..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Amar en tiempos de guerra...


Cuando ves a tu alrededor que el mundo se derrumba, cuando a tus pies caen del cielo los cascotes de la torre, y con ojos enrojecidos no puedes dejar de contemplar la caída irremediable hacia el sepulcro...y buscas entonces esa secuencia cósmica del abrazo, que es como una circunvalación de vida. Cuando tu existencia se asoma al balcón del abismo y sientes que la vida es un corazón abierto en canal con arterias atadas a lo efímero del tiempo...y la vida te reclama, y es entonces cuando abres todas las puertas al campo, invocas a la alegría y deseas borrar con un pañuelo de luz lo oscuro...Necesitas amar...amar a tantos congéneres como te sea posible...el estar vivo es un imperativo que busca desesperadamente un antídoto para la muerte...

 



15 comentarios:

  1. Así lo creo yo también, Marián. Es preciso poder estar en comunicación con seres que, a su vez, necesitan del amor para poder respirar, para hinchar los pulmones con fuerza, para vivir… Negarse a ello es tratar de no sentir.
    Entusiasta, potente y arrebatador texto que nos conduce por la senda que se debe seguir para alcanzar la felicidad. El vídeo, una preciosidad y tan dulce como tú.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  2. Es lo que te hace sentir verdaderamente bien. Entusiasta. Vivo. Alegre. Lleno. F.....

    Ya lo decían los Beatles cuando ni tú, ni yo(creo, jaja) habíamos nacido.

    Es lo que necesita el mundo y tu lo has recordado espléndidamente.

    Un beso Marián!

    ResponderEliminar
  3. ANTONIO CAMPILLO:
    Sí, es que parece tan sencillo, querernos. llevarnos bien. Yo creo que al ser humano aún le falta un hervor ¿no crees, Antonio? quizás sea la avaricia, que la hemos dejado crecer sin control y ha arrinconado al amor...esos purpurados, que ahora durante una temporada estarán en el primer plano de la noticia ¿en qué pensarán contemplando la obra de Michelangelo Buonarroti? ¿piensa acaso en todos esos seres que se mueren de hambre, de falta de amor y de todo?

    Si, Vangelis, una maravilla.

    Un beso, Antonio.

    ResponderEliminar
  4. Zavala:
    Ah, sí. los Beatlas...¿Te he dicho ya, Zavala, que manejas una sutilidad que me encanta? No, no habíamos nacido, jajaja...creo.

    Eso le digo También a Antonio. El mundo necesita más amor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Y cuando piensas que es posible que nunca mas lo tendrás entre tus brazos,o tus labios, o tus manos manoseando los segundos previos a un adiós y un no saber si lo volverás a ver, amar al límite de lo incierto...algo así tiene que ser como se ama en los tiempos de guerra,
    Yo creo que si todos nos centraramos mas en amar y no en amarse tanto a uno mismo o en amar al codiciado y vil metal, el mundo sería un lugar donde merecería la pena vivir...

    FELIZ DÍA DEL AMOR BELLA MARIÁN..y te felicito por tu entrada, muy bonita y muy acorde con los tiempos que corren..

    PAZ Y AMOR..

    ResponderEliminar
  6. Enya Crip:
    Claro, porque cuando todo se derrumba te agarras a la vida...y quieres vivir a tope. Vivir es un riesgo enorme pero merece la pena ¿no?

    Que pases tú también un feliz día, Enya.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. ese sí que es un Amor con Mayúsculas y no el de hoy , día de los enamorados

    ResponderEliminar
  8. El Amor me parece un remedio infalible para casi todos los males...
    Claro, el Amor de verdad, no el pequeño amor del ego, lleno de manos que atrapan, estrujan y matan.
    No el amor de boquilla que se olvida de amar...
    ¿Quién ama verdaderamente?
    No lo sé.
    Para eso hay que olvidarse de sí,
    y fundirse en otra persona.

    Alguien dijo: "Ama y haz lo que quieras"; pero ama -añado yo.

    ResponderEliminar
  9. Noelplebeyo:
    Lo bueno es tener esa capacidad de amar, amar de verdad. Ahora te ponen un día para cada cosa; un día, no una temporada, un año, no, ¡un día para manifestar amor¡ por decreto. Y los sentimientos son algo incontrolable ¿no?...

    ResponderEliminar
  10. j.:
    Parece que tú sabes mucho del amor; sabes que es "un remedio infalible para todos los males", sabes también, que el amor del ego es pequeño...tú sabes mucho del amor, ja,ja,ja.

    Y ya que has citado a ese: a ese tan listo que captó la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, ¿crees que ese tipo no tenía un ego descomunal? ¿Y crees que Dios no tiene un ego inmenso, que si no le amas te mata? El amor, querido amigo, es un concepto difícil de definir.

    Si te olvidas de ti para fundirte en otra persona ¿es eso amor, ser nada para dar nada? Hablas del amor de una manera tan básica que me haces reír. Yo creo que el amor es un sentimiento libre, no se puede controlar...y no porque te amen muchísimo eso te inspira amor.

    Bueno, tú lo has querido, ha sido un momento propicio para hablar del AMOR.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Te había puesto una respuesta larga. Veo mucho ímpetu en tu comentario. Pero sabes, me confundes con otro que no soy y no creo que tenga que dar mucha explicación para desmentirlo.
    Y no, siempre te lo digo. No sé casi nada. Pero gracias por recordármelo. Seguiré aprendiendo. Creo que tienes razón. A veces es mejor el silencio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Si, porque el amor es lo único que permanece, y si no, nunca fue amor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ...El vello erizado, Marián...

    Besos desde las alturas (estoy levitando).

    ResponderEliminar
  14. Darío:
    Sí, pero ya sabes que el amor tiene fecha de caducidad...a no ser que uno de los dos se muera en pleno apogeo, y claro, entonces se inmortaliza. No da tiempo a desenamorarse...je,je.

    Abracito.

    ResponderEliminar
  15. Kinezoe:
    Oooh¡¡ Ya sé, te imagino...Lo dices por el vídeo ¿verdad?...

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.