..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 5 de noviembre de 2013

…en un suspiro…


Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto;
los treinta siguientes, el comentario.
Arthur Schopenhauer



21 comentarios:

  1. Puede que sí. Cuánto nos complacemos en el atardecer en hablar de lo que fue...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tan certero como siempre el cascarrabias de Arthur
    Besos

    ResponderEliminar
  3. "Árbol de sangre, el hombre siente, piensa, florece y da frutos insólitos: palabras".
    GENIAL!!

    ResponderEliminar
  4. Olá, bom dia.

    O tempo é de luzir. Então cada um de nós que busquemos o nosso Sol.
    Ele paira, e nos convida ao aquecimento do cotidiano. Não por que queremos, mas por que o tempo, exige em exposição, que cada um de nós, busquemos o nosso lugar. Abraços.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buena la cita! No la conocía...
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Estoy por el comentario...
    El domingo en mi blog te doy la bienvenida oficial, lo hago con todos los que os hacéis seguidores, es una manera de agradecéroslo. Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Muy cierta esta cita y además casi cuando nos queremos dar cuenta estamos hasta en el final de los comentarios.

    Me ha gustado tu blog mucho.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    qué bonito blog,
    me quedé encantada y regresaré a leerte por que me gusta lo que tienes aquí.
    Gracias por tu visita, yo también me quedo contigo.
    Un abrazo cálido, genessis.

    ResponderEliminar
  9. Sin dudas... a mi solo me falta el texto... jeje

    me sorprende la extension de tu sabiduria

    mi beso.

    ResponderEliminar
  10. Schopenhauer se asemeja en todo momento al badajo de una campana: cuando expresa un pensamiento se produce un ¡¡¡BANG...!!! impredecible.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  11. Como que somos algo lentos, no?
    Deberiamos tener el comentario antes de esas decadas, tendriamos mas tiempo para disfrutar hasta de nuestro ultimo acento.

    Eso hare yo, por eso no pongo los acentos ahora ;)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  12. No entiendo como los compañeros de Morrison pudieron hacer algo tan poco a la altura del grupo.
    No es comparable con Light my fire.

    ResponderEliminar
  13. Jo q depre yo ya voy a por el comentario a partir de Enero ... el caso es q me miro al espejo y tengo las mimas ganas de juerga sino más ;-P
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Vengo del blog de Ester y tal como te ha presentado, he sentido curiosidad por conocerte.
    Me ha gustado mucho lo que he visto, así es que me siento en esa silla que tienes preparada para los que te visitan y me quedo.
    Un placer conocerte.

    ResponderEliminar
  15. Me gusta y punto ademas que atrapada en este rincon. un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Y así se nos pasa la vida, me quedo por aquí , besos,ana.

    ResponderEliminar
  17. Si...y a veces ese texto de golpe se borra...y tenemos que volver a empezar a reescribir algo nuevo. Esperando que la historia termine con un buen y mejorado comentario. Sería ideal.
    Me encanta!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Hay comentarios capaces de levantar un texto normalito ¿verdad?
    Si la respuesta es no, no me lo cuentes.

    ResponderEliminar
  19. ▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒
    ▒▒▒▒▓▒▒▓▒▒▒▒
    ▒▒▒▒▓▒▒▓▒▒▒▒
    ▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒
    ▒▓▒▒▒▒▒▒▒▒▓▒
    ▒▒▓▓▓▓▓▓▓▓▒▒
    ▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒ ★Feliz Semana★
    ❥B E S I T O S

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.