..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

lunes, 20 de enero de 2014

Tu vital enemigo


Busca tu contrario, que es tu complementario.
Decía el poeta.

Como cuando un globo se pincha
así de desinflados quedan algunos.
Cuando por cualquier razón
pierden a su enemigo.

Hay quien el sólo hecho de tomar impulso
al levantarse cada mañana,
se lo da el evocar a su enemigo;
su fuerza vital, su razón de ser.

Busca un enemigo importante, 
fuerte, competente
y saldrás de tu mediocridad.
¿Quien eres tú, insignificante ser sin relieve,
si no eres capaz
de producir un buen enemigo?
Dime quien te odia y
sabré quien eres… no lo olvides…
me dijo el filósofo:
El odio une más que el amor.





42 comentarios:

  1. Hay quien huye de los sueños y hay quien los persigue. Hay quien vive para combatir y quien vive para compartir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibir resistencia es más estimulante; sin fricción no hay conocimiento.
      Besos.

      Eliminar
  2. Algo que podría funcionar, como alternativa o como complemento, es personificar los aspectos negativos de la propia persona como un enemigo. Que las torpezas, dudas, inseguridades son obstaculos puestos por alguien más. Y que vencer esas fallas, evitar cometer esos errores, es vencer a ese enemigo tan cercano.
    Tal vez sea un ejercicio literario o solo una idea desechable que se me ocurrió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo más cómodo, saber que eres imperfecto y convertir tus defectos en tu enemigo.
      Pero lo bonito es la comunicación; la interacción, los choques emocionales...

      Y no, no está mal como ejercicio literario...le sacaremos punta a todo.

      Eliminar
  3. Es posible que así sea, pero normalmente es al contrario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, eso sí, pero ese sentimiento es tan efímero...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Desde mi punto de vista si el complementario es enemigo hay mucha disputa.

    Un beso. Me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... en la disputa está el gusto. Lo demás es amodorramiento.

      Un beso y encantada de que te quedes.

      Eliminar
  5. Sin el reflejo en el espejo, podría dudarse seriamente si realmente estamos aquí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más o menos estamos ya muy calados. Aunque nos veamos al revés...necesitamos al otro; al que no está.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Este Bunbury siempre me sorprende con canciones magníficas.
    Por cierto. Necesito buscar un gran enemigo. Me estoy quedando sin inspiración, y tal vez ahí resida la respuesta...

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, sí, Bumbury, tiene buenas letras.

      Y claro, todos necesitamos un poco de marcha ;) sin ninguna duda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. LOS OPUESTOS SIEMPRE NOS PERMITEN SER MEJOR. EXCELENTE PLANTEAMIENTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, ver en los otros aquellos que no nos gusta en nosotros...

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Mi contrario sois todos vosotros.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por llegar a mi blog, y así poder conocer, tan sentimentales letras como son las tuyas.
    Y gracias por poner a mi gran y adorado Bunbury.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Inma, tú si que tienes un gran blog.

      Gracias por tus palabras.
      Besos.

      Eliminar
  10. El mayor boicoteador es uno mismo. Por eso uno puede ser su peor enemigo.

    Autosabotajes al espejo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Nos gusta maltratarnos a nosotros mismos, a veces por esa sombra que siempre va con uno mismo.

      Un saludo.

      Eliminar
  11. Nosotros mismos, enemigos y complementarios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual lo dices, así es.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Busquenos un enemigo a nuestra altura...¿aprenderemos de él?

    Marián, un blog exquisito y elegante, te sigo, gracias por seguir el mío. !Salve!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué amable eres con tus palabras, Natalia!

      Gracias.
      Nos seguimos. ¡Salve!

      Eliminar
  13. Cuando no sabemos a quién odiar, nos odiamos a nosotros mismos. Que decía Chuck Palahniuk. Y, me temo que ese es nuestro peor enemigo.

    Placer, como siempre pasarse por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro. No podemos olvidar nuestro lado negativo...como vernos a través del espejo...
      Nuestros enemigos nos ponen a la altura de lo que somos.
      Y...lo que nos dice metafóricamente Chuck Palahniuk, totalmente de acuerdo.
      Es para mi un honor que me comentes. Placer el mio.

      Eliminar
  14. Visito tu blog, me gusta lo que veo y leo y me quedo.
    Por cierto: ante la duda yo siempre me quedo con el amor. esa unión por el odio suele desoldarse de inmediato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor dura poco...lo bueno es no perder la capacidad de amar.
      Con el odio no hay unión en el sentido de convivir, pero que si alguien te hace una putada muy gorda, lo recordarás de por vida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. ¡Buen poema!
    Un enemigo fuerte nos saca de la mediocridad porque nos obliga a argumentar por qué es nuestro oponente y reafirmarnos en lo propio y también a tomar algo de él. Nadie tiene toda la verdad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fanny, totalmente de acuerdo con todo tu comentario. Así es.
      Saludos.

      Eliminar
  16. Una estupenda reflexión.

    Bonito leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Amalia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Veo absolutamente todo y créeme, todo no es nada exagerado, es simplemente todo (me refiero a la portada).

    El odio se puede beber como una copa de vino pero al final si te emborracha acaba envenenándote. Quien odia no se hace un favor a si mismo y creo que tampoco al que es objeto de su "aprecio".
    Un enemigo reconocido es como un amor por complacer (curiosa analogía). El odio es una vorágine que nunca llega a saciar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El odio es un sentimiento muy fuerte y como tal dificil de erradicar. Si no se puede olvidar, lo que hay que procurar es que no te haga daño,

      Eliminar
  18. Marián, me paso por acá después de des-orgnaizar mi blog. he sido muy descuidado y quiero comprometerme en la blogosfera. Bueno, encuentro tu poema y la necesidad del enemigo,la frase final es genial, lapidaria. La verdad son importantes los enemigos, ellos nos hacen reflejarnos, analizarnos, son nuestros mejores yo-críticos.
    Saludos, me uno a tu blog y espero vuelvas a pasar por el mío: www.laraizdemenosuno.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Nos iremos leyendo. Eso seguro.
      Saludos.

      Eliminar
  19. Has escrito un sinfín de verdades.

    ResponderEliminar
  20. estoy totalmente de acuerdo con vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, pero también se admite controversia, eh.

      Gracias por venir a leer...

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.