..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

domingo, 8 de marzo de 2015

Una interrogación


¿Corazón encadenado? Espíritu libre. Cuando se encadena el corazón y se le tiene cautivo, se puede conceder mucha libertad al espíritu.  Ya lo he dicho otra vez. Pero, a menos que lo sepan ya, nadie me cree.

No hay fenómenos morales, no hay nada más que una interpretación moral de los fenómenos.

Nietzsche


32 comentarios:

  1. Y así se nos aparecen como aberrantes prácticas de otras culturas, aunque me gustaría que llegásemos alguna vez (una utopía) sobre la necesidad de desterrar ciertas violencias innecesarias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La libertad de poder elegir lo que es moralmente correcto al margen de lo establecido. Inmoralidad es perjudicar y hacer daño a otras personas a sabiendas. Si alguien sufre por un desamor yo recomiendo que ponga al día sus sentimientos...

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha encantado la frase del Nietzsche..
    No hay fenómenos morales, no hay nada más que una interpretación moral de los fenómenos.
    Saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El concepto moral, como ya es sabido, va en función a nuestras creencias; la mora está sujeta a las reglas establecida. Hay que desterrar el pensamiento cautivo.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Tenía razón, aunque al rato lo negase

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso él ha pasado a la historia...porque tiene reflexiones para todos los gustos.

      Eliminar
  4. Una verdad aplastante que trae de cabeza a aquellos que les gusta imponer su criterio.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, creo que cada cual debe actuar a su libre albedrío.

      Un saludo

      Eliminar
  5. Y de este dicen que instigó al nacismo... si le hubiesen leído esto quizás se hubiese matado sólo a los ángeles querubines que lanzaban flechas sin ton ni son...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se dice mucho, sí, y sobre todo lo dicen aquellos que nunca lo han leído. Para tener una opinión correcta no hay que fiarse de otros que te cuentan lo que han leído ellos. Lo lees tú, y opinas.

      Eliminar
  6. Tal vez no existe tal cosa como un corazón desencadenado, tal vez lo que existan sean diversas clases de cadenas, las de las represión, las interpretaciones morales, las de la fría razón o las de las emociones desenfrenadas. Tal vez la supuesta libertad sea un equilibrio de cadenas opuestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo me ha gustado este comentario!
      Apoyo la propuesta en su totalidad, o dicho más claramente, me encanta ese "tal vez".

      Eliminar
  7. Marián Gracias por estar en la lista de nuevos seguidores es un placer pasar por su blog y entusiasmase con sus letras Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mio al verle aquí y dejar un comentario con tan amables palabras. Gracias.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Pero, tendrá que venir a por el corazón, antes de que se lo quite otro, no?.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atrapar corazones y luego vivir con el temor de que otro se lo quite, no sé, no sé...

      Saludos.

      Eliminar
  9. ¿Y no se puede dejar al espíritu también encadenado? La libertad da muchos quebraderos de cabeza. Y de corazón.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo que buscas es un dueño... ¿o me equivoco?

      Abrazos, como siempre.

      Eliminar
  10. El amor siempre tiene su lado más o menos posesivo... de eso sabía lo suyo Nietzsche quien dijo aquello de "Cuando salgas con una mujer prepara el látigo", aunque sí que es cierto que un acto no es en si moral o inmoral, depende de como se interprete.
    Saludos! Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Lo del látigo se lo decía a Lou Salomé porque sabía que a ella le iba la marcha...pero con ella era un blando, toda la fuerza se le iba por la boca y así le fue...

      Besos.

      Eliminar
  11. Oh si... no ha nacido quien sea capaz de encarcelar mi espíritu.
    Ni yo podría.
    Ni quiero, claro.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un TORO SALVAJE muy toreado creo, pero quizás echándole un poco de valor....

      Besos.

      Eliminar
  12. Muy toreado????
    Jajaaa
    No sé como tomármelo, jajja

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Tómatelo en el mejor sentido, Toro...SALVAJE, jajajaja,,,
    En el sentido de que nadie te puede engañar...y menos torearte para que muerdas el polvo...;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo con el segundo párrafo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una buena frase de Nietzsche.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Anónimo3/14/2015

    Todos somos unos voayeur en potencia
    Y cuando morimos... pues dejamos de ser espectadores en este teatro
    Tal vez la curiosidad sea uno de los grandes motores que mueven este mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro. También yo creo que es la curiosidad lo que nos hace avanzar...

      Eliminar
  16. Tan elegantemente genial como siempre. Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchísimas gracias por tus palabras tan amables, celebro que sea tan grato para ti darte una vuelta por este blog. Gracias.

      Abrazo fuerte.

      Eliminar
  17. Mi querida amiga, cierto... Tan cierto como la negativa sistemática a pensar serenamente en la moral de los fenómenos. Realmente, creo que se comprende poco el sentido de libertad y de interpretación. El aborregamiento es muy potente.

    Un gran y cariñoso abrazo, querida Marián.

    P.E.: No recuerdo el comentario que ya escribí anteriormente. Se ha perdido y me preocupa que de vez en cuando sucedan estos fallos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más lo siento yo, Antonio, que sucedan estas cosas: la tecnología que siempre falla cuando más falta hace. Que se pierda algo escrito por ti me duele, y más aquí que siempre aprendo cosas y me das que pensar sobre los temas. Y es que a veces Blogger se pone a hacer de las suyas...(tengo este blog abierto en blogger, en el escritorio, y no hay manera de cerrar y salir del escritorio). Ya he dado cuenta del problema y nada. Paciencia hasta que se estabilice el sistema, supongo.

      Beso grande, Antonio.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.