..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 22 de enero de 2013

Nudo


Hay palabras que cuesta pronunciar, palabras devastadoras para quien las pronuncia o las escucha, y que, movidas por la emoción, forman un nudo en la garganta. Y hay palabras también que, en sí mismas, constituyen un nudo; palabras que se adelgazan y estiran, para estrangularse después en un sello hecho de sonido y significado.

La palabra nudo se hechiza  a sí misma. Tiene el poder de poner a dormir y de despertar, de dar y quitar, de invertir la corriente del río. Es una palabra mágica.

                                          ***********************

La poesía entiende muy bien por qué en el recinto cerrado de la palabra nudo, anillo perfecto, se concentra el poder mágico.

Recordemos el final del Mago Merlín. Cuando en el bosque de Broceliande, Merlín conoce  a la bella Niniane, se enamora locamente de ella. Niniane hace prometer al mago que éste le enseñará la totalidad de su arte. Enséñame, le pide, a mantener encadenado a mi a un hombre, sin necesidad de grilletes, ni de levantar muros a su alrededor; enséñame a atarlo a mi con palabras mágicas. A sabiendas de que él mismo puede convertirse en víctima del encantamiento, Merlín sucumbe al deseo de Niniane y le entrga todo su saber. Podría decirse que le enseña a hacer un nudo, un nudo de amor del que es imposible escapar. Un día, Niniane describe nueve círculos de pasos alrededor de Merlín y nueve veces susurra las palabras mágicas, quedando Merlín en su interior, eternamente prisionero.

El poeta que indaga con palabras en el poder de la palabra, está clavado ante la puerta de su cueva interior y busca su llave sonora. Atento a su respiración, cree poseer la mitad de la palabra y espera la llegada de la otra mitad.

Consumada la palabra, aparece el mago, álter ego del poeta, y la sella.

El nudo queda formado.

Menchu Gutierrez




22 comentarios:

  1. cierto. La poesía trasciende el entendimiento

    ResponderEliminar
  2. Sidharta dice que los hombres quedan atrapados en las palabras como los elefantes en el barro.
    PD: amo los relatos del REy Arturo y Merlín

    ResponderEliminar
  3. Guauuuu. Los nudos, nudos son; pero reconozco que hay nudos que me gustan...

    Sí, hay palabras con capacidad de vida y muerte para quien las escucha y quien las pronuncia. Y hay palabras -también palabras- que en un momento dado abren un mundo vedado a la conciencia y pueden conseguir que, arrasando con todo, desmoronando el edificio, te atraviese la luz... ¿Conoces los koan?

    Ahora lo entiendo todo... así que a ti también te enseño Merlín. Ahora comprendo esos pasmos y esos ojos abiertos como platos al leerte.

    Vaya, otro reto en mi vida.... Ahora nos enfrentamos a una maga, de las de verdad. Tela.

    Sí, hay nudos que me gustan, aunque nudos sean.

    Un beso, de esos dados como hay que darlos, si la dama no lo rechaza ahora, claro :)

    Pd. Gracias por el comentario en otro blog, ya sabes cual. Parece que estamos a gusto en las mismas aguas :)

    Ppd. Tengo un cuento con dos feos después de todo. Es uno de mis favoritos: Jane Eyre. Claro, con dos feos, no con una fea y un guapo. No sé si sirve. Yo te quería hablar de la Belleza en general, y de la Belleza dentro de la fealdad, pero tendrá que ser en otro momento que tenga más tiempo...

    ResponderEliminar
  4. Uyyyy qué patinazooooo: que no eras tú la que comentaba en el blog que te digo, que era María.

    Mil perdones por la confusión.

    Era el blog de Rorschach. Es que me fijé mal... Quien sabe lo que pensarías tú de la cuestión a debate. Perdona.

    ResponderEliminar
  5. Yo soy más bien de lacitos flexibles y bien hechos, más que de nudos o de cordones desatados.

    Me gusta el texto que dejas de Menchu Gutiérrez, y la magia y leyenda que late en ese vídeo de Merlín. Te ha quedado muy bien.

    Un beso, Marián.

