué decir y tomarla con quién afortunadamente goza de ése disfrute al margen de sus creencias o politicas...que por otro lado...son libres de vivir a su modo...pues buenas o no...son las suyas....y respetables al 1000% mientras no se pongan a poner bombas...creo yo...
      Si hoy tenemos problemas no los ha provocado todos el lacayo, como tu dices marian, ni rouco varela...más bien la ineptitud de una izquierda escondida que nos abocó a una caida libre en crisis y una derecha que desde su posicion derecha no ha podido llevar a cabo mas que decisiones...equivocadas o no...con el unico objetivo de mantener a flote el barco y para poder reconstruir un pais hundido....pero...perdidos estamos todos y sino mira la fe ciega en política de mercadillo sin fondo y sin forma que otras alternativas nos sirven en bandeja y sobre las que creemos nos van a salvar...y no son mas que utopias sin ningun tipo de sentido común...que lo único que pueden hacer es convertirnos en la risa...ojala la gente inteligente se lea algun programilla electoral...cortinas de humo...eso veran....
      interesante reflexión...mucho...
      un beso

      Eliminar
    3. Hablamos de derechos mínimos y elementales que el pueblo va consiguiendo a base de dolor y lágrimas. Y por supuesto que cualquier derecho conlleva un deber. En eso de acuerdo. Pero estar sometidos a un sistema de capitalismo repugnante...eso es insoportable porque es a costa de los más débiles. Y eso no es querer vivir del Estado; es vivir con dignidad porque eso es vivir con arreglo a la Constitución Española (derechos humanos). Así que ya ves que este debate no se trata de buenos o malos, se trata de cumplir con las reglas establecidas para que unos pocos no se enriquezcan a costa de empobrecer más aún a los pobres.
      Gracias por tomarte tu tiempo en comentarme y te lo agradezco, sobre todo porque nunca espero estar de acuerdo con todos.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Le damos la derecha a Grecia, o la izquierda. Le damos la mano a la alteración de un orden demasiado podrido. UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo humanidad, y parece que a Rajoy le importa más "su derecha" que el bienestar de la gente...que dicho sea de paso, el estado de bienestar se lo están cargando.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Espero que los del FMI y los burócratas alemanes comprendan que asfixiar un país no es la mejor manera de ayudarlo. No podemos seguir siendo lacayos del proyecto Neocom de Merkel y compañía.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos han metido en un bucle que no sé cómo vamos a salir. Al margen de tecnicismos y siglas de todo tipo...sabemos, intuimos más bien, por algún libro leído o comentado que la humanidad va por ciclos. Ahora vienen cambios, sí o sí. Para bien o para mal, eso no lo sabemos...pero el burro enterrado en el pozo consiguió salir a la superficie...cuestión de saber gestionar lo que nos queda. Yo tengo esperanza.

      Un beso Miguel.

