..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

miércoles, 3 de septiembre de 2014

…en la playa


Me dirigí  hacia la orilla para que el suave oleaje acariciara mis piernas. Cuando el agua me llegó a la cintura me paré, no diré que en seco porque eso sería imposible estando en el mar casi desnuda, así que me zambullí a gusto. El agua estaba deliciosa. Salí hacia la arena de la playa. Apenas se podía contemplar su belleza porque ésta estaba tapada por un mar de personas de toda calaña: hombres con aspecto de oso, niños balbucientes, mujeres añejas… Y algunas jovencitas todo piernas, muy monas pero sin terminar de hacer. Y en el punto de mira corpulentos y depilados vigilantes de playa.

Y entonces…

Me puse a pensar el la belleza.
Ah, La belleza ¡Que cuestión más enojosa! ¿Por qué unos sí y otros no? Si la creación entera no es sino un entresijo de palabras ocultas ¿cuál es el mensaje de la belleza? ¿Cuál el símbolo de su pacto? ¿Es sólo vestigio melancólico de una edad de oro o perteneció al reparto universal? En aquel tiempo todo era bello, nada fue hermoso…

¿Acaso una promesa? ¿El anuncio de que en una era venidera la fealdad y la deformidad quedarán proscritas? Una era de armonía y gozo, olvido y reposo, tras tantos siglos de lasitud… o tal vez simplemente una distribución al azar, escapada de la mano divina…

Volví a tumbarme en la arena, y me puse a pensar en Heráclito durante un rato. Mis labios se movieron recitando de memoria:
“La misma cosa es vida y muerte, sueño y vigilia, juventud y vejez: mutuas metamorfosis…”




34 comentarios:

  1. Cuando yo era pequeño se admiraba la piel blanca " Es blanca como la manteca! Eso era símbolo de belleza.Todos anhelaban a las rellenitas y supongo que sabras el refrán " si tienes duda la más t....da!
    A la madurez todos somos igual de guapos
    Me gusta tui entrada , me harás pensar y escribir sobre la determinación de la belleza, más allá de la genética.
    Me gustan tus inquietudes y tu forma de manifestarlas
    Besos
    Sndré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Andrés, por supuesto que todo lo relacionado con belleza es subjetivo, es un punto de vista de quien lo contempla.Por ejemplo, en las artes plásticas todo depende del gusto personal; hay a quien le encantan los colores fuertes...y otros se mueren por los "pasteles". La moda es un invento moderno, o quizás no. Los romanos ponía broches muy sofisticados para sujetar las túnicas...y no digamos esos atuendos de guerra. También el tema de la vestimenta es todo misterio...ya que para decir quienes somos la ropa nos representa.

      Tengo que pensar algo para escribir sobre la ropa.

      Besos.

      Eliminar
  2. Espinoso tema. Subjetiva en parte, lo cierto que me vino a la cabeza un chiste pésimo

    Hablando dos amigas, una rubia, y comentan: la belleza está en el interior, y la rubia, responde: oye, que en la costa tambien hay guapas

    Perdón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, lo del chiste no es tan descabellado...ya que no sois nadie cuando contempláis una larga melena y una corta falda...

      Nada que perdonar, me ha encantado leer un comentario tan largo viniendo de ti, aunque sea aderezado con un chiste.

      Eliminar
  3. la belleza esta en los ojos de quienes miramos y es cambiante y va por modas, como dice Andrés mi abuela decía que era la mas guapa de sus amigas porque era la mas blanca y la mas gordita y si bien tenia las piernas algo torcidas no se le veían porque sus faldas eran largas. Tu entrada es guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes tenían motivos para estar guapas: iban muy tapadas y eso cubría muchos defectos.
      En aquellos tiempos dice mi abuela que el estar blanquita era signo distinción...ya que las mujeres que trabajaban al sol se ponían morenas y eso delataba que eran de clases más modestas.

      Gracias, Ester. Tú si que eres guapa.

      Eliminar
  4. Bonito relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bello es lo que a la vista place

    Un beso Bella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bello es aquello que te hace abrir la boca de admiración y exclamar: ¡qué belleza!

      Un beso, guapísimo.

      Eliminar
  6. TÚ SÍ QUÉ SABES CREAR IMÁGENES!!!
    GRACIAS.
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, ReltiH, por tus palabras.

      Besos.

      Eliminar
  7. Para la mayoría la belleza ya no existe, ha quedado proscrita por la moda y la moderna religión del cuerpo.
    Los nuevos creyentes se sienten inmortales, niegan la enfermedad, la decadencia y el dolor, e ignoran a su contrario a su vez.
    Es decir han matado la posibilidad de existencia de la belleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y todo eso es por la obsesión del consumo: han levantado toda una estructura sobre la belleza del cuerpo y los descerebrados van cayendo como moscas... el cerebro se obsesiona con cualquier cosa, en ese sentido es digno de lástima cómo se comporta...esos gimnasios matan a la gente, en fin..y todo por el consumo brutal.

