..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 1 de febrero de 2013

Poniendo a punto mis armas de mujer...


Nunca, nunca, sea en el ámbito que sea, es mi propósito ganarte en el combate...me encanta ser vencida por ti...es un deleite caer a tus pies...levanto la cabeza, entorno los ojos, hasta cerrarlos justo a la mitad de la pupila, lo hago por que una vez me dijiste que esa era mi mirada más seductora...es la única manera que tengo de dejarte sin palabras. Y aunque sabes que con ellas puedes ganarme en todos los sentidos, me gusta adentrarme en ese terreno en el que a veces te da un poco de miedo ser llevado por la mano de una mujer. Pero entras...pero sucumbes, porque te gusta lo desconocido, como a mi...

Y te llevo por vericuetos en los que contemplar tu cara de sorpresa me hace reír...eres como un niño, corriendo tras de mi, de esquina en esquina...disipa el miedo, te digo, nunca te daré un esquinazo sin avisarte primero...

No me hables de metafísica, sólo quiero recordar contigo aquellas imágenes que en el museo me hiciste contemplar para que las guardase en el registro de lo sublime, ¿era algo exagerado decir, como me dijiste; "la luz potentísima que es de hecho y de derecho la tiniebla"? Pero yo no atendía a tus palabras; sólo miraba tus labios con la pretensión de rozarlos con los míos...yo no hablaba en esos momentos, pero te lo decía con  los ojos..."que lo imperfecto y lo infinito eran lo mismo". Quise decírtelo así, sin palabras, porque quizás esas que salieran de mi boca fueran las tuyas. Yo sólo quiero contigo una lucha a vida y muerte...una pelea irracional...un cuerpo a cuerpo para elevarnos por encima de velos enturbiadores manteniendo vivo el contacto de la materia, contemplando el abismo de la carne tan relevante y violenta, y tan necesaria para elevarnos al cielo primordial sin reversos y sin secretos.

16 comentarios:

  1. se olvidará el museo , de inmediato

    ResponderEliminar
  2. ...
    ...
    ...

    Guau...

    ...
    ...
    ...

    Un escalofrío como un rayo
    y un hormigueo que cálido asciende
    llenando todo mi cuerpo...

    ...

    Por Dios...
    ¿y cómo dices que se llama este perfume con el que rocías tus palabras?

    Dosis pequeñas, por favor,
    me podría volver adicto...

    Esta noche no me atrevo a enviarte un beso. No.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien Marián cuando todo cuadra, cuando todo va conformando una experiencia tan agradable; y luego si finalmente se toca el cielo... entonces realmente puedes sentir que has vivido, que ya podrías morir. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. muy hermoso
    claro
    que me pregunto
    será que todavía el susodicho
    piensa que te ha conquistado
    con sus conocimientos metafísicos
    je
    si que sos una chica inteligente
    muy lindo el post

    ResponderEliminar
  5. La inteligencia en una mujer es un arma muy potente Marián y se nota que tú vas bien armada, creo que no tendrás ningún problema en que sucumba a tus armas de mujer.

    Solo por esos instantes, momentos, sensaciones etc, merece la pena todo, es lo único que nos llevaremos al otro lado, por ello no hay que perderse ni un solo instante de sensaciones...

    Besos guapa. y gracias por enlazarme en tu blog, todo un lujo para mi.

    ResponderEliminar
  6. Sensualidad y profundos pensamientos que se pueden llevar a una realidad de placer y vida. Jugar, ese es el secreto. Asombrarse, esa es la artimaña. Jugando y asombrándose conseguimos alcanzar cualquier momento personal, no es necesario copiarlo, ni recordarlo, debe ser personal e íntimo. Tan peculiar que pueda ser ejemplo a su vez de motivos para copiar.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  7. Noelplebeyo:
    ¿Tú crees? Él disfruta con esas creaciones artísticas. Es un artista.

    Pitt Tristán:
    Gracias, cada una es como es.

    ResponderEliminar
  8. j.:
    Jo! ¿Qué raro, no?

    ¿Ves como se puede decir muchísimo más con pocas palabras? Lo digo por ti, que en los comentarios demuestras una incontinencia verbal de libro. En uno de tus primeros comentarios dijiste: "El que sabe no habla. El que habla no sabe" ja,ja,ja. Yo creo que te lo vas a pasar de lo más divino de la muerte con alguna féminas de la blogosfera...aunque ¿no dicen que los polos opuestos se atraen?

    ¡Cuidado con los cortocircuitos¡

    Un beso, de los míos.

    ResponderEliminar
  9. Zavala:
    Es que es eso. Todos buscamos ese acoplamiento...Y todo los caminos son válidos. Igual tú necesitas el aire puro de la montaña para estar en forma en todos los sentidos...cada uno tiene que irse buscando a si mismo, y a veces está el cielo más cerca de lo que parece...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Garriga:
    Muchas gracias por tus palabras, a veces me gusta encantar...quizás todo sea una impostura...también utilizo muchos puntos suspensivos...para dar la impresión de poder leer también entre líneas...jajaja...

    Y sí, lo que más me gusta es gustar.

    ResponderEliminar
  11. Enya Crip:
    Bueno, bueno, qué encanto tienes para decir las cosas. Haces que una se sienta inteligente aunque no lo fuera...Pero te digo una cosa; los inteligentes saben reconocer la inteligencia allí donde la vean. Yo veo en ti mucha: inteligencia. De cualquier modo muchísimas gracias.

    Y gracias también a ti por enlazar mi blog al tuyo. También es un lujo, sí.




    ResponderEliminar
  12. Antonio Campillo:
    Lo bueno de esos encuentros es que nunca, nunca se repiten. Y es que las sensaciones, y los estímulos que las motivan, siempre son distintos. No se puede sentir lo mismo por mucho que lo intentes; siempre es diferente, y siempre la última vez, cuando hay esa armonía y todo cuadra, te parece lo sublime. Por eso es maravilloso experimentar, y es totalmente inadecuado ponerte a pensar en otro momento anterior. La vida en cada instante es distinta, y los momentos sublimes no se pueden copiar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. A los hombres nos fascina "vencer", y a vosotras, inteligentísimas mujeres, os encantan estos jueguecitos, ¿verdad?, jajaja... ;-)

    Un beso, Marián.

    ResponderEliminar
  14. Me reitero en lo dicho: "El que sabe no habla, el que habla no sabe"; y yo, que no paro de hablar, sólo sé que no sé nada. Y eso siempre lo digo en serio.

    Damas de la blogosfera... sí.

    Tranquila en cuanto a cortocircuitos: llevo seguro y no busco nada con ninguna de ellas. No hay expectativas aunque aparente haberlas... La realidad siempre te puede sorprender, pero no creo que sea de ese modo. Sin embargo, existen otro tipo de sorprendentes sorpresas... De vez en cuando me pongo mis ojos de asombro y ¡zas! Es mejor que...

    Estoy aquí para desaprender algo. Cuando lo haya hecho, desapareceré... flus... sin más. Estoy en ello. Los peregrinos zen decían que no se debe dormir nunca dos noches en la misma cama... ya sabes, la rutina es letal.

    Hoy sí me atrevo a mandarte un beso, ¿ves? ;)

    ResponderEliminar
  15. Has aprendido mucho en el museo, sin duda. Y siempe es para bien, no me caben dudas. Besos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.