..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 11 de noviembre de 2014

Vida de mi vida…


Hay dos únicos modos de vivir: hacia fuera y hacia dentro. Hacia  fuera tu felicidad es extrínseca y depende del pronóstico del tiempo. Hacia  dentro tu equipaje puede ser muy ligero  y tener bastarte con muy poco… o algo muy grande; tanto como tú quieras. Sobra decir que la gente verdaderamente inteligente rodea el problema comportándose como si hubiera muchos modos de vivir, o mezclándolos y alternándolos  a su antojo. La gente inteligente crea ficciones útiles y se atrinchera en ellas. Porque eso y no otra cosa ha de ser la inteligencia: una ficción al servicio de la vida.

26 comentarios:

  1. Buena reflexión, pero desgraciadamente hay muchos a los cuales la vida se la dan ya elegida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y creo que todo depende de cómo afrontemos los hechos. Nuestra actitud también cuenta, creo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Siempre exotérico, Marián.
    Me gusta como escribes, claro que eso ya lo sabes, pero me gusta repetirlo.
    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Enrique.
      Buenas noches.

      Eliminar
  3. l última frase me ha encantado.

    ResponderEliminar
  4. La gente inteligente debiera crear siempre presentes mejores, pero es la libertad de ser...se acaba actuando según y cómo convenga. Tal vez no es cuestión de inteligencia, sino de humanidad, pero no entiendo mucho.

    Buen post. valiente. Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humanamente hacemos lo que podemos, eso sí, si acertamos o no es ley de vida, y cada cual lo entiende a su manera.
      Gracias, Alba, un abrazo.

      Eliminar
  5. A veces, la mezcla resulta un camino interminable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno hace de su capa un sayo.

      Eliminar
  6. ¡Qué listos algunos y sus ficciones!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je, cada uno se lo toma a su manera.

      Besos.

      Eliminar
  7. No me gustan las ficciones útiles, prefiero las realidades variables. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo son realidades, la imaginación es un hecho. Abrazos.

      Eliminar
  8. Quizá un equilibrio sano entre las dos formas...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, siempre buscando la manera de ser más feliz.

      Eliminar
  9. Me gusta eso de conectarse con el adentro, como un refugio. Pero en algún momento hay que conectarse con el afuera, aunque sea para escribir las ficciones. Incluso para conectarse a la blogosfera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón te doy, Demiurgo, y qué sería de los escritores si no pudieran escribir sus imaginaciones...

      Eliminar
  10. Saber entrar y salir debe ser la clave, pero no es sencillo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todo en la vida, se adquiere habilidad haciéndolo.

      Un beso, Pilar.

      Eliminar
  11. La ficción nos puede ser muy útil, eso es verdad. Yo soy un géminis típico, dual, y me gusta combinar realidad-ficción como esas tramas en la que un ser del más allá irrumpe en una casa convencional.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja...es que somos así los humanos. Por eso está más que justificada toda la literatura, el cine, la música, las artes plásticas...Por eso somos el más cercano a los dioses de todos los animales que hay.

      Besos.

      Eliminar
  12. Está claro que el autoengaño y el autoconvencimiento pueden sernos muy útiles a lo largo de la vida. Quien domina estas artes se irá a la cama tranquilo, jeje...

    Un beso. Verdadero, no ficticio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida sería muy monótona sin nuestra imaginación...hasta viendo las cosas hay que echarles un poco de teatro...

      Un beso de verdad.

      Eliminar
  13. Esa dualidad que convive con nosotros. Esa mezcla de uno mismo con su imagen...

    Me quedo por aquí!

    ResponderEliminar
  14. Bienvenida y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.