..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

lunes, 3 de junio de 2013

El verbo iluminado


Me está sucediendo lo increíble y lo increíble es siempre la intensidad y la intensidad es siempre una mujer que escribe y que tiene sentido del humor. El otro día escribí el mejor relato que he escrito nunca. Lo peor es que lo sabía mientras lo estaba escribiendo: que iba a convertirse en lo mejor que había escrito nunca. Había rabia y ternura en cada palabra y todas las palabras eran escogidas por un motivo y nada era casual. No necesitaba mirar atrás para contemplarlo con perspectiva porque sabía que no podía detenerme, que el ansia de continuar acabaría llevándome a buen puerto. Y ese impulso ciego que te empuja y te arrastra  sin que puedas detenerte a comprobar siquiera la hora es precisamente la intensidad y es maravillosa.


24 comentarios:

  1. La intensidad es esa luz...

    ResponderEliminar
  2. Dejarse llevar, vivir, entregarse... ser y saberse.

    Siempre un placer visitarte

    ResponderEliminar
  3. Excelente definición también para apasionada, para una mujer que vuela mientras crea

    ResponderEliminar
  4. bueno , muy lindo todo pero ¿y el cuento?

    ResponderEliminar
  5. Pues hay que manejar con sumo cuidado la Intensidad.

    Beso

    ResponderEliminar
  6. Algunas veces, las musas suelen ser favorables y amorosas en su entrega. En esos escasos y mágicos momentos nada nos debe importar y, nada nos debe apartar del teclado, porque la idea jamás retorna de la forma que la recibimos en ese minuto apreciado.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. El mejor relato siempre está por venir...
    Lo llamativo es que autor y lector nunca coinciden en sus gustos.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  8. Darío:
    Sí, sí, es la luz del que escribe...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pilar V:
    Es lo que tiene escribir por libre, sin ataduras. Haces de tu capa un sayo y si te metes en un jardín ¿quien te va a pedir cuentas?

    Gracias, Pili, un beso.

    ResponderEliminar
  10. Belkys Pulido:
    Bienvenida, gracias por venir a comentar y leerme.

    ResponderEliminar
  11. Garriga:
    El cuento ya lo tengo y lo voy a contar.

    Dos besos, uno para tu vástago el artista, si me lo permites.

    ResponderEliminar
  12. Erik:
    La intensidad siempre es algo bueno ¿no?

    Beso.

    ResponderEliminar
  13. Taty Cascada:
    ¡Ay! las musas, a veces son tan juguetonas...te hacen ver lo que no es...pero no importa, te hacen crecer, y cada creación es un pasito adelante.

    Besitos, Taty.

    ResponderEliminar
  14. Humberto Dib:
    Es el mejor relato que he escrito, para mi gusto, de todo lo que he escrito. Lo mejor siempre está por venir...creadores hasta la muerte :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. La fuerza arrolladora del verbo iluminado es el espejo del orden y concierto de nuestro interior.

    Un beso, Marián.

    ResponderEliminar
  16. Cuando se perciben las palabras enlazadas y con un especial toque de sentido que eriza, seguro que es algo mágico para quien lo escribe.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  17. Yo he tenido esa sensación al escribir alguna vez, y es un flipe, lo malo es que, al final, en mi caso, el resultado no fue para tanto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Así es lo maravilloso siempre brota de altos niveles de intensidad.
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  19. Marisa:
    El verbo iluminado, jé,jé, un título quizás algo pretencioso ¿no? Nuestro interior a veces manda señales de coherencia, pero las más de las veces suelen ser de desconcierto...y en ese desconcierto es donde hay que explorar. La originalidad está a veces donde menos se espera.

    Besos, Marisa.

    ResponderEliminar
  20. Javier F. Noya:
    Amén, amén, besos, Javier.

    ResponderEliminar
  21. ANTONIO CAMPILLO:
    La escritura te lleva, o te dejas llevar...algunas veces ni idea tienes hasta dónde te lleva, pero te lleva. Y sí, es algo mágico porque con ello se disfruta. Y no siempre descubres un mundo, pero asomas la patita, y a veces te ven.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Enya:
    Pasa mucho eso, ja ja, levantarse de la cama a las cuatro de la madrugada y decirte: ¡lo tengo! Pero a las claras del día eso ya es otro cantar.

    Un beso, Enya.

    ResponderEliminar
  23. Aristos Veyrud:
    Lo maravilloso es sentirlo así: intensamente. Una sensación así está muy por encima de lo que luego salga de eso.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.