    ResponderEliminar
  6. Noelplebeyo:
    Así es, la poesía no tiene que medirse con el razonamiento, se lanzan sentimientos sin más...y quizás cuando intentas darle algunos toques de belleza la desvirtúas ¿o es poesía la belleza sin más?

    ResponderEliminar
  7. Ala_Strange:
    ¡Hola!...Hace tiempo que no sé nada de ti. Ya sé que te gustan esos relatos y esas historias...Es curioso lo de Siddharta, ese libro hace dos semanas que volví a leerlo y mucho empiezan a hablarme de él, curioso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. j.:
    Hay nudos que atan...y te gustan, y nudos que hay que cortar por lo sano, como el gordiano, ja, ja, ja.

    Ay! los koan ¡qué interesante! Me he tirado casi una hora leyendo sobre eso. No tenía ni idea. Gracias. Tengo una debilidad, y es que me gusta aprender de todo.

    Ja,ja,ja,ja. Te estoy imaginando con esos ojos ¡¡tremendo!! No quieras saber cómo te veo, ja,ja.

    ¿Maga yo? No juegues conmigo, creo que la magia existe. Eso es todo.

    ¿Sabes? Está empezando a surgir en mi cabeza loca el germen de una historia..."Los avatares de un beso"...Lo que te voy a decir ahora sé que está muy trillado, pero dicen que los besos que se dan a base de miradas, roces, parpadeos y tal, son los que más agitan el ánimo. Pero yo no sé mucho de eso. Sólo lo que me han contado...

    ¡Vaya! osea que dejas lo más interesante para otro momento. Pues muy bien.

    Acepto ese beso...que supongo que sabes darlos como Dios manda ¡ah! que no, que los das a tu manera.

    ResponderEliminar
  9. j.:
    ¿Y éste comentario? ¿un patinazo? No lo comprendo. Claro que como eres algo políglota igual me estás hablando en chino...citas un nombre universal de mujer, María ¿quien es? cuéntame más. por favor.

    ResponderEliminar
  10. Marisa:
    Sí, porque los nudos si aprietan duelen, mejor nudos de atar y desatar ¿no crees? ja,ja.

    Y muchas gracias, Marisa por decirme los pasos para poner aquí un vídeo. Nunca los había puesto, por lo de la música del blog, ya sabes, que me decían todos que estaba tan bien...pero ahora como nos han cortado eso, ya puedo ponerlos por todas las columnas sin distraer a los lectores, ja,ja,ja.

    Un besazo, Marisa.

    ResponderEliminar
  11. si. Y la poesía hace, de algun modo, lo que el científico: describir el mundo. O los mundos.
    enunciar verdades
    Para mi la poesía no sólo está en un texto sino en cosas que uno ve
    que producen cosas
    emociones
    despiertan partes dormidas
    eso
    que se yo
    me he quedado corto
    no me alcanza

    ResponderEliminar
  12. A ver, la políglota eres tú, ¿recuerdas? Todavía hay por ahí una pregunta que te hice y no respondiste en tu post anterior :P

    Para que lo comprendas pásate por mi sitio y lee lo último. Así te enterarás de todo jajaja

    Nudos, nudos y más nudos, sí. Lo peor de los nudos es cuando uno se ata sin cuerda.

    Me alegra saber que te ha interesado el mundo de los koan. Pero te advierto que no es lo mismo leerlo que practicarlo seriamente. Para eso hace falta guía. De otra forma es imposible... A mi también me gusta aprender. Me chifla. :)

    ¿¿¿¿¿Cómo me ves????? ¿Debo pensar mal para acertar? ;)

    Yo también lo creo. Creo que existe, de múltiples formas y maneras...

    Me encantan tus locas ideas, y esta tiene una pinta especialmente buena. Y no; no me parece trillado, sino cierto. El beso más deseado es ese que todavía no has dado, pero que has dado de veinte formas distintas, tanto con tu imaginación, como con tus ojos, tus roces... mmmm jajaja.