      Eliminar
  9. Hola Marián, tema liviano para distender las neuronas ;)
    Esta semana, leyendo una entrevista al economista belga Bruno Colmant, me di cuenta de que muchas voces dentro del "establishment" económico comienzan a hablar sin tapujos de lo que para muchos de nosotr@s era un clamor: "He comprendido que la economía, es en primer lugar una cuestión de sociología, de decisiones políticas, de antropología y de psicología. La economía no es una ciencia absoluta, es un conjunto de disciplinas que convergen, pero sólo dentro de un marco político dado. No se puede hablar de economía sin marco político, no tiene ningún sentido. Lo he comprendido con Paul Krugman. No existe una economía espontánea, que sería naturalmente justa, equilibrada y socialmente solidaria. La economía de mercado no es justa por sí misma, conduce a que haya monopolios, a pobres y a ricos."
    La situación mundial está llegando a una encrucijada, a una situación similar a las previas a las dos grandes guerras pero con la diferencia de que adolecemos de grandes personajes en la clase dirigente capaces de afrontar los problemas con valentía y visión de futuro por un lado, y una sociedad narcotizada y desorientada por el otro. El caso español es especialmente triste, el plegamiento a los intereses de las grandes multinacionales es total, aunque solo fuera por rancio nacionalismo deberían de dar un golpe en la mesa para reivindicar una mejor vida para sus compatriotas pero está claro que no es su cometido.
    La vieja Europa, la democrática, la sobradamente preparada Europa a día de hoy no está en disposición de dar ejemplo ni de liderar nada en absoluto, se encuentra fuertemente dividida en no menos de tres grandes grupos con intereses enfrentados de modo que no se puede esperar nada bueno.
    No sé si los vientos de cambio que empiezan a soplar por el sur nos traerá una vida más justa, eso nadie lo puede saber pero lo que está más que claro es que un cambio profundo es posible y es necesario. Habrá que dar una oportunidad antes de decir que no pueden cumplir lo que predican, lo que podemos esperar de lo malo conocido no tiene duda: cero patatero.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te imaginas lo interesante que me ha parecido tu comentario. Arroja mucha luz al asunto que estamos debatiendo. Sobre todo a mi, que como te puedes imaginar no tengo ni idea de economía. Y tampoco oyéndoles a ellos; los profesionales, te lo dejan nada claro...Y si te hablan de macroeconomía, apaga y vámonos ."He comprendido que la economía, es en primer lugar una cuestión de sociología, de decisiones políticas, de antropología y de psicología. La economía no es una ciencia absoluta, es un conjunto de disciplinas que convergen, pero sólo dentro de un marco político dado. No se puede hablar de economía sin marco político, no tiene ningún sentido. Lo he comprendido con Paul Krugman. No existe una economía espontánea, que sería naturalmente justa, equilibrada y socialmente solidaria. La economía de mercado no es justa por sí misma, conduce a que haya monopolios, a pobres y a ricos." Intereantísima la cita que me regalas de Bruno Colmán. Gracias.
      Lo que también noto en este tema es que los economistas no se explican con mucha claridad para los profanos; nos meten eufemismo constantemente y nos confunde, cuestión de semántica supongo; palabrería, que diría mi abuela. Bueno, la definición de Rescate es para nota.
      Muchas gracias por todo, un beso.

      Eliminar
  10. Si no fuera por la avaricia de unos pocos habría pan para todos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que no hay que andar con tantos rodeos...se puede decir tan claro y con pocas palabras, ohma, La barita mágica de las tarjetas que lo que tocaban lo convertían en oro y a consecuencia de eso ha habido que rescatar a los bancos...y todo se reduce a eso: el latrocinio descarado de unos pocos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. A mí me preocupa el aumento de extremismos. Por un lado los pseudocomunistas, y por otros los pseudonazis. Es muy compleja la vieja Europa, la nueva que llaman eurozona sólo tiene en comú la divisa, y R Unido y Suiza ni eso. Es complejo, sin duda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Reino Unido, Suiza, Dinamarca y otros.
      Dicen que Dinamarca es donde menos corrupción hay.
      Es complejo porque hay intereses contradictorios pero que por inercia todos pasan por el aro.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Anónimo3/04/2015

    Es tremendo lo que está pasando en España, la corrupción va saliendo de las cloacas como las ratas. No sé adónde vamos a llegar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que es para reflexionar...tanto tiempo tapado todo y ahora sale todo de golpe.

      Saludos.

      Eliminar
  13. Muy interesante debate, desde luego. Yo pongo el foco en la relación de fuerzas, que está cambiando: las oligarquías energéticas y financieras europeas han hecho y deshecho durante años. Daba igual el partido de derechas o de izquierdas en el poder: ambos debían rendir pleitesía a los ricos, privatizando para ellos, bajando sus impuestos, abaratando las condiciones de trabajo, salvando sus pérdidas con dinero público... Y parece que por fin, aunque sea por necesidad, ya que el paro y la precariedad condena a l@s de abajo, la mayoría popular se inclina por opciones a la izquierda: recuperación del interés general, de las empresas privatizadas y del sistema social (me hace gracia esa falsedad de "vivir del estado", cuando los únicos que viven del estado son los altos cargos y gestores políticos del sistema: vivir con 426 euros no es vivir del estado).

    En Grecia está en juego por dónde empezará ese camino y hasta qué punto podremos hablar de una alternativa o de otro parche más...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya veremos cómo repercute al bienestar de los griegos esa nueva alternativa si la hay. El Ministro de economía y finanzas Yanis Varoufakis parece un tío inteligente, digan lo que digan los medios de comunicación el tipo cae bien, yo creo que tiene encanto. Los logros no conviene airearlos por aquello del contagio. Yo espero que den una vuelta a la tortilla.

      Un saludo.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.