      Y lo bonito que es la belleza natural...la de un bebé sin ir más lejos.

      Un beso.

      Eliminar
  8. No quiero emitir opinión ante tus lúcidas disquisiciones, sólo decir que tal vez, todos estemos en todo, en lo horrible y en lo hermoso... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque todo es según el cristal conque se mira...a veces se distorsiona todo...
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. La belleza es relativa. Me encanta tu reflexión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ES CIERTO, A VECES PARECE QUE NUNCA LO HUBIÉRAMOS VIVIDO. Me quedo con esa imagen aterradora y con esa "foto" ... "El agua estaba deliciosa. Salí hacia la arena de la playa. Apenas se podía contemplar su belleza porque ésta estaba tapada por un mar de personas de toda calaña: hombres con aspecto de oso, niños balbucientes, mujeres añejas… Y algunas jovencitas todo piernas, muy monas pero sin terminar de hacer. Y en el punto de mira corpulentos y depilados vigilantes de playa."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Enrique por venir a comentar.
      Me encanta que te haya gustado.

      Saludos.

      Eliminar
  11. La belleza está en los ojos del que mira. Es el único que puede ver lo que le gusta del exterior y del interior.Para gustos los colores y la actitud del observado. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, la belleza como tantas cosas, es un punto de vista, te gusta lo que te gusta y punto, no hay más. Besos.

      Eliminar
  12. Me parece que la belleza existe más allá de los ojos que la contemplan. Incluso hasta puede ver una relación matemática, como el número aurico. Los griegos intentaron definir la belleza y no lo hicieron mal. Aunque tal vez parezcan chillones los colores con que pintaban las esculturas.
    En Científicos industria argentino, programa de difusión, he visto jovenes científicas, trigueñas, con alguna nariz un poco notoria. Atractivas además de inteligentes.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta eso del "número aurico" por que en matemáticas siempre se busca la armonía a base de mediciones y cuadraturas...hasta encontrar lo que se busca. Muy interesante tu comentario. Gracias por esos datos que no conocía.

    ResponderEliminar
  14. La fauna de playa de verano ha estado muy de moda en artículos de opinión en diferentes periódicos durante estos dos meses. :-)
    Pienso que la belleza es una cuestión de perspectiva, también de cánones sociales, de prejuicios y modas que buscan la rentabilidad económica. De todos modos, siempre hay alguien que vence a la belleza física: la propia belleza, pero la interior. Será un tópico, pero verdadero.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verano ya sabes, Marisa, los jefes se van de vacaciones y los becarios a salir del paso con noticias ligeras sin mucho compromiso.

      Eso de la belleza interior...no termino yo de especificar "qué es lo que es". Todos somos bellas personas cuando nos conviene.
      Un beso, guapísima.

      Eliminar
  15. Te voy a contar que me ha pasado según leía tu entrada, tan absorto estaba en la orilla, el agua de las olas que siempre viene, los pies metididos en el agua -uno es un ser "aguático" y no lo puede remediar- y me acordaba que este domingo ya me han cerrado la psicina de verano, pues he leido el resto de la entrada y he tenido que volver a leer el segundoy tercer párrafo dos veces más porque mi cabeza estaba en otro sitio.
    Yo sería un ser de esos que se transformarían, pero seguro que los tritones no son tan bonitos como las "sirenas" o esos "seres" de la playa.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Ángel, a veces tus procesos mentales me desorientan un poco, jaja, pero bueno, que es igual, las sirenas siempre más bellas en la playa y los tritones siempre al acecho ;)

      Un beso te.

      Eliminar
    2. Jaja, las descargas eléctricas no debieron fundirme todas la neuronas.
      Los tritones siempre en el agua, son las sirenas las que pueden estar tanto en el agua como en la playa y mira que la mitología pintaba feos a los tritones, con escamas, aletas en las orejas, etc,
      Besotes.

      Eliminar
  16. Hola marián, es curioso que a mí en esas mismas circunstancias de disfrute de la mar y del sol también se me dispara la mente aunque hacia derroteros distintos. La cuestión es, creo yo, pensar en lo que sea por mero deporte, por el placer de hacerlo porque si, por que tú lo vales. Nunca me ha dado por meditar sobre el reparto aleatorio de la belleza... pero si por disfrutarla. Haberla, hayla y mucha.
    Un beso.
    Ahh, la música exquisita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me asaltan los pensamientos más inesperados en los sitios en que ni "pensaba" que se podría llegar a meditar. Por ejemplo, viendo la fruta del mercado del Corte Inglés, haciendo comparaciones con las naranjas o los pepinos...esta mente tan peregrina, no para de imaginarme todo tipo de cosas...
      Un beso.

      Eliminar
  17. Una mujer no se termina de hacer hasta que un hombre la hace mujer.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.