    ¿No sabes mucho de eso? Ya. jajajajajaja. ¡Qué bien se te da la pesca amiguita! jajajajaja

    Claro, siempre hay que hacer eso. ¿Todavía no lo sabes? Lo más interesante siempre hay que dejarlo para después. Yo también sé pescar :P

    Pues sí, sé darlos como Dios manda, y no difieren de darlos a mi manera jajajajajaja

    ***

    ResponderEliminar
  13. Un nudo es una recta llena de controversias


    mi beso.... anudado

    ResponderEliminar
  14. Garriga:
    Claro, la poesía es todo eso que dices y mucho más. A veces contemplas un cuadro, una obra de arte, un monumento y te quedas ahí...y no puedes explicar las sensaciones.

    Claro que nos quedamos cortos.

    ResponderEliminar
  15. j.:
    ¿Qué me habías preguntado? que qué era eso...¿si una frase o un pictograma? Se puede interpretar de muchas maneras, Ahí está la gracia; que hay situaciones que si las explicas exhaustivamente pierden encanto.

    Y qué dices de pescas y no sé qué más. Yo soy una chica muy inocente...todavía...;-)

    ResponderEliminar
  16. Elcaligrafista:
    Me encantas. Una, dos tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve diez y once palabras.

    ¡Se puede decir tanto con tan poco!

    Mi beso colgado de esa recta llena de controversias.

    ResponderEliminar
  17. Ay, esa linda inocencia...

    La auténtica locura saber no sabe nada sobre su propio estado. Jamás se llamaría loca a sí misma.

    ¿Pasará lo mismo con la inocencia?
    Oh, espero que no. Es linda la inocencia... Ojos nuevos, siempre nuevos; de primera vez.

    ;)

    ResponderEliminar
  18. Me encanta venir a tu casa y tener que leer una y otra vez para entenderte, me obligas a leer despacio, a pensar, a reflexionar y casi sin darme cuenta salgo con la mente en calma y una sonrisa.

    Gracias

    ResponderEliminar
  19. El problema de los nudos es que alguno de ellos puede anudarse a tu garganta y apretar y apretar hasta que no se pueda pronunciar ni una palabra. Esto le sucede a Merlin. Pero existen, existen los nudos y los hacemos con mucha facilidad cuando en realidad, deberíamos dejar fluir libremente por rutas lisas y rectas los acontecimientos que a veces se enroscan y ahogan. Es un texto muy bueno pero triste, para solitarios seres que aprecian disonancias cuando miran una cuerda recta. Siempre me ha gustado subir la cuerda sin nudos cuando me obligaban a subir cinco metros libres y sin apoyar los pies.
    El vídeo es muy apropiado a la leyenda, o realidad, de un Merlin protector de Arturo y Excálibur. Carl Orff y su Carmína Burana deben estar presentes en esta biografía mágica.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar
  20. Pilar, pues me encanta que te haga reflexionar lo que aquí leas ¿está bien eso, no? Y si te quedas con la mente en calma...pues a sonreír juntas.
    Gracias a ti.

    ResponderEliminar
  21. ANTONIO CAMPILLO:
    ¡Qué bueno¡ Cuanta información me das sobre ti y tu dominio de los nudos, o la ausencia de ellos. Y lo de Carmina burana ¡estás en todo! Eres un sol de hombre. Gracias.
    Y como tenía tiempo me he estado empapando de todo lo que me has dicho, y además, de la palabra nudo. Según el diccionario Salvat Universal, en su primera acepción dice: Lazo que se estrecha y cierra de modo que con dificultad se puede soltar por sí solo, y que mientras más se tira de cualquiera de los dos cabos, más se aprieta. Y en el María Moliner, nudo está entre la palabra nudista y la palabra nudosidad. Y dice que nudosidad es :"Endurecimiento abultado de alguna cosa=Bulto". Así que ya ves, Antonio, qué poca idea tenía yo del mundo de los nudos. Pero alguna experiencia de nudillos si que tengo, je,je. Había una monja que le dio por darme con sus nudillos en las piernas; me indicaba que en mi casa tenían que alargarme la falda del uniforme; y lo que en realidad pasaba era que yo me la ponía un poco más arriba de la cintura. ¡Jolines! esa monja me dejaba marcas en las piernas.

    Un beso, Antonio.

    ResponderEliminar
  22. Los nudos no me gustan, bueno algunos son necesarios, pero los simbólicos son asfixiantes y contra mas me sujetan mas miedo tengo de caer.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.