..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 19 de mayo de 2014

En busca de la felicidad…


La felicidad, según algunos ilustres pensadores, es una actitud no un estado. Y yo creo que voy en esa onda. Porque creo que la felicidad es… limpiar las persianas mientras escuchamos un aria, o pasar una hora agradable ordenando los armarios; poniendo lo de abajo arriba porque ha cambiado de estación el tiempo. Es pensar en que lo pasaremos bien al atardecer hablando con los amigos. La felicidad se encuentra en el momento; en ese minuto a minuto, no en la lejana promesa de algún día cuando…

¡Qué afortunados seríamos si nos enamoráramos de la vida que vivimos! Si fuésemos capaces de verla y atraparla en el momento en que pase como un globo impulsado por el viento. Si fuésemos capaces de ver todos esos momentos mientras caminamos de regreso a casa, quizás con la cabeza llena de problemas… pero con la capacidad de hacer una abstracción, y notar cómo tiñe el sol de fuego las ventanas de la ciudad, o escuchar los gritos de los chiquillos que juegan ya cerca del atardecer. Y sentir cómo se levanta el ánimo sólo por haber prestado atención a esa pequeñas cosas.

La felicidad es como una visita, como esa tía extravagante y jovial que se presenta cuando menos la esperamos y nos trae regalos inesperados… y desaparece dejando en el aire un olor a gardenias. No podemos ordenarle que venga. Lo más que nos es dado hacer es disfrutar de ella cada vez que se le antoja venir. Tampoco está en nuestra mano obligar a la felicidad a presentarse, pero sí podemos aprender a estar conscientes de ella cuando lo hace.



44 comentarios:

  1. Creo que la felicidad es una actitud y una costumbre. Y Pienso que como la salud, es el estado natural de las personas. Ser feliz debería ser obligatorio Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al fin y al cabo todo lo que hacemos es para conseguir estar bien...sea lo que sea, pero que nos satisfaga.

      Saltos y brincos.

      Eliminar
  2. La felicidad, ni idea de lo que significa, ni de lo que en realidad es, tan solo algún vago recuerdo de momentos en los que pude ser feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dicen, que sólo son momentos, pero mejor atraparlos si podemos.

      Eliminar
  3. Hola Marián, estoy totalmente de acuerdo, es una actitud, una postura vital, lo que ocurre es que no siempre te pilla receptivo la "tía de de las gardenias". En mi caso se instaló en casa el primero de enero y me temí lo peor pues vivía desde hace tiempo con mi amante dichosa, la melancolía y pensé que no congeniarían. Se llevan de maravilla oye, quien me lo hubiera dicho. El tema de cuanto se va a quedar, la de las gardenias, la otra es residente, no se toca por si las moscas, ella manda y es libre. En este estado de cosas la Callas me resulta más "divina" que nunca y me complace muchísimo que hayas elegido este tema.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todos modos yo no soy quien para decirte lo que tienes que hacer con esa tía que se ha instalado contigo en tu casa...hay quien la echa de su lado y luego la echa de menos...a todo se acostumbra uno. Conozco a gente que le encanta ese estado melancólico, pero ya te digo, en eso no se puede opinar, nunca.

      Si, la Callas ¿A quien estaría mirando de reojo en ese placo principal?

      Besos.

      Eliminar
  4. Yo también creo que la felicidad es una actitud. Todo depende de cómo se miren las cosas, es el vaso medio lleno. Y las pequeñas cosas, cuando las miramos de cerca son las que más nos acercan a ese estado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que unos estamos más predispuestos que otros a conseguir ese estado, cada persona es un mundo; hay muchos con tendencia al pesimismo...y dicen que son los que más se acercan a la realidad de las cosas. quizás con ese punto de vista también son felices.

      Eliminar
  5. La felicidad es como el azúcar en un café amargo (nunca debemos perder las esencias por querer endulzarlo todo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, también quitar hierro al asunto se dice también.

      Eliminar
  6. En tanto que una forma de actitud hacia la vida, dura miestraas e mantiene la sensación gozosa de vivir. Yo creo que hasta los 101 años sí puede durar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues puede que sea el carácter de uno, vete a saber... hay quien lo ve todo del color de rosa.

      Eliminar
  7. Seguramente somos mas felices, cuando imaginamos que cuando vivimos.
    De cualquier manera, bienvenida sea esa tía que no esperamos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, dicen que es el camino...lo que imaginas, la felicidad que te espera al llegar a la meta...
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo contigo, hat que mantener una actitud atenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces somos felices y no lo saboreamos en su justa medida porque no somos conscientes.

      Eliminar
  9. Quizá no llegue sola, para mí es un "gran pez" esperándonos sólo a nosotros en lo profundo del agua. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, que entonces hay que atraparla ¿no? pues eso también.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Cuesta retener la felicidad mucho tiempo. Se muestra esquiva cuando se anhela, apenas la disfrutamos cuando se presenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la idealizamos mucho, y cuando ya la tenemos no nos parece tanto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. UN PLANTEAMIENTO PARA POLEMIZAR UN BUEN RATO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un tema sustancioso, casi como el Tiempo o la Nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. la vida es, al fin y al cabo, un vaivén entre la felicidad y tristeza. lo más sano es encontrar un equilibrio.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, Belén, no quisiera darte la razón, pero... creo que sí que la tienes. Me has hecho recordar ésta frase: "La felicidad es muy peligrosa porque cuando se alcanza, inmediatamente te convierte en la antesala del llanto".
      besos.

      Eliminar
  13. Pues yo no soy capaz, me tomo las cosas demasiado a la tremenda. Bueno, sacar el aire de dentro -ese que no sale-, respirar hondo, cerrar los ojos y elevar la cabeza como mirando al cielo, eso lo logro en algunos momentos... eso me descarga.

    Un abrazo y tu cafelito.

    Verónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el cafelito, pero yo lo tomo algo más ligerito...no vaya a ser que me ponga un poco ansiosa, como te ocurre a ti, todo en su justa medida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Hay una canción de Serrat que ahora mismo no recuerdo que cita algo así, como un tipo por la calle fue feliz y eso me marcó; lo que me parece "terrible" es que los recuerdos son más felices que el hecho vivido en si y me imagino que debe ser alguna tara que traemos de serie.
    Coincido con muchos de los que dicen que es una actitud; algo así como feliz llama a feliz.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya sé a qué canción te refieres, es una de las primeras canciones de Serrat. Creo que es "Uno de mi calle me ha dicho que tiene un amigo que dice conocer un tipo que un día fue feliz"
      aquí
      Ahí lo tienes, pero no sé si lo he hecho bien...

      Y sí, soñar lo vivido también es soñar.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Gracias por u comentario en mi blog! :) Y sí, la felicidad está en disfrutar el camino más allá de anhelar el destino.
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, el camino mejor que el destino, la meta te hace pensar que quizás habrá otra meta por alcanzar...

      Y gracias a ti por venir, leer y comentar.

      Eliminar
  16. Qué bonita reflexión sobre un tema tan complejo como es la felicidad.
    Cada día encuentro un motivo para ser feliz, porque mi actitud es siempre positiva, trato de redescubrir el mundo todo el tiempo.
    Te dejo un beso muy grande y mi eterno agradecimiento por estar siempre.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien esa actitud, que como dicen los filósofos, e intuyes tú también, el mundo está por descubrir...dicen que son zancadillas que el azar te pone con mala intención cuando estás a las puertas del éxito...me refiero a esos pequeños tropiezos, que como decía Nietzsche, te hacen más fuerte...

      Agradecida quedo yo por verte por aquí.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  17. Marián. La felicidad es un jugo de maracuyá o el olor de la guayaba o el prado mojado. O esas son alegrías... ¿Cuál será la diferencia, entonces, entre alegría y felicidad?.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé...la alegría puede que sea una exaltación del ánimo, algo momentáneo, quizás. Hay personas con tendencia a estar alegres "que tienen un carácter alegre". Pero tampoco creo yo que la felicidad sea algo a tiempo completo...Y el colmo de la felicidad puede que sea ese éxtasis que a veces se experimenta viendo una obra de arte, un paisaje... es algo que no se puede explicar. Son momentos intensos, por tanto poco duraderos.

      Saludos.

      Eliminar
  18. No se si lo he entendido!, (como no tengo un intelecto superior como Cañete) quieres decir que lo que he sentido mientras te leía y escuchaba a María Callas es la felicidad?, porque si no lo es, sele parece mucho.

    Salud, Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces sigue sumando esos momentos y quizás eso sea la felicidad. No sé si sobra o falta intelecto, pero desde luego es difícil de explicar.
      Salud.

      Eliminar
  19. La felicidad son momentos fugaces e inesperados de alegría.

    Intentar atraparla es imposible.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que va a ser eso, Toro.
      Intentemos atrapar esos momentos.
      Aunque sea difícil...
      o tal vez imposible...

      Besos.

      Eliminar
  20. Hay que aprovechar el momento, esa felicidad es tan efímera que dura tan solo unos minutos, siempre se pude acuñar otra poca más. Tiene sus formas, cada cual la entiende a su manera, su forma de ser, pero siempre hay que guardarla para recordarla en los malos momentos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos ya todos tenemos una idea formada de lo que es...así que cuando no está, recordarla también nos puede ayudar.

      Saludos.

      Eliminar
  21. Pero creo que es mejor ir a buscarla, aunque sea algo esquivo, que se escape. Porque en la búsqueda tal vez se consiga algo, se proyecte, se sueñe, en el camino puede chocarse con emociones intensas. Nada de lo cual se lograría aceptando lo presente como algo feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vayamos a buscarla, Demiurgo, nada se pierde y quizás encontremos algo interesante..

      Eliminar
  22. La dificultad de posible definición que pontifique este estado, esta actitud, esta ilusión, este sueño, al que llamamos felicidad, es lo interesante de ella. Cada uno puede establecer cómo, cuándo y cuánto, se siente la felicidad. Algo verdaderamente interesante puesto que cada uno podemos decidir un estado al que asimilamos como estado feliz. Creo, Matián, que los mejores momentos que somos capaces de sentir son los que imposibilitan una homogeneidad. La diferenciación personal es tan importante como atractiva.

    Un cariñoso abrazo, querida amiga Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ahí creo yo que está el quid de la cuestión, Antonio, que son estados de ánimo muy difíciles de describir. Y es posible que sea eso; que cada uno lo sienta a su manera.

      Abracito, querido Antonio.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.